Monthly Archives: Abril 2015

13
Abr/2015

Este tiempo entre costuras

Este artículo ha sido publicado en El Correo de Andalucía del 12 de abril de 2015.

La Semana Santa de 2015 ha dejado estampas memorables, momentos inolvidables que marcarán la historia de esta fiesta religiosa que involucra a prácticamente toda la ciudad y que este año ha contado con el respaldo del Rey -que también ha recibido el cariño de todas las hermandades y los sevillanos. Tanto monta, monta tanto…-. Sin embargo, y pese a todos los esfuerzos previos, ha demostrado que está cogida con alfileres. Los retrasos acumulados en la Campana, que se traducen en parones insufribles para los nazarenos y costaleros -recuerdo a los del palio de la Caridad del Baratillo alrededor del paso en la Magdalena porque no tenían ya cómo avanzar- y en regresos tan tardíos a los templos que en algunas jornadas se podría hablar de una segunda Madrugá, muestran a las claras que los reajustes horarios planteados tras el recuento de los cortejos de hace un año son insuficientes.

Es más, cualquier percance, como la rotura de un varal, o incidentes, como las carreras surgidas tras un enfrentamiento con la Policía en las Setas y que llegaron hasta la calle Orfila sembrando el pánico entre público y nazarenos del Silencio -que, confiemos, sea una moda pasajera-, hacen que salten todas las costuras, aunque, visto lo visto, más preciso sería reconocerlo como un hilván.

Toca ahora, que tenemos tiempo y todos somos conscientes de hasta qué punto esto se nos puede ir de las manos, cortar patrones hasta dar con el traje definitivo, aunque será muy dificil que resulte a la medida de todos, por lo que habrá que hilar muy fino y ser cuidadosos para lograr un hermoso encaje de bolillos del que nos sintamos orgullos dentro de un año. No esperemos hasta entonces para pruebas, parches y remiendos.

La reunión de los hermanos mayores de la Madrugá con el alcalde esta semana pasada es un buen principio. Y es que para que el traje resulte perfecto hay que dar muchas puntadas y contar con varios sastres: Consejo, hermandades, Ayuntamiento… antes de llegar a que el Arzobispado se vea obligado a meter la tijera. La seguridad debe ser una prioridad, como demostró la Macarena en plena amenecida del Viernes Santo cuando accedió a un cambio improvisado de su recorrido para evitar exponer a un escape de gas a todos sus hermanos y a los cientos de cofrades que se podrían dar cita en el primer tramo de la calle Feria. Lo que, por otra parte, demuestra que se pueden plantear otras opciones a los diseños tradicionales, incluso cambiar el orden de los botones siempre que abroche correctamente.

En cualquier caso, lo peor será dejar este traje hecho jirones sin remendar, mostrando las vergüenzas a los que vienen a disfrutar de nuestros defiles. Tenemos todo un año por delante.