Monthly Archives: Mayo 2012

29
May/2012

El personal deserta de las plazas

plaza

Plástico. Las semifinales de la Copa Davis legaron al Coso de los Califas de Córdoba toda la sillería de plástico que ahora cubre el cemento de sus inmensos tendidos. Y el color de esos asientos desnudos de público, el carmesí, es el que ha teñido el poso de decepción que ha acompañado la finalización de la recentísima Feria de la Salud. No se si a los hermanos Chopera le saldrán las cuentas después de ajustar al máximo el difícil equilibrio entre la cantidad y la calidad de una oferta taurina que se ha vuelto a ver revocada en las taquillas cordobesas, que sólo han respondido a un cartel, el viernes de feria, en el que gravitaba el atractivo imán de José María Manzanares.

Preocupación. Pero al día siguiente, El Juli no logró meter más de un cuarto de entrada confirmando que su primacía en la arena no se ve reflejada en un tirón taquillero que otras empresas han empleado para trasquilarle su liderazgo en el famoso conflicto televisivo. No se pueden negar los esfuerzos de los empresarios vascos en el coso cordobés pero deben andar cavilando seriamente su papel al frente de esa plaza inmensa, lastrada por una primera categoría que siempre le ha venido ancha, y que ha sido quemada sin piedad desde los lejanos días de vino y rosas de aquel Finito que revolucionó una ciudad entera que ahora mira a su renaciente equipo de fútbol local como evasión de sus frustraciones históricas. El mal está hecho y el resultado del trabajo de los Martínez Labiano, si perseveraran en el costoso empeño, sólo podría verse a medio plazo pero el balance del ciclo cordobés es desolador y se suma a un panorama que ya sorprendió en Sevilla y se está recrudeciendo en la larga isidrada: el público está desertando de las plazas de toros y la crisis, ese cajón de sastre en el que queremos meter todos los males, empieza a ser un argumento excesivamente recurrente. La verdad es que este planeta invertebrado permanece dividido e incapaz de ver su propia derrota. O los estamentos del toreo no se han enterado de nada o se han sumido en una especie de autodestrucción paranoica ante un panorama -con o sin la monserga de los antitaurinos- que comienza a pintarse bien feo.

Tónica habitual. Y aunque el caso de Córdoba podría ser uno de los más dramáticos de la piel de toro, sólo confirma esa constante que despobló los tendidos sevillanos en Abril y ha mermado esa babélica parroquia que sostenía el rentable y aburrido negocio del largo mes de toros que bendice San Isidro en el Foro. Pero la cuerda ya no se puede estirar más y todos, absolutamente todos, éstan condenados a entenderse pero sobre todo, a adaptarse a una situación económica que costará muchos años y lágrimas espantar. La brutal disminución de espectáculos celebrados; el cierre o abandono de plazas de enorme solera o tradición y las ridículas entradas de tantas citas con supuestas figuras no pueden ser ignoradas indefinitivamente. Nos estamos acercando peligrosamente a un punto de no retorno.

Más cosas. En esta situación también preocupa el estado de la máxima figura -en la taquilla y en el ruedo- del momento. Manzanares no alcanzó sus propias cumbres en tres compromisos sucesivos de Sevilla, Madrid y Córdoba que podrían evidenciar un bache pasajero. Espero que sea lo más breve posible. La primera fila anda escasa de efectivos aunque algunos siguen creyendo que las cinco o seis corriditas de un incierto mesías van a salvar esto. Ni hablar.

en twitter @ardelmoral

27
May/2012

FERIA DE CÓRDOBA: Valor sin testigos

El Juli, que abrió la Puerta de los Califas, y Jiménez Fortes se la jugaron ante unos tendidos preocupantemente despoblados

Plaza de Los Califas.

Ganado: Se lidiaron cinco toros de Núñez del Cuvillo y uno, que hizo segundo, de Juan Pedro Domecq, correctamente presentados. Resultaron nobles en líneas generales, más a la defensiva el quinto.

Toreros: Enrique Ponce, de tórtola y oro, palmas tras aviso y ovación tras aviso.

Julián López ‘El Juli’, de berenjena y oro, dos orejas y ovación.

Jiménez Fortes, de berenjena y oro, vuelta tras aviso y oreja con dos vueltas al ruedo.

Incidencias: La plaza registró un cuarto de entrada.

La noticia podría ser la salida de El Juli por la Puerta de los Califas, izado a hombros por una ilusionante juventud taurina que apartó a los impresentables costaleros profesionales. También podría estar en el apabullante valor de este Jiménez Fortes que quiere ser torero por encima de todo. Pero desgraciadamente el titular principal es mucho más decepcionante y pertenece al despoblado y previsible aspecto de los tendidos del coso cordobés, que parece estar tocando fondo a pesar de los esfuerzos de la empresa Chopera.

 El diestro Enrique Ponce da un pase con el capote a uno de sus astados.

El diestro Enrique Ponce lancea con el capote a uno de sus astados.

Son demasiados años de tierra quemada que los Martínez Labiano no pueden reparar sin afrontar una larga travesía del desierto que les va a suponer un pico. Si el real del Arenal es un despropósito sin argumento ni estética, su reflejo en la vieja huerta de la Marquesa de Ciudad Jardín termina de dibujar el paupérrimo aguafuerte de una ciudad –la mía y la de los míos- que sigue viviendo de batallitas y ahoga su mediocridad en la barra de las tabernas.

Ésa es la pura verdad. Y ahora podremos contarle que El Juli salió a por todas demostrando, una vez más, que es el mejor en el ruedo y una auténtica calamidad en las taquillas. Por eso ha salido trasquilado de esa inoportuna guerra catódica que no ha tenido vencedores ni vencidos. Pero hay que olvidarse de esos entrebastidores del toreo para recordar el despliegue de firmeza y entrega que mostró con el segundo de la tarde, un juampedro colorao tan potable como soso al que cuajó de cabo a rabo en una labor iniciada con macizos capotazos y culminada con un contundente espadazo. Con el quinto, que se frenó en seco, tuvo menos opciones aunque también mostró la calidad de su toreo a la verónica y su tremenda firmeza.

Jiménez Fortes era el tapado de la tarde. Se había colado en el abono por su filiación a la empresa Chopera aunque justificó con creces su inclusión en la Feria de la Salud y se ganó la repetición el año que viene. El malagueño se entregó sin fisuras con el tercero, al que quizá debió administrar más en esos primeros muletazos que obligaron al toro y exprimieron su motor. El torero resultó cogido en la sobredosis final y llegó a dar la vuelta al ruedo con el rostro herido. Resuelto a amarrar el triunfo, apretó fuerte el acelerador con un sexto algo protestón  con el que se arrimó como un jabato, pecando también de exigir demasiado en las primeras series de muletazos. Pero tiene hambre de toro y le acabó formando un gazpacho que asustó al escaso público cordobés, que también se entregó sin fisuras.

Enrique Ponce pasó demasiado tiempo delante de dos toros nobles con los que alternó fases de buenos muletazos con tramos algo más superficiales aunque podría haberse llevado algún trofeo si mata pronto y bien. En cualquier caso, el desgaste de una gran figura con un cuarto de siglo en activo ya le pasa factura.

26
May/2012

FERIA DE CÓRDOBA: Expectación defraudada

El cartel estrella de la Feria de la Salud logró poblar los tendidos del inmenso coso de Los Califas aunque no respondió a las expectativas levantadas.

Manzanares cortó una oreja del excelente sexto sin lograr estar a la altura de sí mismo. Morante firmó los mejores capotazos de la tarde y Moreno, digno y correcto, no logró aprovechar un lote más que potable.

Ganado: Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq, el cuarto con el hierro de Parladé, terciados y anovillados. Destacó por pronto y alegre el sexto. El primero fue nobilísimo y el resto fueron a menos aunque brindando distintas posibilidades.

Toreros: José Luis Moreno, de esmeralda y oro, ovación en ambos.

Morante de la Puebla, de tabaco y oro, silencio y ovación.

José María Manzanares, de berenjena y oro, silencio tras aviso y oreja.

Incidencias: La plaza registró tres cuartos de entrada en tarde cálida y primaveral.

El personal lo tenía claro desde el principio. El cartel estrella del ajustado abono cordobés giraba en torno al reclamo de Manzanares, que el pasado año acabó con el cuadro en una pletórica actuación que mereció todos los premios puestos en lid. Ayer mismo, después de romperse el paseíllo le entregaron otro, llamado Coso de los Califas, metido en un pesado y enigmático maletón en el que habría cabido alguna de las esmirriadas sardinas que se lidiaron ayer. Eso sí, brindando una amplio abanico de posibilidades que fue aprovechado de forma muy desigual por la terna.

Y la verdad es que todos, propios y forasteros, andábamos pendientes del verdadero estado de sitio de un Manzanares que se vació en la pasada Feria de Abril antes de sembrar demasiadas dudas en su última tarde en Sevilla y en su primer compromiso isidril. ¿Se trata de un breve bache pasajero? Cualquiera sabe, pero andar ignorando que algo le pasa es taparse los ojos con una venda. Y es que el mismo torero que ganó el trofeo Manolete el pasado año le habría cortado el rabo a ese sexto de ayer, un torete pronto, alegre y con la gasolina justa y necesaria para haber reventado la feria y haber callado todas las bocas.

Y aunque Manzanares logró hilvanar un trasteo compuesto y bien estructurado -cuajado de excelentes momentos como un excelso cambio de mano o los monumentales pases de pecho- anduvo lejos de esas cumbres a las que nos tiene acostumbrados en una faena ensombrecida por el espantoso pasodoble con el que atacó la banda. Con el tercero, un Parladé flojo y soso, se mostró desacoplado y evidenciando demasiado disgusto. Esta vez, además, no funcionó la espada en ninguno de los dos.

Morante logró embelesar al público con dos o tres lances de otro planeta y un galleo por chicuelinas de sabor añejo a las que aún uniría un puñado de delantales y una media abelmontada. Aurelio Cruz se lució en un segundo y muy medido segundo puyazo, con el toro más allá de las rayas, pero el animal no dio más de sí y la faena posterior se diluyó como un azucarillo. El de la Puebla había sorteado en primer lugar un novillote rebrincado de puro flojo al que pasó en un trasteo superficial e intrascendente.

Al cordobés José Luis Moreno se le había reservado el papel de telonero de este cartel estrella y cumplió su función con absoluta dignidad aunque sus dos faenas, que contaron con dos toros de noble condición, tuvieron mejores inicios que finales. Moreno enseñó su buen concepto en series aisladas y hasta cuajó con el capote al cuarto, con el que logró los mejores muletazos del festejo en una labor de más a menos, brindada a Chiquilín. Pero no hubo más y el triunfo que necesitaba como agua de mayo se esfumó.

22
May/2012

OBSERVATORIO TAURINO: A pesar de Madrid, esto se anima

Tedio venteño. La feria de San Isidro, haciendo honor al pobre planteamiento que la alienta desde que se presentaron los carteles, está sucediéndose sin pena ni gloria y con un novedoso y preocupante bajón de público. Hasta ahora no ha llegado a añadir casi nada a una temporada que poco a poco comienza a salir de la triste inercia en la que se había sumido en su traumático inicio, salpicado de las esquirlas de metralla de la guerra entre empresas y figuras que no ha dejado a nadie contento. El chispazo de la enésima y bien vendida reencarnación de José Tomás en Badajoz ha puesto en bandeja otras noticias que, de confirmarse, añadirían un plus de interés a una campaña que se había diseñado en no pocos despachos bajo el signo de la autarquía y la economía de guerra. Pero ya le contamos la semana pasada que Cutiño ha roto la cartilla de racionamiento y enfrentará al divino con El Juli echando al recurrente y recuperado Juan José Padilla por delante para oficiar de telonero. Este guateque ha animado el cotarro aunque no cuenta demasiado para el cómputo global y definitivo de una temporada que se debate entre la apuesta arrojada y el ahorro prudente.

Otros acontecimientos. A pesar de todo, y visto lo visto, parece que ha llegado la hora de los valientes. Sólo bajo ese signo de la excelencia se puede romper un triste panorama que se iría alegrando si se confirman algunos eventos que Mundotoro filtraba días atrás: esos mano a mano que emparejarían a Tomás con Morante de la Puebla y a Manzanares con El Juli en unas Colombinas de Huelva de altísimo presupuesto y elevado listón que pondrían color al tapete gris de este año de apreturas. Pero aún podría haber otros tête à tête sin cambiar la luminosa orilla atlántica que se abre en las dos orillas del Guadalquivir. Esta vez serían Morante y Manzanares los que podrían verse las caras en la temporada veraniega de El Puerto de Santa María poniendo de manifiesto, de paso, la escasa nómina de una primera fila que difícilmente puede multiplicarse para llenar de contenido ferias y más ferias de esta piel de toro en las que no terminan de ubicarse algunos nombres que deseamos ver subir otro escalón que se les sigue resistiendo. Pero muchos son los llamados y pocos los elegidos en este difícil mundillo que arreglará todos y cada uno de sus problemas cuando llegué otra de esas novedades que salen de tarde en tarde para pegar un puñetazo en la mesa y acabar con el cuadro.

Más cosas. Y ya que les hablábamos líneas arriba del dolménico diestro de Galapagar habría que apuntar los ruedos en los que se espera o suena su presencia en una campaña que volverá a ser muy medida en los números y escasamente ambiciosa en la mayoría de los escenarios escogidos, como la propia Badajoz, Linares, Nimes, Valladolid, Aranjuez, Huelva o Valencia, que están esperando la respuesta del Divio y podría ser la próxima plaza en anunciar su presencia. Nos alegramos de su vuelta a la palestra y reconocemos la importancia mediática de sus actuaciones. Eso no quita para que sigamos escamándonos por su rentable y bien administrado manejo de esos medios en los que nunca habla. Para darse un paseito por la casa de sus amiguetes tampoco hacía falta marear tantas perdices aunque a priori cuente con el lleno asegurado y el concurso de todos los medios en cada uno de esos escogidos paseíllos en los que cuenta con una rendición sin condiciones a una leyenda que necesita más realidades.

en twitter @ardelmoral

21
May/2012

TOROS EN SEVILLA: Emilio Huertas cortó la única oreja de un festejo sin historia

El novillero manchego se mostró solvente y correcto, también poco comprometido, con el lote más potable del envío de El Serrano

PLAZA DE LA REAL MAESTRANZA

Ganado: Se lidiaron seis novillos de El Serrano, correctamente presentados. Segundo y quinto conformaron el lote más potable de un envío que se movió siempre aunque no siempre con bondad. El tercero y el sexto fueron los peores del encierro.

Novilleros: Conchi Ríos, de lila y oro, silencio y leves palmas.

Emilio Huertas, de marfil y oro, ovación y oreja.

Álvaro Sanlúcar, de rosa pálido y oro, ovación y silencio.

Incidencias: La plaza registró menos de media entrada en tarde fría y con amenaza de nubes. El banderillero José Otero saludó tras colocar dos buenos pares  al quinto de la tarde.

álvaro r. del moral l Sevilla

Cuando marzo mayea, mayo marcea y lo hizo arreando un frío glacial que afortunadamente no se alió con las nubes amenazanre que se asomaban por encima de los tejados de la plaza de la Maestranza. Del bochorno pasamos a las tiriteras aunque el aburrimiento siguió prácticamente intacto en una novillada dominical que añadió poco a la temporada baratillera.

El único trofeo de la tarde se lo llevó el manchego Emilio Huertas, que también tuvo a favor el lote más potable de un envío cargado de pies y con desigual bondad. El caso es que el tal Huertas ya había cortado una oreja el año anterior mostrando cierta solvencia y pocas apreturas. El chico repitió punto por punto ese guión: escasamente comprometido y facilón con un segundo mansito pero muy noble al que pasó por el lado izquierdo sin terminarselo de creer por completo. Se enfibró algo más por el derecho aunque no llegó a apurarlo del todo. La oreja se la cortaría al quinto, seguramente el mejor de los ejemplares enviados por El Serrano, un utrero con mucha movilidad al que supo entender y vender mucho mejor en un trasteo bien construido e hilado, también rematado con el acero, que pudo cambiar por ese trofeo que debe animarle a asumir mayor entrega y ajuste en sus próximas actuaciones.

En cualquier caso, y a pesar de pechar con dos novillos que no le pusieron facilidades, fue el bisoño Álvaro Sanlúcar el que mostró mayores y mejores cualidades para navegar por el escalafón de los novilleros. Al sanluqueño, que brilló con luz propia en los festejos de promoción del pasado verano, le funciona la cabeza y sabe colocarse en el sitio de torear con naturalidad y sin aspavientos; dejando siempre la muleta puesta, ligando los muletazos y tirando de sus enemigos. Así lo hizo con el deslucido tercero y también con el sexto, otro utrero de molesta y engañosa movilidad que nunca fue entregado de verdad en los engaños. Capaz, muy por encima de su lote, Álvaro Sanlúcar dejó ganas de volver a ser visto de nuevo y con mejor material.

Abría el cartel la novillera murciana Conchi Ríos, algo insegura con dos novillos que no fueron nada del otro mundo pero que exigían apuesta y firmeza para sacarles partido. Al incierto y probón primero no se le podía dejar parar y con el cuarto, masacrado en el caballo, había que echar la moneda.

15
May/2012

OBSERVATORIO TAURINO: Tomás y El Juli, la guerrilla posmoderna

guerrilla

Se deshojó la margarita. Finalmente ha sido el empresario Pepe Cutiño el que se ha llevado el gato al agua. Lejos de guardar los caudales en un calcetín, el empresario de Sanlúcar la Mayor se ha rascado el bolsillo y ha tirado de imaginación para darle un buen zamarreón a una temporada escasa de actores y argumentos que se estaba salvando a duras penas con rebajas, recortes y carteles baratos que ya habían mostrado sus consecuencias: pan para hoy y hambre para mañana. Ya lo sabrán de sobra: José Tomás abre su particular temporada en Badajoz el próximo 25 de junio -ojo, no se trata de ninguna reaparición tal y como se está cacareando en la mayoría de los medios- pero lo hará acartelado con el gran maestro madrileño Julián López El Juli, gran perdedor de la famosa guerra catódica que ha dejado varios cadáveres por el camino y contentos y felices sólo a dos o tres espabilados.

Dos en la carretera. Con la noticia rubricada en la inesperada rueda de prensa celebrada ayer en el ayuntamiento de Badajoz se confirmaban también las conversaciones y esa posible alianza sellada entre los dos madrileños, que ahora juegan en las orillas del sistema: Tomás, prácticamente desde sus inicios; El Juli, desde que decidió abanderar las justas reivindicaciones del G-10 en el escenario más inoportuno invocando su indiscutible primacía profesional que no se refrenda en el necesario e imprescindible tirón taquillero. En esa tesitura, al pronunciamiento del joven maestro – reciente triunfador por todo lo alto en Jerez y Valladolid- le faltaba esa ración de artillería que ayer se desvelaba ofialmente a los medios después de un par de semanas de insistentes rumores que se han visto confirmados.

A las barricadas. El cartel de Badajoz evoca, con planteamientos más actuales y seguramente más ambiciosos, aquella guerrilla planteada por El Cordobés y Palomo Linares en 1969 para hacer frente a las imposiciones de las empresas. Y el argumento de este gran acontecimiento no deja de ser el mismo: la eterna pugna más o menos soterrada entre la torería y el búnker empresarial que ha dejado sin postre a El Juli en cuanto se le ha ocurrido sacar los pies del plato. La jugada habría sido maestra si hubieran convidado a la fiesta a Miguel Ángel Perera, que anda calentando motores para lanzar su propio contraataque. Pero, ése es el problema, Tomás habría tenido que abrir plaza, papel relegado a un recuperado Padilla que últimamente goza del don de la ubicuidad. A pesar de todo, la duda permanece: ¿la cita será puntual o tendrán ganas de repetir para seguir animando esta cansina temporada que necesita contrapuntos a la solitaria primacía de José María Manzanares?.

Simbiosis. Esta hipotética o real alianza con El Juli también dotaría de un nuevo interés al particular planteamiento de José Tomás, basado en contados paseíllos en escenarios del segundo circuito y con compañeros, hasta ahora, escasamente inquietantes. Reaparecido -entonces sí- después de la gravísimo cornada de Aguascaliente en abril de 2010, las cosas no salieron ni de lejos como se esperaban el pasado año.  Está claro que necesitan un nuevo acicate para mantener intacta la expectación levantada desde que en 2007 decidiera volver a los ruedos. El primer capítulo de esta nueva estrategia ya lo conocen. Aunque ayer mismo el apoderado del divino, Salvador Boix, precisaba que este año torearán aún menos.

en twitter @ardelmoral

14
May/2012

CONFIRMADO: José Tomás y El Juli, juntos en Badajoz

julitomás

Los últimos rumores venían insistiendo en ello y el propio apoderado del torero, Salvador Boix, apuntó que “pronto habría noticias”. Finalmente, el empresario sevillano Pepe Cutiño se ha llevado el gato al agua y ha anunciado esta mañana que José Tomás iniciará su particular temporada el próximo 25 de junio en Badajoz. El cartel lo abre Juan José Padilla y lo cierra, ésa es la máxima novedad, Julián López El Juli. Los toros pertenecen a los hierros de Garcigrande y Domingo Hernández.

Según ha explicado el propio empresario en la rueda de prensa celebrada en el ayuntamiento de la capital extremeña, “el cartel, tanto toreros como ganaderia, ha sido un  ofrecimiento de la empresa, pensando en dotar del máximo atractivo a lo que consideramos que es todo un acontecimiento y que José Tomás ha aceptado desde el primer momento”.

El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán Matute, también ha tenido palabras de agradecimiento para el torero madrileño por haber escogido la plaza de su ciudad “para su primera comparecencia esta temporada”. De la misma forma, el regidor ha destacado “la gran repercusión económica que tendrá este acontecimiento para la ciudad”.

La presencia de El Juli da una nueva vuelta de tuerca a los planteamientos habituales de José Tomás. Orillado de los principales ciclos del comienzo de la temporada, El Juli podría haber cerrado algún tipo de alianza con el diestro de Galapagar para revalorizar sus paseíllos después de haber quedado ausente de plazas como Castellón, Valencia, Sevilla y Madrid.

El Juli reafirmaría de esta forma su planteamiento de principios de temporada, al liderar el movimiento del grupo de matadores denominado G-10 que ha planteado una reconversión de las condiciones que rigen la contratación de festejos televisados, siguiendo el modelo que el propio Tomás ha seguido desde su anterior etapa en activo.

Por otra parte, esta hipotética alianza con El Juli dotaría de un nuevo interés al particular planteamiento de José Tomás, basado en contados paseíllos en escenarios del segundo circuito. Reaparecido el pasado año después del gravísimo percance de Aguascalientes de abril de 2010, las cosas no salieron como se esperaban y necesitaría de un nuevo acicate para mantener intacta la expectación levantada desde que en 2007 decidiera volver a los ruedos.

14
May/2012

TOROS EN SEVILLA: Tomás Angulo cortó una oreja a un encierro con más posibilidades

El novillero pacense se llevó el único trofeo de una tarde en la que brilló el juego de dos ‘guardiolas’ y en la que Miguel Hidalgo desaprovechó un novillo de rabo

120513 Tomás Angulo

www.lamaestranza.es

PLAZA DE LA REAL MAESTRANZA

Ganado: Se lidiaron seis novillos, el quinto como sobrero, de la ganadería de Herededos de Salvador Guardiola, correctamente presentados. Tercero y cuarto dieron muy buen juego. El segundo anunció buenas cosas pero se lastimó en el último tercio. El reservón primero, el deslucido quinto y el bruto sexto no sirvieron.

Novilleros: Miguel Hidalgo, de marino y oro, silencio y silencio tras aviso.

Ángel Jiménez, de blanco y plata con los cabos negros, silencio tras aviso en ambos.

Tomás Angulo, de marino y oro, oreja y palmas de despedida.

Incidencias: La plaza registró menos de media entrada en tarde muy calurosa y con amenaza de tormenta. Se guardó un minuto de silencio en memoria del ganadero Salvador García Cebada, recientemente fallecido.

Una salva de truenos saludó el minuto de silencio que recordaba a don Salvador García Cebada mientras el tormentón amenazaba con pasar por agua la vuelta a la cotidianidad de los tendidos maestrantes. Dentro de los chiqueros de la plaza aguardaba un encierro de Guardiola, en su palo de Villamarta, que echó un tercero y un cuarto para salir lanzado de Sevilla; un segundo de buen son que se lastimó y tres más que por reservones, informales o brutos eran un trago largo para la terna de ayer.

Había ganas de ver con los utreros al novillero pacense Tomás Angulo, que tantas y tan  buenas sensaciones dejó en esta misma plaza toreando sin picadores. Para la ocasión estrenó el vestido que le regaló la Real Maestranza y tuvo la suerte de sortear uno de los dos novillos de alta nota que saltaron ayer. Y aunque anunció cositas buenas y ganas de agradar también acusó el cambio de escalafón y no pudo ocultar cierto verdor. Firme y natural con el capote, le faltó algo de compromiso manejando la muleta aunque se gustó y gustó más en las series de naturales y en los remates de las series antes de agarrar una estocada al segundo intento atracándose de toro. También se echó de verdad a matar al sexto, un novillo bruto y  muy descompuesto que le hizo sudar la gota gorda.

Pero el cuarto, de excelente son, nobleza excelsa y duración infinita se encontró delante con Miguel Hidalgo, un muchacho grandullón que se despedía de novillero antes de doctorarse en Granada. Pero enseñó demasiadas carencias y la verdad es que no supo ni que hacer con él y confirmó que las dudas que había mostrado con el reservón, tardo y peligroso ejemplar que hizo primero no habían sido casuales. La oportunidad había sido de oro y se le esfumó por completo.

Completaba el cartel el ecijano Ángel Jiménez, otro triunfador de los festejos veraniegos para noveles que no se salió del guión al que ya nos tiene acostumbrados. Pinturero y habilidoso, también faltó de reposo, se le puede conceder ésta vez el beneficio de la duda. El segundo de la tarde, que anunciaba buenas cosas, se partió una mano y acabó rebrincándose. Con el quinto, informalete y corto de viajes, prolongó un trasteo animoso y movido que no llegó a tomar vuelo.

10
May/2012

Antonio Nazaré inaugura esta tarde la feria de San Isidro

La cita fue el pasado martes, en tierras de Vejer. Álvaro Núñez Benjumea le había encerrado en la placita de El Grullo dos vacas y un toro para certificar su estado de forma de cara a un doble y trascendental compromiso: confirmación de alternativa y apertura del largo serial isidril, que comienza esta misma tarde. La prueba se verificó sin ningún problema, “con buenas sensaciones”, calentándose con las becerras y cuajando de cabo a rabo un buen toro de Cuvillo que le permitió torear a placer. Antonio Nazaré estaba preparado y ya aguarda en Madrid el momento de volver a vestirse de luces para refrendar su doctorado -estoqueará el primer toro que salte en la feria- apadrinado por Miguel Abellán y en presencia de Leandro. Los toros pertenecerán a la divisa de El Cortijillo.
Nazaré aterriza en Madrid sabiéndose en el punto de mira de los profesionales después del triple toque de atención que ha reiterado en Sevilla. Primero, entregándose a tope el último 15 de agosto; bordando una de las faenas de la temporada 2011 el día del Pilar y cortando una valiosa oreja en la recentísima Feria de Abril a un interesante y exigente ejemplar de Fuente Ymbro que le acabó hiriendo. La recuperación del percance ha sido inmediata, pero también dolorosa. “El fisio tenía que meterme los dedos en la herida para que todo fuera más rápido”, explica el torero, que afrontó la prueba definitiva delante de las reses bravas sin acusar ningún tipo de molestia: “después de estas semanas de rehabilitación, no he sentido ningún tipo de dolor al ponerme delante del toro y de las vacas”.
Antonio Nazaré, uno de los valores más sólidos de la actual cantera sevillana, no tuvo dudas después de aquella molesta cornada abrileña. Estaría listo para liarse el capote de paseo en Madrid esta tarde. “Confirmar en Madrid es un paso muy importante en mi carrera y por nada del mundo me iba a perder esta cita. Después de cómo me he sentido en el campo voy con más seguridad si cabe. Además, el triunfo en Sevilla me ha dado una enorme moral y estaré en Madrid con todas las garantías”, afirma el torero.
El joven matador de Dos Hermanas es consciente de la responsabilidad que afronta pero también sabe lo que dejá atrás en una dura forja en la que nadie le ha regaladado nada: “no he vivido una carrera fácil pero no puedo quejarme. Me estoy curtiendo como persona y madurando a una velocidad tremenda. Tenemos que recoger los frutos más allá de Sevilla, aprovechar la confirmación y afrontar la temporada metiéndome en ese grupo de toreros dispuestos a dar el salto. Estos años de banquillo me ha enseñado que soy capaz de hacerlo. Éste es mi año”, enfatiza el matador, que tiene muy claros sus objetivos en el toreo: “estoy aquí porque creo que tengo condiciones para ello. Yo no sé lo que tardaré en conseguirlo pero sí sé que llegaré, eso es seguro”.

120508 Nazaré en Cuvillo 6

El joven diestro de Dos Hermanas, después de recuperarse de la cornada sufrida en Sevilla, confirma alternativa con toros de El Cortijillo

La cita fue el pasado martes, en tierras de Vejer. Álvaro Núñez Benjumea le había encerrado en la placita de El Grullo dos vacas y un toro para certificar su estado de forma de cara a un doble y trascendental compromiso: confirmación de alternativa y apertura del largo serial isidril, que comienza esta misma tarde. La prueba se verificó sin ningún problema, “con buenas sensaciones”, calentándose con las becerras y cuajando de cabo a rabo un buen toro de Cuvillo que le permitió torear a placer. Antonio Nazaré estaba preparado y ya aguarda en Madrid el momento de volver a vestirse de luces para refrendar su doctorado -estoqueará el primer toro que salte en la feria- apadrinado por Miguel Abellán y en presencia de Leandro. Los toros pertenecerán a la divisa de El Cortijillo.

Nazaré aterriza en Madrid sabiéndose en el punto de mira de los profesionales después del triple toque de atención que ha reiterado en Sevilla. Primero, entregándose a tope el último 15 de agosto; bordando una de las faenas de la temporada 2011 el día del Pilar y cortando una valiosa oreja en la recentísima Feria de Abril a un interesante y exigente ejemplar de Fuente Ymbro que le acabó hiriendo. La recuperación del percance ha sido inmediata, pero también dolorosa. “El fisio tenía que meterme los dedos en la herida para que todo fuera más rápido”, explica el torero, que afrontó la prueba definitiva delante de las reses bravas sin acusar ningún tipo de molestia: “después de estas semanas de rehabilitación, no he sentido ningún tipo de dolor al ponerme delante del toro y de las vacas”.

Antonio Nazaré, uno de los valores más sólidos de la actual cantera sevillana, no tuvo dudas después de aquella molesta cornada abrileña. Estaría listo para liarse el capote de paseo en Madrid esta tarde. “Confirmar en Madrid es un paso muy importante en mi carrera y por nada del mundo me iba a perder esta cita. Después de cómo me he sentido en el campo voy con más seguridad si cabe. Además, el triunfo en Sevilla me ha dado una enorme moral y estaré en Madrid con todas las garantías”, afirma el torero.

El joven matador de Dos Hermanas es consciente de la responsabilidad que afronta pero también sabe lo que dejá atrás en una dura forja en la que nadie le ha regaladado nada: “no he vivido una carrera fácil pero no puedo quejarme. Me estoy curtiendo como persona y madurando a una velocidad tremenda. Tenemos que recoger los frutos más allá de Sevilla, aprovechar la confirmación y afrontar la temporada metiéndome en ese grupo de toreros dispuestos a dar el salto. Estos años de banquillo me ha enseñado que soy capaz de hacerlo. Éste es mi año”, enfatiza el matador, que tiene muy claros sus objetivos en el toreo: “estoy aquí porque creo que tengo condiciones para ello. Yo no sé lo que tardaré en conseguirlo pero sí sé que llegaré, eso es seguro”.

08
May/2012

OBSERVATORIO TAURINO: Resaquilla de una feria previsible

RESACA

Decepción. El fracaso artístico generalizado; la repetición abusiva de diestros sin interés y en horas bajas; la inoperatividad de un Morante sin suerte ni pulso; la drástica reducción del abono; la escasa concurrencia de público y algunas de esas ausencias que ya han sido más que comentadas han marcado negativamente una Feria de Abril que sin el triunfo incontestable de Manzanares habría sido una catástrofe insalvable, con o sin las orejitas sueltas que se fueron cortando.

Previsible. Desgraciadamente, todo ha ido respondiendo punto por punto al pobre guión establecido: sin argumentos, difícilmente se podía rodar la película. Sí hay que salvar de la quema los muchos y buenos toros sueltos que se fueron sin cuajar por completo por demasiados toreros que mostraron la escasa altura de su techo. Tampoco lograron disparar por completo algunos matadores -caso de Fandiño y Mora- que han dado un pasito al frente sin lograr auparse a esa primera fila tan menguada de efectivos para la que tendrán que esperar. Pero no podemos olvidar las buenas sensaciones de toreros jóvenes  que sí pueden contar para el futuro como Joselito Adame, Nazaré o Jiménez Fortes dentro de una programación que ya había mosqueado antes de que se abriera el chiquero y que confirmó los pronósticos más pesimistas cuando se arrastró el último miura para poner el fin a una Feria fría en lo climatológico y glacial en lo ambiental que se hizo desesperadamente larga.

Reflexiones. La solución adoptada por la empresa después de la torpe guerra televisiva que enmarañó las contrataciones se antoja pan para hoy y hambre para mañana. Para pasar el embite de la crisis se ha optado por abaratar al máximo la confección de la Feria sabiendo que la debacle en la taquilla era una tragedia anunciada. Esto puede ser rentable o asumible a muy corto plazo pero dibuja un futuro poco halagüeño para una Fiesta invertebrada que necesita planteamientos más ambiciosos y una mayor altura de miras en todos los que han vivido durante generaciones de sus beneficios. Pero, con la que está cayendo, el panorama se dibuja sombrío. A veces parece que todos los actores de este singular planeta no creen verdaderamente en esto. Es como si se repitieran unos a otros, “el último, que eche la llave”. Pues eso.

De los premios. No hubo demasiadas dudas. Los principales jurados distinguieron lo mejor, prácticamente lo único que sucedió en el largo ciclo abrileño subrayando la condición de acontecimiento de la segunda tarde de Manzanares. Sí ha llamado la atención la coincidencia de los dos principales jurados, el de los trofeos Puerta del Príncipe y los premios de la Real Maestranza, al dejar desierto el galardón correspondiente a la mejor ganadería de la Feria. En el sigiloso ámbito profesional no ha habido dudas en este aspecto: el encierro de Fuente Ymbro fue el más completo. Desgraciadamente, los dos mejores ejemplares de ese envío no cayeron en las mejores manos posibles y esos toros quedaron prácticamente inéditos. Si la corrida de Ricardo Gallardo hubiera sido despachada -y cuajada- por esos dos o tres que usted sabe y que le hacen ascos se habría llevado de calle todos los premios. Ellos se lo pierden… Y siguendo con los reconocimientos, también ha sorprendido que el interesante pero no excelente encierro de Torrestrella se haya alzado con el premio de la Cruzcampo. Me lo expliquen…

en twitter @ardelmoral