Monthly Archives: Abril 2015

14
Abr/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Tengamos la Fiesta en paz

150414 FURGONETA VÍCTOR PUERTO

No era tan difícil. El derecho a la manifestación no tiene que agredir la libertad de otros para acudir o actuar en un espectáculo legal, legítimo y que además está protegido como patrimonio inmaterial de la ciudad

Publicado el 14 de abril de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Libertad de ir a los toros sin ser insultado. A veces las piezas no encajan. Sin entrar en otras dimensiones y quedándonos sólo en el ámbito local, hemos escuchado en no pocas ocasiones, en los últimos días y en todo tipo de escenarios que la Tauromaquia es Fiesta Mayor de Sevilla. ¡Bien! Que está declarada patrimonio cultural inmaterial de la ciudad. ¡Mejor todavía! Que el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía, el gobierno central, los caballeros de la Mesa Redonda y toda la corte celestial velan por su promoción y protección. ¡Que maten el cabrito cebado! Pero llegado el momento de estar a la altura de las circunstancias y evitar el arriesgadísimo choque de los activictas antitaurinos y los aficionados, la autoridad se pone de perfil y autoriza unas protestas que suelen quedar en una copiosa lluvia de insultos que la gente del toro asume con cristiana resignación. La misma subdelegada que escuchaba con cara de arrobo el extraordinario pregón de Fernando Sánchez Dragó en las tablas del Lope de Vega  ha sabido rectificar a tiempo. Se le agradece. Una y otra vez hay que volver al ejemplo francés que ya ha legislado al respecto prohibiendo ese tipo de protestas en el tiempo y el espacio de la celebración de un espectáculo taurino. Ya lo hemos dicho algunas veces. Alguna vez habrá que lamentar una desgracia. Los ataques a la furgoneta de Víctor Puerto, las pedradas recibidas en otros lugares y las cataratas de insultos que recibe el aficionado acabarán con la paciencia de alguien. Cuidado.

Del Puerto, Cantillana y La Alcarria… Hay marejada en El Puerto de Santa María. Ayer mismo se había convocado una manifestación de diversas asociaciones de aficionados y profesionales delante del Ayuntamiento contra la reducción de la oferta taurina en la Plaza Real, forzada -dicen- por unas obras en el propio coso. La pregunta del millón es: ¿Cuantos festejos aguanta hoy el histórico escenario? Lo dejamos ahí. En el capítulo de misterios sin resolver dejaremos la esperpéntica suspensión de Cantillana, perdida en la maraña burocrática de consejerías, ministerios, delegaciones, subdelegaciones, oficinas, sellos, impresos, pólizas, ventanillas y no sé que más. España pura. También se habla en las esquinas del toreo de la exorbitada liquidación de cierto torero en un coqueto coso de La Alcarria que, con o sin lluvia, no terminó de llenarse con un cartel de campanillas. Nos vamos. Pero antes queremos recomendarles la exposición fotográfica de la familia Arjona en Cajasol. También enviamos un sincero abrazo a Manolo Corona por el prematuro fallecimiento de su hijo. Fuerza, torero…

07
Abr/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Por la Puerta del Príncipe

150405 ESPARTACO

La última lección de Espartaco; el fallido sitio de Málaga; el enésimo fracaso de Fandiño en su demagógica encerrona madrileña o las expectativas de la Feria de Abril marcaron el hilo de los días de Pasión

Publicado el 7 de abril de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Sevilla retoma su lugar en el mapa del toreo. La cita de Málaga reunía a los ausentes de Sevilla. Ocho toros, buen ambiente y cartel de no hay billetes -nos cuentan- a pesar de que el lleno se resolvió sin apreturas en los tendidos. Será que algunos sacaron la entrada pero prefirieron el aire del Mediterráneo. Cosas que pasan; que siempre pasaron. Pero la corrida no respondió a la alcurnia de los toreros anunciados. Sólo Perera supo echarse la tarde a la espalda confirmando que mantiene todos los regimientos preparados para el ataque. Sus ilustres compañeros -hablamos de El Juli, Morante y Talavante- se marcharon de vacío. Son cosas del toreo y no hay que darle más vueltas. El verdadero acontecimiento se anunciaba un día más tarde en la plaza de la Maestranza de Sevilla, que recuperó su rol de gran escenario gracias al gesto y la gesta -que lo fue- de uno de los toreros más importantes de nuestra vida. Pongamos que hablo de Espartaco.

De domingo a domingo: dos citas distintas. El maestro de Espartinas concitaba toda la atención. Su decisión había dado un vuelco al ciclo abrileño pero, sobre todo, había convertido en una cita ineludible esa corrida del Domingo de Resurrección que devolvió a las calles del viejo monte Baratillo el ambiente, las caras, el rumbo y el aire perdido entre las lanzas que separan a varias figuras del toreo de los gerentes de la empresa Pagés. Nada que no sepan. Y Espartaco fue Espartaco, toreando con temple de elegido al dulce zapato que sorteó en primer lugar y arrancando con raza de figurón la oreja al terco sobrero que le despidió del toreo y le adentró en la historia. Gloria al maestro, que abandonó la plaza a hombros de los suyos sumando su sexta Puerta del Príncipe y dictando una lección de lo que es, implica y significa ser figura del toreo. Sólo así se pone un no hay billetes que reventó las costuras de la plaza y se triunfa sí o sí. Hasta siempre. Lo del maestro no tuvo nada que ver con la enésima, melancólica y demagógica encerrona -con todas las letras esta vez- que enterró las pretensiones de Iván Fandiño, que ve elevarse sin remedio el alto escalón que aún le separaba de la primera fila del toreo. El diestro vasco puede anotarse algunas victorias previas y la más importante es haber sido capaz de llenar la plaza de Las Ventas en una fecha tan a contrapelo como el Domingo de Ramos. Pero las leyendas no siempre embisten y lo que no podía ser, además era imposible. La temporada se pone cuesta arriba; de él depende cambiar el signo de la balanza. Y nos vamos, felicitando a la querida familia Murube. Ayer le cortaron siete orejas a sus toros en Arlés.