Monthly Archives: Marzo 2013

24
Mar/2013

Hoy sólo es Domingo de Ramos

Voluntarios de las 39 hermandades que forman el Economato del Casco Antiguo y la fundación que lo mantiene, que atiende a 700 familias todos los meses para que puedan comer dignamente. Los hermanos que día a día colaboran con el Centro de Estimulación Precoz del Buen Fin, donde 300 niños reciben tratamiento gratuito desde hace ya tres décadas gracias a la plantilla formada por 12 especialistas y mantenida por la corporación de la iglesia de San Antonio. Todas las hermandades, todas, implicadas en mayor o menor medida en el proyecto Fraternitas que, además de talleres donde forman a las mujeres o los jóvenes del Polígono Sur, llevan a los niños al circo durante la Feria, a visitar los templos en Semana Santa, de ruta de belenes en Navidad y a la playa en verano. Los hermanos de Bellavista que están echando el resto en el nuevo comedor social en el barrio y que sirven comida diariamente a cerca de 150 personas, de las que más de un 30% son niños a los que también llevan el desayuno. Las corporaciones que ayudan mensualmente al mantenimiento de los conventos y de los comedores sociales, las que surten de pan los asilos, las que pagan facturas de luz y de agua, hipotecas atrasadas, acompañan a los mayores y a los enfermos, facilitan una salida y el cuidado de sus hijos a las prostitutas, las que han creado bolsas de trabajo o microcréditos para ayudar a montar una empresa… Éstas son las hermandades que además dedican los cultos anuales a sus titulares y, exornándolos con flores y agasajándolos con ricas túnicas y joyas, los sacan en procesión desde el Viernes de Dolores y hasta el Domingo de Resurrección. Éstas son las cofradías que hacen pública protestación de fe durante esta semana pero que viven para el prójimo todos los días del año. Hoy solo empieza la semana en la que todos disfrutamos.

19
Mar/2013

La hora del joven pregonero

Este artículo fue publicado en El Correo de Andalucía el pasado domingo 17 de marzo. Dificultades técnicas impidieron que se pudiera leer en el blog antes de que empezara el pregón, pero creo que, visto el restultado, no me equivoqué. Mi enhorabuena a Francis Segura por su exaltación de la Semana Santa que nos hizo vibrar a todos, aunque a unos les gustara más y a otros menos, pero me parece reseñable que la única crítica en la que coincide la mayoría es la “sobreactuación”.

Hace unos años el periodista Manuel Jesús Montes fue designado para dar el pregón de la Semana Santa de Huelva. Compañero de faena diaria, tnato en las páginas de Odiel como en Canal Sur Radio -donde ahora dirige El Llamador de Huelva- nos tenía ganados, pero no fueron pocos los comentarios que dudaban de su capacidad por su juventud. La crónica del lunes posterior al pregón se tituló El joven pregonero puso en pie al Gran Teatro. Y así fue, literal. Supo meterse a los cofrades onubenses en el bolsillo desde el arranque y al final los aplausos se prolongaron varios minutos.

No tiene por qué pasar lo mismo esta mañana en el Maestranza pero, aunque estoy convencida de que hay muchísimos cofrades válidos de mayor edad para tomar la palabra, por los motivos que sean -no vamos a entrar ahora en los entresijos de esta polémica elección que desembocó en la dimisión de Adolfo Arenas como presidente del Consejo- Francis Segura ha sido el elegido y su juventud puede aportar, al menos, otro punto de vista.

En las entrevistas y en la rueda deprensa, ha mostrado una seguridad y una tranquilidad apabullantes. Tiene claro que el pregón no es un sermón, pero es un hombre de profundas devociones -no en vano el pregón ha dormido esta noche en el interior de la Divina Pastora de la calle Amparo- y de Iglesia. Sabe que los pregones largos cansasn y que el formato actual aburre, así que ha anunciado que tardará una hora y cuarto -que se puede alargar con los aplausos-, ha escrito muchos octosílabos -un romance- y ha asegurado que introduciría pequeñas variaciones que hagan más ligero este “espectáculo”. Démosle una oportunidad. Hoy tiene la palabra.

12
Mar/2013

La corbata de ‘Pollero’

Artículo publicado en la revista Más Pasión de marzo de 2013 (10/03/2013)

El Viacrucis Magno no pudo ser. Y nada de lo que se intentó para compensarlo salió bien –salvo el rezo de las estaciones en la Catedral que fue mucho más multitudinario de lo que permitieron ver las imágenes de televisión–. Pero nos dejó tantos pequeños detalles de los que hacen grandes a las hermandades y a los cofrades que creo que merece la pena destacarlos para endulzar el mal sabor de boca que dejó a muchos el primer domingo de esta Cuaresma. La convocatoria pretendía ser una manifestación pública y multitudinaria de la forma de vivir la fe en Sevilla en el Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI, ya papa emérito. El rezo se hizo en la intimidad –si es posible este término aplicado al tercer templo de la Cristiandad– de la Catedral y la manifestación, de templo en templo buscando los pasos y esos detalles. Uno que pocos ojos conocen y que tendrá una segunda oportunidad el Domingo de Ramos está bordado en el reverso de la corbata de Juan Antonio Álvarez, el Pollero, el capataz de los otros misterios.

Gracias a sus hijos y sobrinos, a toda su familia, por este detalle que es doble. Ya lo decía en un post anterior…

10
Mar/2013

Pinceles femeninos

Recién celebrado el Día de la Mujer (trabajadora), permítanme destacar un detalle que da cuenta del papel cada vez más relevante que las féminas juegan en la Semana Santa. El “mujeres a la plancha” que brillantemente retrataba Francisco Robles en su Tontos de capirote, sin haber perdido su sitio ni renunciado a él, empieza a tener eco en otros ámbitos de nuestras cofradías. Fruto de la casualidad, porque no creo que se hayan puesto de acuerdo los designadores, los principales carteles pictóricos de la Semana Santa de este año –y hay unos cuantos– han salido de los pinceles de cuatro mujeres.

Carmen Laffón, recién distinguida como Hija Predilecta de Andalucía, ha pintado el cartel de la Esperanza, el de la Macarena. Nuria Barrera se ha enfrentado con éxito al cartel de la Semana Santa, el que encarga el Consejo de Hermandades y se supone representativo de todos, y así lo ha intentado hacer, y más que de los detalles, de los sentidos. Beatriz Barrientos presentó hace justo una semana el de la Juventud de Triana dedicado a la Esperanza de la calle Pureza. E Isabel Sola, que se dio a conocer en este mundillo con el cartel de la Semana Santa de 2007, nos ha dejado sobrecogidos con el de la Semana Santa trianera –además de con el del bicentenario de la hermandad del Rocío de Triana–.

Cuatro mujeres con una capacidad y sensibilidad extraordinarias que han sabido captar y transmitir lo que despierta esta fiesta entre los cofrades sin levantar la voz ni reivindicarse. Pero hoy las reivindico yo para preguntar una vez más cuánto queda para que una mujer se enfrente al atril del Maestranza. Quiero pensar que sólo se trata de encontrar a la persona idónea. Se me ocurren algunos nombres. Aunque puede que me equivoque, como ocurre a veces con los hombres.

04
Mar/2013

Ejemplo de coherencia

Artículo publicado en El Correo de Andalucía el domingo 3 de marzo

No me creo a quienes aseguran que la renuncia de Benedicto XVI al Pontificado no les cogió por sorpresa. Puede ser que en cuanto se pararan a pensarlo, conociendo su trayectoria y su coherencia, lo vieran lógico y, sólo después de esta reflexión, admitieran que no era sorprendente. Para mí fue una sorpresa, como, en realidad han sido sus casi ocho años al frente de la Iglesia.

Cargada de prejuicios, fundamentalmente guiados por lo que leía en la prensa sobre Joseph Ratzinger y embelesada aún por el imán de la personalidad arrolladora, la de un ídolo para muchos jóvenes, de su antecesor, el beato Juan Pablo II, estaba convencida de que todo lo que viniera después, sobre todo del prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, sería peor.

Sin embargo, aunque muchos cristianos roguemos por una mayor apertura y pragmatismo ante los problemas que acechan a la humanidad en muchos rincones del planeta, aunque esperemos nuevas respuestas a temas como la homosexualidad, los anticonceptivos o el celibato, Benedicto XVI ha sido sumamente coherente. Coherente con la doctrina de la Iglesia y con su trayectoria y se ha afanado por cimentar los pilares de este templo que, quizás, necesite ser destruido y reconstruido en tres días.

En pleno Año de la Fe, el Papa Emérito ha admitido públicamente que ha tenido momentos de dudas, momentos de soledad en los que el Señor parecía estar dormido, pero, y pese a lo que algunos han pretendido afearle, se ha mantenido –y sigue, aunque desde la intimidad de un convento y exclusivamente desde la oración- en la cruz. La barca zozobra pero, con sencillez y humildad, Joseph Ratzinger ha asumido que el timón está en manos de Dios y que ahora necesita un vigoroso timonel. Y este gesto, para mí, es una nueva prueba de fe.