Monthly Archives: Septiembre 2016

27
Sep/2016

OBSERVATORIO TAURINO: Casas da la campanada por San Miguel

160927 SImón Casas 1

La oferta del empresario francés es una auténtica patata caliente para la comunidad de Madrid, dueña de Las Ventas. Pasó el ciclo otoñal sevillano y, más allá de los triunfos, los emergentes exhibieron músculo en la taquilla

Publicado el 27 de septiembre de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

La carrera de Madrid se llena de sorpresas…

Se había quejado en público y en privado de las condiciones del pliego de condiciones para gestionar la plaza de Las Ventas. Aseguraba que no concurriría a la licitación pero el factor sorpresa y el manejo de los tiempos -y quizá de la información- le permitió destrozar el escenario preparado para consagrar la continuidad de José Antonio Chopera, en inesperada alianza con el multimillonario mexicano Alberto Bailleres ¿Contaba Simón Casas con una garganta profunda para mejorar la oferta del tándem Chopera-Bailleres? Apuesten a que sí; no es difícil ponerle nombre. En algunos despachos había escocido esa alianza sorpresiva del todopoderoso empresario azteca que, en un principio tenía otra dirección aunque apellidos muy parecidos. También se habla de otros vericuetos escandolosos en los que es mejor no entrar y salir… por ahora. El caso es que la oferta del francés, aliado con la agencia de viajes Nautalia, ha destrozado los números de los Choperitas, aferrados a los mínimos del pliego con la suficiencia del que ya se daba por ganador. Se va a formar un lío gordo en la trastienda. Pero le tienen que dar la plaza a Simón. No queda otra.

El veranillo del membrillo cierra el abono

Por cierto que el francés recogía con sonrisas panorámicas los saludos de las tribus del toro en la Puerta del Príncipe. Fue en la recentísima feria de San Miguel, que ha cerrado con brillantez el abono de la reconciliación: un torero emergente, Javier Jiménez, ha dado un nuevo paso en su particular escalada. Morante toreó con mimo a un toro de compleja embestida sin encontrar eco. Ureña, con la suerte de espaldas, dio la cara. Pero lo más importante, también el ganado más potable, llegó en la segunda tarde. Si Castella había logrado romper su maleficio en esta plaza acariciando la Puerta del Príncipe, Manzanares volvió por sus mejores fueros cincelando un faenón que hizo rugir el tendido. Esa misma tarde se pudo ver a un atorado Simón que, con la estadística a favor, concluye la campaña tocado del ala. Las orejas que se cortaron o se dejaron de cortar las dejamos para el gato y el absurdo reglamentismo que jamás podrá calibrar el entusiasmo que nace de la emoción. Lo dejamos ahí pero sí hacemos una reflexión final: las dos magníficas entradas registradas en ambos festejos confirman el poder de convocatoria de Morante y Manzanares pero también consagran la llegada de un tiempo nuevo. Se trataba de dos carteles abiertos, completados con toreros emergentes que también han resistido el duro fielato de la taquilla y hasta de la devolución a la que daba derecho la ausencia de Roca Rey. Ni entramos ni salimos en las cuentas de la empresa Pagés pero seguro que Ramón Valencia ha tomado buena nota para la próxima Feria de Abril.

26
Sep/2016

SEGUNDA DE SAN MIGUEL: Manzanares vuelve a sus cumbres

El alicantino se enhebró a la perfección a la boyante embestida de un toro de Matilla que cuajó de cabo a rabo. Castella cortó dos orejas y acarició la Puerta del Príncipe

Publicado el 26 de septiembre de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

PLAZA DE LA REAL MAESTRANZA

Ganado: Se lidiaron toros de tres hierros distintos: hubo tres marcados con el de Olga Jiménez -primero, segundo y quinto-; dos de Hermanos Sampedro -los descarados tercero y cuarto- y uno, sexto, de Hermanos García Jiménez, presentados muy desigualmente. Los mejores del encierro fueron el dulce y rajado primero pero, sobre todo, el boyante quinto. Tercero y cuarto resultaron exigentes. Segundo y sexto fueron los peores.

Matadores: Sebastián Castella, de rosa de Jericó y oro, dos orejas y gran ovación

José María Manzanares, de azul pavo y oro, silencio tras aviso y oreja con fuerte petición de la segunda

López Simón, de lavanda y oro, silencio y palmas

Incidencias: La plaza registró tres cuartos largos de entrada en tarde muy calurosa. Dentro de las cuadrillas brillaron los nombres de Chacón, Suso y Blázquez. Rafa Rosa destacó manejando el capote.

160925 MANZANARES

Lo dijo el gran Paco Ojeda: el reglamento está para los que no saben de toros. Las orejas también. La faena dictada ayer por José María Manzanares se escapa de las reseñas de agencia al uso. La calidad no se mide con regla y los trofeos concedidos tampoco resisten comparación. El palco, en una decisión difícil de comprender, no quiso rubricar lo que había pasado en la plaza. Hacía tiempo que no veía rugir así al público de Sevilla. La gente se levantaba de sus asientos entre serie y serie. Y no era para menos: había vuelto el mejor Manzanares en el escenario que mejor le ha contemplado.

El caso es que si la espada de Castella hubiera resultado más solvente con su segundo enemigo estaríamos hablando de una Puerta del Príncipe que habría supuesto un extraño agravio comparativo. Habrían sacado a hombros al francés en base a ese moderno -y deportivo- gusto por los puntos. Pero, ojo, la gente se había roto la camisa de verdad con el Manzana. Y la presidencia -con o sin el pinchazo al que se agarró para enrocarse- no quiso enterarse de lo que había pasado.  Fuera cual fuese el resultado todos los titulares iba a pertenecer al alicantino.

Y es que Josemari apuró hasta el último aliento del excelente quinto de la familia Matilla que le cupo en suerte. Todo se hizo bien. De menos a más. Y el engranaje de la cuadrilla funcionó a la perfección para ahormar a un toro que cada vez enseñaba cualidades más positivas. La lidia precisa de Rafa Rosa y el excelente segundo tercio que cubrieron Suso y Blázquez sólo fueron el preludio de un trasteo antológico que tomó vuelo desde el primer muletazo. Es difícil ubicar en el molde estrecho de la crónica la espiral de muletazos hondos, empacados, naturalmente compuestos y perfectamente armonizados que basaron la gran faena de José María Manzanares.

Los cambios de mano, los largos pases de pecho acompañando al toro con todo el cuerpo fueron los nexos de esas series que volvieron a revelar al gran torero que consiguió revocar, una a una, las taras que le han afeado en los últimos años sus detractores. Sonaba Cielo Andaluz, ese pasodoble talismán que ilustra los momentos más felices del alicantino en la plaza de la Maestranza, mientras la faena crecía en calidad, cantidad e intensidad entre el delirio de los tendidos.

Manzanares no se cansó de torear y sacó lo mejor de sí mismo dando metraje a las tandas; ajustándose en los embroques; ligando siempre en el sitio… La mano izquierda también funcionó con generosidad pero la espada, montada en la suerte de recibir, no entró a la primera. En el segundo encuentro enterró el acero hasta los gavilanes… A pesar del resultado numérico, que no representa lo que pasó en la plaza, la faena del alicantino ya puede contar -con la de Morante o Escribano- como la más importante  de la temporada en Sevilla y… fuera de Sevilla.

160925 CASTELLA

Pero la tarde dio para más. Castella había logrado poner alto el listón al desorejar por partida doble al dulcísimo y rajado primero. Ese aire mansito, que le confería enorme calidad en la muleta, resultó ser también su primer defecto porque si no hubiera amagado con marcharse a las tablas habría sido de revolución. En cualquier caso, Castella supo torearlo con mimo y temple exquisito. El toro se rebosaba en las suertes con una calidad que el francés aprovechó en una faena preciosista, reunida y hasta imaginativa que reveló sus mejores registros y, de alguna manera, le reconcilió con la plaza. Ya había mostrado que no había venido a pasearse: la portagayola inicial había estado seguida de excelentes verónicas y un original quite por cordobinas que pusieron a todos alerta. Pero la mítica puerta se quedó cerrada. Castella, que se fajó con el duro y exigente cuarto, logró resolver la papeleta pero el acero se atascó. Otra vez será.

López Simón se marchó de vacío. Sorteó en primer lugar uno de los cornalones ejemplares que había enviado Fernando Sampedro sin lograr despojarse de cierta tristeza escénica. Ese animal lo quería todo por abajo y Simón llegó a meterse con él antes de que echara el freno. El sexto, que caminó a su aire y desparramando la vista, no le dio opciones. La verdad es que pasó como una sombra de sí mismo.

20
Sep/2016

OBSERVATORIO TAURINO: Torismo, San Miguel y solidaridad taurina

 

160920 SOTO'Las primeras figuras afrontan la recta final de la campaña con la vela a todo trapo. Los triunfos se suceden mientras el aficionado sevillano ya barrunta el fin de la temporada en la plaza de la Real Maestranza

Publicado el 20 de septiembre de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

Algún apunte de demagogia taurina

La semana taurina que se fue confirmó el impresionante momento de Talavante pero también las idas y venidas de su lesión; la incombustibilidad de Ponce, la calidad dosificada de Manzanares, el faenón de El Juli y hasta la resurrección puntual de El Cid, de nuevo en simbiosis con la ganadería de Victorino Martín. Pero hubo otras noticias, como la encerrona de Sebastián Castella con un combo de adolfos que incluyó un ejemplar de pastueña embestida al que toreó como sueña. En la misma feria -hablamos de la Vendimia de Nimes- saltó un corridón de Núñez del Cuvillo que acabó con el cuadro. Vamos a hacer un juego para desmontar algunas falacias del torismo más demagógico. Si el ejemplar de Adolfo Martín hubiera llevado un hierro distinto -pongan el de Juan Pedro si quieren- lo habría calificado de babosa. Pero… ¿y si la corrida de Cuvillo hubiera lucido la marca de Cuadri, Palha o el mismo Adolfo? Las campanas aún repicarían a rebato. ¿O no?

La temporada toca a su fin en la Maestranza

Y la semana entrante nos lleva de cabeza a la recompuesta feria de San Miguel. Se echará de menos a Roca Rey pero hay que celebrar la colocación de dos matadores -Jiménez y Ureña- obligados a dar el paso. No sabemos que esconderá la chistera de Morante, que encara el final de un año en el que han pesado más las simas que las cimas aunque tampoco podemos olvidar que fue el autor del trasteo más luminoso de la campaña hispalense. En la segunda tarde brilla el nombre de Manzanares, que ha escogido la plaza de Sevilla para clausurar su particular temporada después de recuperar sus mejores fueros en aquel faenón antológico de la Beneficencia madrileña. El nombre de Castella despierta relativas ilusiones y el de López Simón, obligado a una temporada destajista que le ha quitado más que le ha dado, ha perdido algunos brillos.

Fuerza José Manuel Soto

Ése será el fin del abono pero la plaza de la Maestranza no cerrará sus puertas hasta el 12 de octubre. El festival en homenaje y beneficio de José Manuel Soto ocupará la emblemática fecha. El cartel está a punto de salir del horno y no está exento de alicientes. No es momento ni lugar para señalar con el dedo a los que no han sabido estar a la altura del acontecimiento apoyándose en absurdas miserias de política taurina; ellos sabrán. Sí hay que hacer un llamamiento para que la plaza se llene hasta los topes. El fin lo merece. Por cierto: la feria de Écija concluyó el pasado domingo sin que se abrieran las puertas de su histórica plaza de toros. Nadie ha dicho ni mu. Ahí es donde se puede empezar a morir el toreo. Cuidado.

13
Sep/2016

OBSERVATORIO TAURINO: De Madrid a Ronda…

160919 DILIGENCIA

La irrupción de Bailleres y Simón Casas ha puesto una nota de color en la carrera de Las Ventas. Pero también hay que hablar de los efectos colaterales de la marea antitaurina: el famoseo renuncia a las plazas

Publicado el 13 de septiembre de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

La batalla de Madrid animará el cotarro…

Habían dado por ganador virtual al támdem formado por la familia Martínez Uranga y el todopoderoso millonario mexicano Alberto Bailleres, responsable último de esa famosa FIT que venía a redimirnos del pecado y la muerte eterna. Pero Simón Casas, fiel a su estilo, acabó por dar la campanada al filo de la ídem reclamando su minuto de gloria. Ésas son las dos ofertas que la Comunidad de Madrid tiene sobre la mesa para dirimir el futuro inmediato de la plaza de Las Ventas. Pero nos interesa la alianza del rey Midas azteca y los Choperitas. Bailleres es, además, flamante empresario de la Monumental de México, una plaza que ha cogido al vuelo cuando descendía en caída libre. No sabemos si se crearán nexos taurinos con el Foro. Más de uno aún tuerce el gesto cuando se recuerda que la sombra mexicana pudo planear sobre la rebelión que condenó la plaza de la Maestranza dos largos y tristes años. La verdad del asunto sólo la conocen muy pocos.

De los números del toro y la tabarra de los antitaurinos

Lo publicaba estos días un diario de la competencia. Si en la manifestación madrileña convocada por los amiguetes del PACMA se habían logrado congregar 4.000 simpatizantes, en sólo cuatro plazas de toros -Valladolid, Ronda, Albacete y Arlés- se rozaron las 40.000 almas en la misma jornada. Pero, ojo, esas cifras se disparan si  sumamos -festejos populares aparte- los 57 cosos que acogieron novilladas picadas o corridas de toros en el que puede ser el fin de semana más taurino del año. Los números son concluyentes pero no nos pueden conformar.

Bajón ambiental en la Goyesca

La presión antitaurina si ha conseguido otros objetivos más sutiles. Lo pudimos comprobar el sábado en la Goyesca de Ronda. El famoseo ya no está dispuesto a exponerse al linchamiento de lo políticamente correcto. Algún rostro conocido hasta pidió perdón por llevar a su hijo a una barrera en Segovia. Pero, sin salir de la ciudad del tajo, sólo podemos certificar la defunción de la pasarela de las vanidades que había otorgado carácter a la Goyesca en la era Rivera Ordóñez. No hay mal que por bien no venga: sería un reto hermoso recuperar la Goyesca como acontecimiento estrictamente taurino. Hablamos de reapariciones estelares; carteles imaginativos; sorpresas… en la memoria planean los años gloriosos del reencuentro anual del maestro de Ronda. La tradicional corrida puede y debe perseverar más allá del escaparate de colorín. Y recogemos la tienda pero antes acusamos recibo de las dificultades para levantar el cartel del festival en homenaje a José Manuel Soto. Un poquito de por favor…

06
Sep/2016

OBSERVATORIO TAURINO: Pongamos que hablo de Madrid

160914 LAS VENTAS OTOÑO

Las presencias y las ausencias de la próxima feria de otoño han revelado la escasa visión de futuro de la patronal taurina. Ureña y Javier Jiménez son los principales perjudicados de un empeño inútil

Publicado el 6 de septiembre de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Argumentos mediocres para un ciclo decepcionante

Han tenido el raro acierto de no contentar a nadie y cabrear a todo el mundo. Y les ha salido un churro de feria. La empresa de Madrid ha preferido bajar los justos humos de toreros como Javier Jiménez o Paco Ureña antes de organizar un ciclo atractivo -la feria de Otoño- para el que contaban con mimbres suficientes. El cruce de declaraciones ha dejado al descubierto el mediocre proceder de los gestores de Las Ventas pero, sobre todo, transparenta ciertas manos que -como en Bilbao- no están interesadas en modificar ni una coma el aburridísimo, previsible y actual statu quo del toreo. Los Choperitas y sus fontaneros no han escarmentado en cabeza ajena y han querido vender un mano a mano sin pulso, pobre y deprimente -el que enfrenta sin sentido ni oportunidad a José Garrido y Curro Díaz- como si fuera la mismísima apoteosis de Homero. Debe ser aquello de la imaginación al poder. Seguro.

Excusas que no han convencido a casi nadie

Los toreros afectados no han tardado en responder, revelando al detalle las negociaciones. Javier Jiménez sí quería estar en Madrid pero no al precio de siempre; no con el plato de lentejas que aceptas o dejas; estaban perfecta y absolutamente dispuestos a asumir otros retos. Pero otra cosa es pasar por cualquier aro. Puestos a montar un mano a mano había un enfrentamiento natural, generacional y hasta con visos de vendetta familiar: el que habría colocado frente a frente al propio Jiménez y al emergente Garrido manejando las mismas armas. Paco Ureña, por su parte, tenía sobrados derechos a pedir la corrida de Adolfo Martín, solo o acompañado. Sus apoderados -primos y sobrinos de los empresarios- no han tenido empacho en airear los detalles de la frustrada contratación. “No interesa”, “es un torero sobrevalorado”… las declaraciones desveladas de los gestores de Las Ventas sólo sirven para volver a revelar la escasa altura de miras de este negocio que vive una tremenda crisis de liderazgo empresarial.

Sin noticias de Sevilla

Dejamos el asunto y volvemos a Sevilla. Ha desembarcado septiembre y arrecian las quinielas para San Miguel. Queda un puesto libre en ese primer festejo en el que ya eran fijos Morante y Roca Rey. Parece que a Ramón Valencia no le desagradaba la idea de un mano a mano entre el cigarrero y el peruano pero el diestro de la Puebla -perro viejo- ha ofrecido públicamente el sitio a Escribano, que permanece en el dique seco sin poder poner fecha a su reaparición. La irrupción de toreros como los nombrados Jiménez o Garrido y la nueva y preocupante lesión de Roca –golpe sobre golpe- podría sumar nuevos pretendientes en ese hueco. Y hablando de Sevilla: la organización del festival en homenaje al malogrado banderillero algabeño José Manuel Soto rescata un final de temporada que tenía difícil resolución en las circunstancias actuales. Los toreros tampoco deberían fallar a uno de los suyos. Tenemos que llenar la plaza.