Monthly Archives: Febrero 2015

24
Feb/2015

OBSERVATORIO TAURINO: ¿Morante tiene quién le escriba?

FOTO: AS.COM

FOTO: AS.COM

Publicado el 24 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

La filtración del mensaje de Morante -alcalde mío…- y la explicación que nadie había pedido a la flamante Fusión Internacional por Ia Tauromaquia han marcado un frenético fin de semana en el que Espartaco repartió bofetadas sin manos a los toreros rebelados

Definitiva ruptura de hostilidades. El conflicto sevillano sigue prestando titulares y quitando algunas caretas. La verdad es que el asunto empieza a tomar un cariz traumático y ha enfangado por completo las aguas del toreo mientras se sigue aguardando la definitiva presentación de unos carteles que sí obligan a la empresa Pagés a tres premisas fundamentales: valentía, imaginación y altura de miras. La sucesión de acontecimientos -el fin de semana no dio descanso informativo- incluyó la filtración a través del diario El Mundo del mensaje completo enviado por Morante  al alcalde de Sevilla. El aire de la misiva, con musiquilla azteca, quita y da razones pero, sobre todo, revela varios trazos fundamentales  para ubicar esta nueva espantada. El primero: a los toreros -o eso esgrimen- les olió a cuerno quemado la temprana y cacareada contratación de José María Manzanares propiciada por su apoderado en búsqueda de un efecto llamada que sólo logró andar el camino inverso. La segunda cuestión: Es verdad que Morante -o su escriba- no sugiere a Zoido que propicie la entrada de su señorito pero sí le piden claramente que haga todo lo posible por hacer caer a Valencia y Canorea, demonios particulares del cigarrero y, por ende, del resto de la tropa cabreada. Pero si los cuatro toreros están moscas, la hostelería sevillana –hay que oírles hablar en privado del personal sedicioso- está  negra. Y el aficionado, quemado.

Brindis al Sol. Llegados a este punto, queremos desempolvar ciertas declaraciones, a ver si les suenan… “Nuestra meta es sumar fuerzas para garantizar el futuro de la fiesta”; “sólo se trata de amor por el arte del toreo para que siga existiendo la Fiesta de los Toros”; “tenemos ideas, ilusiones y formas novedosas de entender el toreo. Contamos con los medios para hacerlo…”. Las pronunciaron los tres vértices -asimétricos- de la novísima FIT, esa Fusión Internacional por la Tauromaquia espoleada por capital mexicano y vertebrada en torno a los toreros y plazas que suman Cutiño y Casas. En este caso concreto, cualquier parecido con la realidad y los sucesivos hechos consumados que han llevado a la plaza de la Maestranza a sus horas más bajas es mera coincidencia. Pero lo dejamos ahí.

Comunicados y exabruptos. Y sí, se trata del mismo grupo que apodera a Morante y también acabó saliendo a la palestra para emitir un largo comunicado en el que se negaba cualquier implicación en el supuesto asalto a la plaza de la Maestranza. Los rumores siguen ahí y la verdad sólo la saben los interesados. En este asunto se sabe poco y posiblemente se calla más. Ahora, y más que nunca, se hace necesaria la comparecencia del resto de los actores de esta película de enredo aunque visto lo visto se antoja que las cosas siempre pueden ir a peor. La propia Maestranza -a la que algunos que quieren colocar en el centro del huracán- acabará teniendo que arrojar un puntito de luz sobre el asunto. Y hablando del Real Cuerpo habría que precisar que en sus muros mandan sus legítimos propietarios. Sí, los caballeros maestrantes. Cada uno en su casa; y Dios en la de todos. Pedir al alcalde que meta baza en una Casa ajena vuelve ser un tiro errado que demuestra el absoluto desconocimiento del medio. Nos vamos: ya saben que Espartaco se ha echado a la espalda el peso del cartel de Resurrección. Esté como esté, supone un gesto de gran figura. Ah, seguro que también lo saben: hay un mensaje recibido por un compañero de prensa que sólo ha servido para retratar al que lo envió, sea quien sea. Que mal se pone esto.

17
Feb/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Cumbres borrascosas

150217 Morante y Talavante

La presencia de Morante -que podría estar pendiente de un hilo- es la única tabla de salvación posible para la próxima Feria de Abril que no contará con El Juli, Miguel Ángel Perera ni Alejandro Talavante

Publicado el 17 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Con un pie fuera y otro dentro… La gestación de la feria de Sevilla se encontraría varada en tierra incierta. La última palabra de Morante, que tendría frenado el definitivo encaje de los toreros de la segunda línea habría vuelto a demorar la presentación de unas combinaciones que se están haciendo de rogar más allá de lo aconsejable. Se han esbozado algunos carteles en la prensa que, posiblemente, no tengan nada que ver con los encajes definitivos. La Feria –peligrosamente- permanece abierta y con el calendario apuntando a los Idus de Marzo aún no se ha producido la inevitable y dudosa carrera de primicias. El caso es que la Real Maestranza ya tiene su cartel pictórico, una evocación de los trofeos decimonónicos firmada por Juan Fernández Lacomba con acento contemporáneo. También ha hecho pública la identidad del pregonero taurino, nada más y nada menos que Fernando Sánchez Dragó. Pero los Pagés siguen esperando y desesperando para poner la guinda a un ciclo en el que vuelven a pesar demasiado las ausencias devolviendo posos amargos que se creían felizmente superados. Desgraciadamente no es así y las preguntas, las dudas y el verdadero alcance de esta espantada casi general retornan de nuevo. El cuento de la lechera del respeto empieza a cansar al santo Job. Sólo esperamos que a esta batería de incomparecencias no se sume una más que podría tener consecuencias funestas y alcance desconocido. Algunas caras son un poema….

Cinco tardes para Morante de la Puebla. El diestro cigarrero tiene encima de la mesa las ganaderías que ha querido y hasta cinco tardes por cumplir en una temporada que, sin su comparecencia, habría que rediseñar de arriba a abajo. Las dudas sobre su definivo reencuentro con el coso del Baratillo surgieron a la vez que Talavante anunciaba que no estaría en Sevilla. Lo hizo a través del micrófono que le prestaba Juan Ramón Romero pero, sobre todo, en una tarde americana –en el ruedo venezolano de Mérida- compartida con el propio Morante que no dice ni sí ni no, sino todo lo contrario. Y hablando del extremeño: se le habrían ofrecido hasta tres tardes en la temporada sevillana, incluyendo el cartel del Domingo de Resurrección junto al de La Puebla y Manzanares, única gran figura amarrada en los despachos de la calle Adriano que podría sumar hasta cuatro paseíllos sevillanos en 2015.

Sí pero no. Dicen que los nuevos apoderados de Talavante habrían dado una conformidad inicial a la oferta que fue desbaratada por el propio torero, no sabemos si por causa del maldito parné, que ahora se llama “respeto”, o bajo el influjo del nuevo paraguas que le protege de la lluvia. Él sabrá pero algunos argumentos ya no vale. Su ausencia es un suma y sigue pero no tiene -ni de lejos- el peso de otros de sus compañeros indignados. Y el viaje a ninguna parte de Morante, su respuesta demorada, podría complicarlo todo. Mientras tanto -como en Granada- todo es posible aún. Que Lama tome la alternativa en Farolillos -parece seguro que con Manzanares en el cartel- y que Garrido ajuste un doctorado a la altura de sus propios merecimientos aunque el chico está pasando las duquelas negras después de ver pasar en blanco las ferias de Olivenza y Valencia que sólo han servido para demostrar que la famosa Fusión Internacional por la Tauromaquia –la gestación de la feria de Fallas ha sido un auténtico despropósito- es más de lo mismo. Volviendo a Sevilla: A Garrido le habrían ofrecido actuar en la novillada de intermedio del domingo 12 de abril antes de cerrar su alternativa en el ciclo continuado aunque el futuro matador no andaba por la labor de matar utreros. Ya veremos…

10
Feb/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Haced lo que yo os diga pero no lo que yo haga

ass4

La frustrada alternativa de Garrido en Olivenza y su exclusión de la feria de las Fallas vuelve a poner en evidencia las carencias de un sistema cerrado que nadie está dispuesto a renovar. Simón Casas ha patinado

Publicado el 10 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Nadie quiere dejar pasar el aire fresco. Dicen que por la boca muere el pez y es que la presentación de los carteles de Olivenza, seguida del avance de la feria de Fallas, ha dejado en una situación más que incómoda al locuaz empresario Simón Casas. Ambas plazas -la extremeña bajo la contrastada batuta de Cutiño y la de Valencia otra vez en manos del francés- comparten el paraguas protector de la pasta gansa de Bailleres, baranda definitivo de ese invento saludado en la Academia de Bellas Artes de Madrid con las palmas de olivo de la plana mayor del taurinismo. Llámenle FIT si quieren. El tinglado, ya lo saben, había nacido entre cánticos de cariátides, danzas de odaliscas y las inevitables odas de monsieur Casas pero, visto lo visto, no ha sido puesto en marcha para romper los manidos y perniciosos usos y costumbres que limitan el presente y el futuro del toreo. Y el caso de José Garrido es paradigmático. Veamos…

Doctorado necesario y una ocasión de oro. El novillero extremeño había vinculado su preconizada alternativa en la feria de Olivenza a una segunda tarde en la feria de Fallas. La negociación se había planteado como un paquete único atendiendo al nuevo nexo empresarial que vincula a Cutiño, Casas y su parque de plazas de toros. Pero, visto lo visto, las legítimas pretensiones del futuro matador de toros no entraban en los planes del productor de arte que sí ha incluido en el ciclo valenciano a ese inevitable autobús del inserso taurino que divierte por igual a empresas y figuras. No es la única nota de una feria de Fallas que estaría a punto de salir del horno con la previsible e inconsciente inclusión de El Soro, que ha protagonizado una encomiable historia de superación personal que no debe ir a más. Las imágenes de vídeo hablan por sí solas…  Casas –que acaba de firmar como flamante empresario del coso de la calle Xátiva- no ha encontrado sitio para el mejor novillero –de lejos- de los últimos tres lustros en la primera feria del gran circuito.

Y Sevilla… El encaje frustrado de Garrido nos lleva directos al Arenal sevillano. Los mentores del prometedor novillero extremeño habían desestimado inicialmente el ofrecimiento de la empresa Pagés para tomar esa inminente alternativa en la Feria de Abril. Pero los acontecimientos han dado un vuelco a la situación y Garrido y El Tato, su apoderado, habrían retomado unos planes que retornan a la mesa del despacho de la calle Adriano. Canorea y Valencia tienen una oportunidad de oro para estar a la altura de las circunstancias y, de paso, volver las lanzas antiguas en cañas nuevas. Hay otros doctorados de distinto peso sobre la mesa pero la densidad de la hoja de servicios de Garrido merece abrir uno de los carteles de campanillas, con o sin ese torero de la casa en trance de tomar una alternativa cogidita con alfileres. Y ya que hablamos de la plaza de la Maestranza y su Feria de Abril, podemos apuntar que la ronda de conversaciones con los grandes se habría consumado ya atendiendo a los tiempos impuestos por algunos toreros del extinto G-5. En pocos días se irá conociendo el encaje definitivo de Morante y Manzanares, también de Talavante, que se puede convertir en comodín para cerrar algunos carteles lujosos. Parece definitiva la ausencia de Perera –que sí habría recibido la famosa llamada- y vuelven a arreciar los rumores que sacan al Juli de la nómina abrileña. Todo está aún por confirmar y todo sigue siendo posible. Lo veremos en pocos, poquísimos días… Y de Sevilla a El Puerto de Santa María. Mundotoro desvelaba días atrás que la Plaza Real podría ser el escenario de la alternativa de Borja Jiménez. Su ayo Espartaco estaría dispuesto a vestirse para la ocasión. Tampoco sería mala excursión…

09
Feb/2015

EL REPASO (Y X): De los veteranos y el ancho pelotón

Muchotoro.com

Publicado el 8 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Los viejos rockeros, los reaparecidos y los toreros amortizados se mezclan en una variada amalgama en la que hay escaso sitio para la clase de tropa. El pastel es corto

La referencia a ciertos nombres es obligada. Y nos sirven para cerrar esta serie de especiales que han pasado revista a tropa y oficiales entre la temporada que se fue y la que está a punto de llegar. Los años no pasan por igual para todos los toreros pero la experiencia sí logra sacar los mejores registros de algunos veteranos. A la cabeza de este elenco encontramos a Antonio Ferrera, autor de la mejor faena de la última feria de Sevilla y protagonista de una de las campañas más frescas e interesantes del año 2014. Podemos hacerle compañía con el reivindicadísimo riojano Diego Urdiales, que no siempre ha unido la calidad de su concepto al necesario motor para rentabilizarlo aunque merece más y mejores oportunidades para dar o quitar razones. La suerte no estuvo de parte de otro joven veterano que, a pesar de todo, no ha sucumbido al desgaste: hablamos de Manuel Escribano. Su versatilidad y los innegables progresos que se pudieron ver en Sevilla le permiten seguir contando.

Mención aparte merece el catálogo de reaparecidos, con los hermanos Rivera a la cabeza. Se puede discutir la escasa trascendencia taurina del retorno de Francisco pero no se puede ocultar el interés económico y organizativo que despierta en las empresas. Su condición de veterano le convierte en llave de muchos carteles en los que caerá derecho sin inquietar la caja del empresario ni el caché de sus compañeros. Pero el último Paquirri también tiene delante un buen dinero. De él depende ganárselo. Y el pescado está tan vendido por la propia incompetencia de los actores del negocio que este tipo de reapariciones está creando mayor expectación que la que debía generar esa nueva y breve generación de matadores que -visto y comprobado lo ocurrido en Olivenza, Castellón y Valencia- lo siguen tendiendo injusta e inexplicablemente crudo. Caso aparte es el de Soro, protagonista de una encomiable historia de superación personal que no debería perserverar en su empeño de seguir vistiendose de torero si realmente respeta y ama la profesión que le dio todo y también le quitó casi todo.

Pero hay que seguir pasanso revista al pelotón comprobando un dato revelador: en 2014 se vistieron de luces un total de ¡188! matadores. La cifra desciende a 73 si computamos los que actuaron entre una y cinco ocasiones pero sólo contamos 41 que igualen o superen la cifra de diez corridas de toros. Entre nombres de todo tipo, punteamos una nómina cargada de trienios que dejó de ilusionar al aficionado aunque sigan copando puestos en las ferias. La persistencia de esos toreros certifica el cierre de un sistema que demanda savia nueva. No hace falta dar nombres para saber quien estanca el escalafón. El aire fresco no entra…

Dentro de este cupo de veteranos encontramos algunos toreros en trance de reanimación que se resisten a dejar de dar guerra. Es el caso de Abellán, que ha cubierto una dura campaña en la que nunca ha vuelto la cara. También se agarraron al tren matadores como Eugenio de Mora, Salvador Cortés -que se redescubrió a sí mismo con un gran toro de Rojas en Écija-, Pérez Mota y hasta Serafín Marín. Un caso distinto es el de Finito, que ha pintado algunos brochazos de calidad aunque ya no pueda ni quiera hacer esfuerzos puntuales que le colocarían por encima del bien y del mal. Ahí, en ese limbo, ya navega Juan Mora, convertido en un curioso y algo demagógico referente que, a pesar de todo, apenas torea.

Este repaso también topa con toreros en trances complicados como Nazaré, que sigue portando la modeda, o Salvador Vega, que pugna por recuperar el terreno que sí pisó en sus comienzos. Mención aparte merece David Mora, que permanece en el dique seco. La lista se haría interminable hasta reseñar las circunstancias dispares que atraviesan los 188 matadoress del escalafón. Abriremos el congelador para bajar a Curro Díaz a los estantes de la nevera.. En el fondo, entre paquetes pasados de fecha encontramos otros nombres que vivieron tiempos mejores. Sólo nombraremos tres: Matías Tejela, César Jiménez y Eduardo Gallo. Qué verde era mi valle…

09
Feb/2015

EL CORDOBÉS: De califa a excelentísimo

cordobes

Manuel Benítez recibirá la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. El aura de su figura -mito indiscutible de la España del desarrollismo- se acrecienta con el tiempo

Publicado el 9 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

El Benítez, intacto en forma y carisma a punto de cumplir los 80 años, ya tenía el título que mejor le identifica. No hacía falta aquella abracadante ceremonia organizada en Córdoba para saber que el legendario Renco era Califa del toreo por derecho propio. El Cordobés seguía la misma estela que marcaron Lagartijo el Grande, Guerrita y Manolete pero a partir de ahora podrá presumir de excelentísimo señor. Es el tratamiento que corresponde a la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes que le ha concedido el Consejo de Ministros reivindicando la relevancia taurina y la trascendencia social de un mito que sirve de icono a la España de los 60.

Hace casi un año aún se echó a las espaldas el renqueante festival de la Asociación del Cáncer de Córdoba. El festejo necesitaba un revulsivo y el viejo Califa se metió en el campo y el gimnasio sabiendo todo lo que se jugaba. Formó un auténtico lío y borró del mapa a sus compañeros que le sacaron, rendidos e incrédulos, por la Puerta de los Califas. Fue en la misma plaza -este año se conmemoran sus Bodas de Oro- que él mismo había inaugurado en la yema de la década prodigiosa que dejaba atrás la escala de grises y empezaba a retratarse en color en carretes Kodak.

El Cordobés ya era una figura antes de tomar la alternativa que le concedió Antonio Bienvenida en el viejo coso cordobés de Los Tejares en 1963. Dos raquíticas palmeras -que han escapado de la voracidad del picudo rojo- son los únicos vestigios de aquella plaza que acabaría engullida por Galerías Preciados. Pero ese lejanísimo 25 de mayo se certificaba que todo estaba mutando, no sólo en el toreo. La marea de cambios no fue ajena ni a la propia Iglesia Católica, que clausuraría el Concilio Vaticano II sólo diez días después de la alternativa de Benítez. Las casualidades nos sirven para trazar interesantes paralelismos: el concilio de Roma se había convocado a la vez que aquel ratero de Palma del Río iniciaba su égira de don nadie en busca de una gloria que tardaría aún en llegar. El correcaminos retratado literariamente por Lapierre y Collins parecía predestinado a la miseria. Benítez tenía tomada la firme decisión de marchar a trabajar a Francia como emigrante. Ya se había tirado de espontáneo aquí y allí; había vivido el submundo de las capeas y hasta se había vestido de luces sin demasiada fortuna por pueblos sin nombre viendo morir a un compañero de fatigas después de ser corneado por el novillo que le había herido a él mismo en Loeches.

Un encuentro providencial cambiaría la vida del incipiente torero para dibujar una de las imágenes más inconfundibles de la España de los años 60. Rafael Sánchez El Pipo sería el encargado de modelar el personaje, aprovechando y dramatizando la extracción humilde del antiguo Renco; su condición de ratero ocasional, de buscavidas en esos caminos polvorientos de una España que ya no existe. El Pipo será el encargado de bautizarle como El Cordobés. Lo saca en Córdoba, lo lleva a torear al palacio del Pardo en un festival invernal y hasta le convierte en actor de cine y portada reincidente de la revista Life.

El Cordobés llegó a compar una avioneta para completar aquellas temporadas que pulverizarían todos los records. Se le llegó a acusar de abusos pero mantuvo intacto su tirón hasta el punto de provocar una peregrinación de empresarios a su finca de Villalobillos ante el amago de una retirada que no se produjo. Los empresarios firmaron su continuidad -y la elevación de su caché- en la almohada que le había servido de consejera. Después llegaría la guerrilla, las idas y venidas de los 90… El rostro del Cordobés pertenece por derecho propio a un retablo de imágenes en el que figuran el Seiscientos, la Costa del Sol, el apartamento de Benidorm o la popularización de la incipiente Televisión Española. Pero ese carisma, su rol de icono de la década prodigiosa, no puede enmascarar su valía como gran torero, que va mucho más allá de esas formas iconoclastas que enardecían a los públicos que llenaban las plazas para verle mientras los puristas -como siempre- se rasgaban las vestiduras.

03
Feb/2015

OBSERVATORIO TAURINO: Tiempo de ‘revivals’

150202 LOS TRES TENORES0002

Publicado el 3 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

Anuncios de vueltas, comunicados de retirada… la semana taurina se marchó sin avanzar nuevas claves de la gestación de la Feria de Abril mientras se esboza una nueva temporada que no promete demasiado aire fresco

Sin novedad en el Alcázar, mi general… La semana que se fue también siguió mostrando que unos vienen, otros van y algunos vuelven. Leandro se marchó y Cayetano –ya parece seguro- quiere sumarse al creciente elenco de toreros reaparecidos. Con unos y otros se ha hecho ya bastante demagogia taurina sin entrar a valorar y analizar con un mínimo de rigor sus virtudes y condicionantes. El caso es que estos días se ha escrito y comentado de todo, en especial a través de esas redes que prestan altavoz inmediato a todo hijo de vecino. Leyendo a algunos creíamos asistir a la retirada de Lagartijo y escuchando a los de enfrente parecía que sólo vuelven a la palestra unos desgarramantas que no saben ni coger un capote. Seguramente no es ni una cosa ni la otra pero tampoco merece la pena entrar en ese debate. Eso sí. Podríamos formular algunas preguntas: Si el relevo natural -maniatado por igual por la falta de imaginación de las empresas y la falta de generosidad de algunas figuras- tuviera la suficiente fuerza para saltar esos obstáculos… ¿serían posibles todas estas reapariciones? ¿Por qué algunos de estos nombres son platos de gusto de las empresas? La contestación es obvia.

¿Vuelven Los tres tenores? Mención aparte merece el revival de aquel cartel mitificado por el tiempo y el recuerdo. Ponce se lo ha insinuado –vía entrevista- a Francisco Rivera Ordóñez que, con Joselito, completaba esa terna, nacida de una tarde madrileña de competencia y quites en el lejano 1996. La Goyesca de Ronda sería un escenario ideal, oportuno y puntual para ellos ¿y por qué no?. Mientras tanto, y ha pasado otra semana, seguimos sin noticias fiables de la gestación de Sevilla. Siete días después de nuestra última ‘descubierta’, también sigue sin firmarse el contrato de la plaza de Valencia aunque suponemos que el bardo Casas tendrá ya preparadas esas motos que vende tan bien cuando se oficialice la adjudicación de la primera feria de primera que se organizará con los caudales del licenciado Bailleres. Sí se ha sabido que la empresa Taurodelta –¿sigue el mentado Casas en su nómina?- ya habría amarrado dos tardes a la primera fila del toreo para un larguísimo ciclo que volverá a ocupar todo un mes de toros. El caso es que esto echa andar. Sin demasiado entusiasmo, que todo hay que decirlo.

Algunas preguntas por responder. ¿Qué papel ha tenido el denostado Toño Matilla para allanar el terreno de otros toreros en el conflicto de Sevilla? ¿Qué va a pasar con la televisión en la Feria de Abril? ¿Lograrán los barandas de Canal Plus emitir sólo la semana de Farolillos? ¿Habrá un acuerdo monetario? ¿Hasta dónde apretarán los toreros alzados y vueltos al redil? ¿Hasta dónde se dejarán apretar los gerentes de Pagés? ¿Quién matará finalmente la ansiada corrida de Garcigrande? ¿Cómo se repartirán los hierros más apetecidos? ¿Han llamado ya a Ponce y a Perera? Son preguntas que siguen sin contestar mientras apremia el calendario. La Feria de la presunta reconciliación también está siendo la más  hermética en su gestación. Posiblemente sea lo mejor. Taurinos de todo pelaje merodean estos días las aceras de la calle Adriano esperando su minuto de gloria pero la fumata que debería saludar el cierre de la espina dorsal del ciclo sigue siendo negra. Ignoramos si El Cid -que convoca a la prensa este mismo jueves- nos contará algo nuevo. Mientras tanto, seguimos esperando, maquinando y elocubrando.

02
Feb/2015

EL REPASO (IX): Mirando al futuro: novísimos y resucitados

pepemoral-960x637

La temporada 2014 alumbró nombres que deberían contar en el tablero de juego de la campaña que está a punto de comenzar. El caso de Pepe Moral fue paradigmático

Publicado el 1 de febrero de 2015 en la edición impresa de El Correo de Andalucía.

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro

La recentísima presentación de la feria de Castellón ha puesto en evidencia un dato alarmante: es posible que las grandes empresas no estén demasiado interesadas en los toreros que vienen pidiendo paso. Pero el dato más descorazonador es que las primeras figuras -escudadas en la absurda negativa a abrir plaza- tampoco andan dispuestas a dar cancha a esta nómina de toreros de alternativa más reciente que deberían ocupar el puesto de otros nombres ajados y quemados en las ferias del primer circuito. Con este panorama, las auténticas promesas que asomaron la cabeza en la temporada que se fue lo siguen teniendo crudo. Igual que otros toreros de doctorado más lejano que aprovecharon el tope del último vagón para recuperar el tren de sus vidas.

Es el caso de Pepe Moral, que merece una mención especial. El diestro palaciego se coló por los pelos -gracias a una mano providencial que revocó el cartel previsto- en la programación de la temporada sevillana. A priori, sólo tenía un cartucho que quemar después de casi un lustro en barbecho: era el día del Corpus y en la plaza de la Maestranza; en un festejo prácticamente de circunstancias. Y el matador acabó sorprendiendo al gran público por un toreo de compás abierto, viaje largo y trazo desgarrado que hizo que muchos se frotaran las manos. Pero ese concepto no era ninguna novedad para el escaso aficionado avezado que sabía que Pepe -sabia y pacientemente preparado por el maestro Manolo Cortés- no podía fallar. Aquel faenón al buen sobrero del Conde de la Maza le resucitó taurinamente y le puso en el boca a boca de los mejores jueces, los propios profesionales: “No sabéis como ha estado Pepe en Sevilla…”

Las incomprensibles circunstancias del negocio taurino y la falta de imaginación de sus gestores limitaron la temporada de Pepe Moral a seis únicos compromisos, casi todos en plazas grandes. El primero llegó casi un mes después en Pamplona. Y hubo oreja de peso. El día de la Virgen volvió a puntuar con nota en Las Ventas de Madrid pero el aficionado pudo comprobar el valor y la calidad del diestro palaciego en una corrida televisada desde Albacete. Ya no cabían dudas y Moral cogió una sustitución en la feria de San Miguel volviendo a dejar el pabellón muy alto en una corrida para olvidar. Le esperaba un bombón para acabar, en cartel de figuras y en la placita de Zafra, que abandonó a hombros el 4 de octubre junto a El Juli y Perera. Su nombre debería contar -y mucho- para la confección de la temporada que se acerca. Pero no lo vemos por ningún lado.

El caso de Pepe Moral no fue el único aunque quizá sí es el más flagrante. Un repaso al escalafón nos arroja otros nombres; tampoco demasiados. A la cabeza de esa baraja de futuribles se encuentran el gaditano David Galván -un auténtico virtuoso por cuajar- y el valeroso diestro charro Juan del Álamo, que contaron en las quinielas de la empresa Pagés para recomponer los platos rotos que había dejado la polénica ausencia de las primeras figuras.

A esta lista hay que añadir el nombre de Saúl Jiménez Fortes, un singular torero malagueño que suma torpeza corporal y valor espartano a partes casi iguales. Ha ganado en la calidad de su concepto pero la sucesión de percances evitables hace peligrar su capacidad y no le ha permitido desarrollar sus progresos. El valor no es infinito y el amontonamiento de cornadas acaba pasando una factura irremediable… mucho cuidado. Cerramos esta lista con otro torero nuevo que logró sorprender a propios y extraños el día de su alternativa sevillana: hablamos del espartinero Javier Jiménez, que ha añadido a su contrastada solidez, una mayor frescura de ideas y una capacidad de resolución que podría dar más de una alegría cuando le den cancha. Hay otros casos de toreros con posibilidades -de alternativas más o menos recientes- que vegetan en las orillas estancadas del toreo. Son los casos de Miguel Ángel Delgado, Alfonso Oliva Soto, Esaú Fernández, Juan Leal… Podríamos seguir añadiendo nombres pero los puestos son tan pocos… ~