Monthly Archives: Abril 2012

30
Abr/2012

¿Con quién se irían de cañas?

A Antonio Yélamo

El Monarca y su pataíta por bulerías.

El monarca y su 'pataíta' por bulerías. ¡Uff!

Según una reciente encuesta realizada por Cerveceros de España, los españoles eligen al Rey y a Mariano Rajoy para irse de cañas. ¡Toma ya! En la lista de preferencias también se encuentran el Príncipe Felipe, la Princesa Letizia, Felipe González y un buen número de famosos adinerados: Sabina, Rafa Nadal, Antonio Banderas, Casillas, Cristiano Ronaldo, Hiniesta y, entre otros, Fernando Alonso, Serrat, Javier Bardem y Pau Gasol. Todos famosos y pudientes, lo que demuestra que es una elección interesada porque habrán supuesto que serían ellos, los famosos y ricachos, quienes pagarían las cañas. Cosas de la maldita crisis. Con todos mis respetos, creo que irnos de cañas con Mariano Rajoy sería para acabar en el psicoanalista, porque cada vez que pidiéramos una tapita saldría con lo de la herencia recibida. Imagínense que pedimos de tapa una rodaja de morcilla de Burgos y que está poco cocida, sanguinolenta. “A mí no me mires, que yo acabo de llegar y la morcilla es del pasado año”. A la hora de pagar, claro, el presidente nos vendría con lo de la austeridad y al final tendríamos que apoquinar nosotros. El pueblo es siempre el que lo paga todo. Con el Rey no me iría ni a coger monedas. El monarca no nos hablaría de la herencia recibida, como Rajoy, porque él es la herencia recibida por excelencia y no está la realeza española para levantar la liebre. Además, seguramente te llevaría a tomar cañas a algún mesón donde pongan carne de venado o de búfalo, que sube tanto el ácido úrico como la de elefante. A la hora de la multa, como decimos en Andalucía, don Juan Carlos podría salirte por peteneras, que es el cante que más le gustaba del cantaor El Perro de Paterna, uno de sus favoritos. También podría gustarle la Niña de los Peines, ¡cagoendiez! “Paga tú que a mí se me perdió la billetera en Botsuana y hasta que no venga mi yerno de Washington estoy tan tieso como la mojama”, diría el Rey. De todos los que aparecen en la lista de famosos y ricachones con los que los españoles nos iríamos de cañas -a mí que me registren: yo no estaba en casa cuando se hizo la encuesta-, de irme de copas con alguno, sería con Pau Gasol. Lo llevaría al bar de mi añorado Pepe Perejil, el célebre Quitapesares, para ver cómo se las ingeniaba el grandullón de Los Ángeles Lakers para hacer pis en el servicio, donde hasta Aznar tendría que quitarse las alzas de los zapatos y agachar la cabeza para poder entrar. Seguro que a la hora de pagar me diría que lo hiciera yo, pero desde el urinario. “Paga tú Manué, que cuando lleguen los geos te daré el importe”, diría. Los que somos grandes de estatura sabemos más o menos cómo entrar en ese ataúd puesto en pie, pero no cómo salir de él. Si quieren que les sea sincero, de irme de cañas con alguien así más o menos famosillo, sería con Emilio Botín. Sobre todo para preguntarle cómo lleva que de aquí en adelante se vaya a tener que pagar una parte de sus medicinas, con la que está cayendo en España. Las cañas correrían de mi cuenta, claro.

25
Abr/2012

Aquella nefasta noche en la Feria

A José Manuel Peña

Portada de la Feria de Abril de Sevilla diseñada por José Manuel Peña.

Portada de la Feria de Abril de Sevilla diseñada por José Manuel Peña.

Nunca olvidaré la noche que decidí probar suerte como cantaor en la Feria de Abril de Sevilla. Tenía 20 años y menos luces que un patín de cojinetes. Nada más entrar en la feria me compré un sombrero cordobés de cartón con tan mala suerte que al ajustármelo al estilo Juan Valderrama cayó un chaparrón y el sombrero se arrugó. Cuando el dueño de la caseta me vio llegar vestido con pantalón vaquero y chaqueta de cuero, el sombrero chorreando y el pelo por los hombros, se quedó turulato. “¿Qué vas a cantá?”, me preguntó. Ya andaba haciéndole la corte al cante puro y le dije que iba a cantar la seguiriya de El Fillo Mi mujé Alejandra/ a la calle me echó/. Dios se lo pague a mi primo el Gallego/ que me arrecogió. Me miró muy serio y me dijo: “No sé si tienes un primo gallego que te arrecoja esta noche, niño, pero ya estás en la puta calle”. Aquello me causó un trauma terrible y decidí hacerme crítico para machacar a los cantaores. Y en eso ando. La venganza es un plato que se sirve frío.

24
Abr/2012

Decencia sin parcela de poder o poderosa podredumbre

A Rafael Arjona

Consejero a la cárcel

La magistrada Mercedes Alaya ha mandado hoy a la cárcel de Morón de la Frontera a Antonio Fernández, exconsejero de Trabajo de la Junta de Andalucía. Es el tercer individuo que entra en el talego por el caso de los ERE irregulares. El pasado mes de marzo ingresaron Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo, y su exchófer, Juan Francisco Trujillo, que le compraba la coca a su jefe con el dinero de los parados andaluces. Confesó haberse gastado un millón de euros en cocaína. Ellos sabrán lo que se gastaron en mariscadas y orgías con el dinero de los parados, porque tienen cara de golfos y una pinta de corruptos que dan asco. Y esto no ha hecho nada más que comenzar porque hay en la lista más de cincuenta personas. ¿Mandarán también al trullo a Manuel Chaves y a José Antonio Griñán? ¿Ganará el Betis la liga este año? Curiosamente, el ingreso en prisión del exconsejero de Trabajo coincide con la celebración del referéndum vinculante que Izquierda Unida celebrará esta tarde para que sus militantes decidan si gobiernan o no en coalición con el Partido Socialista, como desea hacer Diego Valderas, líder de IU en Andalucía, que está loco por ser el nuevo vicepresidente del Gobierno andaluz. No soy lo que se dice un docto politólogo, sino un flamencólogo cabreado, pero lo dije en este mismo blog al día siguiente del resultado de las pasadas elecciones andaluzas: “El candidato de IU, Diego Valderas, dijo en campaña que habría que meter la escoba en las alfombras de San Telmo. ¿La meterá ahora o la cambiará por el lujoso coche oficial y una considerable subida de su sueldo, hasta ahora un pobre salario comunista?”. Esta pregunta ya tiene respuesta. Lo que no sabemos aún es qué van a decidir esta tarde los seis mil militantes andaluces de Izquierda Unida, que son quines van a tener la difícil responsabilidad de resolver entre seguir siendo decentes sin parcela de poder o mezclarse con la poderosa podredumbre.

23
Abr/2012

Apriétense los cinturones que entramos de nuevo en recesión económica

A Cayo Lara

El periodista Alfredo Urdaci no vería mal volver a Televisión Española.

El periodista Alfredo Urdaci no vería mal volver a Televisión Española.

España entra en recesión. ¡Viva España! ¿Qué quiere decir entrar en recesión? Como dicen en mi pueblo, que vamos patrá como los cangrejos y sin espejo retrovisor. Para qué vamos a marear más la perdiz. En el artículo de más abajo les digo que en mi despensa descubrí el otro día a dos ratones sosteniendo una pancarta en la que podía leerse: “Queso para todos. Abajo el capitalismo”. Algo habrán escuchado hoy los malditos roedores porque han cambiado el lema y ahora puede leerse: “¡Aunque sea pan duro, joé! ¡República ya!”. Y eso, que no han visto el brillo que tenían hoy los ojazos de doña Elena Valenciano comentando la noticia en el informativo de la hora de almorzar. Casi se podía adivinar un orgasmo encerrado en sus vivarachas pupilas. Tiene razón esta mujer cuando les reprocha a los del Partido Popular que culpen a los socialistas de la situación económica de España, porque ellos no son los responsables del desaguisado, sino Cayo Lara, el líder de Izquierda Unida, de ahí que hoy también lo hayan cortado en el citado informativo de Televisión Española. Sobre el déficit de España del pasado año, que fue del 8,5 % y no el que dijo el Gobierno socialista, según ha confirmado hoy Bruselas, la que mintió a los españoles no fue Elena Salgado, sino Cayo Lara. Mariano Rajoy y el comunista manchego tienen la culpa de todos nuestros males. Si la tuviera Zapatero no entenderíamos que siguiera cobrando del Estado más de 150.000 euros al año, entre el sueldo que tiene como expresidente del Gobierno y el que cobra por ser consejero de Estado, cargo al que renunciaron Felipe y Aznar. No somos tan tontos. ¿O sí lo somos? José Luis Rodríguez Zapatero puede parecer poco listo, pero lo es más que los ratones colorados. Menos mal que no todas son malas noticias para España. El periodista Alfredo Urdaci quiere volver a Televisión Española y seguro que Mariano Rajoy no va a poner impedimento alguno. Lo tienes crudo, Cayo Lara. Mejor será que en tus declaraciones no pongas comas ni puntos y aparte, aunque te ahogues.

21
Abr/2012

Cada uno vale para lo que vale

A Juan José Téllez

Juan el Pelao cantando en Casa Rufina.

Juan el Pelao cantando en Casa Rufina.

Mis amigos de verdad, los que miran por mi frigorífico, se llevan las manos a la cabeza cuando leen mis críticas a Izquierda Unida, que es el partido al que voto, ahora que van a gobernar en Andalucía en coalición con el PSOE-A. Los comprendo. El otro día abrí mi despensa y había dos ratones en su interior con una pancarta en la que podía leerse: “Queso para todos. Abajo el capitalismo”. Nunca he sabido cómo acabar en un cargo, aunque sea como asesor de flamenco, que es para lo único que podría servir. Hace unos años un conocido socialista sevillano al que le daba mucha caña en el periódico me prometió colocarme en la Junta si “te portas bien” y cuatro días más tarde lo puse a caer de un burro. No me colocó, claro. Como soy más inocente que un búcaro, aquello no lo entendí muy bien. No salía de mi asombro. Me gustaría trabajar por el flamenco en alguna institución pública o privada, pero lo veo complicado. Para esas cosas hay que servir y a mí se me da mejor buscar a Frasco el Colorao en los censos de Sevilla. ¿A quién le interesa Frasco el Colorao? Hace tiempo un concejal del Ayuntamiento de Sevilla me preguntó que si me veía como director de la Bienal de Flamenco y le dije que no, que me veía más haciendo críticas a treinta y cinco euros. Cada uno vale para lo que vale y lo mío es averiguar de qué color eran los ojos de los galgos de Manuel Torre, y en eso ando todavía. ¿Alguna vez han visto ustedes un galgo con los ojos azules? Con estas confesiones espero aclarar las dudas de quienes estos días me preguntan que si ahora será mi oportunidad. No lo sé. Estoy más preocupado por encontrar a Ramón el Ollero, que no sé dónde se ha metido el padre de las soleares de Triana, y por desvelar el misterio de cómo Jun el Pelao ejercía de machacador en la fragua familiar si era manco de la mano derecha…

20
Abr/2012

El regreso de Pastora

A la memoria de Tolita

sevilla l La Niña de los Peines ha sido la cantaora más importante de todos los tiempos, aunque alguna vez se haya puesto en duda en favor de otras cantaoras de su época que, sin querer restarles méritos, saldrían perdiendo en la comparación. Pastora, que siempre supo que era la más grande del cante, solía decir: “Cuando yo me muera la mejor será la Paquera de Jerez”. La admiraba mucho y la eligió como su sucesora en el trono del arte jondo, como La Sarneta, La Trini y la Serrana de Jerez la eligieron a ella.
No se puede decir que la genial artista sevillana no haya sido reconocida en su tierra, porque sería negar la realidad. Fue reconocida por el público de toda España durante sesenta años, y para una artista, ese es el mejor homenaje. Es cierto que cuando tras la guerra civil del 36 se retiró para dedicarse a su familia y quiso regresar en 1949 con España y su cantaora, el gran espectáculo que le montó Pepe Pinto para hacerla regresar a los escenarios, comprobó entristecida que el público de España había cambiado, que estaba por otras cosas. La obra, en la que  habían metido gran parte de los ahorros de toda una vida, constituyó un fracaso económico y sirvió para que la Emperadora del Cante decidiera alejarse ya para siempre de los teatros, dedicándose a su casa y tomando parte solo en homenajes y fiestas particulares de sus amigos importantes, como Belmonte, que la admiró siempre mucho.
A partir de aquel fracaso sí se sintió olvidada y desplazada, aunque no por todos. Curiosamente, el gran homenaje de su vida no se lo dieron en Sevilla, en la ciudad donde nació, sino en Córdoba, en 1961. Siete años más tarde le pusieron un monumento en la Alameda de Hércules, donde creció y se hizo artista, que promovieron sus amigos, Antonio Mairena entre ellos. Pero ella ni se enteró. Y eso que vivía enfrente, en el número 20 de la calle Calatrava. Su hija Tolita le dijo un día que pasaban junto al monumento: “Fíjate, mamá. ¡Quién le iba a decir a la Niña de los Peines que un día le harían un monumento, y, además, en vida”. Y Pastora Pavón, extremadamente delgada, con gafas oscuras y la cabeza en la luna de Sevilla, le preguntó: “¿Quién coño era la Niña de los Peines?”.
Hace unos años Turdetania Teatro estrenó en Arahal una obra sobre su vida, que apenas ha contado con apoyos institucionales. Arahal es el pueblo donde nacieron sus abuelos maternos, su madre y su hermano mayor, el célebre Arturo.
La obra teatral ha rodado poco, pero donde se ha representado ha sido un éxito, como ocurrió en Bilbao hace dos años.
La modesta compañía teatral del director Manuel Muñoz y la actriz Susi González -es quien reencarna a la cantaora en la obra-, se han esforzado para que por fin vaya a ser vista en un buen teatro de Sevilla, el Central, donde se presentará el próximo día 5 de mayo con el apoyo del Instituto Andaluz del Flamenco, aunque a taquilla. La actriz Susi González está espectacular interpretando a Pastora, que narra su propia vida, sus éxitos y fracasos, con una gran carga de emotividad y una sencilla puesta en escena. Y de la parte musical se encargarán el guitarrista sevillano Eduardo Rebollar y la cantaora sanluqueña Laura Vital. He visto tres veces la obra y las tres veces he salido del teatro con el alma rota, pero feliz de haber asistido al regreso de una cantaora que para mí ha sido algo más que una artista. Pastora Pavón es la abuela que nunca conocí. Y como cantaba como cantaba…

Pastora Eterna

La Niña de los Peines ha sido la cantaora más importante de todos los tiempos, aunque alguna vez se haya puesto en duda en favor de otras cantaoras de su época que, sin querer restarles méritos, saldrían perdiendo en la comparación. Pastora, que siempre supo que era la más grande del cante jondo, solía decir: “Cuando yo me muera, la mejor será la Paquera de Jerez”. La admiraba mucho y la eligió como su sucesora en el trono del arte jondo, como La Sarneta, La Trini y la Serrana de Jerez la eligieron a ella. No se puede decir que la genial artista sevillana no haya sido reconocida en su tierra, porque sería negar la realidad. Fue reconocida por el público de toda España durante sesenta años, y para una artista, ese es el mejor homenaje. Es cierto que cuando tras la guerra civil del 36 se retiró para dedicarse a su familia y quiso regresar en 1949 con España y su cantaora, el gran espectáculo que le montó Pepe Pinto para hacerla regresar a los escenarios, comprobó entristecida que el público de España había cambiado, que estaba por otras cosas. La obra, en la que  habían metido gran parte de los ahorros de toda una vida, constituyó un fracaso económico y sirvió para que la Emperadora del Cante decidiera alejarse ya para siempre de los teatros, dedicándose a su casa y tomando parte solo en homenajes y fiestas particulares de sus amigos importantes, como Belmonte, que la admiró siempre mucho. A partir de aquel fracaso sí se sintió olvidada y desplazada, aunque no por todos. Curiosamente, el gran homenaje de su vida no se lo dieron en Sevilla, en la ciudad donde nació, sino en Córdoba, en 1961. Siete años más tarde le pusieron un monumento en la Alameda de Hércules, donde creció y se hizo artista, que promovieron sus amigos, Antonio Mairena entre ellos. Pero ella ni se enteró. Y eso que vivía enfrente, en el número 20 de la calle Calatrava. Su hija Tolita le dijo un día que pasaban junto al monumento: “Fíjate, mamá. ¡Quién le iba a decir a la Niña de los Peines que un día le harían un monumento, y, además, en vida”. Y Pastora Pavón, extremadamente delgada, con gafas oscuras y la cabeza en la luna de Sevilla, le preguntó: “¿Quién coño era la Niña de los Peines?”. Hace unos años Turdetania Teatro estrenó en Arahal una obra sobre su vida, que apenas ha contado con apoyos institucionales andaluces. Arahal es el pueblo donde nacieron sus abuelos maternos, su madre y su hermano mayor, el célebre Arturo. La obra teatral ha rodado poco, pero donde se ha representado ha sido un éxito, como ocurrió en Bilbao hace dos años. La modesta compañía teatral del director Manuel Muñoz y la actriz Susi González -es quien reencarna a la cantaora en la obra-, se han esforzado para que por fin vaya a ser vista en un buen teatro de Sevilla, el Central, donde se presentará el próximo día 5 de mayo con el apoyo del Instituto Andaluz del Flamenco, aunque a taquilla. La actriz Susi González está espectacular interpretando a Pastora, que narra la vida de la artista, sus éxitos y fracasos, con una gran carga de emotividad y una sencilla puesta en escena. Y de la parte musical se encargarán el guitarrista sevillano Eduardo Rebollar y la cantaora sanluqueña Laura Vital. He visto tres veces la obra y las tres veces he salido del teatro con el alma rota, pero feliz de haber asistido al regreso de una cantaora que para mí ha sido algo más que una artista flamenca. Pastora Pavón es la abuela que nunca conocí. Y como cantaba como cantaba…

18
Abr/2012

Dios los cría y ellos se forran

Dios los cría y ellos se juntan

No son los Romeros de la Puebla, aunque sean cinco. Son Felipe González, Mariano Rajoy, el Rey, Zapatero y Aznar y están encantados de conocerse.

Resulta que los expresidentes del Gobierno de España cobran un jornalazo sin hacer nada. Nada menos que 74. 580 euros anuales cada uno. Ninguno de ellos ha renunciado al salario, aunque podrían porque están forrados: negocios, inversiones, asesorías de empresas, conferencias, etc. Ni siquiera ahora, con la crisis que estamos atravesando. Manda huevos, que diría Federico Trillo. Encima, mi madre, que tiene 86 años y vive en una silla de ruedas, con los huesos triturados de tanto fregar suelos a los señoritos y deshuesar aceitunas en una máquina durante veinte años, se va a tener que pagar una parte de sus medicamentos. No del pan, de la leche o el recibo del teléfono: de las medicinas que alivian sus terribles dolores. Como tiene ya la cabeza en la luna seguramente no se va a enterar de que uno de los que cobran ese sueldo sin pegarle un palo al agua, Felipe González, estuvo tantos años en el poder con su voto. Hasta hace escasos años, cuando aún votaba y Felipito ya no estaba en la política, siempre preguntaba en el colegio electoral de su barrio por la papeleta de Felipe. Sin miedo a revelar sus ideas, además, porque es una mujer muy valiente. El de Bellavista nunca dijo “lo siento, me he equivocado y no se volverá a repetir”. Todavía está a tiempo de hacerlo por contribuir a dejar a los pobres a merced de la despiadada derecha, por no haber sido capaz de blindar la dignidad y el futuro de personas como mi madre, como aseguró y blindó el suyo. Ghandi dijo que había que vivir sencillamente, para que los demás puedan, sencillamente, vivir.

17
Abr/2012

La mutación de Pepe Bono

bono_canizares-2

Como político ha tenido su sello. Pero como palmero es impagable.

Esta mañana he escuchado decir a José Bono, el expresidente del Congreso de los Diputados, quien ya no ocupa cargo político alguno, algo que me ha sorprendido. Desconozco si se ha pasado con la medicación, algún alucinógeno sin receta o la ingesta de un yogur caducado, pero ha dicho que se alegrará de que “le salgan bien las cosas al Gobierno”. Incluso es partidario de que su partido deje gobernar al PP en Andalucía, antes que pactar con el de Sánchez Gordillo y “sus ideas estalinistas”. Ahí queda eso. Así, sin despeinarse siquiera y recién salido del sobre. Eso es mirar por España y por la política, que, al fin y al cabo, el abultado patrimonio que ha acumulado se lo debe a ella. Luego ha hablado mucho sobre la travesura del Rey en Botsuana, que es el tema que prima estos días, queriéndonos convencer de lo importante que ha sido Don Juan Carlos para nuestro país, recordándonos su postura ante el golpe militar del 23-F. Ahí se la jugó el monarca, las cosas como son, porque se puso de parte de los demócratas. Si llega a ponerse del lado de los fascistas y hubiese fracasado la aventura militar habría acabado en el paredón. Del que no se habría librado tampoco si hubiera triunfado el golpe, al ponerse de parte del pueblo. José Bono adora a Don Juan Carlos a pesar de que “no nací monárquico”, lo que quiere decir que ahora lo es hasta las cachas, porque el monárquico no nace siéndolo, salvo los de sangre añil. Se hace con el tiempo, algo que es tan respetable como no serlo, aunque lo primero esté mejor considerado en Televisión Española. Tratando de justificar lo inexcusable, el político manchego ha llegado a tildar de “posible error” la cacería del monarca, en un gesto de valentía sin parangón. Este no es Pepe Bono, que nos lo han cambiado. No hay nada como dejar la política activa, el cargo, para ser un buen político, aunque su mutación haya sido sencillamente espectacular porque ha pasado de ser un socialista convencido al convencimiento de que ni él mismo sabe ya lo que es. Ni falta que le hace.

14
Abr/2012

El amigo de los paquidermos

rey-cazando250El día que el Rey se parta un hueso acudiendo a unas inundaciones o a un pueblo de nuestro país destrozado por un terremoto, ese mismo día me hago monárquico aunque me suponga un enorme sacrificio porque tengo de monárquico lo que Luis María Anson de republicano. Me lo imagino y hasta puedo entenderlo. El monarca debe estar pasándolo mal con lo de la crisis y las turbias iniciativas empresariales de su yerno, el célebre Mangarin. Como le costará trabajo conciliar el sueño, el hombre se va a África a matar elefantes, como si estos tiernos mastodontes tuvieran la culpa de que la prima de riesgo nos tenga con el alma en vilo de día y de noche. Elefantes, osos, búfalos…, son las piezas preferidas del manijero de la Casa Real. Todavía no se me ha ido de la cabeza la mirada que se le quedó al pobre gorrión que un día maté con un tirachinas, cuando era solo un niño. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar los españoles a este rey tan sensible y ecologista?

13
Abr/2012

¿Una nueva Macarrona?

A Penélope Cruz

Dicen que Charlize Theron baila muy bien lo flamenco.

Dicen que Charlize Theron baila muy bien lo flamenco. ¿Alguien lo duda?

El productor sevillano Juan Lebrón quiere apostar de nuevo por el flamenco, ahora de una manera didáctica, con una serie de cinco capítulos, de 45 minutos de duración cada uno, en la que utilizará material remasterizado de Flamenco y Sevillanas, del director aragonés Carlos Saura. Bonito proyecto, sin duda. El guión lo escribirá el gran poeta y novelista jerezano José Manuel Caballero Bonald, que se alejó del flamenco hace tiempo -”de los flamencos”, suele decir el maestro-, pero que vuelve cada vez que le dan currelo. Esperemos que se ponga al día. La serie la van a presentar el cantautor canadiense Leonard Cohen, el morentista más grande del mundo, y la bella actriz sudafricana Charlize Theron, que dicen que baila lo jondo mejor que Manuela Carrasco. Tiene una pinta de bailaora que ríase usted de La Macarrona, que era una pimienta con bata de cola: pequeña de estatura y negra como una noche sin luna. Completarán el cartel Sara Baras y Miguel Poveda, los reyes del flamenco mediático. No se puede pedir más arte. Lady Gaga le daría a la serie de Lebrón el puntito raro si la vistieran de gitana Victorio & Lucchino. Si la Theron no aceptara al final la oferta, que se lo está pensando, sería un buen fichaje. Pero, ¿qué pasa con el producto nacional?