Monthly Archives: Agosto 2016

30
Ago/2016

OBSERVATORIO TAURINO: La feria de los discretos

160830 ver oir callar

Las corridas generales de Bilbao han dibujado un panorama sombrío para el futuro inmediato de la plaza. En medio del naufragio se desarrolló un apasionante capítulo de la guerra secreta del toreo

Publicado el 30 de agosto de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

De los pitos a la eclosión de una nueva figura

La corrida había comenzado con los peores pronósticos. El hueco dejado por Roca Rey había quedado libre y el mediocre argumentario de ciertos estrategas del toreo presionó para que el festejo quedara en extraño e inapropiado mano a mano. La consigna era: o Padilla o nada. Toma del frasco… Hablamos de la corrida del pasado viernes en Bilbao. Los inesperados pitos del público sorprendieron a la obsoleta junta administrativa y a los hermanos Chopera pero, sobre todo, a los dos matadores. Uno de ellos, López Simón, no aguantó la presión y acabó en el hospital con un brutal ataque de ansiedad que le impidió matar su tercer toro. El otro, José Garrido, echó todas las cartas por el aire y apostó a todo o nada. El tal Matías le robó la puerta grande esa tarde pero se la devolvió en su segundo compromiso en el Bocho. Garrido  sale lanzado de Bilbao. Él es el auténtico triunfador de una extraña y desoladora Semana Grande.

La mediocre trastienda del toreo al aire…

En el ambiente de aquel día pesaba el gran triunfo venteño de Javier Jiménez. Pero la salida a hombros madrileña no fue aval suficiente para algunos. El primer hueco dejado por Roca Rey fue ocupado por Ginés Marín. Pesó más su adscripción a una casa grande -la FIT- que la enorme proyección que anuncia. Pero la paciencia del público se desbordó el viernes y puso en la picota la trastienda del líder numérico de la campaña: Simón. El llanto entrebarreras bajo la sombra espesa de su apoderado parlanchín delató demasiadas cosas. Se había apuntado a su montera pero las manos que manejan su carrera con sentido destajista se fueron de rositas.

Otros errores de estrategia

Para rizar el rizo, vía comunicado, el propio Simón o sus mentores se ofrecieron a cubrir el hueco que había dejado Roca en Colmenar Viejo. La coartada era donar sus honorarios a la Fundación Víctor Barrio. Tampoco coló aunque Julián Guerra y la órbita en la que gravita se salieron con la suya. Simón estuvo ayer en Colmenar; salió a hombros aunque los titulares se los ha llevado la faena de Talavante. El día antes había estoqueado seis toros en San Sebastián de los Reyes sumando nuevas orejas sin lograr meter ni medio aforo en los tendidos. Estos días han dejado tocado al joven diestro de Barajas, que en ese mano a mano forzado que enseñó las tripas negras del toreo se bajó del burro en el que lo tenían montado. Esa ventana oscura también ha servido para discutir el papel de la Junta Administrativa de la plaza de Bilbao, que era el gran bastión del norte; el alto tribunal del Cantábrico. La sangría de espectadores invita a atender a Lampedusa. A veces convendría cambiarlo todo para que todo siga igual.

23
Ago/2016

OBSERVATORIO TAURINO: Serpientes de verano

160823 SERPIENTES

Las diferencias personales y profesionales entre Enrique Ponce y José Tomás han sido la auténtica comidilla de una temporada que empieza a definir a los mejores mirando al alto tribunal de Bilbao

Publicado el 23 de agosto de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Los efectos colaterales de la política taurina

Ha sido la comidilla de los días centrales del verano taurino. Ponce destapó la caja de los truenos confirmando lo que ya se sabía: las estrategias de José Tomás le habían desplazado de la fecha inicialmente apalabrada con Toño Matilla para actuar en la feria de Valladolid. Los manejos del Divino también le dejaron, por extensión, fuera de la corrida coral que homenajeará la memoria del llorado Víctor Barrio, que ha quedado inevitablemente coja con la ausencia del valenciano, parcheado sin sentido ni oportunidad con el nombre de Juan José Padilla, que sirve igual para un roto que para un descosido. El jerezano abrirá plaza a la rutilante presencia de Tomás, que finalmente ocupará las dos fechas -4 y 9 de septiembre- que se habían concretado con Ponce en el ciclo pucelano. El caso es que el maestro de Chiva no estará en el coso de Zorrilla. En fin…

160823 PONCE TOMÁS

Una rivalidad que quedará aplazada…

{Pero ya que hablamos de Tomás es obligado recordar que el madrileño cumplió en Donosti el cuarto capítulo de sus rentables bolos recibiendo un soberano repaso de El Juli, con el que actuó tete â tete echando por delante a Pablo Hermoso. Antes había vendido hasta el último papel de un abono que sólo enseñará su auténtica fortaleza sin la alegría provisional del tomasismo. Ésa será la auténtica prueba de fuego para conocer el futuro de la plaza, puesta en el punto de mira de los de siempre. Hay otro mano a mano pendiente aunque no sabemos si hay dinero para pagarlo. Sí tenemos la absoluta certeza de que el vis a vis de mayor sentido en la actualidad lo dirimirían Ponce y Tomás en un escenario de la trascendencia de Sevilla, Madrid o Bilbao. Desgraciadamente es imposible pero ése es el único lugar en el que los aficionados querrían ver resolver las diferencias de ambas figuras.

Mirando al Bocho

Mientras tanto, Ponce navega a todo trapo en una de las mejores temporadas de su vida -a punto de cumplir 45 palos- mirando al alto tribunal de Bilbao, una plaza en la que sigue ganando en tirón y rendimiento al resto del toreo andante. Pueden pasar cosas… pero es que las arenas cenicientas del Bocho -Tomás no está ni se le espera- también serán el último fielato para coronar al nuevo príncipe de la torería. Más allá de la estadística que lidera Lopez Simón, el auténtico líder de la campaña es Roca Rey que además suma serias opciones para convertirse en esa primera figura que surge tan de tarde en tarde. El durísimo percance de Málaga ha sido un  peaje inevitable en la escalada apabullante que le convertirá, más pronto que tarde, en el nuevo mariscal del toreo. Al tiempo…

02
Ago/2016

OBSERVATORIO TAURINO: Sinfonías de verano

160802 PONCE EN SANTANDER

160802 PONCE EN SANTANDER 2

Los fallecimientos  de Canito y Fermín Bohórquez han marcado una nueva semana taurina en la que sobresalió la antología torera dictada por Ponce en Santander. Ya es una de las faenas del año

Publicado el 2 de agosto de 2016 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Una semana de toros y algunas noticias tristes

La última semana de julio ya es historia. Dejó su rastro de triunfos y percances pero también el de dos noticias tristes que nos trasladaron a otro tiempo. Fermín Bohórquez fue un personaje irrepetible, uno de esos seres blando con las espigas y duro con las espuelas que jamás pidió perdón por ser como era. Seguramente no tenía sitio en medio de esta apoteosis de lo políticamente correcto. Pero que le quiten lo bailado. El cariño de todos los que le trataron es el mejor certificado de su bonhomía. También se fue Paco Cano, Canito, una figura inseparable del paisaje taurino que resume un largo siglo de vida y toros. Retrató la muerte de Manolete pero, sobre todo, pululó en medio de ese apasionante universo humano de la España de los 50 y 60 que no ha tenido quien la escriba. Para su cuerpo se lo lleva…

De los indultos y una faena antológica

Pero la semana taurina alumbró otras noticias de interés. Enrique Ponce firmó la más relevante en la plaza de Santaner; lo hizo cuajando de cabo a rabo un boyante ejemplar de Miranda y Moreno que le permitió dictar  una antología de sí mismo  delante de dos jóvenes cachorros. Juan del Álamo fue incapaz de salir de su propio limbo y el paladín Roca Rey no fue esta vez la infalible apisonadora de otras veces. Hay que anotar que Ponce pulverizaba ese día el record  de Lagartijo, que contaba con 4.687 toros estoqueados en la segunda mitad del siglo XIX. El trasteo del valenciano ya forma -con el de Morante en Sevilla y el de Manzanares en Madrid- el trío de excelencias de este 2016. Algunos días después coincidía en el tiempo -en las plazas de Santander y Calasparra- el doble indulto de sendos toros de Adolfo y Victorino Martín, dos ganaderías de idéntica génesis que perpetúan lo mejor del encaste Albaserrada. El perdón de la vida de estos boyantes ejemplares llegó en manos de El Cid y Curro Díaz. Y hablando del Cid, había aterrizado en Santander por la via de la sustitución pero, sobre todo, arrastrando el sambenito de la pérdida de sitio. El toreo da estas sorpresas…

Hablando de Sevilla

Y nos vamos, pero tenemos que volver a hacernos eco del escaso nivel que se ha vivido en el ciclo de promoción que clausura el ruedo baratillero hasta el estreno del otoño. La final del pasado jueves reveló lo que ya se había vaticinado en los corrillos de profesionales y aficionados: en el camino se habían quedado algunos chicos que, por una u otras cosas, no habían cortado oreja. Con o sin ese trofeo sí podemos apostar que habrían afrontado esa final en otra dimensión, con otra preparación distinta. Ésa es la verdad…