03
Feb/2015

La solución de la Madrugá

Artículo publicado en El Correo de Andalucía del domingo 1 de febrero de 2015

Cuando se abría una puerta a la esperanza de encontrar una solución para la noche más hermosa de las cofradías, ayer Los Gitanos la cerraba de golpe. La disposición de todas las hermandades de llegar a un acuerdo, la voluntad de probar varias alternativas en tres años distintos y la intención de sellar la propuesta definitiva tras experimentar las opciones se han topado con la negativa de un cabildo de oficiales que, ciertamente, no le ha encontrado ninguna bondad a las propuestas para su corporación.

Sus argumentos muestran a las claras que ninguna de las opciones le supone una solución a sus parones, a verse encorsetados entre El Silencio y la Macarena mientras que tiene que soportar los retrasos acumulados en la Carrera Oficial. Pero también es cierto que, pese a su disposición, no baraja una alternativa que le beneficiaría además de que aliviaría los horarios: cambiar su recorrido y llegar a la Alameda.

No dependerían de nadie. El recorrido, que le llevaría de Dueñas a San Juan de la Palma y Feria, es mucho más bonito que la inhóspita calle Imagen, por más que sus edificios hayan sido protegidos por Urbanismo. Y, como ahora y en todas las propuestas acordadas con el delegado de día, tendrían que dejar paso a El Silencio por Lasso de la Vega.

Eso sí, y es lo que piden todas las hermandades para todos los días: el sacrificio debería ser compartido y la solidaridad también debería partir de todas. Pues igual que Los Gitanos tendrían barajar esta opción, El Calvario podría estudiar pasar al sexto puesto, lo que muchos ven como la solución definitiva. Y en esto no vale la excusa de que es una hermandad de negro. El Gran Poder lleva más de medio siglo dando ejemplo. Es más, ¿por qué no plantearse que el Señor de Sevilla permute su sitio con la Macarena, aparcando el Concordato, al menos, por el año de prueba? O incluso la Esperanza de Triana podría, simplemente, ajustarse a su tiempo de paso por la Carrera Oficial.

Las posibilidades son casi infinitas. Y puestos a experimentar, por qué no probar aquellas opciones que implican grandes cambios pero, quizás, soluciones definitivas.

Me parece que si se tratara de otra jornada de la Semana Santa habría margen para la negociación hasta casi el Cabildo de Toma de Horas pero me temo que o llegan a un acuerdo en breve o nos quedaremos como estamos hasta el año que viene.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>