Tag Archives: Resurrección

14
Ene/2017

Cabildos ejemplares

Son muchas las veces que se recurre a la gestión de las hermandades para ponerlas como ejemplo de que, incluso en tiempos en los que no era posible decidir sobre casi nada, aquí existía un cierto modelo de participación democrática. Sí…, pero no. Como pasa siempre, conviene matizar. Es verdad que a los cabildos generales puede asistir la generalidad de los hermanos si cumplen las mínimas normas señaladas en sus reglas y es verdad también que pueden tomar la palabra para expresar sus opiniones libremente. Sin embargo, hay quienes distorsionan a conciencia y torticeramente su función. ¿Cómo?: elaborando un interminable orden del día que deja para el final lo más importante hasta lograr que el auditorio mengüe; escondiendo bajo un epígrafe lo que no cabría esperar allí; buscando la fecha y la hora de celebración menos oportunas; ocultando las intenciones reales y disparando fuegos de artificio que distraigan la atención de los menos atentos… Pero hay otros modos, —fruto del trabajo y la honestidad—, que logran cohesionar a los hermanos y hacen que el resultado de un cabildo, con independencia de los criterios particulares, pueda ser asumido por todos sin mayor acritud. Se trata de mostrar los pros y los contras sin esconder las cartas ni excluir a nadie, dar un tiempo de reflexión antes de decidir, evaluar críticamente lo ya realizado… Así se ha hecho en la Hdad. de la Resurrección y ha salido bien. Siempre la verdad nos hará libres.

25
Jun/2016

Resucitando a la Resurrección

No creo en los salvadores de la patria. A mayor poder de ilusión, mayor decepción. La historia, esa maestra amarga que nos empeñamos en despreciar, lo tiene ya bien documentado. Sin embargo, la esperanza —siempre la Esperanza— no nos deja de su mano y encontramos personas providenciales que llegan en el momento oportuno para lograr lo que parecía imposible. En este tiempo de elecciones, el resultado del cabildo en la calle San Luis me ha llenado de satisfacción. El apoyo masivo a la candidatura encabezada por Miguel Ángel Pérez no es solo un refrendo a su gestión, sino, sobre todo, la demostración de que ha conseguido poner paz en una hermandad que había salido demasiadas veces a la palestra envuelta en polémicas. Hace muchos años que conozco a Miguel Ángel por motivos ajenos al mundo de las cofradías y he de reconocer que he visto a pocas personas que reúnan tantas cualidades. A un currículum admirable se suman una rica variedad de intereses culturales, una religiosidad tan sincera como cercana y, lo que para mí es una seña indeleble de capacidad personal, un humor a prueba de los envites más duros. Él ejemplifica a todos esos cofrades que teniendo una actividad profesional incesante y una vida familiar plena acuden a su hermandad solo para seguir el mandato evangélico del servicio sin otros intereses espurios. Por eso me alegra tanto su triunfo y el impulso que proyecta. Es el de las buenas personas, siempre honestas y eficaces.

20
Mar/2011

Bálsamo y no fuego

El desgaste producido por su intención de incorporarse al Sábado Santo ha dejado algunas bajas y no pocos sinsabores en la hermandad de la Resurrección. Y, como es muy nuestro eso de “a moro muerto gran lanzada”, ahora todas las voces se vuelven contra el que fue su hermano mayor. Pero sería injusto olvidar que Juan Muñoz no hizo sino abanderar lo que le habían pedido sus propios hermanos, pues con esa idea accedió al cargo y lo revalidó más tarde. Al final, cuando la aproximación a la curia y al Consejo resultó por completo infructuosa, se produjeron ampollas que no sanaron ni dentro ni fuera de Santa Marina. Entiendo que estos reveses le afectaran (a quién no) y que los últimos tiempos fueran borrascosos en exceso. Lo lamento por él y por su hermandad sobre la que se han vertido tantas críticas acerbas. Esperemos que ésta sea la hora del bálsamo y sus hermanos tengan sosiego, que Miguel Ángel Pérez, quien tantas cualidades posee, gobierne con acierto y que el respeto no falte para nadie. Pirómanos ya sobran.