Monthly Archives: Enero 2012

30
Ene/2012

OBSERVATORIO TAURINO: La guerra fría de la tele se cobra sus primeras víctimas

120130 GUERRA FRÍA

Pinchada en un palo. Apestosamente enhebrada en un feble palito: así es la feria de Fallas presentada por el chiripitiflaútico Simón Casas después de pasar las duquelas negras con los cobradores del frac de All Sports Media. Para este viaje no hacían falta tantas alforjas y esta supuesta pasión según San Simón habría merecido un final feliz; nunca  unos carteles de puro saldo que apenas se apuntalan con la doble comparecencia de un Ponce con billete de vuelta y la rutilante estrella de Jose María Manzanares, al que faltará el contrapunto de dos figuras imprescindibles como El Juli y Morante de la Puebla. Ambos se sitúan en el vértice de una pirámide de ausencias en la que también destaca un sólido torero de ferias como Miguel Ángel Perera.

El búnker. Las primeras conclusiones son claras: con excepción del mentado Ponce, que forma parte del paisaje más inalterable de las Fallas, el empresario galo sólo ha incluído a las figuras que pertenecen a la plantilla de los principales holdings empresariales. De la misma forma, se ha prescindido de aquellos diestros con apoderados independientes para bajar el presupuesto de un abono que ha dejado a todo el mundo descontento. ¿Se trata de una venganza o una reacción coral orquestada por el estamento empresarial por el cariz que han tomado los acontecimientos? Vaya usted a saber pero si las cosas son tal y como las cuentan, a Casas le podría salir más barato pagar la morterá que le piden en bloque los G-10 de ASM aunque deje a unos cuantos fuera del ciclo. Ésa es la pata coja de las pretensiones de ASM, el sinsentido que podría estar dinamitando el entendimiento. Pero ojo, ¿remendar las combinaciones con toreros de medio tono sin conseguir rematar cartel alguno permitirá vender los abonos al precio de siempre? Seguro que no. En esa tesitura, el enredo amenaza con romper algunas alianzas que, quizá, no son tan fuertes como parece. Aunque a las figuras no les falten razones han manejado muy mal los resortes de sus reivindicaciones. La altura de miras, de unos y otros, ha quedado en entredicho y la presión de los últimos acontecimientos les obligado a sacar nueva tanda de comunicados. En el suyo, los toreros dan un repaso a los logros de los últimos meses y reclaman el 50% de los ingresos procedentes de la televisión. “Se han producido insólitas alianzas empresariales y pactos corporativos para malograr nuestra iniciativa. Se han buscado entre nosotros cabezas de turco y van a producirse toda clase de represalias, como ya se desprende de cuanto ha sucedido en la feria de Valencia” ha señalado la Unión de Toreros para dar carta de naturaleza a una guerra fría que llega en el peor momento para la Fiesta. Es curioso, la televisión motivó un cisma entre la torería, hace ya más de diez años. ¿Les conseguirá unir en las actuales circunstancias? Raro, raro, raro…

Y Sevilla… Ignoramos en qué punto se encuentran las negociaciones de la próxima Feria de Abril. Tampoco sabemos que si el teléfono de la oficina de la calle Adriano se ha descolgado para los heraldos de All Sports Media aunque Roberto Domínguez, apoderado de El Juli, y Fernando Cepeda, mentor de Perera, no las tienen todas consigo para la ubicación de sus pupilos en un ciclo que, por su idiosincrasia, está obligado a contar con la excelencia. En caso contrario perdemos todos: empresa y toreros pero sobre todo el aficionado, que se retrata en la taquilla pasando fatiguitas sin que nadie le pregunte qué le parece todo este rollo.

24
Ene/2012

OBSERVATORIO TAURINO: La temporada sigue en el congelador

120124 TORO DE OSBORNE EN LA NIEVE

¿Ruptura? El reciente plante de Simón Casas a los muchachos de All Sports Management, léase Rubén Amón y Javie Folqué, puede ser el reflejo del inmenso cabreo del planeta empresarial, que se siente ninguenado por la extraña actitud de los toreros que, bien cargados de razones, han errado por completo en el tempo y las formas de una reacción coral que ya está viviendo algunas deserciones, en especial en la clase media de un escalafón que no puede hacer frente en igualdad de condiciones. El tema está más o menos claro: los toreros quieren que las empresas se sienten a negociar con sus apoderados por un lado y sus representantes de imagen por otro, pero atendiendo a sus pretensiones económicas en bloque. La consecuencia es evidente: televisión y empresas tienen que renunciar a un buen puñado de duros.

Más comunicados. Mientras el asunto sigue más que enconado, los toreros han vuelto a emitir un comunicado con el que se pretende templar algunas gaitas. Este documento señala que “los toreros no pretenden reclamar más dinero a los operadores televisivos ni cuestionar la posición de los subalternos ni de los ganaderos. Tampoco se le discute al empresario su papel fundamental de productor, pero la Unión ya ha expuesto en otras ocasiones que el reparto vigente relativiza el protagonismo de quienes asumen los mayores riesgos y tiempo en las transmisiones”. De la misma forma, vuelven a reivindicar la vuelta de las retransmisiones a RTVE.

Sin novedad en Adriano. El jaleo montado tiene atados de pies y manos a Eduardo Canorea y Ramón Valencia, que han alterado su habitual ritmo de trabajo esperando la resolución de un conflicto que, más que nunca, parece encallado. La cuerda se rompera por la parte más débil y aunque dicen que el teléfono de Pagés no se descuelga para los emisarios de All Sports Management, el tiempo empieza a correr en contra y tarde o temprano tendrán que sentarse en la misma mesa. Mientras tanto, soñaremos con ese mano a mano de Morante y Manzanares con los toros de de Núñez del Cuvillo que se baraja en los corrillos como plato fuerte de un abono que mantendrá idéntica arquitectura a la que se ha ido conformando en los últimos lustros, que tendrá que luchar con los actuales condicionantes económicos. Hay quien apunta también a una hipotética encerrona en solitario del gran artista alicantino, protagonista de la mayor apoteosis vivida en la plaza de la Maestranza en las últimas décadas.

Río revuelto. Algunos aficionados demagógicos, esos que nunca se enterarán de nada, están aprovechando el famoso enredo catódico para despacharse agusto contra las figuras. Con o sin el tirón taquillero que sería exigible, ellos son los que dan sentido a un espectáculo que siempre ha zozobrado en manos de los mediocres. El personal está condenado a entenderse -Pablo Chopera también tiene su parte de razón- sin encarecer un espectáculo en el que el que más agujeros se han hecho en el cinturón ha sido el gremio ganadero. Lo que hace falta, lo decimos una semana más, es repartirse mejor un pastel que no da más de sí. Veremos si el experimento torista y alternativo que ha montado Patón en la feria de Castellón para regocijo de ciertos sectores de la afición    -tres corridas consecutivas en las que alternarán reses de Cuadri, Miura y Victorino- da el resultado apetecido. Café para los muy cafeteros… Ah, de la Unión de Criadores hablaremos la semana que viene, después de la Junta General. Más curvas.

en twitter @ardelmoral

17
Ene/2012

OBSERVATORIO TAURINO: Retransmisiones taurinas; cambia el reparto

120117 Cámaras en la Maestranza

Comunicados iban y venían. Por tercera semana consecutiva, el enredo televisivo mantiene en vilo a la clase empresarial y promete cambiar los parámetros que han regido hasta ahora la retransmisión de las corridas de toros. Saliendo al paso del cruce de rumores y ante el aire enrarecido que se empezaba a respirar en la inminencia de una temporada que anda con la rueda atrancada, tres de las patas del banco salieron al paso para dar su versión de los hechos. El primer comunicado venía firmado por la Asociación de toreros, reconociendo los “riesgos” de una iniciativa que también prevee “soportar las eventuales presiones empresariales”. Al día siguiente, eran los chicos de All Sports Media -léase Javier Folqué y Rubén Amón- los que seguían la estela de sus nuevos pupilos para esbozar, entre otras cuestiones, que se pretende abrir las retransmisiones a otras cadenas generalistas -acoso y derribo del monopolio del Plus- y además de erigirse en únicos interlocutores válidos entre empresas y plataformas televisivas en nombre de los toreros, denunciaba “un reparto arbitrario y desiquilibrado de los ingresos televisivos y excluía a los matadores del control de sus legítimos e intrínsecos derechos de imagen”.

Un poquito de por favor. Aún habría un tercer comunicado: el de los empresarios pidiendo árnica y una reunión que la parte contraria había ido escamoteando sucesivamente. Los miembros de ANOET, tragándose el cabreo, también pedían “una moratoria que permita la negociación de estas cuestiones sin la presión de la premura del momento en que nos encontramos y, sobre todo, de una forma clara y transparente”. Las aguas parecen reconducirse y el propio Simón Casas, que tenía la feria de Fallas en stand by, empieza a tomar aire después de recibir la visita de los hombres de All Sports. Llegados a este punto, y sin dejar de negar los derechos que asisten como dueños de su propia imagen, a los toreros sí se les puede achacar un inoperante ocultismo y cierta falta de oportunidad en unos momentos en la que la Fiesta está necesitada del apoyo de todos. En cualquier caso, el asunto pasa por repartir de otro modo un pastel más o menos sustancioso y retomar cuotas de poder perdidas durante décadas. Hay quien apunta, y no le falta razón, que el empeño de la torería -pero en estilo avestruz y sin dejar de destilar miedos- pasa por derribar de su pedestal a un todopoderoso comunicador radiotelevisivo al que no osan plantar cara de frente, ésa es la verdad.

Cabreo empresarial. Las principales empresas se quejan en privado del ninguneo y la falta de comunicación en una reconversión de los usos y modos aceptados hasta ahora. Tenían derecho a una silla que les ha sido negada hasta hace muy poco en unas conversaciones opacas que, tal y como reconocía el propio Juli, han creado “mal ambiente”. Hablando del madrileño: parece que su ilustre progenitor es uno de los principales animadores de esta revolución catódica que está animando el cotarro informativo antes de que salga el primer toro a la arena.

Aguas estancadas. El enredo televisivo ha tenido otras consecuencias. Sin ir más lejos, ha modificado la normal gestación de la Feria de Abril, que ya tendría que tener esbozadas los principales trazos de contratación. En la calle Adriano el enfado es mayúsculo aunque parace inevitable que a partir de ahora estarán obligados a sentarse con los apoderados por un lado y los asesores de imagen por otro.

en twitter @ardelmoral

14
Ene/2012

El Gallo y la Maestranza: una reconciliación histórica

Joselito actúa en la plaza Monumental a beneficio de la hermandad de la Macarena. Foto de Serrano facilitada por Álvaro Pastor Torres

Joselito actúa en la plaza Monumental a beneficio de la hermandad de la Macarena. Foto de Serrano facilitada por Álvaro Pastor Torres

El próximo 28 de septiembre se cumplirá el centenario de la alternativa en la plaza de la Real Maestranza de Sevilla de un coloso del toreo. José Gómez Ortega -que entonces atendía por Gallito y acabaría pasando a la historia como el gran Joselito El Gallo- recibía los trastos del oficio de manos de su hermano Rafael que, sin saberlo, estaba certificando el nacimiento de una nueva era del toreo y el comienzo de la llamada Edad de Oro. Con tal motivo, el cuerpo nobiliario y el prestigioso artista valenciano Manolo Valdés han sabido poner sus miras en la conmemoración de esa efemérides fundamental para alumbrar el collagge que servirá para anunciar los festejos, ilustrar los programas de mano y timbrar el billetaje del coso sevillano en una inminente temporada taurina que debe comenzar su gestación en estos días.

Javier Benjumea, marqués de la Puebla de Cazalla y teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, se estrenaba en este sencillo acto que en los últimos años se ha convertido en el primer pistoletazo de salida de la campaña. Acompañado del fiscal de su junta de gobierno, el caballero maestrante Santiago León Domecq, y amparado por los empresarios de la plaza, Ramón Valencia y Eduardo Canorea, Benjumea quiso rendir su particular homenaje a la figura de Joselito El Gallo anunciando que en coincidencia con la conmemoración del doctorado del coloso de Gelves, en la próxima feria septembrina de San Miguel, se organizaría algún acto especial que aún está por determinar. En su breve introducción, el marqués de la Puebla de Cazalla señaló que la figura de Joselito era “uno de los pilares de la Tauromaquia en unión de Juan Belmonte con el que protagonizó una transición que no pudo culminar porque se quedó en Talavera de la Reina”.

Curiosamente, recuerdan los antiguos cronistas, Joselito no gozó de buenas relaciones con el cuerpo maestrante en vida. Impulsor y principal actor de la efímera Monumental de San Bernardo -de la que aún se conserva algún resto arquitectónico junto a la actual avenida de Eduardo Dato- se enfrentó con la poderosa clase nobiliaria de la época, que no le perdonó aquella competencia con el viejo coso del Baratillo. Esta reivindicación de su figura, un siglo después de su alternativa, se antoja una hermosa reconciliación histórica que la casualidad ha hecho coincidir con otra efemérides próxima:  en el presente año 2012 también se cumplirán 50 años de la trágica y voluntaria desaparición de Juan Belmonte en su cortijo de Gómez Cardeña. Coincidencia o no, el frondoso árbol del toreo sevillano y la propia ciudad se encuentran con dos fechas convergentes para conmemorar por todo lo alto. Se trata de dos toreros sevillanos coincidentes en el tiempo, el espacio y la historia que ataron juntos un nudo fundamental en el hilo del toreo que no se puede entender hoy sin sus respectivas aportaciones.

la obra. En ausencia del autor, fue el profesor Bosco Díaz-Urmeneta el encargado de desvelar las claves estéticas de una obra que, a diferencia de otros años, gozó de una mayor comunión de la prensa especializada y los taurinos congregados en el Salón de los Carteles de la plaza de la Maestranza para conocer la propuesta de Manolo Valdés, uno de los artistas más reconocidos del panorama artístico internacional.

Antes de analizar el cartel Díaz-Urbeneta quiso rememorar la figura del caballero maestrante y pintor Juan Maestre de León, principal impulsor y animador de esta colección de arte contemporáneo iniciada en 1994 que, a juicio del profesor de arte, “debería ser un ejemplo a seguir para otras instituciones que no han tenido el valor de hacerlo”.

Formalmente se trata de la reproducción de una fotografía histórica de Joselito en actitud de brindar con un fondo blanco combinado con elementos de color que completan el collagge. El blanco y negro de la imagen principal contrasta con los tonos añadidos por el artista, en especial por esa “giralda sugerida y el amarillo albero y el rojo de los colores de la Maestranza, una lluvia de cromatismos que enfatiza el tono gris del torero”. Según el profesor Díaz-Urmaneta, Manolo Valdés ha pretendido “subrayar más el motivo del brindis al público que la figura del propio Joselito”, que, en cualquier caso, cumple cien años como matador de toros sin dejar de estar en la más rabiosa actualidad.

10
Ene/2012

OBSERVATORIO TAURINO: Se enquista el enredo catódico

images

Palmo de narices. Afrontábamos el nuevo año mirando a la tele pero hemos seguido subiendo la empinada cuesta de enero sin dejar de enredarnos en los bucles de un embrollo catódico que podría condicionar el comienzo de la temporada; que promete modificar el futuro inmediato de la organización del espectáculo. Ya les decíamos hace sólo una semana que los principales empresarios taurinos andaban pendientes de una reunión con la empresa All Sports Management -que ahora gestiona los derechos de imagen de los principales matadores al margen de empresas y apoderados- para saber a qué atenerse en la contratación de los toreros para componer unas ferias que, como la de Valencia, tienen que ser presentadas en pocas fechas. A día de hoy, empresarios y apoderados se ven con las manos atadas en espera de conocer las exigencias del nuevo escenario: los toreros quieren ser dueños de sus derechos y se armó el follón.

A la espera. Aquella famosa reunión quedó en agua de borrajas. Sin solución de continuidad el representante de All Sports Management, Joao Folque, señalaba esta misma semana como punto de partida de unas negociaciones que se personalizarán con cada plaza, con cada empresa. Folque también abría una puerta que podría tener inesperadas consecuencias: abogaba por la recuperación y puesta en valor de la emisión de festejos en abierto, lo que chocaría de frente con la exclusividad de Canal Plus, que mantiene contratos en vigor con las plazas, de Sevilla y Valencia, entre otras. La actitud de los toreros parece firme esta vez y les asisten razones de peso. No se pueden hacer componendas con su imagen sin contar con su opinión en la mesa de negociación. El reparto del pastel    -que es más sustancioso para algunos que cuando se ponían delante- puede y debe cambiar de proporciones. Y será por el bien del futuro de la fiesta. Esas lentejas que las comes o las dejas han quedado obsoletas y ambas partes están condenadas a entenderse para modernizar el espectáculo. No se olviden los panegiristas del torero modesto y los toros del tío Picardías: la retransmisión de la totalidad de las ferias tiene sentido desde la presencia de las auténticas figuras del toreo, sí los del G-10, y la lidia de las ganaderías en mejor momento. Los festejos que completan esos abonos pueden servir de relleno, también de oportunidad para toreros en trance de lanzamiento pero jamás de base del tinglado. Pero el caso es que la perversión del sistema los ha convertido en el soporte de un negocio que ha hecho una mina de oro de lo accesorio. Quizá estemos en el comienzo de la revocación de ese proceso. Ganará la calidad aunque, probablemente, se resentirá la cantidad de espectáculos televisados en el mismo paquete. Mientras tanto, los toreros permanecen cautelosamente callados en espera de unas conversaciones que han hecho demorar demasiado. Dicen que ni siquiera los apoderados conocen las inquietudes de sus pupilos. La semana que viene, más…

Sin noticias de la Unión. Expirado el plazo establecido, seguimos sin conocer la conformación de ninguna candidatura completa para afrontar el liderazgo de una institución centenaria que está pasando horas bajas. Fuera de foco se habla de todo pero el barco permanece a la deriva sin que nadie se decida a empuñar los remos. Se impone la altura de miras; los grandes están obligados a dar un paso al frente para retomar el rumbo de una nave venerable que no puede desaparecer o quedar en manos inadecuadas.

en twitter @ardelmoral

02
Ene/2012

OBSERVATORIO TAURINO: El año comienza mirando a la tele

120102 Niño mirando la tele

Cuenta atrás. Ya conocimos las ganaderías que se lidiarán el año entrante en la plaza de Sevilla y en menos de una semana comenzará el desfile de apoderados por los despachos de la calle Adriano en orden decreciente a la importancia de sus matadores. Sin solución de continuidad, el marqués de la Puebla de Cazalla se estrenará ante la prensa taurina para presentar el cartel que Manolo Valdés ha pintado para anunciar la temporada en la plaza de la Maestranza. La campaña taurina 2012 ha comenzado a calentar motores y ya sabemos que Hermoso de Mendoza -que la está formando en América- será el primer ausente voluntario del ciclo. De los dioses de piedra nada sabemos aún…

Escollos catódicos. Pero con o sin el genio de Galapagar, que no ha dicho ni mu, los Pagés y la mayor parte del empresariado taurino andan pendientes de una hipotética reunión con los chicos de All Sports Management -la empresa que detenta los derechos de imagen de los toreros al margen de los apoderados- para revisar los emolumentos de los coletudos, que se quieren aumentar sustancialmente. Semanas atras, en estas mismas páginas, Ramón Valencia señalaba que para 2012 permanecía vigente el contrato con Canal Plus para retransmitir la Feria de Abril de Sevilla. De la misma forma, el cogerente de la empresa Pagés explicaba alto y claro que una feria como la de Sevilla era inviable sin el concurso de la televisión. La pelota está en el tejado pero el personal está condenado a entenderse aunque será complicado equilibrar la balanza.

El caso de Las Ventas. En Madrid ya han puesto a remojar las barbas, por si acaso. Después de dejar en la cuneta la oferta de Tomás Entero, la Triple Entente de Choperitas, Casas y Matilla ha logrado frenar la especulación económica en el concurso de la plaza y el canon ofrecido sólo supera un puñado de duros al mínimo establecido por la Comunidad de Madrid. En esa tesitura, Manuel Martínez Erice -el verdadero hombre fuerte de Taurodelta- ha sacado pecho para decir a quién quiera oirlo que la plaza de Madrid, con el nuevo escenario económico, podría afrontar su larga temporada sin la presencia de las otrora imprescindibles cámaras de televisión: resumiendo, que cambian los condicionantes para negociar. A pesar de todo deben andar muy pendientes de esa fantasmal All Sports Management que podría remover muchos de los usos habituales en la contratación de los toreros. Agárrense, que vienen curvas. El mango de la sartén podría estar cambiando de manos.

Triste dato. Las doce uvas que atragantaron el recibimiento del nuevo año llevaban aparejadas la entrada en vigor de la abolición de la fiesta en Cataluña. La prohibición es oficial desde el pasado día uno de enero. Ya saben de sobra que en Galicia empiezan a pintar bastos. Pero hay otros flancos muy desguarnecidos que convendría reforzar: Asturias o Baleares -con una oferta taurina escasa y languideciente- podrían ser el próximo objetivo de los incansables antitaurinos, que también andan frotándose las manos en San Sebastián. Por cierto, la ILP taurina que pretende desandar el camino abierto por los abolicionistas sigue necesitando el apoyo de los aficionados. Aún hacen falta un puñado de miles de firmas para alcanzar esas 500.000 que validen la tramitación de la iniciativa legislativa popular ante el congreso de los diputados. Estrenamos año y la cosa sigue que arde…

en twitter @ardelmoral