Daily Archives: 12 Noviembre 2009

12
Nov/2009

Ley de Aguas de Andalucía: una mayor garantía para el arroz

Manuel Romero, presidente de la Comunidad de Regantes de La Puebla del Río. La llegada de la Ley de Aguas andaluza supone un acontecimiento histórico debido a la importancia del agua en nuestra región y a la multitud de oportunidades que ofrece. El agua es un recurso estratégico de carácter transversal a todos los sectores productivos y un motor de inversión para Andalucía. Asimismo, los recursos hídricos conforman un patrimonio fundamental para la vida, el bienestar económico y la vertebración del territorio, que en el caso del arroz se hace determinante para la subsistencia del cultivo.

Los recursos hídricos están muy presentes en la agricultura de regadío, proveedora de alimentos y materias primas. El regadío representa la parte más productiva y generadora de empleo en el ámbito de la agricultura, con un menor nivel de protección de las ayudas comunitarias y con mayor futuro por su carácter exportador. En el sector arrocero, concretamente, la presencia o ausencia de agua determina sobremanera el devenir de la campaña y de ahí la importancia del recurso.

En este sentido, los arroceros valoramos positivamente la llegada de la Ley de Aguas de Andalucía, que tendrá una enorme influencia en el desarrollo de las futuras siembras. Es una evidencia que la existencia o no de recursos fijará el éxito, o no, de la campaña en cuestión. Precisamente durante las dos últimas, 2006-2007 y 2007-2008, la ausencia de agua llevó a la reasignación de recursos para poder proceder al regadío del cultivo del arroz, situación que no se repetirá con la nueva Ley de Aguas ya que propulsará la unidad de cuenca en la explotación de los recursos, acabando así con los privilegios existentes al distribuir el recurso en función del agua disponible. Así, esta decisión no es más que una garantía y un equilibrio de los recursos de la cuenca, en la medida en que previene situaciones de desigualdad entre regantes.
Además, en la tramitación de Plan Hidrológico del Guadalquivir ya se recoge también la mencionada medida de la unidad de cuenca en la explotación de los recursos hídricos, aspecto que beneficiará sobremanera a los arroceros, tan castigados por los continuos procesos cíclicos de sequía. Ya en las campañas 2005-2006, 2006-2007 y 2007-2008 se evidenció el impacto de la ausencia de agua en las superficies cultivadas siendo de 25.640, 23437 y 20.576 has., respectivamente, lo que supone casi un descenso a la mitad de la superficie cultivada en campañas encuadradas dentro de los parámetros de normalidad que oscila en torno a las 40.000 has.
Asimismo, la nueva Ley de Aguas recoge la modernización del 100% de los regadíos, elemento básico que propiciará un mejor aprovechamiento del agua lo que supone una garantía de riego y producción. En este sentido, la modernización de infraestructuras en el sector del arroz tiene una vital importancia debido a los continuos procesos de sequía sufridos por nuestros agricultores y es que los beneficios de esta modernización supondrán una tenencia asegurada del agua que evitará las fuertes variaciones estacionales que en anteriores campañas han provocado importantes descensos en la producción.
El arroz es el sector más perjudicado por los periodos de sequía, lo que hace que el futuro de cada campaña sea incierto, pero que con las nuevas medidas recogidas en la Ley de Aguas andaluza se facilitará el progreso y supondrá un seguro de cara a las futuras siembras. El ahorro de agua es la mayor garantía de producción y de ahí la importancia de la modernización de las infraestructuras en un sector en el que la ausencia de agua provoca campañas desastrosas para los arroceros. La modernización del cultivo del arroz puede suponer un ahorro neto de 150 Hm3, lo que supondría el equivalente a la entrada en servicio de un gran embalse.

Por todo ello es importante la implantación de esta nueva normativa, que además dará un impulso a la autogestión de las Comunidades de Regantes, las Comunidades de Usuarios de Masas de Aguas Subterráneas (CUMAS), las Juntas Centrales de Regantes y las Comunidades Generales de Regantes. Así con el desarrollo de la autogestión, la margen derecha del arroz, inmersa en pleno proceso de constitución de su propia Junta Central de Regantes, verá potenciadas sus competencias en cuanto a su propia autorregulación.

Por todo ello confiamos en la próxima aplicación de la Ley de Aguas, que traerá importantes beneficios a nuestro sector, sumamente castigado y limitado por los recursos hídricos.