16
Dic/2013

El lobo, el bueno de la película

La población de lobo no deja de menguar. / Arturo Menor/Acajú

La población de lobo no deja de menguar. / Arturo Menor/Acajú

El documental ‘WildMed’ revela que la especie es clave para que sobreviva Sierra Morena.

Érase una vez un bosque en el que el lobo no era el malo de la historia y compartía su espacio con el lince ibérico, ávido cazador de conejos, mientras desde el cielo eran observados por el águila imperial. Los tres veían como, poco a poco, su bosque se iba quedando sin árboles. Un bosque no es bosque sin árboles. Es el principio del Apocalipsis.

No es un cuento. Es Sierra Morena. El mayor bosque mediterráneo del mundo en cuanto a extensión (más de un millón de hectáreas) y biodiversidad. Un espacio natural que cabalga entre varias provincias y del que ahora sabemos que está en grave peligro gracias al documental WildMed, un largometraje de la productora andaluza Acajú al que el cineasta y biólogo Arturo Menor ha dedicado dos años de filmación y en el que se apuntan los grandes riesgos que tiene este espacio natural. “En 150 años no quedará ni un solo árbol en Sierra Morena por una mala gestión de la población de ungulados silvestres, jabalíes, ciervos y gamos, y la falta de regeneración de la masa arbórea”, apunta Arturo Menor, el naturalista que se ha aventurado a hacer el primer gran largometraje de ambiental temático sobre Sierra Morena, que ha logrado antes de su estreno el apoyo del público a través de una campaña de crowfunding para lograr financiar su posproducción final.

Arturo Menor/Acajú

Arturo Menor/Acajú

La grave situación en la que se encuentra Sierra Morena tiene que ver en su mayor parte con el auge de la caza; una situación que se da en otros espacios naturales, pero que en el caso de Sierra Morena es especialmente dañina. De hecho, más del 70% del territorio de Sierra Morena está integrado en cotos de caza donde lo que más se practica es la caza mayor (ciervos, jabalíes, gamos o muflones, entre otros). Como la caza ha sido un negocio tan lucrativo, muchas fincas se han vallado y realizado comederos y bebederos para que aumente de esta manera artificial la población de ciervos, que en la práctica se están comiendo el bosque porque no se limitan a los comederos sino que se alimentan también de la vegetación natural y, al ser una superpoblación, están arrasando. Según la Junta de Andalucía, para ecosistemas donde hay escasa producción vegetal (como es el caso de Sierra Morena), la densidad de ciervos no debe superar nunca los 11,8 ejemplares por kilómetro cuadrado. En Sierra Morena hay zonas con más de 80 ciervos por kilómetro cuadrado.

La solución pasaría por reestablecer el orden natural de este ecosistema, para lo que la presencia de uno de los principales depredadores de ungulados es esencial. Pero la sobreprotección de venados y jabalíes que se lleva a cabo en muchas fincas juega en contra del lobo. Considerada una especie maldita por los que hacen dinero explotando de manera insostenible la naturaleza, la población de lobo en Sierra Morena se ha reducido de los 8-10 grupos familiares -según datos oficiales del año 2000- a los 7 grupos familiares estimados en 2011, según cifras oficiales. Si preocupante es el descenso de ejemplares, también alarmante es la consanguinidad de la especie en Sierra Morena, lo que hace prever problemas de reproducción y que la población del lobo ibérico siga en declive.

Al lobo le precede la mala fama cosechada en los cuentos infantiles, alentada ahora de manera atávica por algunos sectores cazadores. Son los herederos de esa generación que atacó despiadadamente y trató de desprestigiar a Felix Rodríguez de la Fuente, el primer naturalista mediático de España que puso sobre la mesa que si existe alguna alimaña en el bosque, es sin duda el hombre, pero nunca el lobo; y nos mostró en el más polémico de los capítulos de El Hombre y la Tierra la cara de lobos, lobas y lobeznos en plena armonía con su entorno y el papel crucial de esta especie para mantener el equilibrio ecológico, el mismo equilibrio que se ha roto para promover las cacerías.

El mismo racismo zoológico que trató de desprestigiar a Rodríguez de la Fuente allá por el año 1977,  sigue latente hoy día. Por eso no se recuerda con la misma asiduidad que el lobo ibérico es una especie protegida en Andalucía al mismo nivel que lo puede estar el lince ibérico (catalogadas ambas especies en el Libro de los Vertebrados de Andalucía con la calificación de “en peligro crítico de extinción”). De hecho, son muchos los expertos que aseguran que para garantizar la supervivencia del lobo (de la que depende el futuro de Sierra Morena) habría que realizar acciones como las que ya se llevan a cabo con el lince ibérico en este espacio natural: traer ejemplares de lobo –del Norte de España- para mejorar la variabilidad genética de las poblaciones de Sierra Morena. Pero por ahora lince y lobo no reciben el mismo trato.

Por eso el lobo no sólo no es el malo del cuento, sino que en Sierra Morena, al igual que en tantos espacios naturales españoles, es el bueno de la película, en este caso de WildMed, la película de Sierra Morena.

 

LA ENTREVISTA. Tras los pasos de Félix (Rodríguez de la Fuente)

“Lobo Marley es sociedad civil en estado puro, comunicada y moderna. En movimiento continuo y con un único interés: conseguir la protección legal y en la práctica, de esta especie en todo el territorio español”, así define este movimiento ciudadano su presidente, el naturalista televisivo Luis Miguel Domínguez, presidente de Lobo Marley que ha tomado así el testigo de Félix Rodríguez de la Fuente para concienciar y proteger el lobo ibérico.
- ¿Qué es Lobo Marley?
- Un movimiento ciudadano que se preocupa a partes iguales por defender el mundo rural de los lugares donde se asienta la especie, como por supuesto a esta maravilla de nuestra naturaleza salvaje.

-¿Tenéis ayudas de las administraciones para proteger este bien natural que es el lobo ibérico?
-No estamos subvencionados y rechazamos el apoyo económico institucional, por considerar que debemos mantenernos con nuestros propios recursos, y que precisamente son las instituciones gubernamentales las que están asestando el tiro de gracia al lobo. Somos una manada experimentada, algo radicalmente distinto a una jauría amaestrada y para nada un rebaño tras un pastor.

- Lobo Marley, aunque bebe de las fuentes del conservacionismo y del ecologismo, no es una ONG al uso, sino un movimiento ciudadano que suma a los científicos.
-Desde ganaderos a madres de familia que viven en grandes ciudades, abogadas, agricultores y arquitectos… desempleados y desempleadas que consideran que el lobo no debe extinguirse, son el corazón y el cerebro de este movimiento humano en defensa de la naturaleza. Sabemos en Lobo Marley que debemos convencer y no vencer y para ello trabajamos en colaboración con todos los expertos de España y el mundo en materia de grandes carnívoros. Para nosotros el rigor científico es la mayor de las garantías de que perduraremos en el tiempo y daremos un cambio histórico a la manera de relacionarse España con la biodiversidad en su conjunto.

-En Lobo Marley habláis de ‘manía persecutoria’ contra el lobo ibérico y de ‘racismo zoológico’ a estas alturas del siglo XXI.
-Es evidente que la inquina contra el lobo, no se da en ninguna otra especie de nuestra fauna. Las víboras por ejemplo, son mortales en algunos casos y están protegidas por la ley. Nuestro respetado Félix Rodríguez de la Fuente, dio un giro esencial al triste panorama del lobo. Trabajando para que esta especie no se extinguiera en España. Consiguió en aquellos años de dura lucha, que el lobo pasara de ser considerado alimaña a especie cinegética al menos sometida a una cierta protección derivada de los calendarios de la caza. Pero nos consta que Félix hubiera querido mucho mas. La protección del animal que tanto le inspiró y nos inspiró. Siguiendo sus pasos y madurando, fieles a su pensamiento y a su obra hemos llegado hasta aquí.

Puedes leer la entrevista completa aquí.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>