Monthly Archives: Octubre 2012

31
Oct/2012

Luego no les gusta que les digan fachas

A Esperanza Hidalgo Rivera

Javier Bardem es el villano de la nueva película sobre James Bond.

Javier Bardem es el villano de la nueva película sobre James Bond.

Es admirable que los actores y cantantes más internacionales de nuestro país se comprometan públicamente en causas tan loables como las de defender los derechos humanos y despreciar a los gobernantes corruptos que roban y engañan al pueblo. Por el contrario, son repugnantes quienes lo hacen en beneficio de su imagen pública, los que se van a fotografiarse con los desventurados del tercer mundo o a que televisen sus alardes solidarios en favor de los olvidados por la sociedad del lujo. Los que más hacen por estas personas nunca aparecen en los medios de comunicación. No son famosos, por tanto tampoco reciben premios como el Príncipe de Asturias, que suele recaer casi siempre en celebridades forradas de pasta, aunque eso no quiere decir que no merezcan un reconocimiento tan importante. El gran actor español Javier Bardem es un hombre muy comprometido, pero incoherente a veces, depende de qué partido gobierne en España. Acaba de decir que al Gobierno actual le viene bien que haya tanto paro en nuestro país, algo que nunca dijo cuando mandaba Zapatero. Tampoco sabemos si protestó o no cuando el exministro Solchaga aseguró que la España de Felipe González necesitaba un catorce por ciento de paro para funcionar. Hemos triplicado la tasa de desempleo desde entonces y Bardem hace bien en decir lo que ha dicho, entre otras cosas porque es verdad. Tan inexplicable como cierto. Más inexplicable en un gobierno de izquierdas, que de derechas, porque no olvidemos quién representa a los trabajadores y quién al capitalismo. Me quedo con otro gran actor, el estadounidense Sean Penn, que lleva tiempo luchando por causas también admirables, contra el colonialismo de su país y a favor de pueblos más débiles de la América pobre, caso de Bolivia, cuyo Gobierno acaba de ficharlo para que lleve a las instancias internacionales la “centenaria reivindicación” del país de Evo Morales a Chile para recuperar su salida soberana al océano Pacífico. No se sabe si alguna vez le veremos en la Casa Blanca, esperemos que no, porque perderíamos a un gran actor y, seguramente, acabaría tan pútrido como todos. Bardem no tiene aspiraciones políticas, que sepamos. Ni siquiera vive en su país y aquí no hacen falta actores en la Moncloa porque siempre los ha habido, lo hay actualmente y los habrá. El hecho de que Zapatero se fuera sin un Goya fue una tremenda injusticia. El de los efectos especiales le hubiera encajado como un guante, por su impagable película Vamos al pleno empleo. Lo que es despreciable en todo este asunto es que se repruebe siempre cualquier gesto político de Bardem por su ideología, lo que demuestra la inmadurez de nuestra democracia. El hecho de que sea uno de los mejores actores del mundo, millonario y residente en Miami no tiene por qué privarle del legítimo derecho a ejercer la libertad de expresión y de posicionarse políticamente cuándo y donde le plazca. Cuesta entender que un partido al que se le llena la boca de democracia caiga en la ignominia y en la torpeza de llamar “villano, y no de película” al mejor actor de nuestro país. Luego no les gusta que les llamen fachas.

31
Oct/2012

¿Quieren desvariar conmigo?

A Juan Carlos Blanco

Manolito el soñador

Manolito Bohórquez el soñador

Alguien dijo que se puede matar al soñador, pero no al sueño. Casi extinto estaba ya cuando ayer mismo aprobaron mi solicitud de ser columnista de este periódico, que ha sido siempre el sueño de mi vida. Hacía columnas hace muchos años, cuando un genio del periodismo sevillano, como era Pepe Guzmán, se empeñaba en que escribiera de opinión y que dejara de hacer críticas de flamenco. Todavía conservo páginas en las que mis columnas aparecían en la misma sección donde iban las de Cándido, Emilio Romero, Martín Ferrand o Fermín Bocos. Se las enseñaba a mi madre para que se sintiera orgullosa, pero siempre me decía que no perdiera el tiempo en tonterías, que lo que tenía que conseguir era salir en la tele, ser otro Juan Imedio. Le hacía ver que no iban por ahí mis sueños, que amaba a Larra y a Miguel Delibes y que levitaba leyendo a Raúl del Pozo. Entre mi madre y Fernando Orgambides, quien me dijo un día que desvariaba demasiado, acabaron con el soñador de Arahal recriado en Palomares, aunque no con su sueño. Para hacer realidad una fantasía hay que estar siempre bien despierto, por si te llega la hora, que al fin me ha llegado. Me ha dicho Juan Carlos Blanco, el director, que desvaríe todo lo que quiera y estoy más contento que un rucho en un verde. Según el DRAE, desvariar significa delirar, decir locuras y despropósitos. Procuraré no delirar mucho, aunque espero que esto sea el deliro; decir las locuras precisas y no abusar de los despropósitos, pero tampoco descarto perder la chaveta de vez en cuando ni renunciar al inmenso placer de escupir sapos y culebras. Tampoco voy a caer demasiado en algo en lo que suelo incurrir mucho, que es en hablar de mis cosas, de mí mismo, porque prefiero a veces contar mis gansadas, que las de los demás. Esta mañana soy un hombre feliz. Me he levantado temprano y me he ido al campo a pasear con mi perro Surco, a contarle a los conejos, y a las liebres, y a los caracoles, y a las tórtolas, que por fin voy a ser columnista de El Correo de Andalucía. El campo estaba de un color plomizo, con la hierba mojada y los olivos apesadumbrados, pero todo fue darles la buena nueva y salir el sol y secarse la hierba y ponerse los olivos a agitar sus ya vacías ramas. Estaban festejando la realización de un sueño, el de aquel niño que hablaba con los olivos de Palomares y que hipnotizaba a las gallinas para echarlas al puchero sin sobresaltar a los moradores de Cuatrovientos. Ya estoy desvariando otra vez. Esto puede ser un verdadero desastre.

30
Oct/2012

Fundación Antonio Mairena

Cartel de Antonio Mairena diseñado por el joven gazapero Felipe Rull.

Cartel de Antonio Mairena diseñado por el joven gazapero Felipe Rull. Todo un talento.

Lejos de arrojar la toalla, por lo de la crisis, la Fundación Antonio Mairena ha elegido nuevo presidente, don Antonio Carmona Fernández, cargo al que accede por primera vez. Asimismo, y en la misma reunión celebrada el pasado 10 de octubre, se conforma la nueva junta directiva, que queda como sigue: vicepresidente, don Ángel Camacho Álvarez; tesorero, don Manuel Almero Noval; y secretario, don Antonio Cruz Madroñal. Todos repiten en el cargo y estarán otros cuatro años. El Patronato de la Fundación Antonio Mairena acordó por unanimidad en la citada reunión llevar a cabo un acto de reconocimiento a la Asociación del Cante Grande de Algeciras por su labor en defensa del flamenco y de la obra y figura de Antonio Mairena. Por último, acordó por unanimidad la concesión del Premio Fundación Antonio Mairena al investigador malagueño Luis Soler Guevara, como reconocimiento a su labor en defensa del arte flamenco y la difusión de la obra de Antonio Mairena. Celebramos que haya habido estos dos reconocimientos, sobre todo al maestro Luis Soler, del que todos hemos aprendido mucho y a quien apreciamos en lo personal. Y agradecemos a la Fundación Mairena que haya contado con nosotros para dar a conocer su nueva junta directiva, que va a seguir velando por la memoria y la obra de uno de los grandes maestros del arte flamenco. Felicidades.

29
Oct/2012

Amo a Fátima Báñez

A Juan José Téllez

"No se lo digas a Mariano, pero estamos saliendo de la crisis".

Báñez: "No se lo digas a Mariano, pero estamos saliendo de la crisis. En ocasiones veo brotes verdes". Javier Arenas: "¿De dónde te traen la 'yerba'?".

¿Recuerdan cuando el expresidente Zapatero nos decía que estábamos saliendo de la crisis? Ya ha llovido, ¿verdad? Se referiría a él, claro. Ahora es Fátima Báñez, la ministra de Empleo, la que ha dicho que “España está saliendo ya de la crisis”. Lo que no nos ha dicho es por dónde, porque me gustaría saberlo para arreglarme estos pelos y recibir a la nueva España con una pataíta por bulerías, darle una palmadita en el trasero a la prima de riesgo para que se vaya con sus muertos a Alemania, y decirle a Rubalcaba que no se marche, que irse pa’ná es una tontería, por muy contento que se fuera a poner el compañero Griñan. No te vayas, Alfredo, ahora que va a salir de nuevo el sol en España y parte de Andorra y Cataluña. Siempre he pensado que no saldríamos de la puta crisis hasta que no lo notificara la hermana Fátima Báñez, y ya lo ha hecho. ¡Aleluya! Nada más leer la noticia en El Correo digital he llamado a mi madre para que esté tranquila, que todavía puede verme sustituyendo a Juan Imedio el próximo verano en Canal Sur. El director de mi banco amigo me ha llamado diciéndome que ahora sí puede anticiparme lo de la Declaración de la Renta y que me concederá el préstamo solicitado para reponer la pecera, porque había agotado ya las existencias. He mandado un par de trajes a la tintorería y esta noche voy a celebrar el regreso del jurdó zampándome un plato de langostinos tigres en el Mesón de Alfonso, que de tanto cenar carpas de colores en escabeche se me estaba poniendo cara de lucio extremeño. ¡Viva el PP, cagoendiez! ¡¡Te amo, Fátima Báñez!!

http://www.elcorreoweb.es/

29
Oct/2012

José Ignacio Primo e Isabelita de Jerez

A Isabel Ramos Moreno

Libro IsabelitaAunque haya personas que no valoren el trabajo de los investigadores, siendo los artistas los primeros -hay excepciones, claro-, lo cierto es que sin los llamados flamencólogos, estudiosos o investigadores no sabríamos apenas nada sobre los creadores del arte de lo jondo, sobre los artistas. José Ignacio Primo Martínez es un zamorano al que no considero un flamencólogo al uso, sino mucho más que eso: es antes que nada un gran aficionado al flamenco, dedicado durante un tiempo a programar festivales, pero siempre por amor a este arte y no como una profesión. Le conocía solo de vista, de verlo en los festivales flamencos andaluces acompañado casi siempre por el entrañable Miguel Acal o en compañía de artistas con los que tenía una gran amistad, caso de Pansequito. Le conocí personalmente a raíz de la publicación de su libro Isabelita de Jerez y su muerte en Zamora, que recibí a través de Nandi, la esposa de Miguel Acal, en 2010. En ese pequeño libro descubrí a un verdadero apasionado del flamenco, que fue capaz de investigar  la muerte en Zamora de una cantaora jerezana muy olvidada, Isabel Ramos Moreno, Isabelita de Jerez, aclarando que no falleció en 1935, como rezaba en los libros, sino el 7 de junio de 1942. Acabada la investigación, el siguiente paso fue publicar el libro y lo hizo sin ayuda ninguna por parte de las instituciones públicas. Pero no contento con haber desvelado el misterio de la muerte de tan gran cantaora gitana se propuso seguir investigando y hace unos meses descubrió que sus restos seguían en el Cementerio de Zamora, localizando posteriormente su tumba, abandonada y medio oculta en la tierra. A los cinco años de su muerte, José Durán Mediavilla El Tordo, su marido y la hija adoptiva de ambos, la bailaora Rosa Durán, la trasladaron del Cuartel del Carmen -donde enterraban a transeúntes, mendigos o personas sin familia-, al Cuartel de San Juan donde está todavía. Sin embargo, como a los cincuenta años de impago de la sepultura se suelen mandar los restos a una fosa común o al incinerador, José Ignacio anda haciendo gestiones para que eso no ocurra de ninguna de las maneras.

Tumba de Isabelita de Jerez, una vez que José Ignacio desenterró la cruz y la adecentó.

Tumba de Isabelita de Jerez, una vez que José Ignacio desenterró la cruz y la adecentó.

Primero ha recuperado la cruz de la sepultura, que estaba enterrada en la tierra, casi desaparecida, y luego ha adecentado el nicho. Su única preocupación ahora es que los restos de la gran Isabelita de Jerez no desaparezcan para siempre, sino que pasen al Panteón de Personas Ilustres que está previsto construirse en el Cementerio de Zamora. Según José Ignacio Primo no es un asunto económico, sino de gestión administrativa. Lo importante ahora es que el Ayuntamiento de Jerez o el Instituto Andaluz del Flamenco hagan una gestión para que se conserve para siempre la sepultura o que sus restos descansen en el panteón ya mencionado. Por otra parte, José Ignacio Primo está intentando conseguir que se ponga un azulejo en el edificio de lo que era la pensión Cuatro Naciones, donde se veló el cadáver de Isabelita porque allí fue donde se alojó la compañía de Pastora Imperio, en la que la cantaora iba cuando le sobrevino la muerte, en el Nuevo Teatro, donde esa noche actuaban. La pensión ya no existe pero sí el edificio. Sería muy hermoso que se colocara allí un azulejo recordando dónde murió la cantaora más flamenca de Jerez, que no se fue al otro mundo sin dejarnos el maravilloso e impagable legado de sus discos de pizarra, grabados entre 1930 y 1931, en la Casa Odeón, que habría que reeditar para que no se olvide nunca su obra musical. Es precisamente lo que quiere lograr nuestro amigo zamorano, además de organizar un gran festival si al final consigue su loable propósito. José Ignacio Primo y su señora, enamorada también del flamenco, estarán el sábado en el Encuentro de Gazaperos de Arahal, lo que será una inmejorable oportunidad para que los conozcáis y sepáis más detalles sobre esta hermosa y flamenca historia de amor hacia una cantaora.

Isabelita de Jerez. ‘Cositas que no pueden ser’. Guitarrista, M. Badajoz. 1930.

28
Oct/2012

III Encuentro de Gazaperos

Éste será el menú para el encuentro del día 3 de noviembre

Éste será el menú para el encuentro del día 3 de noviembre en el pueblo sevillano de Arahal.

El próximo martes, día 30, se acaba el plazo para apuntarse al III Encuentro de Gazaperos, que se celebrará el día 3 de noviembre en la localidad sevillana de Arahal. Me satisface decirles que ya hemos batido el récord de inscritos, entre 70 y 80 personas, que vendrán desde lugares como Barcelona, ZamoraCádiz, Almería, Ávila, Córdoba, Málaga, Granada y Sevilla. Se han apuntado la mayoría de gazaperas y gazaperos que estuvieron en adiciones anteriores. Contaremos con la presencia del mejor cantaor de Almería de las últimas décadas, el maestro José Sorroche, además de con el guitarrista Niño de las Cuevas y sus hijos, Antonio y Anamar, que son también artistas. Habrá una representación de Mairena del Alcor, de grandes aficionados como son El Charri y Juanmi Trozo, el hijo del gran Antonio Trozo. También estará el cantaor José de la Mena. De Arahal habrá también grandes cantaores, como son Antonio Ruizo, Antonio el Campana, Paco Esquivel y Jesús Carrillo, además de otros buenos aficionados. Aunque aún no han confirmado su asistencia, sabemos el interés que han mostrado Mari Peña y Antonio Moya, de Utrera, que dependerá de sus compromisos profesionales, algo que entendemos perfectamente. Lo mismo ocurre con el cantaor pontanés Rufino Rivas, que intentará estar también. Este año, además, contaremos con la presencia de Faustino Núñez, una de las máximas autoridades en el conocimiento del flamenco, lo que será todo un honor para nosotros. No faltarán Emilio Plaza y Pepi Orellana, Pepe Esquivel y señora, Carmen Arjona, Quico Pérez-Ventana, José María Cachovaca, Luis Pérez, Fernando Caballo, Alfonso Marín y su hermano Alberto -Alfonso es el dueño del mesón de Mairena donde celebramos el encuentro el pasado año-, Pepe Aldabones, el Juani de la Algaba, Rafael Frías, José Barragán, Lola de Quero, José Ignacio primo y señora -que vendrán desde Zamora-, Conchi Pérez, Paco Mármol -vendrá expresamente desde Barcelona-, José El Cuqui -de las Cabezas de San Juan, aunque residente en Ávila-, Cristóbal y Paco Ojeda, Antonio Portillo, Francisco Cordón y otros, como el granadino Felipe Martín Chica, que harían la lista interminable. Los que tengan interés en estar tienen hasta el martes para decidirse, porque hay que darle ya una lista definitiva al dueño del Salón Torre Victoria. Como les dije en un artículo anterior, este año elegimos Arahal para visitar su Museo Flamenco, el monumento a La Niña de los Peines y los lugares más flamencos del pueblo. El Ayuntamiento nos pondrá a una persona para que nos enseñe lo mejor de Arahal. Sobre las dos y media será el almuerzo, y después del almuerzo, como ha ocurrido en las dos citas anteriores, echaremos un buen rato de cante y tertulia. Digamos que hasta que el cuerpo aguante, y les advierto que Arahal tiene mucho aguante. Por último, les recuerdo que el almuerzo costará 30 euros por persona, y que los cubatas y otras copas irán a parte.

Inscripciones:

pozonuevo.editor(a)gmail.com

Teléfono: 955747146

27
Oct/2012

Si al rey le dan ganas de llorar…

Pobreza

Si al Rey Juan Carlos le dan ganas de llorar por cómo está actualmente España vista desde su palacete, ¿qué debemos hacer los que no somos reyes y podemos perder la chabola a punta de navaja por parte de los banqueros y sus compinches, los políticos? ¿Colgarnos de un olivo? Mantener a un rey para esto. ¡Manda huevos! Menos mal que también ha dicho, desde la India, que “desde fuera España se ve mejor”. Desde Nueva Delhei, desde luego; desde Colonia o París, no sé qué decirle al monarca. Los arrabales de la capital india se han convertido en atractivo turístico, donde por el módico precio de 6 euros se puede participar en tours para ver de cerca cómo se vive en la pobreza. Supongo que el rey habrá visitado algunos de estos arrabales y habrá visto cómo se sobrevive entre enjambre de moscas, excrementos y cientos de toneladas de porquería, para decir que desde fuera, “España se ve mejor”. Tampoco hace falta irse tan lejos, con lo caro que está el gasoil.

26
Oct/2012

Un ciudadano ejemplar

tiburones-politicos_y_banqueros

El hombre de 54 años de edad que se suicidó ayer en Granada una hora antes de ser objeto de un desahucio por parte del banco con el que tenía contraída una hipoteca, José Miguel, era un buen ciudadano: decidió ahorcarse en el patio de su casa en vez de atrincherarse en ella y volarle la cabeza a todo el que se acercara con intenciones de quitársela. España es un país de buenos ciudadanos, diría que de ciudadanos ejemplares. 350.000 españoles honrados han perdido sus casas en nuestro país en los últimos cuatro años. Solo en Granada se practican diariamente una media de cuatro desahucios por orden judicial, y hasta ayer nadie se había quitado la vida por esta causa. Cuando este ciudadano fue a hablar con su banco para solicitar la hipoteca seguramente le dijeron que se la daban porque era “un ciudadano ejemplar”, o sea, sin deudas pendientes, un buen pagador, un ciudadano como Dios manda y el capitalismo demanda. De lo contrario no le hubieran concedido nunca el préstamo, porque usted no puede ser un ciudadano íntegro si al consultar la base de datos descubren que tiene pendientes un recibo de la luz del año la pera o una sola mensualidad de su teléfono móvil. Entonces pasaría de ciudadano ejemplar a ciudadano sospechoso de ser algún día un sujeto moroso. Este hombre de Granada fue primero un buen ciudadano, de los ejemplares, según una fría base de datos, pero al convertirse en moroso, en un ciudadano poco ejemplar para su banco amigo, decidió infringirse él mismo el castigo y se ahorcó en su propia casa. Curiosamente, este ciudadano había pagado de su bolsillo 1.846, 67 euros para rescatar a la banca española, como hemos hecho todos -no por gusto, sino por cojones-, pero ni así han tenido compasión con él. Y se ahorcó. Se habrá ido con la pena de haber perdido los ahorros de su vida, seguramente mordiéndose la lengua y llorando de impotencia con la cuerda oprimiéndole el cuello. Y encima es hasta muy posible que el buen hombre se haya ido creyéndose un ciudadano poco ejemplar, según su banco amigo, cuando ha demostrado todo lo contrario, que ha sido un vecino ejemplar hasta el último minuto de su vida: en vez de atrincherarse en su casa y volarle la tapa de los sesos a quienes iban a robársela, decidió pagar su deuda quitándose la vida. España es un país de millones de ciudadanos ejemplares a merced de los tiburones, de políticos y banqueros corruptos.

25
Oct/2012

Que sea el último que se nos va dolido

Le encantaba esta caricatura suya, de Jano.

A José Blas Vega le encantaba este retrato que le hizo Jano. Es buenísimo.

Esta mañana hablaba de Pepe Blas Vega con otro gran investigador del flamenco, el portuense Luis Suárez Ávila y coincidíamos en que los flamencólogos de aquella generación han estado muy poco reconocidos, para lo que aportaron. Tampoco los de hoy estamos muy reconocidos y, además, somos motivo de mofa y guasa por parte de los mismos artistas, aunque hay excepciones. Pero los de aquella generación, la de los años 60, eran puros románticos y llevaron a cabo una gran labor si tenemos en cuenta los escasos medios con los que contaban. Hoy podemos investigar mucho desde casa a través de Internet, pero entonces había que hacerlo todo en los archivos, y en los tiempos de Franco era complicado porque estaban todos casi abandonados, sin catalogar y en manos de personas sin ninguna sensibilidad hacia el flamenco. Aquí el Partido Socialista hizo una gran labor cuando alcanzó el poder, las cosas como son. Recuerdo que a mediados de los 70 ibas a una parroquia a buscar la partida de nacimiento de alguien y cuando le decías al encargado del archivo que querías encontrar a Juan el Pelao, el gitano que cantaba martinetes, casi llamaba a los civiles. Por eso tenía tanto mérito el trabajo de investigadores como Manuel Yerga Lancharro, Pepe Blas Vega o Luis Suárez, por citar solo a tres, aunque no habría que olvidar al sevillano Manuel Centeno -ya fallecido-, al que, como trabajaba en el Juzgado, estábamos siempre pidiéndole partidas, o al poeta arcense Antonio Murciano, Juan de la Plata, Manolo Ríos Ruiz, Gonzalo Rojo, Romualdo Molina, Emilio Jiménez, José Luis Ortiz Nuevo, Eugenio Cobo, José Gelardo, Luis Soler, Antonio Sevillano y otros muchos, que aún viven. José Blas Vega obtuvo algunos galardones en vida, que sería difícil enumerar aquí, pero se ha ido sin el reconocimiento que merecía. Que no nos pase lo mismo con los que nos quedan todavía vivos. Que no se nos vayan dolidos al otro mundo.

24
Oct/2012

Ha muerto don José Blas Vega

joseblasvega_madrid (1)

El crítico madrileño Pablo San Nicasio me acaba de dar la triste noticia de la muerte del gran flamencólogo José Blas Vega, para mí el maestro de todos nosotros. Esto es un auténtico mazazo para mí y para el mundo del flamenco. Ha muerto esta misma tarde, en la capital de España, de donde era natural. Llevaba seis años luchando contra un cáncer de hígado, que se lo acaba de llevar. Hablaba con él frecuentemente y siempre decía que estaba bien, que iba tirando, pero él sabía que estaba condenado. Yo también. Ha muerto prácticamente trabajando, acabando su gran libro sobre Manolo Caracol, que seguramente habrá terminado. Damos la noticia para que se sepa y esta misma noche nos pondremos a hacer algo más extenso, lo que merece el maestro, que ha aportado al flamenco más que casi toda la nómina de aristas del género, y que se ha ido sin los reconocimientos que merecía, sobre todo en Andalucía, por todo lo que hizo por nuestro arte, por el arte andaluz, aunque él era un gran defensor del flamenco de la capital de España, como dejó claro en uno de sus últimos libros, Los cafés cantantes de Madrid. Alguna vez pedimos para él la Medalla de Andalucía, pero nuestros políticos no hicieron ni puñetero caso. Les interesaba más darles el galardón a Alejandro Sanz o a David Bisbal. Quizás uno de los escasos reconocimientos al maestro en Sevilla fue en Arahal, donde le dimos el galardón Verde, que te quiero verde, que tanto agradeció. Aquel día disfrutó viendo el pueblo de donde eran la madre y el hermano mayor de la Niña de los Peines, artista a la que siempre admiró mucho. Se ha muerto joven aún, con 70 años. Nació el mismo año que Enrique Morente, en 1942, al que ayudó en sus comienzos y en el que tanto creyó siempre. Enrique ya lo sabrá, sin duda, esté donde esté. Y Chacón, y Matrona, y Aurelio, y Bernardo el de los Lobitos, cantaores a los que admiró y de los que aprendió. Hablaba de ellos con veneración. Pepe Blas era un gran aficionado al cante, arte del que sabía más que nadie. Su obra bibliográfica es inconmensurable, al igual que su obra discográfica. La biografía de Chacón (Vida y cante de don Antonio Chacón. Córdoba, 1986), es una de sus grandes obras literarias, un libro que nos señaló el camino a los que queríamos seguir sus pasos. Y qué decir de la Magna Antología de Hispavox, que supuso una especie de Universidad del Cante, cuando de esto se sabía muy poco. Por citar solo dos de sus grandes obras, porque hizo muchas más cosas. Librero de profesión, se hizo con el mejor archivo que haya habido jamás en el flamenco, que será su legado. Aunque su verdadero legado, la mejor herencia que nos ha dejado el maestro, son sus libros, sus biografías, sus estudios sobre los cantes. Tenía Pepe Blas, además, un gran talante; era muy objetivo y jamás militó en corriente flamenca alguna ni se hipotecó con ningún artista, aunque todos conocíamos sus gustos. Era muy marchenero, le encantaba Vallejo y adoraba a Matrona, pero siempre respetó a todos, hasta a quienes no le gustaban. Era chaconiano hasta el tuétano y él fue quien rescató del olvido al genio de Jerez, al que algunos flamencólogos habían despreciado y hasta vilipendiado, por ser gachó. A Pepe Blas le encantaban los cantaores gachós, se rebelaba contra quienes no entendían nada más que de artistas gitanos, porque para él el flamenco no era ni gitano ni payo, sino un arte andaluz, de andaluces; de España, de españoles. Y así lo reflejó en sus libros y en sus muchas producciones discográficas. Hoy es un día negro para el mundo del flamenco y una noche amarga para mí. Estoy ahora mismo con el alma destrozada, porque se me ha ido un maestro y un amigo. Descansa en paz, maestro, amigo. Nunca te olvidaré.