Monthly Archives: Marzo 2015

26
Mar/2015

CUARESMA: Salones lejanos

Cuadro de J.A. Castillo

Cuadro de J.A. Castillo

Para entonces el salón se abría de tarde en tarde. Oscuro; de atmósfera ajada, tenía una antigua vitrina en la que se alineaban libros viejos que nadie leía. Algún trofeo de la guerra, fotos enmarcadas en ampulosos marcos dorados, la mesa de comedor, un espejo de azogues, dos candelabros de brazos, la puerta de cristales que daba a la salita… Creo que en aquel tiempo ya sólo se usaba dos veces. La primera de ellas despedía olor a mazapán de La Logroñesa. La abuela lo administraba con grave solemnidad a los nietos más golosos. Era la segunda vez que veíamos franqueada aquella puerta en todo el año. Pero antes, al llegar la primavera, su balcón se abría de par en par para dejar entrar el aire nuevo de un tiempo de ilusiones. Los barrotes se guarnecían con un tablero –vencido por las inclemencias meteorológicas- que salvaguardaba la decencia de las señoras. No era cuestión de enseñar demasiado las piernas. Había sitio para todos: los mayores, en dos filas, y los más chicos sentados a sus pies con la cara encajada entre unos barrotes que ahora recobran vida. La mesa se llenaba de huevo hilado, fiambre, mediasnoches y refrescos. El olor de la merienda se mezclaba con el humo del incienso que llegaba de la calle. Abajo, un arropiero pregonaba las excelencias de su canasto y las primas –ya mayorcitas- se reían entre dientes cuando alguien bajaba a comprarle chochos. Asomaban los primeros capirotes y sonaban los metales de unas bandas lastimeras. La señora de la casa permanecía, día a día, ajena a aquel goteo de cofradías mirando por encima de aquel balcón que reunió tantas vidas y afectos. Sólo interrumpía su labor y la atención a aquella tropa menuda cuando pasaba la misma dolorosa sin palio que siempre llevó colgada al cuello.

24
Mar/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Brevísimo repaso fallero

150324 FALLAS

La reciente feria de Fallas ha enseñado el estado de forma del senado de la torería pero también ha marcado el tirón taquillero de los que tendrían que tirar del carro en otra campaña que ha vuelto a nacer coja

Publicado el 24 de marzo de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Ganas de guerra y tibieza en la taquilla. La feria de Fallas ha enseñado el imprevisto renacimiento de Castella y, sobre todo, ha mostrado las ganas de batallar de El Juli y Perera, que sacaron los dientes en el intenso festejo del día de San José. Pero, ojo, con lluvia o con viento, no lograron -ni de  lejos- rozar los tres cuartos del aforo del coso de la calle Játiva, que sí había gozado un par de días antes con los prodigios de un Morante raptado por la inspiración. El público valenciano también comprobó el ilusionante momento de algunos novilleros -Varea, Ginés Marín- que necesitan cancha y oportunidades. Pero hay que seguir consultando los mapas del frente: la definitiva prueba del algodón de los capitanes de la tropa llegará en las orillas del Mediterráneo. La república independiente del Sábado Santo -léase Morante, Juli, Perera y Talavante- está obligada a poner la Malagueta hasta la bandera para dar o quitar algunas razones. Y el empeño, visto lo visto, no parece demasiado fácil.

Demasiados años en primera línea. Llegados a este punto merece la pena preguntarse cual es la definitiva razón de este hándicap taquillero. Podríamos enumerar unas cuantas pero hay una que se impone sobre todas las demás: el inevitable desgaste de varios lustros en la primera línea de frente y la preocupante falta de un relevo atractivo, solvente y real empañan la ilusión del pagano a la hora de rascarse la carterita. Pero el caso es que… ¿A quién le interesa ese tapón? ¿quién ha propiciado la ausencia de aire fresco? También podríamos hablar largo y tendido del asunto. Algún día lo haremos. El ciclo valenciano también enseñó las ruinas de un Soro al que no dejamos de alabar su afán de superación. Pero esa historia de esfuerzos no puede convertirse en el esperpento que todo el mundo pudo comprobar por la pantalla. Y allí tragó hasta el apuntador. ¿O no?

Algunas cositas más. Podemos finalizar este repaso apresurado del ciclo valenciano hablando de esa pedrada que nunca debió ser lanzada. La tolerancia de las manifestaciones antitaurinas en el día, la hora y el lugar de las corridas causará tarde o temprano una desgracia irreparable. Pronto lo volveremos a ver en Sevilla. Pero lo curioso del asunto es que la policía reprende al aficionado si se le ocurre replicar a la violencia ¿verbal? de este personal recrecido. La lluvia de insultos -y a partir de ahora también de piedras- hay que llevarla con santa paciencia. Por cierto, volvemos después de Semana Santa. De los carteles de Madrid es mejor ni hablar. Que les pregunten a esos toreros jóvenes que se han quedado sin confirmar, que les pregunten

20
Mar/2015

CUARESMA: POR LA TARDE DE MARZO…

150320 por la tarde de marzo

La Cuaresma plena –reventada de azahar recién estrenado y ajena al insufrible cabildeo morado- es la mejor ocasión para releer a Joaquín Romero Murube y empaparnos del imaginario de aquel conservador del Alcázar que cortaba las mejores flores de los jardines franceses para su Virgen de la Soledad. Sevilla en los labios es uno de los testamentos más hermosos de la ciudad que dejó de ser arquitectura de tejados y espadañas, damero de calles, tipos o costumbres para convertirse en un sentimiento interior y, posiblemente, en un ejercicio de melancolía.

El texto logra recuperar la Sevilla desmoronada entre la indiferencia de los suyos y pinta un paisaje con figuras que posiblemente ya tampoco podía ser como fue, sino sólo como se recordaba. Estas sobremesa cálidas de la primavera adelantada y los crepúsculos dramáticos de los últimos días nos llevan directos a redescubrir Por la tarde de marzo, un texto tan breve como evocador que traza, pincelada a pincelada, los colores de la ciudad –pétalo, polen, aroma- desde la luz nueva que empapa las calles hasta “el calvario infinito del Aljarafe, lleno de las eternas cruces de los olivos”.

Romero Murube navega entre la impresión y el recuerdo y quiere oír “ecos indecisos, vagos, de cornetas, sueños, procesiones” pero sobre todo fija el canon de la ciudad culta que se derrama como agua entre las manos. La paleta de colores conduce, sin camino de vuelta, a las plantas de Jesús Nazareno. Pero la reflexión es otra: el escritor soleano sigue la estela marcada por José María Izquierdo en la que convergerían también –de una u otra forma- Cernuda, Chaves Nogales, Juan Sierra, Núñez de Herrera, Laffón o Montesinos para crear un cuerpo literario, una ciudad soñada que aún sigue alimentándonos.

20
Mar/2015

CUARESMA: El olor de los recuerdos

150320 AZAHAR MOJADONos engañó ese veranillo breve que animó la floración más esperada, revolvió roperos y puso en guardia al personal más novelero. Han vuelto el agua y esos charcos sucios que reflejan más nubes que podrían mojar el pregón y los últimos besamanos. Pero ya no hay vuelta atrás en este viaje: la última carrera de la semana de Pasión –definitiva glorificación de las vísperas- ya está a la vuelta de la esquina aunque el retorno de estos fríos de la mañana y el anochecer han puesto frenos a una cuaresma que empezaba a embalarse demasiado. La meta de este largo camino está a dos pasos pero vuelve a desdibujarse en los adoquines empapados y el serrín de los canceles mientras se desvela el oro de los canastos y se elevan los palios en el secreto de los templos.

Pero una cosa es lo que se vive y otra lo que se recuerda. El viaje de la memoria sigue otros caminos que se pierden en el olor de ese azahar mojado que evoca otro tiempo, otros lugares, seguramente otras ilusiones chiquitas que cabían enteras en una túnica blanca y diminuta, mil y una veces probada en el espejo del cuarto grande; siempre a hurtadillas de los mayores.

Dicen que el olfato es el sentido que mejor espolea el recuerdo y es el azahar, sólo el azahar, el que logra soltar las últimas amarras de este salto sin red a nuestro propio sótano. ¿A qué huelen los recuerdos? Posiblemente a esos naranjos mojados; a la tierra húmeda de una huerta que –con el colegio- veía pasar los días y las horas de un jovencísimo aprendiz de nazareno. El niño que fue soñaba semanas santas sin tiempo ni lugar mientras dibujaba pasos, montaba cofradías de clicks y espiaba cómo se estiraban los días aguardando el momento de sacar una papeleta de sitio que sólo era el pasaporte a la felicidad.

17
Mar/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Tocata y fuga

150317 MALAGUETA

La espantada de Simón Casas de esa flamante FIT a la que había dedicado algunas de sus mejores odas ha sido la comidilla del mundo taurino en una semana que ha abierto la puerta a la gran temporada

Publicado el 17 de marzo de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Comienzo a lo grande y la novia huyendo… La temporada comienza con éxitos. Manzanares -de luto riguroso-, Castella y sobre todo Morante han acaparado los primeros titulares de la gran temporada, lanzada en los ruedos de Valencia y Castellón. Son buenas noticias. Y deberían importar más que los vaivenes de ese politiqueo taurino que acapara desde hace demasiado tiempo los titulares de la prensa especializada. El último capítulo de nuestra particular Saga de los Porretas ha sido la fuga de Simón Casas a pie de altar. Ahí están -para el que quiera leerlas- las nuevas gregerías que justificarían la marcha del francés. Sólo esbozaremos algunas dudas razonables: ¿Ha tenido algo que ver la indefinida situación de Casas en el organigrama de la plaza de Madrid? ¿Se asumieron los famosos pagarés? ¿Qué pasará con las alianzas selladas previamente con José Cutiño? ¿Cual será el trato futuro entre el productor y los socios que no llegaron a serlo? Ya nos iremos enterando…

De la corrida de Málaga y otros asuntos. Mientras tanto se sigue hablando de la confección del cartel de la Pascua malagueña, una plaza de Cutiño en la que sí permanece vigente -nadie ha dicho lo contrario- la alianza con Simón . La idea de este año ha sido trasladar la corrida a la tarde del Sábado Santo. Se evita la coincidencia con Sevilla -el año pasado no quedó precisamente bonito- y se aprovecha el tirón de la ocupación hotelera que registra la capital de la Costa del Sol en esos días, antes de que se produzca la estampida del Domingo de Resurrección. Se había hablado de dos o tres pero finalmente actuarán los cuatro ausentes de Sevilla antes de que algunos cojan el avión camino de Aguascalientes, una feria de Bailleres que se solapa -sí señor, mire usted- con el ciclo continuado de la Feria de Abril. En pocos días conoceremos el cartel definitivo de la Malagueta. Deseamos llenos y éxitos; a orillas del Mediterráneo y en las riberas del Guadalquivir. Será una buena noticia para todos aunque ya habrá tiempo de matizar mejor el asunto.

Algunas cositas más.Y nos marchamos, comentando otras cosillas: también se espera y desea que la anunciada bajada del IVA cultural no vuelva a dejar tirado en la cuneta al mundillo de los toros. Hay más: ha terminado la feria de turismo taurino celebrada en la Diputación de Sevilla. Tiene posibilidades y debe continuar. Si aceptan sugerencias, ahí va una: un leve cambio de fechas -sin olor a torrija ni revuelo de capirotes- haría crecer el evento. Sólo una cosa más: algunos han hecho un flaco favor a la novísima empresa de Córdoba, la FIT, dando por hecha la contratación de José Tomás. En casos similares ha habido marcha atrás. Nos vemos.

10
Mar/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Paisaje sin figuras

150310 PAISAJE

La resaca de la presentación de los carteles de Abril sólo ha servido para reavivar los rescoldos de un conflicto que sigue enfangando las aguas del toreo. El futuro del coso sevillano tiene que despejarse

Publicado el 10 de marzo de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Vueltas y más vueltas a un conflicto ajado. El asunto no merece más vueltas pero sí parece enquistado sin remedio mientras las opiniones se polarizan de forma radical dando forma a dos bandas antagónicas que no pueden traer nada bueno al futuro inmediato del toreo. Mientras tanto -y sólo ha pasado una semana de la presentación de los carteles- la empresa Pagés parece decidida a mantener vocación de sparring. Y algunos golpes podrían haber sido evitables. Ya mencionamos la semana pasada un error garrafal: la incomparecencia de un torero interesante y a favor de ambiente como Diego Urdiales. Su falta en los carteles sólo ha servido para tensar la cuerda aunque leyendo algunas cosas que se dicen y se escriben parece que se ha quedado fuera de Sevilla el mismísimo Gallito. Lo dejamos ahí y hablamos de otros patones innecesarios.

Crónica de corte: errores evitables. La mala -o nula- comunicación de la política de precios también ha sido otro motivo recurrente para agitar las masas cuando más necesaria era la calma. ¿Han subido el precio de las entradas? Parece ser que no. ¿Ha subido el precio del abono? Sí y no: se suma una novillada al calendario y no se ha hecho efectiva la rebaja del 15% que enjugó alguna lagrimilla el año pasado. Matizado el asunto  que ha puesto tan nerviosos a los de siempre hay que reconocer que se trata de una equivocación. El abonado merecía seguir contando con ese cariñito y por otro lado, se evitaba apagar el fuego con gasolina.

Usos y costumbres. Pero colea un tercer  asunto que ha quedado en la trastienda. Hay  un hecho objetivo e innegable: la empresa Pagés habló con todos y cada uno de los toreros del antiguo G-5. Eso es verdad. Pero hay que partir de otra premisa: no conocemos la voluntad real de los ausentes para gacer el paseíllo en Sevilla pero vamos a imaginar -no sabemos si ingenuamente- la mejor de las disposiciones. Con o sin ella, la situación demandaba romper algunos usos inmemoriales para no ofrecer sitio a la duda. Hablamos de esa norma rígida seguida por Canorea y Valencia que establece un orden jerárquico y temporal a la hora de llamar y contratar a los toreros. En este año de tribulaciones habría sido procedente emplear otras estrategias más flexibles pero, sobre todo, distinto manejo de los tiempos. Nunca sabremos si habría dado resultado. Pero sí que habría merecido la pena intentarlo. Y dicho esto, podemos afirmar que a pesar de haber pintado este paisaje sin figuras nos encontramos con una programación mejor y más argumentada que la anterior; en la Feria y en el abono. Ojalá se note en el tendido. Ya queda poco.

06
Mar/2015

CUARESMA: Elogio de la calma

150306 atardecer

La ciudad ya está en capilla y a punto de estrenar sus esplendores. Los tiempos de la fiesta y la propia bonanza climatológica se han aliado para colocarnos a las puertas de ese viaje pendular que iniciamos cada año cuando sacudimos la ceniza en las noches de quinario, pavía y algo de remojo. En realidad sólo se trata del retorno a nuestra particular edad de oro. Mientras, arrecia el ruido y restalla el oropel del escaparate más chillón de una falsa Semana Santa que se parece poco, muy poco, a la que nos ganó el corazón cuando nada sabíamos. Pero las certezas son otras. Con algunas décadas acumuladas en la alforja sigue descendiendo nuestro número en las listas de la cofradía. Entonces comprendemos que la ilusión que perseguimos en los rincones de la memoria reverdece en otras vidas chiquitas. Seguramente ése es el gran secreto de la Semana Santa: su condición de legado; la capacidad de transmitir vidas, afectos, devociones, confianzas que no se quebraron, sonrisas y caricias que se fueron antes de tiempo, el calor de tantas manos… En ese momento buscamos la calma de aquellas lentas cuaresmas de la infancia y recordamos que la vida era aún un mar ancho del que sólo adivinábamos la orilla. El tiempo se ralentizaba a la vez que crecía la ilusión, se templaban las tardes y los cielos se pintaban como en una vieja película en Technicolor. Pide que tu camino sea largo…, decía Kavafis, demorando la llegada a Ítaca para gozar del camino. Necesitamos volver a esas cuaresmas sosegadas mirando a nuestro interior. Sólo así lograremos retomar la misma senda perdida en la espesura. El mismo poeta griego nos presta el remedio: Ítaca te brindó tan hermoso viaje/ sin ella no habrías emprendido el camino/pero no tiene ya nada que darte…

06
Mar/2015

OTRO CUENTO DE NAZARENOS

150306 avión

La azafata le trajo otro zumo y le ofreció unas revistas. Tomó una al azar. Estaba escrita en inglés aunque hablaba del exotismo y el atractivo turístico de las fiestas españolas en una primavera que ya había estallado lejos de aquel cielo gélido y radiante. Aún quedaban algunas horas de vuelo. Dos o tres cabezadas anteriores no se habían concretado en el sueño que espantaba otras veces el aburrimiento de las jornadas de aeropuerto y tróler. Y había que pasar el tiempo como fuera. Abrió aquel grueso mazo de papel estucado y se dio de bruces con un tiempo y unos rostros que creía perdidos. El avión comenzó entonces a volar a los estantes olvidados de su memoria. Delante suya, adornando una crónica infumable y trufada de tópicos, estaban las fotos de la hermandad de su niñez. Se vio a sí mismo, de la mano de su padre, cruzando calles y plazas perfumadas de azahar y arrasadas de sol que recobraron vida entre turbulencias, el sabor artificial de aquel brebaje naranja y la foto de un palio luminoso precedido de nazarenos blancos. Consultó el calendario de su tablet y se dio cuenta de que surcaba el cielo, camino de una ciudad de torres grises, en la tarde del Martes Santo. Pensó entonces en todo lo que había ganado y perdido en aquellos años frenéticos en los que había cambiado tanto por dentro y por fuera y dibujó caras, afectos, devociones y manos tendidas… ¿Se encuentra bien, señor?

03
Mar/2015

DECLARACIONES COMPLETAS DE RAMÓN VALENCIA

150303 CANOREA Y VALENCIA

El cogerente de la empresa Pagés explica los pormenores de la contratación fallida de Morante de la Puebla, El Juli, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante

“A lo largo de la temporada algunos medios nos han achacado a esta empresa falta de diligencia en intentar contactar con las figuras del toreo para llegar a un arreglo y una solución. Nosotros trabajamos en silencio y la prudencia hay que tenerla muy en cuenta. Siempre lo hemos hecho así y siempre lo haremos”.

“Me voy a remontar al mes de enero del año pasado. En un comunicado, un grupo de matadores manifestaron su voluntad de no venir a Sevilla. La empresa mandó una carta personal a cada uno de los apoderados en los siguientes términos: siendo la intención de esta empresa atender los deseos de la afición en general; del público sevillano en particular y el nuestro propio, nos sentimos en la obligación de contactar contigo para arreglar la contratación de… cuyo concurso sabemos necesario para la plaza de Sevilla dada su condición indiscutible de figura del toreo. Te rogamos hagas valer tu influencia a fin de que podamos contar con él en esta Feria. De otra parte te trasladamos la necesidad de tener prontas noticias”.

“Nos contestaron prácticamente todos, algunos de forma verbal. La respuesta de uno de ellos fue ésta: estimados Eduardo y Ramón, en primer lugar os pido disculpas por no haber podido contestaros antes y con referencia a la posibilidad de que fulanito actúe este año en Sevilla tengo que deciros –aunque creo que ya lo sabéis- que esta situación está justificada por una decisión personal y unánime de todos los toreros implicados por lo que lamento no poder daros ninguna solución ni mejores explicaciones…”

MANZANARES EXPRESA SU INTENCIÓN DE TOREAR ESTE AÑO

“Ése fue el primer paso que dimos en enero de 2014. Pasó la feria y empezó el transcurso de la temporada. Nuestros primeros contactos fueron con el apoderado de José María Manzanares. Nos trasladamos al mes de julio y su apoderado nos comenta la intención de Manzanares de torear en Sevilla en la temporada 2015. No nos ponía ninguna condición pero sí nos pedía que por favor se hablara con todos los toreros. Nosotros le garantizamos que íbamos que íbamos a hablar absolutamente con todos y él nos transmitía que había unos comentarios sobre las posibles represalias que tomaría esta empresa con alguno de ellos. Le aseguramos por activa y por pasiva que eso nunca ocurriría”.

MORANTE SE HACE PRESENTE

“A partir de ahí llegó el verano y Morante de la Puebla en un momento determinado hace partícipe a un interlocutor  que me llama por teléfono y me propone una reunión que tengo yo porque Eduardo estaba de viaje en esos momentos. Charlé con él bastante tiempo. Hizo un montón de solicitudes de las cuales unas eran admisibles y negociables y alguna otra no era de recibo. Lo que le dije en la reunión es que en cualquier momento, cuando Morante quisiera una reunión con nosotros estábamos abiertos dónde y cuándo quisiera. Aquí, en La Puebla, donde quisiera…”

“Con ese mismo interlocutor se volvió a reincidir en septiembre. Nos volvió a comentar prácticamente lo mismo y se volvió a insistir que estábamos dispuestos a tener esa reunión cuando quisieran. Pasa el verano y llegamos al día 10 de octubre. El apoderado de El Juli me llama y me dice que tiene necesidad y urgencia de hablar con nosotros. Nos vimos con él y nos dice que esto había que arreglarlo. Le manifestamos nuestra mejor voluntad y le reiteramos que no había ningún inconveniente por nuestra parte. Nos pidió que hiciéramos un comunicado pidiendo disculpas. Me manifesté en ese sentido y salió en una televisión y en un medio de comunicación a nivel nacional”.

“A primeros de diciembre, en SICAB, algún torero se acerca a una alta institución de Sevilla manifestándole el interés que tiene en que esto se arregle. Esa personalidad me lo comenta y le digo que estamos dispuestos a hacer lo que sea por Sevilla y por la afición y que nos reuniríamos cuando ellos quisieran. Nos vamos al 14 de diciembre: íbamos a empezar a trazar un planteamiento de la Feria. Ya teníamos la voluntad de venir de Manzanares pero faltaban el resto de los compañeros”.

“Morante de la Puebla tiene privilegios y se le dan en esta casa. Eduardo coge el teléfono en dos o tres ocasiones pero no le contesta. Pensamos en cómo llegar a él para provocar una reunión. Dimos con esa persona; se presta a ello y habla con José Antonio, su apoderado o la persona que le lleva la contabilidad. Le manifiesta lo siguiente: que debemos hacer un comunicado pidiendo disculpas aunque sea de forma suave y que a partir de ahí él no tiene ningún inconveniente en que nos veamos, que comamos, que cenemos o que hagamos lo que tenemos que hacer”.

“El 16 de diciembre redactamos el comunicado y se le hizo llegar al torero a través de la misma persona. Le dio el visto bueno. Dijo que correcto y que a partir de entonces ya podemos llamar a su apoderado. Estamos hablando del 17 de diciembre. El 24 de diciembre, José María Manzanares comunica públicamente su decisión de torear en Sevilla. Paralelamente, Morante de la Puebla también lo hace”.

“Empezamos las contrataciones a partir de Reyes. El 13 de enero nos reunimos con el apoderado de José María Manzanares. Le ofrecimos Domingo de Resurrección, preferia y Feria y él nos comentó las tres corridas que quería matar que eran Juan Pedro, Garcigrande y Victoriano del Río. Insistió, de parte del matador, en la necesidad de hablar con el resto de matadores. Le volvimos a dar nuestras garantías”.

NEGOCIACIÓN CON MORANTE

“El día 15 llamamos al apoderado de Morante de la Puebla y el día 16 vino a la oficina y tuvimos una reunión con él. En esa reunión quiso recordar algo del pasado pero no quisimos entrar en ese debate. Le dijimos que había que pensar en el futuro y en ese momento se le ofrecen tres corridas de toros: La primera era el Domingo de Resurrección con El Juli y Manzanares; y dos tardes más en preferia y Feria. A última hora se le ofreció venir en San Miguel y lo aceptó. Teníamos El Pilar y Alcurrucén y se apuntó a ésta. Ese mismo día se habla de ganaderías. Hablamos de Juan Pedro y también pide Garcigrande y Victoriano y le comentamos que son las mismas que ha elegido Manzanares recordándoles que los toreros tienen que abrirse, tanto uno como otro y se le da el abanico del resto de corridas que hay”. “Hizo incapié en esas corridas y le dijimos que llamaríamos a Manzanares para que dejara una. Pero él tenía que dejar otra. Sabíamos que Juan Pedro no la iban a dejar ninguno de los dos. Dejamos aquello medio hilvanado y le pedimos por favor que tenía que dejar una corrida; o Garcigrande o Victoriano del Río porque Morante también las quería. Manzanares nos contestó dejando la de Garcigrande y quedándose con la de Victoriano”.

MORANTE PIDE UNA QUINTA CORRIDA

“A los tres días, el 19 de enero, volvimos a reunirnos con Morante. Se le comentó que Manzanares había dejado Garcigrande y se apunta a ésta. En un momento dado nos dijo que si viene a San Miguel quiere una quinta corrida. Le dijimos que sí. Ahí no hubo discusión ninguna. Nos estaba haciendo un favor y se lo estábamos agradeciendo. En la quinta corrida tenía la duda de coger Cuvillo o Jandilla. Le insisitimos en Montalvo pero quedaron en ver las otras al campo y en contestarnos después”.

“Eso fue el día 19. Paralelamente nos está preguntando que si vamos a hablar con El Juli y con Perera. Le dijimos que sí, que por supuesto. Pero hasta que no se situara él con las ganaderías no hablaríamos con el siguiente. Eso es tradición de esta casa y creemos que no nos equivocamos”.

NEGOCIACIONES CON EL JULI

“El mismo día llamamos al apoderado de El Juli y vino al día siguiente. En su momento nos pidió que hiciéramos un comunicado y que todo se olvidaría. Le ofrecimos el Domingo de Resurrección y dos corridas más. La corrida prevista a priori el Domingo de Resurrección era Juan Pedro pero se podía cambiar y nos pide Garcigrande y Victoriano, las mismas que había pedido Morante y Manzanares. Le dijimos que tanto Morante como Manzanares se habían abierto de una de ellas y le pedimos por favor que él se abra de una de ellas también”.

“En esa conversación vino a decir que en un momento dado torearía dos tardes nada más. Nosotros le dijimos que Julián siempre había venido tres tardes pero si el matador quería dos qué le íbamos a hacer. Quedó en hablar con el torero y en llamarnos. Pero no nos llamó y pasó el tiempo. Le insistí antes de que se marchara en que nos llamara sin falta; se fue a América el día 28 y le mando un mensaje a América a los dos días. Me contestó que me llamaba ese día a las siete, hora española. Pasaron las siete, las ocho y el día siguiente y nunca llamó”.

“Vuelve a España el 2 de febrero y me llama. Me comenta que no me llamó desde México porque tuvo problemas con el teléfono y después de una larga conversación me acaba preguntando ¿Habéis hablado con Perera? Le dijimos que aún no habíamos hablado hasta cerrar con él las ganaderías que quería. También le dijimos que antes que Perera –con todos mis respetos- no habíamos rematado a Ponce, con el que ya habíamos tenido alguna reunión y nosotros tenemos nuestras prioridades. Luisma tienes que comprender que si hablamos con Perera tú aún no has elegido las ganaderías y ahora resulta que si él escoge las mismas es imposible. Tienes la prioridad y la opción de elegir tú porque fuiste triunfador cuando viniste por aquí. Lo entiendo, llevas razón, Ramón… sobre ese discurso hubo media hora larga para decir al final que es mejor dejarlo. Ésas fueron sus palabras”.

SE REANUDAN LAS CONVERSACIONES CON MORANTE

“El día 29 tuvimos otra reunión con su apoderado y le comentamos la decisión de El Juli de quedarse fuera de Sevilla. Comenta que José Antonio, supuestamente, quedaba libre del compromiso que ellos tuvieran adquirido. Cerramos entonces el domingo de Resurrección, viernes de preferia, lunes de Farolillos y jueves o viernes. Las ganaderías ya estaban seleccionadas, que eran Juan Pedro, Garcigrande, Cuvillo, Jandilla y en San Miguel, Alcurrucén”.

“Allí empezamos a deslavazar a algunos compañeros. Coincidía con Manzanares en dos de ellas y los otros ya se los pueden imaginar ustedes. Se apunta algo del tema económico pero no se le da mucha importancia. Barrera vuelve a preguntar por Perera y Talavante en esa misma reunión. Le dijimos que aún no y nos preguntó cual era nuestra idea en torno a Talavante. Le dijimos que el último año que vino le ofrecimos dos tardes en feria y una en San Miguel y al final solamente quiso venir a una tarde. Nos comentó que había oído que como no venía El Juli a Talavante le haría mucha ilusión el Domingo de Resurrección. Nosotros eso lo recibimos y lo asumimos calladitos y tomamos nota”.

PERERA DECLINA TOREAR EN SEVILLA

“Cerramos los días, las ganaderías y algunos compañeros. A continuación llamamos a Perera, en este caso a su apoderado, Fernando Cepeda que nos dijo que no iban a venir a Sevilla. Hombre Fernando, pero por teléfono vamos a tratar esto… ¿No crees que merece una reunión como siempre la hemos tenido? Debemos sopesar esta situación por la Feria, por Sevilla… tenemos que reconsiderar las cosas ¿te importa que tengamos una reunión?  Se presentó al día siguiente y nos manifestó que debido a la gran temporada que había hecho el año pasado no tenía intención de venir a Sevilla”.

“Eso fue lo que nos argumenta. Le dije que debía ser al contrario, que debido a la gran temporada se debe ir a todas las partes que se puede ir… un triunfador se debe pasear por toda España. No quiso entrar mucho en el tema y esa hora y cuarto que estuvimos se gastó en otras cosas, en el toreo en general pero se cerró en banda desde el primer momento. Desde ese punto de vista también hay que agradecerlo. Desde el primer momento nos dijo la verdad”.

EL CASO TALAVANTE

“Ese mismo día por la noche, llamé a su apoderado, al señor Carvajal. La conversación fue muy cordial. Le dije que la idea para Talavante era estar dos tardes en Feria y dos en San Miguel. El cartel sería el Domingo de Resurrección con Morante y Manzanares; el sábado de preferia con Manzanares para darle la alternativa a Lama de Góngora y en principio con una corrida de El Pilar y después en San Miguel con la corrida de Alcurrucén con Finito y Morante. Su comentario fue me parece muy buena oferta y llamaré al torero que está en un finca que no tiene cobertura. Nos dijo que a los dos días venía a México, al aeropuerto, y tenía dos horas para embarcar a otra parte. Le dije por favor que me llamara desde allí antes de embarcar pensando que dos horas era tiempo suficiente para tomar una decisión con una oferta tan buena. Pasaron los días y el 14 de febrero nos encontramos con una noticia en la prensa en la que Alejandro hace unas declaraciones manifestando que no viene a Sevilla… no sé qué palabra dijo.  Esa misma noche intento localizar al apoderado, le mando un mensaje porque no me coge la primera llamada, y me acaba devolviendo la llamada: antesdeanoche el torero me llamó a la habitación y me dijo que por decisión personal no toreaba este año en Sevilla. Eso no es lo mismo que yo he leído; he escuchado algo de maltrato. No, no, no… es una decisión personal.  Ahí acabaron absolutamente las conversaciones con Alejandro Talavante, que se quita solo”.

MORANTE SE QUITA DE LA FERIA

“A Morante lo teníamos punteado. Nos manda un mensaje a continuación. No suelo comentar los mensajes pero nos venía a decir que no estaba muy contento con la situación, los carteles… que Sevilla se merecía una gran Feria y no la veía… Al día siguiente le envié un mensaje y le digo: Antonio, las previsiones de los carteles salvo alguna propuesta vuestra y a falta de hablar con algunos de los componentes serían Domingo de Resurrección: Juan Pedro con Morante, Manzanares, Talavante; 17 de abril: Cuvillo con Finito, Manzanares, Morante y tres posibles entre Castella, Luque o Talavante; 20 de abril: Jandilla, con Rivera, Morante y Castella o Luque; 24 de abril: Garcigrande, con Manzanares o Ponce que todavía estaba contemplando la posibilidad de actuar una segunda tarde y Manzanares dejó la posibilidad de una cuarta y el siguiente sería Javier Jiménez; y el 27 de septiembre: Alcurrucén con Finito, Morante o Talavante”.

“Le digo que ajustando estos carteles quedaría una gran feria para toda la afición y Sevilla y que no nos sobraban fechas. Teníamos que hablar con otros compañeros esperando sus noticias”.

“Pasa un día, pasan dos y pasan tres y el día 18 nos encontramos con la sorpresa de que Morante anuncia su no comparecencia en Sevilla con ese comunicado corto que ustedes tendrán en su poder”.

“Después no hemos logrado hablar con Barrera. El día 21 de febrero hubo un comunicado de EMTSA y la FIT con diez o doce puntos y en el punto número 9 dice que el matador de toros deja una puerta abierta con otros interlocutores. Pues interpreto que es un guante que nos lanza y nos creemos en la obligación de recogerlo. Al día siguiente se llamó a un compañero, empresario, y le preguntamos que si se quería brindar a ser interlocutor entre Barrera o Morante y nosotros siempre y cuando nosotros estuviéramos presentes. Ese empresario lo llama por la noche y se lo plantea. Me llama a la media hora larga y me cuenta la conversación: se lo he dich, Ramón y se ha quedado sorprendido. Hablará y nos contestará. Estamos a 3 de marzo y no nos ha contestado nadie”.

“Esta empresa, aparte de otras muchas cosas, no ha parado de hacer todas las gestiones necesarias para esa conciliación que nosotros queremos. Por la afición por Sevilla y por el toreo en general. Y hemos dado nuestro brazo a torcer en muchas cosas. Una familia y una empresa que lleva 80 años en el mundo del toro, que pida disculpas públicamente si es que a alguien se le ha ofendido… pues no es fácil. Se hizo un análisis de arriba abajo para dar ese paso adelante pero por el bien de la Fiesta y la afición y por todo, cuando hay que hacer las cosas se hacen porque estamos pensando en solucionar. Nosotros hemos hecho todo lo posible y estas negociaciones que nunca habíamos contado –porque pensamos que deben quedarse en los despachos- pero llega un momento en la vida que las cosas hay que contarlas y por eso se lo estamos relatando al pie de la letra y todo lo que les hemos dicho es cierto, cierto, cierto. Hemos estado confiados de que todo se iba a arreglar. Que Morante después de tres reuniones y alguna conversación telefónica iba a matar cinco tardes. Pensábamos que iba a ser la mejor feria de la historia. Cuando Perera te dice el primer día que no viene, pues yo lo aplaudo. Es franco y sincero y no te está entreteniendo y lo demás, pues sentimos que haya ocurrido así. Hemos hablado con todo el mundo. Es nuestra obligación nos guste o no nos guste. Por encima de nosotros está la afición, está Sevilla y está el toreo que todo esto no le está haciendo ningún bien sin duda ninguna. Esta es la verdad, absolutamente toda la verdad y no vamos a manifestar opinión sobre ello. Que cada uno saque sus conclusiones. Sentimos de verdad que esté ocurriendo esto. Faltan estos señores pero ha salido una feria en la que nos han ayudado. Ahí está perfectamente reflejado el esfuerzo que hace algún matador y hay que aplaudirlo. Y ahí está otro que comprendió en su momento que no tenía que haberlo hecho y se está volcando con la ciudad y ha dicho que tres, cuatro o las que hagan faltan. Ha salido una feria interesante y sólo hay que rezar para que los toros embistan, el tiempo acompañe y el que tiene la oportunidad que la aproveche”.

03
Mar/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Fumata blanca

150303 FUMATA BLANCA

Publicado el 3 de marzo de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Hoy se harán públicos los carteles de la Feria de Abril. La historia es bien sabida: la empresa Pagés se ha vuelto a ver obligada a hacer un cesto prescindiendo de algunos mimbres. Manzanares emerge como base del serial y, con o sin ausencias, el ciclo gana en argumentos a la programación del año pasado

Los carteles de 2015 tienen otro pulso. Hoy conoceremos los carteles que vuelven a enjugar por segundo año consecutivo esas ausencias archisabidas, manoseadas y, sobre todo, traúmaticas, que han obligado a trazar unas combinaciones muy alejadas del primer esbozo que manejaba la empresa. Canorea y Valencia mantenían -ya hemos visto que fallidamente- la esperanza de ver revocada una situación que parece tener muy difícil salida. Se lo hemos contado todo con pelos y señales pero seguro que el culebrón dará más capítulos gloriosos. La Feria que se presenta hoy arregla y sale al paso de un problema que –visto lo visto- se ha enquistado sin remedio. Y hablando de remedios: uno de ellos sería la irrupción de una hornada de matadores con tirón en el ruedo y en el tendido. Hasta ahora no ha sido así y la génesis del asunto merece un análisis más detenido pero el caso es que la nómina de la primera fila fue, es y parece que será la misma durante un largo tiempo. Y si miramos al retrovisor recordaremos que el año pasado no se logró reaccionar ante la hégira común. Los gerentes de Pagés parecen haber tomado nota de aquella feria sin argumentos y hay que reconocer que en esta ocasión los carteles gozan de otro pulso. Las gotitas de imaginación y valentía -y el ancho favor prestado por Espartaco, Ponce y las cuatro tardes de Manzanares- han permitido recomponer los platos rotos.

Ausencias, presencias y esperanzas. Y ya que hablamos de platos pondremos sobre la mesa algunos de los de mayor gusto: podemos empezar por la reaparición de Dávila Miura en la corrida de su casa acompañado de Escribano y Fandiño –que vendrá de recetarse seis cucharadas de ricino en Madrid- que han renovado el interés de la fecha más allá del público estrictamente torista de la última jornada de la Feria de Abril. Las tres alternativas -de distinto tirón y circunstancias- son otro de los alicientes del ciclo. La jugada maestra del Domingo de Resurrección coloca a Borja Jiménez ante una oportunidad inigualable y otorga a su maestro Espartaco un loable papel de salvador del abono. Espartaco cerrará un ciclo ese día y tirará, una vez más, de ese carro pesado que llevó manu militari en la segunda mitad de los 80. También se espera mucho y bueno de Garrido, un futuro matador que sólo necesita cancha. El tercer doctorado, de Lama de Góngora, hay que enmarcarlo en las componendas propias de la casa. Pero hay otros nombres que han caído de pie, especialmente el de Pepe Moral, pero también el de Javier Jiménez o Antonio Ferrera, autor de la mejor faena de la última feria y maduro y feliz en la cara de los toros. Rivera Ordóñez, pese a quien pese, mantiene su tironcito mediático.

Presentación inminente. Hasta la una de la tarde de hoy todo es posible aún. Los carteles son susceptibles de cambiar -para bien y para mal- y ahí está ese anecdotario de más de un pimpante apoderado que entró en la presentación roneando de torero puesto para salir con el rabo entre las piernas al duro empedrado de la calle Circo. En cualquier caso, planean algunas ausencias que no habría sido difícil ubicar. La más flagrante -ojo, si se confirma- es la del riojano Diego Urdiales, un torero de contrastada calidad y justo motor que todos los años gotea un puñado de buenas faenas sin lograr dar el salto al primer circuito. Urdiales goza de buena prensa y dejarlo fuera alienta unas justas críticas que habrían sido fácilmente evitables. Dentro del ámbito sevillano también podrían omitirse nombres como el de Salvador Cortés -que apostó todo en Écija- o el de Miguel Ángel Delgado, que comienza a enredarse en un peligroso bucle melancólico. Y para qué nos vamos a engañar: habrían caído mejor que otros a los que no esperaba nadie o les sobra alguna corrida. En cualquier caso, el hilo de la feria es notablemente mejor que el del año pasado. Si llegan los triunfos de los toreros anunciados y  los toros reseñados embisten nos redimirán del resto. En sólo un mes sonará de nuevo el pasodoble Maestranza. Allí estaremos.