Monthly Archives: Abril 2011

28
Abr/2011

Sillas vacías

CRISTO BURGOSEl Plan Palio ha sido un completo fracaso. Sólo el Miércoles Santo se vieron algunas sillas ocupadas en la Encarnación al paso del Cristo de Burgos -como puede verse en la foto de Jonathan Palanco-. En la Puerta Jerez, no llegaron a montarse. Y las sillas colocadas, como otros años, en las salidas del Gran Poder o Los Gitanos, sólo se mojaron. Es que incluso las de la Carrera Oficial han estado desiertas la mayor parte de los días. Supongo que habrá que darle el beneficio de la duda a esta bienintencionada propuesta del Cecop y ver este fracaso en una Semana Santa huérfana de pasos en los días claves. Pero está claro que la gestión debe hacerse de una forma muy diferente.

26
Abr/2011

¡Vaya Semana Santa!

¿Y con esto nos tenemos que conformar? ¡Vaya Semana Santa hemos tenido! La lluvia ha hecho de las suyas y más que nunca. No han salido a la calle ni la mitad de las cofradías. Conocíamos las predicciones, pero ¿quién nos iba a decir el Domingo de Ramos que el resto de la semana sería tan terrible? El Lunes Santo ya tuvimos que empezar a restar. Supongo que todos nos hemos puesto a idear alternativas para que el mal tiempo no impida salir a las hermandades, pero al final acabamos conformándonos: túnicas de nazareno impermeables y techos de metacrilato para los misterios, nazarenos y crucificados… Pero también somos los primeros en criticar que un paso se eche a la calle cuando todo apunta a que va a llover, en cuestionar que la hermandad sólo se preocupe en llegar a un templo que le sirva de refugio o a la Catedral sin pasar por Carrera Oficial o en echarnos las manos a la cabeza cuando se moja sin remedio y no reacciona con rapidez. Las reglas de las hermandades recogen que hay que hacer estación de penitencia a la Catedral. Habrá que buscar una solución para poder cumplir con esta obligación pase lo que pase.

La única lectura positiva que se me ocurre es que hemos descubierto muchos más detalles de todos los pasos en sus templos, pese a las colas, en la que eran mayoría los turistas.

Y menos mal que la nueva cuenta atrás es más corta que la que hemos pasado. El 1 de abril de 2012 será otra vez Domingo de Ramos.

01
Abr/2011

El plan Palio

La idea de colocar sillas fuera de la carrera oficial para presenciar la salida o el paso de cofradías en puntos estratégicos no está mal si no fuera porque no es nueva y porque a sus virtudes se le suman muchos inconvenientes. La iniciativa, nacida del Cecop y respadada por el Ayuntamiento, se ha encontrado con una fría acogida por las hermandades, incluso por la delegación de Fiestas Mayores, toda vez que no se contó con ella antes de presentársela al alcalde.

Diferencias políticas aparte, vayamos por partes. Muchas hermandades ya colocaban sillas en su salida para los hermanos interesados o las personas mayores. Los beneficios obtenidos del alquiler iban directos a la bolsa de caridad de la cofradía, como es el caso de la Sed. Otra alternativa era la de Los Gitanos, que es la propia hermandad quien se trae a sus hermanos más mayores y con limitaciones de movilidad para que disfruten de la salida sentados en primera fila. Ahora, el consistorio quiere colocar sillas en El Cerro y en El Polígono de San Pablo, donde siempre han reservado el pequeño jardín frente a la puerta de salida de la cofradía para discapacitados y vecinos impedidos.

Y por otra parte, ¿cómo se limitará el espacio? ¿cómo se organizará el paso del público en Puerta Jerez o en San Pablo-Reyes Católicos? La información es muy escasa, pero me da la impresión de que dificultará aún más al público en general moverse con libertad por la ciudad buscando los pasos. ¿No complican ya bastante el paso las sillitas plegables?

Por cierto, ¿qué solución se les va a dar a estas sillas? Quizás podrían acotar un espacio para quien quiera llegue con su silla y se siente allí en distintos puntos del paso de las cofradías. Pero, por favor, que las prohíban en medio de la calle, y creo que no hay mejor argumento para hacerlo que la seguridad de las propias personas que están sentadas.