26
Nov/2009

Luces y sombras de la Memoria Histórica

Cecilio GordgetImageillo es coordinador del  Grupo de Trabajo “Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía” (CGT.A)

Hace algo más de una década irrumpió, también en Sevilla, un fenómeno social que se dio a conocer como la “Memoria Histórica” que ha provocado una conmoción política, jurídica, académica, a la que los medios le ha prestado una buena cobertura informativa. Pone el foco sobre nuestro pasado más reciente, el golpe de estado de julio del 36 y la posterior dictadura, resaltando sus manipulaciones y silencios. Pero también apunta a la transición política y la forma de zanjar sus responsabilidades un régimen que cometió tantos actos de barbarie que van contra los derechos humanos, y que unos años después fueron calificados como crímenes contra la humanidad. Es decir, una peculiar ley de “punto final” (Ley de Amnistía, 1977) que ha garantizado en la práctica el “atado y bien atado”, y que aún tienen muchos defensores.

La falta de respuesta en los libros de Historia (ese periodo quedó casi erradicado de su ámbito de pensamiento, enseñanza e investigación) provocó que la generación de los nietos acabara preguntando, recurriendo a “la Memoria” de los testigos y víctimas, para poner sobre la mesa decenas de miles de desaparecidos y asesinados, varios cientos de miles de encarcelados, medio millón largo de exiliados, depurados, expoliados de sus bienes, y un largo etcétera de humillaciones, que la clase política no acaba de asumir como una tragedia que requiere algo más que buenas palabras. Y en eso quedó la resolución unánime del Parlamento de Andalucía (1999) sobre, la creación del Banco Audiovisual para la Memoria Social de Andalucía que el Gobierno no se atreve a ejecutar.

Verdad, justicia y reparación sintetiza las aspiraciones de este movimiento que cada vez aglutina a más personas y colaboradores en todos los ámbitos. En Sevilla, tuvo uno de sus momentos más importante, cuando se presentaron públicamente (2002), los primeros resultados de las investigaciones en torno al Canal de los Presos, proponiéndose la construcción de un memorial en Los Merinales para recoger toda la información y experiencias reunidas sobre el trabajo esclavo. Los gobiernos implicados (Dos Hermanas y Junta de Andalucía) no terminan de cumplir el compromiso –ratificado por 23 entidades, instituciones y organizaciones– para constituir una fundación que lleve a cabo el proyecto.
Incluso los grandes números de tanta barbarie son desconocidos en todas sus dimensiones (ya se encargó el régimen de no dejar huella, por ejemplo en los Registros Civiles). La iniciativa www.todoslosnombres.org al poner en común todos los datos conocidos sobre la represión, está dando una idea de la verdadera dimensión de la represión franquista, tratando de identificar todos los nombres, y rostros, de esas miles de víctimas. Todo ello con un precario apoyo institucional (unas veces la Junta, otras el Ministerio de la Presidencia), pero el valor social de su trabajo ha quedado demostrado cuando aportó a la Audiencia Nacional la mayor relación documentada de asesinados/fusilados de toda España (22.400). Un año después esta cantidad se eleva a 30.000, gracias a la colaboración de más de dos centenares de personas. La mayoría de la información que falta sigue en los cajones de los despachos de muchos Alcaldes, Consejeros, Archivos Públicos, inaccesibles en muchos casos para los investigadores y las familias que lo demandan.

Una de las preocupaciones más señaladas es la exhumación de las fosas comunes. Antes hay que recordar que de 1979 a 1983 se abrieron más fosas –la mayoría de ellas por parte de las administraciones- que en los últimos diez años, sin que entonces se esgrimiera el argumento de “abrir viejas heridas”. El caso más espectacular, por el número de exhumados, es la del cementerio de Constantina: propiedad de la iglesia, por parte del IRYDA con cargo a los fondos del entonces empleo comunitario. La diferencia con las intervenciones actuales es que aquellas se hicieron casi clandestinamente y sin medios técnicos. Ahora hay un método científico, el proceso es público y todo queda documentado.

La Junta ha intervenido, a regañadientes, en exhumaciones desde 2003, con una paralización importante cuando Zapatero gana las elecciones (2004) reenganchándose y cobijándose en 2005 tras la figura de un Comisario sin presupuesto ni recursos humanos y con las manos atadas, recurriendo a las asociaciones para realizar el mapa de fosas y no a los responsables municipales de los cementerios o la Guardia Civil, que son los que realmente tienen información sobre su ubicación y el estado actual. Es decir, que la Junta ha intervenido siempre forzada por la presión de las familias y asociaciones, como en El Bosque (2004-2005), la búsqueda –sin resultados- en Guillena (2005), La Puebla de Cazalla (2008-2009) y la importantísima y, muy especial por múltiples razones, de Málaga (2006-2009). Ahora se vislumbra un cambio de actitud con la apuesta por “la fosa de Lorca”, que tiene asegurada su rentabilidad mediática, aunque el Protocolo de Exhumaciones está haciendo aguas a los pocos días de su entrada en vigor. Ante la importancia del caso, nosotros nos hemos personado en el procedimiento para evitar que quien no tiene familia biológica, Joaquín (Juan) Arcollas, termine sin más en el osario del cementerio de Alfacar. En Sevilla, el Ayuntamiento inició una marcha interesante en el año 2000 instalando en el cementerio un monumento –aunque sin nombres– en homenaje a los cerca de 4.000 fusilados que yacen en las fosas comunes del cementerio, aunque nos alarma que se pueda construir sobre ellas. Un insulto intolerable gobernando quienes gobiernan.

En Andalucía, por lo tanto, hemos sido pioneros en abrir las ventanas para que entre un aire más respirable y que las raíces de la democracia profundicen, pero la clase gobernante nos están dejando claro que su única intención es dilatar la cuestión teniéndonos entretenido con promesas, excusas y algunas pequeñas concesiones (subvenciones económicas que ni siquiera controlan en su ejecución, ni ponen en común sus resultados) para dar la impresión de que se están moviendo. Pura retórica. Más aún cuando, con frecuencia, es argumento en la oposición, pero cae en el olvido cuando se está en el poder. Se podrá decir con palabras más suaves o correctas, pero la cuestión de fondo es la misma: las víctimas y el movimiento memorialista estamos profundamente decepcionados por la acción e inacción de las instituciones, salvo honrosas excepciones, debido más a personas concretas que a sus organizaciones.

15 thoughts on “Luces y sombras de la Memoria Histórica

  1. Concha

    En general, tiene mucha razón. Y la Ley de Amnistía, que se esgrime para mantener la impunidad de los muchos responsables de la masacre franquista, se promulgó para poder sacar de la cárcel a los presos políticos víctimas del franquismo, no para amparar a los verdugos. El contexto histórico-social en el que se aprobó la ley la convierte en obsoleta y falta de legitimidad, siendo además preconstitucional. Los familiares directos de las víctimas, que por cierto, ESTAMOS VIVOS TODAVÍA, seguimos requiriendo y reclamando el consenso social, político y jurídico para la recuperación de la memoria histórica y la reparación de las víctimas.

  2. Pingback: Luces y sombras de la Memoria Histórica « A.R.I.C.O = MEMORIA ARAGONESA

  3. Rafael Fenoy

    Importante cuestión que desde hace varias décadas CGT viene impulsando y que supone una toma de conciencia clara sobre la responsabilidad de todo el movimiento obrero en la recuperación de una parte sustancia de nuestra historia.

    Felicitamos a ese medio de comunicación por hacerse eco de este trabajo intenso y muchas veces callado que desde el grupo que coordina el compañero Cecilio se viene haciendo

  4. Ramón

    Estoy plenamente de acuerdo con Cecilio: las instituciones democráticas, sean del color político que sean, se tienen que comprometer más decididamente con la reconstrucción de la Memoria Histórica. El esfuerzo que algunos hemos hecho se queda excesivamente corto sin la ayuda decidida de la Junta y de los Ayuntamientos. ¿Hasta cuando esperan para hacer JUSTICIA? ¿Hasta cuando van a permanecer sus restos en fosas comunes y cunetas sin que sus familiares puedan enterrarlos dignamente o, al menos, acotar esos lugares con dignidad y con los nombres de los asesinados? ¿Hasta cuando la onscripción en los registros civiles? CREO QUE NO HAY PAÍS CIVILIZADO EN EL MUNDO QUE PUEDA CONSENTIR QUE MILES DE SUS CIUDADANOS NO TENGAN EL RECONOCIMIENTO MÍNIMO QUE MERECEN… ¿HASTA CUANDO?

  5. c.c.

    Es complicado hacer un comentario mínimamente interesante tras leer este artículo; sólo se me ocurre repetir una frase que está en el propio texto, y es que
    SE PODRÁ DECIR CON OTRAS PALABRAS,… PERO DUDO QUE SE PUEDA EXPLICAR MAS CLARO.
    Ah, y tambien, que como persona de izquierda, me avergüenzo de que sean precisamente gobernantes de izquierda los que zancadillean a veces, y otras, al menos no facilitan la labor en absoluto, sino que se mueven a remolque de las iniciativas populares, y muy por detrás de ellas.

  6. Pedro L. Angosto

    Creo que un país no puede vivir con cientos de miles de asesinados, torturados y desaparecidos en los armarios; con cientos de asesinos y torturadores andando libremente por las calles o glorificados por un régimen que se llama democrático: No hay democracia cuando ésta se acuesta cada noche con quienes se llenaron las manos de sangre, con quienes acabaron con la democracia o cuando esa democracia no es capaz de honrar a quienes fueron los primeros en enferentarse en Europa al nazi-fascismo. Todos los nombres, ya.

  7. carlos perales

    mi más sincera enhorabuena a Cecilio y a todo el grupo que le acompaña en esta tarea… A pesar de los pesares, se sigue adelante, a pesar de la oposicíón a veces clara y las más de las veces encubierta, pero oposición. Es raro ver en los medios de comunicación artículos de opinión en defensa de la recuperación de la memoria histórica. Contrariamente, no es extraño ver bastantes en el otro sentido..

    Saludos y Memoria.

  8. JUAN VINUESA MARQUEZ

    Yo siempre miré, contemplé desde niño la realidad de la represión como algo ajeno a mí. Con el tiempo fui descubriendo en mí el concepto de libertad y de dignidad y sintiendo en mis carnes esa realidad que antes me parecía tan lejana.
    Así, sin grandes palabras, creo que es como se llega a entender que tengamos necesidad de conocer y de que todos conozcan la verdad. Sólo la verdad nos hace estar de pié ante nosotros mismos.
    Gracias, Cecilio, por tu esfuerzo.

  9. JUAN VINUESA MARQUEZ

    Yo siempre miré, contemplé desde niño la realidad de la represión como algo ajeno a mí. Con el tiempo fui descubriendo en mí el concepto de llibertad y de dignidad y sintiendo en mis carnes esa realidad que antes me parecía tan lejana.
    Así, sin grandes palabras, creo que es como se llega a entender que tengamos necesidad de conocer y de quie todos conzcan la verdad. Sólo la verdad nos hace estar de pié ante nosotros mismos.
    Gracias, Cecilio, por tu esfuerzo.
    Un saludo desde Algeciras

  10. Luis Martín Márquez

    ¿Qué podíamos esperar de aquellos que se consideraban los herederos de un régimen que ganó una guerra?.
    Con la firma de la Ley de Amnistía de octubre de 1977, se ganaron el derecho al privilegio de no ser acusados de ningún tipo de acto criminal y con la excusa de haber reconciliado a las dos Españas, lo consolidaron “solo seremos juzgados por Dios y por la Historia”.
    La decepción es que unos partidos políticos con miles de represaliados en sus filas, accedieran a participar en una Transición regalada, que no ganada, y nos hayan llevado a una democracia condicionada y que relega la Memoria Histórica al olvido.
    A pesar de todas las trabas encontradas en el camino, seguiremos trabajando para la Recuperación de la Memoria Histórica.

  11. Fran Dominguez

    En noviembre de 2008 se aprobo por unanimidad una mocion en el Ayuntamiento de dos Hermanas, para la colocacion de una placa con los nombres de los asesinados en la fosa comun del Cementerio Municipal. No hay placa, no se ha restaurado.
    Hace ya 6 meses que se ubico en la carretera N IV un monumento que aun no se inauguro.
    Se olvidaron de la Memoria de los caidos por la Libertad?

  12. Juan Armenteros Rubio

    La sociedad enmendó la plana a los poderes públicos y a los políticos cuando emprendió el movimiento de la Memoria Histórica. Miles de personas se interesaron por conocer y hacer público un pasado que se nos ocultó durante demasiado tiempo. Fue una experiencia única, necesaria y, por qué no decirlo, revolucionaria. Supuso una convulsión que, me temo, al final los poderes y políticos de turno, han embridado. Se conoce mejor nuestra historia más reciente: el golpe de estado contra la república, la dura represión de posguerra y las barbaridades del franquismo. Pero me temo que sigue sin hacerse justicia a los miles de represaliados, cuyos familiares y simpatizantes tenemos la obligación de seguir defendiendo.

  13. Antonio Moreno Barroso

    En casa del herrero, cuchara de palo.

    Esta ley de la Memoria Historica que nos ha llegado recientemente a Andalucía, nos ha abierto las puertas para recuperar nuestro pasado más oscuro en la mal llamada guerra civil. Yo considero que ha llegado un poco tarde, pues la unica fuente de información son nuestros abuelos, mayores de 80 años, que recordaran aquellos asesinatos y los lugares donde reposan las victimas.
    Para que ésta Ley de la Memoria Historica cause efecto por la cual se ha creado, primero se tendría que informar a nuestra juventud en los Institutos y Universidades de lo que ocurrió en nuestro país. Y al mismo tiempo instruir a esos nietos, que hoy por hoy están ignorantes de los hechos, para que sepan que a sus abuelos los asesinaron y los enterraron en cuentas de las carreteras o detrás de un cementerio en fosas comunes. Que pregunten, ¿que le ocurrió a mi abuelo?, y ¿donde podrá estar? a las personas mayores que hoy en dia tienen conocimiento del pasado. Para así poder ejecutar esta reciente Ley de Memoria Histórica de Andalucía y tener un resultado positivo al recuperar a sus antepasados y darles su entierro en un cementerio, dignificando su memória.
    De nada nos vale soprendernos de los crimenes causados en otros paises (alemania, argentina, chile, etc.) cuando en nuestro propio pais tenemos tela donde cortar. Ya ha pasado los años suficientes para que ésta Ley se pueda ejecutar, pero tenemos poco tiempo pues nuestros mayores cada vez van quedando menos y hay que apresurarse para recopilar dicha información.
    A mi me consta que en Andalucía, pregunte donde pregunte, no quedó pueblo que no tuviera algún fusilado.
    No hay tiempo que perder, mientras más pronto se informe a los nietos de algún fusilado, más pronto se podría localizar.

  14. Paco

    articulo muy interesante de difusión diría que casi obligatoria entre la ciudadanía. Los datos que aporta y la critica que hace del papel de las instituciones nos permiten comprender estos pasos adelante y atras que muchos observamos en el asunto de la recuperación de nuestro pasado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>