Monthly Archives: Diciembre 2013

30
Dic/2013

Desde la inocencia

Publicado en El Correo de Andalucía del 29 de diciembre de 2013

2013 ha sido un año cuesta arriba. Desde la víspera hasta sus últimos días parece haberse empeñado en acrecentar la superstición en torno a este número. Menos mal que no todo han sido martes, que ha habido hasta domingos, y, sobre todo, que la familia y los amigos han estado cerca para compartirlo todo y sostenernos.

En la clausura del Año de la Fe, allá por noviembre, ya tuvimos ocasión de hacer balance en torno a esta celebración. 2013 deja otros sinsabores, pero también pequeños brotes verdes, como diría Zapatero, pero de nuestro verde, el que brota de la basílica macarena o desde la calle Pureza, del verde Esperanza, del que no sé si sabía mucho, pero del que sí sacaron partido desde la bancada de enfrente. Al menos, 2013 se cierra con la rápida reacción de la Iglesia de Sevilla ante el “agotamiento” de la techumbre de San Roque, cuyas obras ya han comenzado. Confiemos en que, pasada esta primera fase de emergencia, los trabajos no se eternicen, la financiación no tarde en llegar y la reunión del arzobispo esta pasada semana con los responsables de las hermandades de la parroquia dé su fruto, de manera que los feligreses celebren en este templo la próxima Nochebuena, según lo previsto.

Mientras dura esta huida a Egipto, miremos con la Esperanza hacia el que debe ser su año, al menos en nuestra ciudad, volcándonos como nunca en la tercera virtud teologal, porque para la Caridad, tal como están las cosas, no nos vale con un año. A todos, feliz 2014. Ya está más cerca el próximo… Viernes de Dolores.

22
Dic/2013

¿Feliz Navidad?

Las luces de colores iluminan las calles. El mapping congrega a cientos de personas. El frío empuja a disfrutar del calor del hogar. Los villancicos de los campanilleros ambientan la ciudad. Los belenes lucen en los templos, las asociaciones, las casas de hermandad y en las particulares… Parece que ya nada falta para que sea Navidad. Apenas que el calendario complete el ciclo para saltar de este 22 lotero al 24 de la Nochebuena.

Sin embargo, este año faltará mucha gente a nuestra mesa. Mucha gente, demasiada, que se ha quedado sin casa, que se ha quedado sin trabajo y a la que ya solo le queda la ayuda familiar o ni eso. Y, sobre todo, nos falta Piotr Piskozub, el joven polaco que, con 23 años y apenas 30 kilos, murió de hambre en nuestras narices sin que nadie o casi hiciera nada por remediarlo.

Por esto las palabras del arzobispo, Juan José Asenjo, en su carta pastoral En las vísperas de la Navidad no pueden resultar más oportunas: “Los gastos inmoderados, las comidas copiosas y los manjares caros son siempre un insulto para los pobres”. Arrollados por la fiebre consumista, por una tradición que impone sentarse a una mesa en la que no caben más platos y rodeados de niños que quieren todo lo que ven, es difícil tomar distancia, buscar la esencia de esta fiesta y recordar que este Niño que nace en un pesebre morirá en una cruz en la calle Castilla porque nos olvidamos de estos pobres, de estos sevillanos y de prójimos más lejanos que, a la fuerza, tendrán una Navidad diferente. Las hermandades y los cofrades, todos cristianos, debemos tener una respuesta. Pero que nada nos agüe la fiesta. A todos, feliz Navidad.

16
Dic/2013

Rozando el ridículo

Este artículo se publicó en El Correo de Andalucía del 15 de diciembre de 2013.

El cierre urgente de la parroquia de San Roque decretado por el Arzobispado el pasado miércoles ha dejado imágenes que, supongo, los hermanos de la cofradía del Domingo de Ramos y los cofrades en general quisiéramos borrar.

El estado “límite de agotamiento” de la cúpula del presbiterio y de la cubierta del templo de la plaza Carmen Benítez no dejaba alternativas a la autoridad eclesiástica. El peligro de derrumbe parece inminente y, para evitar males mayores, había que desalojarlo. Las últimas misas fueron las de la mañana del miércoles, cuando aún no se sabía nada. Por la tarde, todo se volvieron prisas entre los responsables de la hermandad de penitencia.

Ciertamente, con los cultos a la Virgen de Gracia y Esperanza, cuyo altar estaban ya los priostes preparando, a la vuelta de la esquina -tanto que hoy comienzan-, había que actuar con rapidez. La junta de gobierno decidió trasladar sus titulares y enseres a la casa hermandad, pero se podría haber hecho con más decoro y, sobre todo, discreción.

No, la culpa no es de los cámaras de televisión ni los fotógrafos que estaban allí haciendo su trabajo. Podemos cuestionar el interés que para el público en general despierta esta cuestión, pero si la hermandad informa a todos de que se va a proceder a ese traslado, lo lógico es que los profesionales acudan. Está claro que no pasaba nada por aguardar unas horas: el párroco no trasladó al Santísimo hasta la mañana siguiente. La misma decisión que adoptó la junta de gobierno de la hermandad de la Virgen de la Sierra. Unas pequeñas andas, una furgoneta y una hora más tardía en la que ni público ni cámaras estuvieran presentes habrían bastado. Pero, claro, para esto había que mantener la serenidad y organizarlo todo con calma.

12
Dic/2013

Desconocidas

Este artículo se publicó en El Correo de Andalucía del 8 de diciembre de 2013.

Ciertas imágenes despiertan devoción nada más verlas. Su mirada cautivadora, el gesto o, sobre todo, la predisposición del que la contempla sobrecogen y embelesan. Dejando a un lado el debate entre si es mejor rezar al Santísimo en el Sagrario o a una talla de madera hecha por un hombre y bendecida por otro en nombre de Dios o que todas representan al mismo Jesús o a la misma Virgen y, por tanto, no se deberían plantear diferencias entre ellas, ciertas hermandades –que no han tenido reparos en sustituir una talla por otra–, la curia a veces e incluso los restauradores dan al traste con ese vínculo filial que se crea entre el devoto y su imagen de devoción –y no entro aquí en la necesidad de que todas respondan a una mínima calidad artística para procesionar en Sevilla–.

Y no me refiero sólo a las intervenciones más recientes. En los últimos años se han restaurado imágenes cuyo resultado difícilmente recordaba al original. “Está muy bonita pero me cuesta reconocerla”, me confesaba mi amiga Rocío respecto a su Virgen de toda la vida. Sí, efectivamente el resultado es estupendo, la imagen ha recuperado un aspecto original que ninguno de sus devotos recordaba y podrán seguir rezándole muchos años más. Pero ahora, hoy por hoy, no es su Virgen, a la que acompañaba, a la que ha rezado y ante la que ha llorado tantas veces. Y ya no se trata sólo de que esté más o menos oscura o clara, sino de que hay que fijarse mucho para reconocer a la imagen que tiene delante como la propia.

¿No existen técnicas que permitan conjugar la restauración artística y respetar la devoción?

11
Dic/2013

Salve

Este artículo se publicó en El Correo de Andalucía del 1 de diciembre de 2013.

En el último mes de historia de este centenario diario hasta llegar a este desenlace que promete un futuro feliz, las visitas y las muestras de cariño nos han desbordado. Mencionar a todos los compañeros que se acercaron a la Plaza Nueva a la concentración que marcó el inicio de los cinco días de huelga o a los lectores, representantes institucionales y de las administraciones que vinieron a la redacción es prácticamente imposible sin dejarnos a alguien en el tintero.

Pero permítanme que señale en este artículo, por el lugar que ocupa, en esta página cofrade, dos detalles vinculados a la Iglesia de Sevilla y las cofradías. El arzobispo, Juan José Asenjo, se acercó hasta las instalaciones de la Cartuja para rogar a la Virgen –“no le pongamos nombre”, nos invitó– por la continuidad de un periódico que creó uno de sus antecesores en la sede de Sevilla, el beato cardenal Marcelo Spínola. Con una Salve, que ayer tuvo su eco en forma de acción de gracias ante la Virgen del Rocío, unos desde el silencio y otros con la voz que nos da la fe, encomendamos esta cabecera que consideramos nuestra casa.

La semana pasada, en el VII Encuentro de Medios de Comunicación organizado por la Agrupación Parroquial de La Milagrosa, su vicepresidente, Javier de Martos, nos regaló una maceta con la planta del cedrón, una especie que crece junto a ese riachuelo que cruzó Jesús después de que lo apresaran en el Monte de los Olivos y que el Sábado de Pasión exorna el paso del Señor de la Esperanza. La planta luce en nuestra redacción y pronto nos acompañará a la nueva sede en el edificio del grupo Morera&Vallejo.

Gracias por todos estos gestos y gracias a todos los que han creído en nosotros y han rezado a sus devociones por El Correo. Empieza una nueva etapa, y pese a las renuncias, estamos orgullosos de nuestros logros y agradecidos a quien ha dado el paso para que esta institución siga fiel a su compromiso con los lectores, con Sevilla y su historia.

01
Dic/2013

Música para el Polígono Sur

Los miembros de la Agrupación Parroquial Luz y Sal (Bendición y Esperanza) y la comunidad parroquial de Jesús Obrero del Polígono Sur están empeñados en demostrar que “otro mundo es posible, que hay otra forma de hacer las cosas”. Por esto, con el respaldo de todas las hermandades de Sevilla, a través del Proyecto Fraternitas que lidera el Consejo, han emprendido numerosas iniciativas, sobre todo dirigidas a los niños y jóvenes de esta zona declarada de exclusión social. El taller de música, que ha derivado en la formación de una agrupación musical, es sólo un ejemplo. 52 chavales acuden de lunes a jueves a la parroquia para ensayar y el viernes para recibir formación cristiana. Y el domingo 22 esperan a la agrupación Virgen de los Reyes para dedicárselo a los Reyes de la Casa: canciones infantiles y villancicos en un día festivo. ¿Es esto hacer Iglesia y hermandad? Así otro mundo es posible. Habrá que echar una mano.