Monthly Archives: Noviembre 2011

07
Nov/2011

Un compromiso cotidiano

67viñeta_FEB08

Javier García me regaló esta viñeta hace unos años. Desde que nació, está colgada en una de las paredes de la habitación de mi niña. Quizás no despierte una carcajada, pero seguro que todos los cofrades podrían ser este hombre de chaqueta verde y corbata roja. Javier, profundo conocedor de nuestra Semana Santa y apasionado como el que más, es capaz de retratarnos a todos en una sencilla viñeta y, con un humor dulce y entrañable, hacer que nos riamos de nosotros mismos. Su página es la penúltima de Más Pasión y estoy convencida de que más de uno, tras escudriñar la portada de la revista, empieza a leerla por detrás para disfrutar con la última ocurrencia de Javier.
Con el mismo tacto, con el mismo esmero, con la misma delicadeza, todo el equipo de Más Pasión trata cada uno de los temas que abordamos. Hace un par de años, en el Encuentro de Medios de Comunicación Cofrades que organiza la agrupación parroquial de La Milagrosa, un compañero de otro medio señalaba, entre las diferencias de Más Pasión con otras revistas, que la nuestra la hacíamos los redactores de El Correo. Y así es: los profesionales de la casa y otros compañeros cercanos. Tan cofrades como el que más, seguramente tan jartibles como el resto, pero, sobre todo, periodistas, que con ojos de periodistas se acercan a los protagonistas de relumbrón y anónimos, a las casas de hermandad, a los barrios, a los pueblos… con la humildad del que tiene todo por aprender para contar desde otro punto de vista, con el rigor y la veracidad que el periodismo exige, historias que todos conocemos y otras inéditas. Aunque también nos equivoquemos.
Entre todas esas historias, junto a los grandes reportajes, a las sesudas entrevistas o a los perfiles de famosos, nos sentimos especialmente orgullosos de las que, por una vez, dan el protagonismo a los jóvenes, que se curten limpiando plata para mantener viva la tradición y llevar las riendas de la cofradía; a los hermanos anónimos, esos que levantan la hermandad día a día con su esfuerzo y su tiempo, y a la labor social de cada corporación. Y es que las hermandades son mucho más que una cofradía que hace estación de penitencia con más o menos empaque en Semana Santa. La hermandad es la suma del trabajo de todos por caminar juntos tras sus titulares –una representación de Jesús y de su madre, la Virgen María– todos los días del año, pensando en el prójimo, ese prójimo que vive solo o en la cárcel, que se prostituye en la calle, que no tiene casa o que no tiene qué dar de comer a sus hijos, y ese prójimo más lejano, pero que sienten al lado, que se opera en la India, hace pan en Perú o se forma como carpintero en Benín. Sí, que la izquierda no sepa lo que hace la derecha, pero nosotros nos hemos empeñado en que todo el mundo –sobre todo los no cofrades– sepa que la estación de penitencia y la procesión cobra sentido porque la devoción es un compromiso diario.
Y el nuestro es el de seguir trabajando, haciendo lo que nos gusta y hablando de nuestra gran pasión, para que cada primer domingo de mes usted se sienta como el hombre de la viñeta de Javier García al ver la portada de Más Pasión y piense, ya sin nostalgia, “bendito reclamo”.