23
May/2012

Poema inédito de Picasso

Antonio Molina Flores. Escritor

El texto, del que hechas las pertinentes averiguaciones, daremos a conocer completo en breve, comienza con un juego sobre los conocidos versos de Mallarmé. Pero en este caso el Golpe de dados es un golpe de ojos, como si la mirada fuese activa y tirase dardos, no dados, sobre los objetos, las amantes desnudas y los cachivaches del estudio. Aparecen algunas palabras en español, como “escarabajo pelotero”, pero todo el texto está en francés. Su primer destinatario parece ser Juan Larrea, el poeta de origen navarro que tanto tuvo que ver con la génesis del Guernica, porque es entre las páginas de una revista que perteneció a su archivo donde ha sido encontrado el papel suelto.

El bloque de revistas de Larrea, junto a otros libros y manuscritos, fue adquirido por Abelardo Linares entre el millón de libros de la Librería Eliseo Torres de Nueva York. Ahora ha aparecido el texto de Picasso, pero no se descarta que aparezcan otros.

Desde que en 1989 se publican en Francia los Écrits de Pablo Picasso, en la editorial Gallimard, se sabe que para el pintor malagueño la escritura no fue solo una dedicación marginal, sino que durante años y de forma obstinada estuvo en el centro de su labor creativa. Sabemos también, por testimonios de Jaime Sabartés, que entre las referencias siempre presentes en su trabajo estaba Stephen Mallarmé. Mallarmé, que tan importante fue para la generación de artistas del fin de siglo parisino, particularmente para su amigo y casi discípulo Paul Gauguin, constituyó un motivo constante de reflexión para el joven Picasso. Y ahora, en la madurez de sus cincuenta años y en inicio de otra actividad creativa, la escritura, Picasso recurre a Mallarmé para elegirlo como ángel tutelar. La dedicación de Picasso a la escritura coincide con una crisis personal del tamaño del Guernica. Comienza la tarea sin convicción, pero con oficio. La pregunta no es por qué escribir, sino por qué no pintar. Y la respuesta es, porque ya sé hacerlo, dirá Picasso. La escritura no solo es creación en sí, sino que constituye el campo de pruebas de sus otras facetas. En sus prosas ya aparecen la lucha entre el toro y el caballo, la superposición de elementos siempre cercanos al artista, la yuxtaposición de imágenes de distinta procedencia, fotografías, postales, manchas previas, papeles de periódico, telas, objetos varios…

Reparemos en el contraste entre la poética de Mallarmé y la pintura de Picasso para desentrañar el sentido de este poema ahora encontrado. Mientras que Mallarmé dispone las palabras sobre el espacio en blanco de la página, confiriéndole un significado a lo que antes era mera disposición tipográfica, Picasso, envuelto en una especie de horror vacui, que es furor vacui, pinta el blanco, un blanco único, sobre el blanco del lienzo. Ese blanco sobre blanco es el principio de una poética que inmediatamente se oculta. Debemos esta idea a una conversación entre Antoni Tàpies y el poeta José Ángel Valente. Picasso no trabaja sobre el vacío, como en la tradición china, sino que su pintura es un mundo construido desde la realidad matérica del objeto. Y lo que sorprende es que este modo de hacer se encuentra de manera idéntica en su escritura. El abigarramiento de sustantivos, la superposición, el continuo ejercicio de collage, bombardean constantemente la imaginación del lector como un pulso constante, como la descarga sincopada de sístole y diástole en un corazón acelerado.

“Un coup de jeux
Jamais n’abolira le hasard”, dice Picasso.
Un golpe de ojos, una mirada atenta, jamás abolirá la presencia azarosa de las cosas, que se impone independientemente de nuestra voluntad.

Entendemos por tanto que este poema, también encontrado al azar, nos lleva al centro mismo de una concepción artística expresada por Picasso con descarnada claridad.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>