Monthly Archives: Julio 2012

31
Jul/2012

Rajoy o el rey de los pavos

A Pepe Roldán

Duro se está poniendo el turrón para este año, con lo de mangarles la paga de Navidad a los trabajadores del Estado. Hasta el turrón blando se está poniendo duro. ¿No les parece curioso que sea precisamente la paga de Navidad? Creo que es una estrategia psicológica de Montoro, el ministro de Hacienda, para que los funcionarios piensen que ya no podrán hacerles nada peor que dejarlos sin mantecados de Estepa y la peletilla de Badía. No sé, estoy pensando en que habría otras opciones menos dolorosas, puestos a hacer caja, como sacarles los ojos y venderlos en el mercado negro o arrancarles los dientes de oro. Pero la paga de Navidad debería de ser intocable porque, además de que bajará el consumo en tan señaladas fiestas, con lo que eso conllevaría, los afectados van a estar con más mala cara que un esquimal viudo viendo Los vigilantes de la playa. En vez de villancicos y campanilleros, los funcionarios van a cantar este año dolorosas saetas y plañideras playeras:

Esta noche nace el Niño

y no es noche de dormir,

porque va a venir Rajoy

a mangarnos el anís.

Van a ser unas fiestas tristes, sin duda alguna. Desde aquí mi solidaridad con todos los funcionarios de España. No puedo decir qué se siente cuando te dejan sin paga de Navidad porque jamás la he cobrado, pero tiene que joder mucho una putada así. Sin embargo, los pavos están tan contentos que se salen de las plumas. El otro día iba por el campo y escuché cómo un pavo le preguntaba a otro: “¿Tú por quién vas a votar en la próximas elecciones generales?”. A lo que le contestó el otro: “Por el rey de los pavos”. Nunca ningún presidente de nuestro país hizo tanto por los pavos, como Mariano Rajoy. Por eso le votaron tantos en las pasadas elecciones generales, y no precisamente de los que hacen glú glú.

28
Jul/2012

Jesús Méndez impresiona en el Festival Flamenco de Martín de la Jara

Cuando llegas al pueblo sevillano de Martín de la Jara no tienes que preguntar por el recinto donde tiene lugar la zambra, como decían los periódicos de hace dos siglos para referirse a una fiesta flamenca andaluza. Solo tienes que seguir a los de las neveras y en seguida encuentras el sitio, un recinto amplio donde caben más de mil personas y por el que entra el fresquito por todas partes. Desde él se ven las luces de Osuna y Los Corrales, pero la noche del jueves, además, el marco natural contaba con la generosa luz de la hermana luna, que parecía lucir una hermosa bata de cola blanca. Todo parecía perfecto para que aparecieran los duendes, y así fue. Y no todos los aficionados del pueblo confiaban en que la de este año fuera una noche flamenca propicia para la evocación del duende, porque la falta de presupuesto obligó a los organizadores a contar con artistas de no demasiado renombre. El cartel de este año era distinto al de otros, con una apuesta por otras voces, las de figuras nuevas como Santiago Pozo El Nene, el cantaor local, el jerezano Jesús Méndez y dos de las voces nuevas de Huelva, Argentina y Guillermo Cano. Además, una nueva bailaora cordobesa, la joven Alba Luna, que abandonó la danza clásica para hacerse danzarina flamenca con bata de cola y mantón. Contra todo pronóstico, la nueva fórmula funcionó. Se dieron cita cerca de setecientas personas en el patio del colegio, que, un año más, demostraron que no es gratuita la fama que tiene este pueblo de saber escuchar cante, algo muy difícil en este tipo de festivales flamencos. Todo fue salir El Nene al escenario, con la guitarra del astigitano Antonio García, y no escucharse un mochuelo. Este cantaor es de repertorio clásico, como sacado de otra época, apegado a los cantes duros, en la línea de un Menese o un Miguel Vargas. De voz natural y asentada, sus tientos, farrucas, malagueñas de La Peñaranda con rondeña, bulerías por soleá y fandangos naturales, sirvieron para templar la noche. Pero el gran momento llegó con un joven jerezano de 27 años, Jesús Méndez, de la familia de la Paquera de Jerez, que este verano se ha propuesto ponerles las pilas a todos los grandes del cante. Tiene una planta de cantaor que nos anima a soñar despierto, y una voz tan flamenca, que el gran Antonio Mairena, de haberlo escuchado, se hubiera ido un poco más tranquilo. Con la guitarra del maestro Antonio Carrión y un par de palmeros como única orquesta de acompañamiento, la nueva voz del cante -una voz algo dura y no muy larga de registros, pero de impresionante sonido-, dejó patidifusos a quienes nunca le habían escuchado. ¡Cómo sonaron sus cantes sin guitarra del principio, su recuerdo a Macandé y los romanceros del Puerto! Y cómo hizo la soleá apolá de Antonio Mairena, que algunos llaman de Charamusco. Y con qué fuerza y jondura evocó a Manuel Torres en los tarantos y al Serna de Jerez en la cabal mejor acabada de todos los tiempos: Moritos a caballo, cristianos a pie. Lo demás ya fue otra historia. Argentina, con El Bolita de Jerez a la guitarra, estuvo generosa en entrega y palos, pero alargó demasiado su actuación. Esto no le restó méritos, porque cantó muy bien y dejó claro que es, entre otras cosas, de las mejores voces del cante actual. Estuvo magnífica en cantiñas, tangos y fandangos de Huelva. El encargado de cerrar una noche de cante muy variada fue otra voz de Huelva, en este caso de Bollullos, la de Guillermo Cano. Tiene su sello y está defendiendo una escuela siempre atacada y despreciada por la flamencología agitanada, la escuela paya. Se equivocó al cantar por seguiriyas, donde no dice gran cosa, pero endulzó el aire de la madrugada con sus melosas milongas y malagueñas. Como eran ya más de la cuatro de la mañana y hacía frío, su preciosa voz fue una sintonía perfecta para regresar a casa. Eso sí, después de haber pasado una estupenda velada de cante en Martín de la Jara, que no es cualquier cosa.

26
Jul/2012

El amor no entiende de ausencias

Cementerio Palomares

El Correo digital da hoy una noticia verdaderamente espeluznante, de estremecimiento, la de que una mujer de Utrera, de 63 años, exhumó a su marido el pasado 19 de julio, enterrado hace menos de un año en el cementerio de esta localidad sevillana, para abrazarlo, para verlo por última vez. Se fue al camposanto con un martillo y un cincel escondidos en su bolso, esperó a que cerraran el Huerto del Señor y por la noche comenzó a partir la lápida hasta dejar al descubierto parte del esqueleto del amado esposo, el cráneo. La mujer fue descubierta por la mañana junto al nicho y trasladada al área de psiquiatría del Hospital de Valme. No sé qué le diagnosticarán los psiquiatras, pero esta noticia me ha partido el corazón y me ha hecho revivir que de niño, cuando pasaba los veranos en Arahal, estuve a punto de entrar en el cementerio una noche para desenterrar a mi padre, que murió cuando yo tenía solo dos años. Solo le conocía por dos o tres fotografías vestido de soldado, que mi madre guardaba en una enmohecida lata de carne de membrillo. Deseaba tanto verlo, saber cómo era en realidad, que pensé más de una vez en hacer lo que casi medio siglo más tarde ha hecho esta señora, quien seguramente no ha asumido todavía la pérdida del amor de su vida. Con la deshumanización que reina en el mundo, esta clase de noticias nos recuerdan que somos humanos, aunque luego un psiquiatra nos ponga la camisa de fuerza. Hace más o menos dos años falleció un hermano de mi padre al que quería mucho y tuvimos que desenterrar a otro hermano para ponerlos juntos en un mismo nicho. Mis primos de Arahal me preguntaron que si quería presenciar cómo sacaban los huesos de mi tío Manolo, al que también quise como a un padre. Dije que sí sin titubear lo más mínimo y con la total seguridad de que podría soportar el impacto emocional. Cuando observé sus restos sentí el deseo de abrazarlos, pero me contuve. De haberlo hecho, algún especialista me hubiera mandado al área de psiquiatría del Hospital de Valme.

24
Jul/2012

Esto me pasa por vivir en las nubes

Portada Cuatrovientos 2Hace unos meses les dije que estaba en el horno mi primer libro no flamenco, el relato novelado de mi infancia en Palomares del Río (Cuatrovientos. El niño que hablaba con los olivos), donde cuento cómo era la vida en este pueblecito del Aljarafe sevillano entre 1960 y 1973, que fue la época en que viví allí. Lamentándolo mucho, la obra, que está ya para ser metida en imprenta, se tendrá que quedar en un cajón a la espera de mejores tiempos para editar libros. Esto me ha llenado el alma de tristeza, pero entiendo que hay cosas más importantes a las que atender en estos tiempos de crisis que padecemos por culpa de estos mangantes que intentan gobernar España, los que están ahora en La Moncloa y los que la dejaron hace unos meses, que pueden volver muy pronto, en vista de cómo van las cosas: el pueblo se agarra a lo que sea antes de ahogarse. Agradezco mucho el detalle de quienes la reservaron a través de La Gazapera, pero no hubo las reservas suficientes como para cubrir los gastos de la edición, que suman unos tres mil euros. Lástima que ya no haya mecenas, como antaño. Y como las instituciones públicas tienen menos fondos que el plan de pensiones de una liebre, que ya es tener pocos fondos, pues habrá que esperar. Esto me ha servido también para convencerme de que nunca seré un novelista de éxito. Ya me lo decía mi abuelo Manuel, cuando comenzaba a escribir a máquina y lo hacía solo con un dedo. Popá Manué era un experto en bajarte de las nubes. Lo malo es que tengo 54 años y que sigo en las nubes. Y hablándoles de usted a los olivos. Como decía el torero Rafael el Gallo, cada uno es cada uno. Si conocen a alguien que le haya cogido asco al dinero, por tener más del que necesita, y que quiera hacer feliz a este niño de cien kilos y uno noventa de estatura, podrían animarle a que invierta en hacer realidad el viejo sueño de Manolito el de Pepa.

24
Jul/2012

La cantaora Rocío Márquez y su deslumbrante ‘Claridad’

Es el mejor disco flamenco del año, sin duda. La joven cantaora de Huelva, ganadora de la Lámpara Minera en 2007, está recibiendo estupendas críticas por su obra Claridad, donde deja claro que no es solo una cantaora liviana, de bonitos arabescos y una afinación perfecta, sino una flamenca con conocimientos y una enorme capacidad para transmitir el cante.
A lo mejor exageraríamos si dijésemos que es la mejor voz del nuevo cante flamenco, pero, al menos, está entre las tres o cuatro mejores del momento. Estas cosas no se demuestran con campañas de promoción bien dirigidas, sino cantando, creado obras discográficas como la que hoy comentamos.
Con letras suyas y populares, adaptadas tambiém por ella, y con una guitarra maravillosa, la del jerezano Alfredo Lagos, quien también se encarga de los arreglos musicales, Rocío Márquez ha querido regalarnos en Claridad nueve cantes que son unas jotillas de Aroche ligadas con un estupendo fandango de Pérez de Guzmán, unos tangos hermosísimos, unas bulerías de Cádiz muy originales dedicadas a La Perla y Vallejo, un romance acabado con seguiriyas a ritmo -que es de lo mejor del disco-, una tanda de cantes abandolaos, una taranta minera espectacular y una preciosa nana. No se la pierdan
Rocío cantando en el Quitasueños de Huelva. Fotografía, Bohórquez.

Rocío cantando en el Quitasueños de Huelva. Fotografía, Bohórquez.

Es el mejor disco flamenco del año, sin duda. La joven cantaora de Huelva, ganadora de la Lámpara Minera en 2007, está recibiendo estupendas críticas por su obra Claridad, donde deja claro que no es solo una cantaora de bonitos arabescos y una afinación perfecta, sino una flamenca con conocimientos y una enorme capacidad para transmitir el cante. A lo mejor exageraríamos si dijésemos que es la mejor voz del nuevo cante flamenco, pero, al menos, está entre las tres o cuatro mejores. Estas cosas no se demuestran con campañas de promoción bien dirigidas, sino cantando, creando obras discográficas como la que hoy comentamos. Con letras suyas y populares, adaptadas tambiém por ella, y con una guitarra maravillosa, la del jerezano Alfredo Lagos, quien también se encarga de los arreglos musicales, Rocío Márquez ha querido regalarnos en Claridad nueve cantes que son unas jotillas de Aroche ligadas con un estupendo fandango de Pérez de Guzmán, unos tangos hermosísimos, unas bulerías de Cádiz muy originales dedicadas a La Perla y Vallejo, un romance acabado con seguiriyas a ritmo -que es de lo mejor del disco-, una tanda de cantes abandolaos, una taranta minera espectacular y una preciosa nana. Me alegro de haber creído en ella cuando conquistó la Lámpara Minera, del Festival de las Minas, en 2007. Estaba entre los miembros del jurado y recuerdo que tuvimos que soportar alguna que otra burla de quienes solo entienden el cante si se tiene la voz de Fernanda de Utrera o La Paquera. Rocío Márquez no tiene nada que ver con las fenómenas de Utrera y Jerez, es otra historia bien distinta. Me recuerda más a Marchena o a la Niña de la Puebla, que fueron dos grandes artistas del cante. No se la pierdan porque hoy hay muy pocos intérpretes que canten tan bien como esta onubense. Y cantar bien no es necesariamente desescombrar la garganta y arrojar el escombro al público, utilizando una curiosa y rotunda expresión del inolvidable periodista sanluqueño Galerín.

20
Jul/2012

Puñalada trapera a la Bienal

Turulatos nos hemos quedado cuando hemos sabido que Turismo Andaluz le ha retirado la subvención a la Bienal de Flamenco, el festival más importante del mundo en este género, que es una fuente de ingresos para Sevilla porque atrae a miles de personas cada dos años. Además, con mal estilo, cuando faltan cinco semanas para el comienzo del evento y está cerrada la programación. Es una puñalada trapera, un machetazo por la espalda fuera de compás y desafinado. Suponemos que en la desafortunada decisión no habrá tenido nada que ver que el Ayuntamiento lo gobierne el Partido Popular, porque no suelen ser tan bajos y zafios los políticos andaluces, que nunca anteponen el interés partidista al de Andalucía y los andaluces. Con el dinero que ha tirado a la basura Turismo Andaluz en los últimos años, con ciclos como aquel tan nefasto de Las Rutas del flamenco, creado para dar vidilla a los amiguetes, y ahora le retiran la subvención al mejor escaparate del flamenco en el mundo. ¿Quién podría explicarnos por qué se dan tantas ayudas a festivales internacionales de flamenco y se le han retirado a la Bienal esos 150.000 euros? Alguien tendrá que hacerlo, porque es vergonzoso. La Bienal de Flamenco  es de las mejores cosas que se han creado en Andalucía en los últimos treinta y dos años. Cuando José Luis Ortiz Nuevo creó el festival de los festivales flamencos del mundo, en 1980, Sevilla vivía de espaldas a esta seña de identidad andaluza, que languidecía en peñas, festivales gastronómicos y veladas de barrios. La Bienal apostó por una nueva forma de presentar el flamenco en los teatros y recuperó marcos naturales de la ciudad que ni se conocían. Al amparo del magno festival se crearon compañías y los artistas comenzaron a producir espectáculos, estrenándolos en la muestra sevillana para luego venderlos al mundo. Pero la Bienal ha tenido siempre un problema: su politización desde que se creó. Está en manos de los políticos, que la utilizan como les place. No hay que decir nada más.

18
Jul/2012

Adiós a José Moreno ‘El Herejía’

El Herejía es el tercero por la izquierda.

José Moreno 'El Herejía' es el tercero por la izquierda.

Una apreciada amiga me acaba de dar la triste noticia de la muerte, ayer mismo, de un cantaor y bailaor de Triana, José Moreno Moreno El Herejía, que nació en la calle Evangelista en 1937. La misma calle donde nació Juan el Pelao y donde una nieta de Antonio el Fillo, Amparo, parió al torero Cagancho, el nieto de Sr. Manué Cagancho. ¡Pobre José! ¡Cuánto arte se ha llevado a la tierra este hombre! Le conocía muy bien pero hace años que apenas sabía nada de él. José Luis Tirado me contó no hace mucho que no andaba bien y se nos ha ido sin armar ruido, en silencio, dejándonos huérfanos de una manera de cantar y bailar la fiesta de Triana, que ya se nos ha esfumado también. Poco queda ya, aunque todavía tenemos vivos a algunos intérpretes que vivieron de niños en la Cava Gitana y alcanzaron a conocer a los genios. José era la simpatía personificada, el arte natural, el compás medido, la improvisación, la gracia no teatral, sino natural. Cuánto buenos ratos echamos con él en compañía de El Pati y su esposa, Pastora; El Coco y La Perla, cuando formaba parte de Triana Pura. Me decía mi amiga Maria del Carmen que no había visto nada en la prensa sevillana sobre su muerte. Suele pasar. Si alguien no te llama y te lo dice es difícil enterarse. Pero tampoco tiene demasiada importancia. El Herejía era un hombre sencillo, que nunca se dio importancia, aunque la tenía. Se nos ha ido seguramente a un lugar mucho más humano que en el que estaba, en el que estamos todos, de momento. Siempre lo recordaremos como un gitano bueno, sencillo, cariñoso, de una gran ternura, que cuando cantaba y bailaba te transportaba a aquellos tiempos en los que el hambre se solucionaba cantando y bailando por bulerías en un patio de vecinos, un día tirándose los cacharros a la cabeza y otro comiéndose un buen sopeao en familia.

16
Jul/2012

Que no me ayuden a olvidar

Científicos de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), que se aburrían como ostras, están trabajando en un nuevo medicamento que nos ayude a eliminar los recuerdos. Lo han probado ya en ratones y, al parecer, está resultando muy efectivo. Me han dicho que a uno de los ratones le hizo tanto efecto la cápsula que le metieron a un gato en la jaula y acabó cantándole al minino el Carcelero, de Manolo Caracol. El gato, emocionado, en vez de romperse la camisa como hacen los gitanos cuando un cante les llega al alma, se comió al roedor de un bocado. Ahora solo queda probarlo en Mariano Rajoy para comercializarlo. El presidente del Gobierno no es precisamente una linda ratita de laboratorio, sino de alcantarilla. Si le administran el fármaco y elimina el recuerdo de lo que dijo que iba a hacer cuando alcanzara el sillón de La Moncloa, es un problema, porque puede hacer todo lo contrario de lo que dijo. ¡Por muy raro que les parezca! Lo han probado con Rodríguez Zapatero y el expresidente ya no se acuerda de cuando dijo que íbamos al pleno empleo y nos dejó con tres millones más de parados de los que había cuando llegó, además de una deuda que acabarán de pagar nuestros bisnietos, pero que estamos padeciendo nosotros. Me cuentan que no tiene remordimientos de conciencia, que duerme de noche a la pata la llana, lo que nos tranquiliza. No quiero parecer malpensado, pero mosquea un poco, que hayan inventado este nuevo fármaco ahora, cuando los gobernantes y sus cómplices están saqueando las arcas de los trabajadores. Eso es que quieren que olvidemos pronto que teníamos unos derechos, ganados durante años a base de sangre, sudor y lágrimas. La ciencia, una vez más, se pone al servicio de los lobos. No soy muy amigo de los medicamentos, pero si no es mucho pedirles a estos científicos de la  Pablo de Olavide, estaría dispuesto a dejar que probaran conmigo el nuevo fármaco. Les advierto que no hay jarabe que pueda eliminar de mi cerebro el mal recuerdo de haber creído alguna vez en esta pandilla de sanguijuelas y traidores que se hacen llamar con orgullo servidores del pueblo.

13
Jul/2012

El abuelo flamenco de Rita Haywort

Al pueblo de Paradas

Antonio Cansino y la célebre y guapísima Rita

Antonio Cansino Avecilla y su célebre nieta, la guapísima actriz Rita Hayworth.

En un conocido foro flamenco de Internet están muy ocupados con la familia Cansino, la célebre saga de bailaores y bailaoras -bailarines y bailarinas-, de la que me ocupé en Radio Aljarafe hace unos veinte años, en unos microespacios sobre los artistas flamencos de cada pueblo de Sevilla. Como en este foro suelen darle mucha publicidad a La Gazapera, cosa que se agradece, quiero poner mi granito de arena aportando datos interesantes de esta familia de artistas que inició el bailaor y guitarrista Juan Antonio Anselmo de los Dolores Cansino Avecilla, quien, como dijimos hace ya dos décadas, era natural del pueblo sevillano de Paradas, donde nació no en 1866, como apuntan en el foro, sino justamente el 21 de abril de 1865. Su padre fue un personaje en Paradas, célebre criador de caballos, descendiente de judíos cefardíes y emparentado con el padre del gran escritor sevillano Rafael Cansino Assens. Se llamó Joaquin Cansino Espinal, quien se casó con María del Rosario Avecilla Ojeda y tuvieron en Paradas no solo a Antonio, el bailaor y guitarrista, sino a unos cuantos más. Pero fue Antonio el que inició la saga de artistas al casarse con Carmen Reina, con quien tuvo no siete hijos, sino nueve, creo que nacidos en este orden: Gracia, Carmela, Eduardo, Rafael, Elisa, Ángel, Paco, José y Antonio. De todos los vástagos, y aunque bailaron estupendamente todos, solo destacaron tres: Gracia, que con 11 años fue premiada por la mismísima Reina de España, doña María Cristina, madre de Alfonso XII; Eduardo, que era el padre de la famosa actriz Margarita Cansino -la inolvidable Rita Hayworth-, y Elisa, que formó pareja con Eduardo, el más emprendedor de los hijos de Antonio.

Partida de bautismo de Juan Antonio Cansino Avecilla, del 21 de abril de 1865. Fue bautizado en la Parroquia San Eutropio, del pueblo sevillano de Paradas, donde nació.

Partida de bautismo de Juan Antonio Cansino Avecilla, del 21 de abril de 1865. Fue bautizado en la Parroquia San Eutropio, del pueblo sevillano de Paradas, donde nació.

Antonio Cansino fue primero bailarín y luego, cuando perdió la figura, guitarrista de artistas del cante como La Sarneta, José Medina, Antonio Revuelta o El Mochuelo, entre otros. Tuvo academia en Sevilla y en la capital de España. Era un guitarrista de segunda fila -o sea, que no fue Patiño o Paco el Barbero-, pero se hizo muy conocido cuando comenzaron a destacar sus hijos en el baile. Luego, cuando le salió una nieta actriz, la más guapa del celuloide de la época, se convirtió en el abuelo más famoso de Norteamérica. Y por eso se le recuerda hoy, por ser el abuelo de Gilda y no precisamente por cómo tocaba la guitarra, aunque seguramente fue un estupendo artista ya que estuvo muchos años de profesional y formó muy bien a sus hijos artistas: Gracia, Eduardo y Elisa. Además, el hecho de que acompañara a cantaores y cantaoras de tanto renombre significa que era un artista bien considerado entre aficionados y empresarios.

La actriz con su padre y su madre.

La actriz con su padre, su madre y un hermano.

En nuestro afán de colaborar con este foro vamos a publicar en La Gazapera un documento inédito hasta ahora, la partida de bautismo de Juan Antonio Cansino Avecilla, el iniciador de la saga de los Cansino bailarines y abuelo de la gran Rita Hayworth. A ver si entre todos sacamos del olvido a esta familia tan flamenca iniciada por un artista de Paradas, una localidad sevillana donde saben poco de uno de sus vecinos más ilustres, el hijo del célebre caballista Joaquín Cansino y abuelo flamenco de la inolvidable Gilda.  Ahora ya saben un poco más. A lo mejor, hasta le dedican el próximo año su Semana Flamenca, una de las mejores de la provincia de Sevilla.

Espero que en el foro sepan entender que haya publicado la partida de bautismo de Antonio Cansino en La Gazapera, porque en mi empresa no me permiten publicar nada en otras páginas de Internet. Ni escribir tampoco.

13
Jul/2012

Compás del Cante para Manolo Franco

A Guillermo Franco

Manolo Franco visto por Paco Sánchez.

Manolo Franco visto por Paco Sánchez.

Manolo Franco ha sido galardonado con la distinción Compás del Cante. La recibirá en septiembre, en el transcurso de una cena en los Reales Alcázares de Sevilla y coincidiendo con la celebración de la Bienal. Es el galardonado más joven de todos los guitarristas que han sido agraciados con este premio, que concede anualmente Cruzcampo, pero eso no quiere decir que no la merezca, porque es uno de los grandes maestros de la guitarra y una primera figura desde que en 1984 conquistó el Giraldillo del Toque en la III Bienal. Manuel Franco Barón, pues, comparte este privilegio con fenómenos como Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Juan Habichuela y Manuel Morao. Se han quedado atrás maestros como Sabicas o Enrique de Melchor -que ya no están con nosotros-, Serranito, Paco Cepero, Paco Peña o Pepe Habichuela, que sí lo están. Es algo incomprensible, pero eso depende siempre del jurado y el de este año ha decidido que un joven maestro de 52 años fuera el elegido. Se reconoce así la carrera de un gran guitarrista, que, además, es un ser humano de los que ya no nacen. Ayer, cuando Joselito Fernández, de la Hermandad de los Gitanos de Utera me daba la noticia -ha habido mención especial para el Potaje Gitano, de lo que nos alegramos-, en seguida me acordé del padre de Manolo Franco y, sobre todo, de su hermano Guillermo, que ya no se encuentran entre nosotros. Muy pocos sabrán que he grabado discos, de palmero, con Manolo Franco. Su hermano Guillermo y yo éramos sus palmeros oficiales cada vez que grababa algún disco con el Niño de Arahal o Rosa María, la hija del Niño de San Julián. Qué tiempos aquellos. Había planificado mi vida para vivir de las palmas, pero un día el maestro Miguel Acal presentó en Con sabor andaluz, su programa de radio, un disco del Niño de Arahal y preguntó por los palmeros. Yo estaba escuchándolo y dije éste va a ser quien me va a lanzar al estrellato del arza y toma. Mi gozo en un pozo. Miguel no se casaba con nadie y dijo en antena que a los palmeros habría que cortarles las manos por los codos. Fue entonces cuando, desanimado, decidí aprender a poner ladrillos. A compás, claro. Después de estas vivencias con Manolo Franco comprenderán que esté contento por este merecido reconocimiento al maestro de Juan XXIII.