Tag Archives: La Cena

29
Abr/2017

Cortejos de excelencia

Nazarenos Soledad web

Si las avalanchas de la Madrugada, una notoria y creciente falta de educación, esa carrera extraoficial de sillitas contra la que nadie actúa y las acampadas con esterillas, butacas y picnic incluido, además de timbas improvisadas que han convertido las aceras en casinos, han marcado negativamente la pasada Semana Santa; en el otro extremo, es justo resaltar la generalizada mejora de los cortejos de nazarenos. Parece como si, para equilibrar una triste balanza, las hermandades hubieran opuesto al peor comportamiento ciudadano un modo de procesionar impecable. Siempre se ha subrayado el discurrir de determinadas cofradías: La Amargura, El Amor, Los Estudiantes, las tres cofradías de negro de la noche acribillada (que incluso han aprendido ya a deshacerse y reconstruirse igual que el ave Fénix), Los Servitas o La Soledad de San Lorenzo… Pero lo que ahora llama la atención es el cambio manifiesto de otras que aceptaban como mal endémico que sus filas sufrieran cortes o deserciones en determinados puntos de su recorrido. Claro está que habrá singularidades y que ustedes sabrán señalarlas. Sin embargo, no dejarán de ser casos esporádicos. ¿Quién puede negar que cofradías como La Cena o La Estrella, El Baratillo o Los Negritos procesionan con un rigor modélico? Y esto es aplicable igualmente a las cofradías más jóvenes: Torreblanca, Bellavista o La Misión podrían dar lecciones de lo que sostengo. Menos mal que en algo hemos mejorado.

30
Abr/2016

Hermandades sin fronteras

Muchas veces desconocemos el potencial devocional de nuestras imágenes y, por ello, nos sorprenden cosas que, bien miradas, no deberían. Hasta hace poco, nada sabía de una congregación de monjas de Valladolid cuyo nombre es el de Carmelitas Samaritanas del Corazón de Jesús. Pero un amigo –y, si lo es, está de más añadirle lo de bueno– no hacía más que hablarme de ellas, de lo profundo de su espiritualidad y de la devoción que sentían en la distancia por algunas de nuestras imágenes. Él las había conocido a través de internet y de las redes sociales, porque también allí, como entre los pucheros (que decía su santa fundadora), debe de andar la fuerza de Dios haciéndose presente. Por los mismos medios, ellas se habían enamorado de nuestras devociones, de gloria y de penitencia. En febrero, mi amigo me dijo que, como caso especial, venían a Sevilla y me pidió que las acompañara en parte de su recorrido. Dios mío, cuánto pude aprender de estas carmelitas samaritanas en solo unas horas. Entre otras cosas, a valorar más si cabe nuestra manera de entender la fe y a aquilatar con la novedad de sus ojos lo que aquí, en ocasiones, vemos ya sin mirar por fuerza de la costumbre. Qué bueno es apreciar las cosas con perspectiva. Este fin de semana vuelven a Sevilla y la Hermandad de La Cena les ha abierto sus puertas para que todos podamos conocer sus obras artesanas y espirituales. Acudan a Los Terceros y contágiense de su radiante alegría.

15
May/2011

Perfecta armonía

A los sevillanos en general, y a los cofrades en particular, la queja nos brota antes que el elogio. Por eso deberíamos subrayar un aspecto en el que hemos mejorado mucho en los últimos tiempos: el de la compostura de nuestras cofradías. No hace falta aludir a los cuadros costumbristas del siglo XIX o a las fotografías de Serrano para atestiguarlo. Basta con hacer memoria de los años de nuestra niñez o aquellos de la Expo, en los que tanto se confundió la plata con el papel de aluminio. Y si ha habido hermandades que siempre han hecho gala de una exquisita presentación de sus cortejos, hoy el número de las que procesionan con ejemplar pulcritud reducen a anécdota a cuantas siguen campando por sus respetos. Éstas en el pecado llevarán su mayor penitencia. No es cosa del número de nazarenos, sino de la calidad de éstos y de quienes los organizan. Así, dos cofradías tan distintas, tan auténticas, como La Cena y El Baratillo han sido este año modelos de perfecta armonía desde la cruz al palio. Que conste en acta.