22
Jul/2013

Manuel Torre, el “cantaó”

A Juan de la Plata

Manuel Torre junto a Manuel Vallejo en una fotografía de 1926, cuando don Manuel recibió la Llave de Oro del Cante.

Manuel Torre junto a Manuel Vallejo en una fotografía de 1926, cuando don Manuel recibió la Llave de Oro del Cante en el Teatro Pavón de Madrid. Torre es el tercero por la izquierda, de los que aparecen sentados. 

Llevamos doscientos años discutiendo sobre lo que es un cantaor de flamenco, su diferencia con un cantante, sobre lo que es el cante jondo y el cante flamenco, sobre lo gitano y lo andaluz, sobre el cante de pellizco y la suave caricia en el alma. Para algunos, como Caballero Bonald, Silverio y Chacón eran dos “copleros”. En el caso de Silverio, José Ortega Morales, uno de los hijos del gran Enrique Ortega de Cádiz, dijo en una entrevista hecha en 1922 que el sevillano fue el más largo por seguiriyas, según le aseguró su propio padre, que cantó muchas veces con él. Y en cuanto a Chacón, solo un desorientado puede decir que no era tan flamenco como cualquiera de los de su generación. Silverio Franconetti fue quizás el primer cantaor que se puso “artista” en los documentos oficiales. Lo hizo ya cuando se casó en Málaga, en 1868. Y lo volvió a hacer cuando en los 70 se empadronó en Sevilla, en la Alameda de Hércules. El de la Alfalfa fue un auténtico adelantado en cuanto a la dignificación del cantaor de flamenco, como en tantas otras cosas relacionadas con el arte. En el siglo XIX los cantaores aparecían siempre como tablajeros, herreros, alfareros o jornaleros, que eran sus verdaderos oficios. De esta manera rezan en los padrones figuras históricas como el Planeta, el Fillo, Curro Durse, el Nitri o Francisco la Perla. El gran cantaor jerezano Manuel Soto Loreto, Manuel Torre (Jerez de la Frontera,1880-Sevilla, 1933), se dejó ver por Sevilla la primera vez apenas comenzaba el siglo XX. Los cafés cantantes de más solera, como fueron los de El Burrero y Silverio, se habían clausurado ya y el Salón Novedades era la mejor plaza para torear a compás y con jondura. Manuel vino a cantar al célebre salón de la Campana y lo hizo acompañado de Antonia la Gamba, su amante, de Cádiz y catorce años mayor que él. La bailaora le dijo que había que empadronarse, y cuando rellenaban la hoja del censo le preguntó el responsable del Ayuntamiento:

-¿Usted en qué trabaja, don Manuel Soto?

-Yo soy cantaó -le respondió el gitano de Jerez.

-¿Artista?

-No; cantaó.

-¿Cantante?

-Le he dicho que no. El cantante es mi paisano Chacón. Yo soy cantaó por to lo jondo.

Soto Torre Manuel Torrejón 1901Cantaó

En efecto, don Antonio Chacón aparece empadronado como “cantante” en un censo sevillano de algunos años antes. Tras una agria discusión entre Manuel y el encargado de rellenar la hoja, y ante el asombro de la Gamba, éste escribió la palabra cantaó en la casilla del oficio del sobrino de Joaquín Lacherna, siendo la primera vez que en Sevilla se reconocía en el Padrón el noble oficio del cante con la denominación laboral cantaó. Que sepamos, claro, porque todavía hay mucho que investigar para llegar a conclusiones certeras. Manuel Torre llegó a Sevilla comenzando el siglo XX y ya no se fue de la capital andaluza. Murió en 1933, en la miseria, como era habitual en aquellos tiempos. No sin dejar una huella imborrable en la historia del cante gitano. Siempre tuvo claro, según el documento que hoy comentamos, que era “cantaor” y no “cantante”. Así quiso que rezara en el Padrón Municipal de Sevilla, quizás sin saber la importancia que le daríamos al hecho ciento doce años después, cuando del Torre no se conservan ni sus huesos. Pero ahí están sus discos.

33 thoughts on “Manuel Torre, el “cantaó”

  1. Faustino

    Muy interesante el tema que traes Manuel. Precioso lo del cante de pellizco vs la suave caricia en el alma, que me ha recordado a cómo Domingo canta el Otello de Verdi y cómo lo hace Pavarotti. Las diferencias entre Chacón y Torre son para mí las mismas que entre Torre y Tomás, el príncipe de la Alameda y Pastora, Ella y Vallejo, Él y El Cojo, Sordera y Sernita, José y Ranca, Enrique y Carmen. Cada uno es un mundo, como ocurre en todas las músicas, y plantear cuestiones raciales en el paraíso del mestizaje, que es lo que al fin y al cabo es Andalucía, resulta una falacia. Gracias amigo.

  2. Faustino

    La Wikipedia define así falacia (parece redactada para ser aplicada al tema de lo racial en el flamenco): Una falacia o sofisma es un razonamiento incorrecto que aparenta ser correcto. Es un argumento que no tiene validez ya que las razones dadas para soportarlo no están relacionadas con el tema, aunque parecen estarlo. Se apoyan en las formas de la lógica y de la teoría de la argumentación, pero sólo para parecer válidas, sin llegar a aplicar de forma estricta sus mecanismos. Las falacias pretenden ser persuasivas, es decir, han de parecer argumentos sensatos para el receptor.

  3. lagazapera Post author

    A Faustino: Me pareció curioso que Torre pusiera “cantaó” en el Padrón Municipal. ¡Toma ya! Y me lo imagino diciéndole al del Ayuntamiento “yo soy cantaó” y no “tablajero”, porque el jerezano vino a Sevilla a “cantá”. En Málaga hay una partida de defunción de un tal José María de los Reyes, que reza como “cantor”. Es de 1856, el año de la muerte del Planeta. Son datos curiosos, pero significativos. La cosa cambiaba cuando eran guitarristas o bailaores, pues rezaban como “Maestro de guitarra” o “Maestro de baile”. Lamparilla o el Maestro Pérez, por poner dos ejemplos. Camarón le llamaba a Enrique Morente el “cantante”, supongo que cariñosamente. “Por cómo vestiía”, me dijo un día la Chispa, su viuda.
    Un abrazo, maestro.

  4. angel Vela Nieto

    El historiador de la fotografía Miguel Ángel Yáñez Polo, en uno de sus interesantes trabajos, incluyó una fotografía de estudio de un joven llamado Lolo Vega al que se supone ascendente de los Gitanillos de Triana, del tronco de aquel mítico Curro Puya. En la foto, realizada en 1867, consta: Lolo Vega. Cantaor de flamenco. El muchacho tenía claro lo que era…

  5. Emilio P.

    Te agradezco enormemente,amigo Bohórquez,estos escritos.Para mí esto es lo que debe aportar la Universidad,la investigación.El cantaor a cantar,y el historiador flamenco a ampliar el conocimiento de este
    arte.
    Creo observar en la foto,primera fila,a Escacena y Pepe Marchena.
    Un abrazo

  6. lagazapera Post author

    A Ángel Vela Nieto: Los cantaores tenían claro que eran cantaores, pero en los padrones municipales, sobre todo en el XIX, era raro que alguno apareciera como “cantaor”. En Triana, por ejemplo, y sabes que llevo consultados decenas de miles, no he encontrado ni uno solo. Y en Sevilla, solo el de Manuel Torre y ya en el siglo XX. Otra cosa es un pié de foto de algún libro o periódico. Gracias, Ángel.

  7. lagazapera Post author

    A Emilio P.: Marchena no está, pero sí Escacena, Cepero, Pepe de Badajoz, Luisito Maravilla, su padre, el Niño de las Marianas y otros. Un abrazo, maestro.

  8. GinesF

    “El cantante es mi paisano Chacón. Yo soy cantaó por to lo jondo.”

    Que grande el Torre.

    En principio puede sorprender que hace cientoypico de años ya tuvieran las mismas “disputas” que se han repetido durante todo el siglo XX y que sin duda se seguirán repitiendo a lo largo de XXI.

    Pero cuando uno se va haciendo mayorcito y descubre que son las mismas que se producen en muchos otros ámbitos de la vida, y que ha sido así durante siglos y siglos, aprende a minimizarlas y a quedarse con lo realmente importante.

    Hay mucho que aprender de Torre y de Chacón. Y de usted también Manuel.

    un saludo.

  9. lagazapera Post author

    A GinesF: Tengo que decir que Chacón y Torre se adoraban mutuamente y se respetaban mucho. Entre ellos no había problema ninguno, pero la afición los encasillaba en una y otra estética musical. A mí cuando me preguntan qué es el cante gitano suelo decir siempre: escuche a Manuel Torre, a Fernanda, a Manuel Agujetas, a Juan Talega… Pero eso no quiere decir que le dé más importancia a Torre que a Chacón. Don Antonio ha sido el más grande, al menos para mí. Escúchenlo bien y escuchen también a los de su tiempo y comprobarán que el maestro jerezano era un adelantado, un cantaor con unas condiciones musicales extraordinarias.
    Yo sí que aprendo de ustedes. Un abrazo.

  10. Estela Zatania

    ¿Me pregunto cuándo sería la *última* vez que se escribió “cantaor” en un padrón? En los tiempos de Torre y Chacón, supongo que podías poner el oficio de la manera que quisieras. Hoy en día, estamos muy informatizados, y sólo se admiten los oficios que aparecen en los bojas y boes. En el 2001, que fue la última vez que coticé como artista, si tú ponías “cantaor” o “cantaora”, automáticamente salía impreso como “cantante”. También recuerdo cuando los guitarristas se ponían como “cantante”, porque los que trabajaban con la voz tenían derecho a jubilarse a una edad más joven que los músicos.

    Interesante también que los artistas flamencos figuraban fiscalmente en el mismo régimen especial que los de “circo, toros y variedades”. De esto sólo hace una década, igual todo ha cambiado.

  11. juan valderrama

    ¿Que Caballero Bonald ha dicho eso, Manuel?
    Se ve que el hombre chochea.

  12. MIGUELÓN

    Buenas, ¿que hay de aquello de que el segundo apellido de Manuel Torre?
    Quiero decir, Manuel Soto Liptón o Leyton, en vez de Loreto….
    Un saludo.

  13. lagazapera Post author

    A Miguelón: Loreto y Leiton es lo mismo. Aparece indistintamente en diversos documentos familiares. Es largo de contar y ando mal de tiempo. Ocurre igual con Currito el de la Geroma o Joaquín Lacherna. Un abrazo.

  14. Emilio P

    Es cierto amigo Bohórquez,en la foto está Escacena,Cepero,Niño de las Marianas.etc. Con todo mi respeto para los aficionados,estoy contigo,Chacón no sólo ha sido el más grande,sino que dignificó este arte,lo amplió y lo universalizó,en palabras de Pepe Marchena. Un abrazo

  15. JUAN JOSE HIDALGO

    Dos comentarios:
    1) Según la bibliografía perfectamente referenciada de “Silverio, Rey de los Cantaores” (José Blas Vega.- Ediciones La Posada – Ayuntamiento de Córdoba, 1995) Silverio aparece como cantaor (cantador) en la Guía Zarzuela de Sevilla (edición anual, 1865-1890)
    2) ¿Manuel Torre o Manuel TORRES? En la reseña que se hace del insigne cantaor de Jerez en el libro “Arte y artistas flamencos” (Fernando el de Triana, 1935) se recoge como MANUEL TORRES y en discografía también aparece así

    SALUDOS

  16. Carmen Arjona

    Qué hombre tan genial el Torre. Qué clarividencia. Me hubiera gustado estar allí para ver el numerito. Será porque de BOJA y BOE entiendo algo, imagino la cara circunspecta del registrador de turno poniendo en una casilla lo que según él no se podía poner por no ser un oficio ¡ea! pues ya tenemos punto de partida para que se considere oficio a no ser, como bien dice Bohórquez, que aparezca otro dato anterior. Hoy día, Zatania, son los Boletines oficiales, antes eran los propios Registradores los que hacían alarde de un saber infinito para sólo admitir lo que en su razón era admisible en derecho. Total que el ciudadano apocado apoquinaba con lo que decía el de la ventanilla y los que tenían genio y arrestos se salían con la suya, así me temo que tenemos un dato fiable del carácter firme del Torre. Personas como él hacen que las cosas cambien y que se admita lo que un segundo antes era inadmisible. Para que veamos lo cuestionables que son las verdades absolutas. Podríamos escribir un anecdotario, por ejemplo, con objetos que se han quedado en una aduana por tiempo y tiempo, porque el funcionario no sabía en qué categoría ponerlo y qué arancel, en consecuencia, podía cobrar ¡Qué cosas ¿verdad?!
    Saludos, gazaperos.

  17. Paco del Barrio de Santa Maria

    Manuel quiero solo saber una cosita que he leido pero que no he sabido consevar en mi cabezita vieja, aqui viene la preguntita: ¿Tú sabe algo si el mario de La Perla de Cái, el Curro la Gamba tiene algo que ver con esa Gamba novia del Torre? Porque he visto en tu escrito que la Gamba era de Cái.Un abrazo

  18. E Rodriguez

    Una pregunta, en el padrón el segundo epígrafe es el parentesco, Soto pone Jefe y a Antonia ¿Agregada? Es que no lo veo muy claro. Gracias.

  19. lagazapera Post author

    A E Rodríguez: Era Manuel Torre, sin duda, hijo de Juan y Tomasa. En este caso pusieron como jefe al hombre y ella era la agragada, o sea, que no era un familiar. Él se pone Torre, en vez de Loreto, porque era su apodo. Caso raro, pero ahí queda el documento. Saludos.

  20. lagazapera Post author

    A Paco del Barrio de Santa María: Tengo entendido que era de su familia, Paco. Nunca me he puesto a ver el parentesco. Un abrazo.

  21. lagazapera Post author

    A Juan José Hidalgo: Silverio ya aparece como ‘artista’ en su boda, en 1868, en Málaga. Pero en padrones, que es a lo que me refiero, creo que el primero fue Manuel Torre. Es cierto que aparecía en carteles y periódicos como el Niño de Torres, pero ese apellido no aparece en su ancestros. Era, al parecer, el apodo de su padre, Juan Soto “El Torre”. Un abrazo.

  22. JUAN JOSE HIDALGO

    Tengo entendido que Juan de la Plata (a descubrirse señores) fue el que aclaró lo de su 2º apellido, al publicar en el año 1957 la partida de nacimiento de Manuel Soto Loreto y que también fue Juan quien dedujo lo de Torre por el apodo de su padre, ya que este era muy alto. Parece no obstante que existe otra versión y es que al padre le llamaban “Torres” (fonética más o menos) ya que trabajó bastante tiempo de manijero en la finca “Las Torres”. Por la prensa y los libros de la época siempre figuraba como Torres y hasta en alguna dedicatoria famosa como la de García Lorca.
    Pero esto seguramente será dificil de aclarar, quedémonos con los pellizcos que pudo pegar ese hombre.
    Gracias por tu contestación y un saludo

  23. lagazapera Post author

    A Juan José Hidalgo: Eso que dices es sabido desde hace años y, efectivamente, Juan de la Plata es su biógrafo, el hombre que más ha hecho por este artista. Pero es cierto que muchas veces nos mareamos con esas cosas y que olvidamos que lo importante es la emoción que un cantaor puede hacernos sentir.
    Un abrazo.

  24. Pepe Esquivel

    Manuel, has acertado poniendo este tema sobre el tapete y además, que lujo contar con estos comentaristas.
    Conocí a Rafael Salado “El Peluca” en Madrid a finales de los setenta. Vivía por y para el flamenco y regentaba una tabernita en los alrededores de la Plaza Santa Ana, donde solo se despachaba cante y Moriles.
    Tenía puesto en el radio-casete a Juanito Maravilla y un parroquiano dijo..que buen fandanguero, a lo que le contestó Rafael, fandanguero no, artista.
    El Peluca, que tenía tal afición que era capaz de dar dinero por cantar, solía presumir de que tenía el carnet, carnet de artista.

  25. lagazapera Post author

    A Pepe Esquivel: Gracias a ti Pepe por estar siempre pendiente. Un abrazo para ti y tu esposa.

  26. ALVARO DE LA FUENTE

    Tema interesnatísimo que aún hoy está de plena actualidad -ver el grupo del facebook “Puente Genil con el Flamenco”, y os daréis cuenta-en el complejo mundo de los aficionados: gitano y payo; grande y chico; cantaor y cantante; pellizco y azúcar…Estoy con Faustino en que no tiene sentido introducir el elemento racial para definir cualquier manifestación artística. Otra cosa son los factors ambientales o culturales. Y voy más aún, creo que es peligroso; en nuestra mente están las estériles y eternas disputas disputas que ha originado. Lanzo una pregunta a todo, el cante gitano, ¿cuál es?¿ el que hacía Manuel Torre o el Cojo de Málaga? ¿el que hacía Juan Talega o Camarón? ¿el que hacía Tomás Pavón o Terremoto?¿Pastora o la Fernanda? En la ambigüedad y complejidad de las respuestas a estas cuestiones, creo humildemente, está la quid de la cuestión planteada. Un saludo a todos. Manuel, nos vemos mañana en “La Puente”.

  27. Paco del Barrio de Santa Maria

    sobre el cante gitano o no gitano, que jaleo mare mía, yo en este lio de gitano y no gitano suscribo las palabras de cantaorCalixto Sánchez, quien, en una entrevista de marzo de 1990 para la revista Sevilla Flamenca(nº 65 p. 12) dijo: “El gitano canta flamenco porque es andaluz, no porque sea gitano” y ahi queda eso. Un saludo gazapero

  28. José Montiel

    Interesante artículo Manuel.
    Mucho ánimo con tus investigaciones, ese camino siempre estará ahí, se hace camino al andar.
    Un saludo

  29. MIGUELÓN

    Hola Manuel, evidentemente este comentario no es para ponerlo, jeje. Es solo una pregunta, el artículo que me dijiste sobre el libro de Angel Vela, ¿lo subirás a la Gazapera?…por aquí por Córdoba no tenemos acceso al Correo en la edición de papel.
    Tambien aprovecho para felicitarte por la charla del otro dia, he hablado con aficionaos que no acceden a la gazapera y se quedarón muy sorprendidos con tales hallazgos.

    Un abrazo Manuel, y si encuentras un hueco, a ver si me puedes mirar lo que te comente del Niño del Genil.

  30. luis chacon

    Pocos cantes dejó Torre,pocos.Algunos de dudosa ejecución.es más la herencia verbal lo que nos acerca al mito Torre.Chacón fue otra cosa.Pero que curioso que 70 años después ocurriera lo mismo que cuentas,Manuel. Sí pasó lo mismo entre Camarón y Morente.
    José llamaba a Enrique el “cantante”.
    Sin comentarios.
    ¡Feliz verano Manuel!…vaya telica!!!

  31. lagazapera Post author

    A Luis Chacón: Jajaja. Es verdad, Luis. Camarón le decía a su mujer, La Chispa: “Llégate a comprar el disco nuevo del “cantante”. Era por su forma de vestir y por el pelo largo, que Camarón imitó.
    Feliz verano.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>