08
Abr/2014

Hay ganas

PACO-GARCIAPor Paco García, director de Cruz de Guía.

Fue un Domingo de Pasión simplemente espectacular. Y no me refiero ya al pregón de la Semana Santa que nos ofreció en el teatro de la Maestranza Francisco Berjano, quien, a mi modesto entender y aunque le duela a más de uno, dijo verdades como puños, sino al ambiente que se vivió en los templos de la ciudad durante toda la jornada. Acompañó el día con un calor impropio de lo cofrade, si tomamos como ejemplo lo ocurrido en años anteriores, y todo pareció predisponernos al disfrute de estas vísperas con la certeza de que ya por fin se acaban y lo deseado, lo anhelado, lo tenemos ya a la vuelta de la esquina. Me sorprendieron las colas y las bullas a las puertas de la capilla del Museo, en San Vicente, en el besapiés del Cristo de la Caridad de Santa Marta, en San Gregorio, en Los Terceros, en Santiago –preciosa la estampa con los cuatro pasos de San Roque y La Redención en su interior–, hasta en la plaza de la Encarnación, donde al son de la novedosa Agrupación Musical de Veteranos de Sevilla repartieron uno de los muchos programas de mano que se estilan en estos días. Tanto nos ha quitado la lluvia en la última década que, si no molesta, la presencia de tanta gente queriendo ver cofradías, sí me resultó cuanto menos extraña.

Viendo lo de ayer me pongo a pensar en qué puede ocurrir de aquí a cinco días cuando todos queramos ser testigos del momento en que el Señor de Las Penas y la Virgen de Gracia y Esperanza lleven a la práctica su obligado exilio de este Domingo de Ramos, o el Lunes Santo cuando otro Señor de Las Penas, el de San Vicente, clave su mirada en la fachada de la capillita de San José y dé la espalda a quienes hayamos logrado un huequito en la calle General Polavieja, o el Martes Santo en la trasera del palio de San Esteban para ver en todo su esplendor el manto de estreno que le han hecho las hermanas y devotas a la Virgen de los Desamparados, o el Miércoles Santo en el bautismo cofradiero de calles como Goles o la Puerta Real al paso de Las Siete Palabras… Y así hasta llegar a un Viernes Santo en que el Arenal volverá a citarnos por Temprado, Rodo y Toneleros para ver la cofradía de La O, o el Sábado Santo cuando La Esperanza de la Trinidad, al son de la centenaria Banda de La Oliva de Salteras, busque por las calles Gallos y Verónica el amparo del templo de Los Gitanos. Para colmo de ansiosa espera, estos días ha caído en mis manos el último libro del popular médico forense José Cabrera. CSI: Jesús de Nazaret (El crimen más injusto) es su título y me tiene embebido en su lectura. Espeluznante el cronograma de los hechos de la Pasión, los mismos que en cuestión ya sólo de horas veremos por las calles de Sevilla. Qué ganas.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>