Monthly Archives: Julio 2010

17
Jul/2010

La otra mejilla del Arzobispo

triana

El Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ofició el viernes la misa en honor a la Virgen del Carmen en la capilla de los Marineros de la Esperanza de Triana, la hermandad que sólo un mes antes le propinó una bofetada en toda regla -en la cara de su hermano mayor Adolfo Vela- al rechazar de forma contundente el traslado del Cristo de las Tres Caídas al Via Crucis de Madrid el año próximo. Asenjo, después de acusar a los hermanos de Triana de “falta de eclesialidad”, volvió un mes después al lugar de los hechos para alabar a la Esperanza morena de Triana. Otro prelado con más orgullo no se dignaría a pasar por allí, ni siquiera por el Cachorro. Asenjo tiene mano izquierda, manga ancha y además, sabe poner la otra mejilla. O sea, que es  más listo de lo que muchos hermanos mayores pensaban. Que las cofradías vayan tomando nota.

17
Jul/2010

Un venado en el AVE

Los viajeros del AVE que cubrían el trayecto Sevilla-Madrid en la noche del viernes se llevaron un buen susto. El tren tuvo que parar porque se llevó por delante un venado. Y a juzgar por el agujero que le hizo al tren debía ser de muchas puntas. Uno de los viajeros hizo esta fotografía de escasa calidad, pero muy oportuna por su expresividad

ave

16
Jul/2010

Grafiteros en tu garaje

Luchar contra los grafiteros incívicos es misión imposible, sobre todo en el casco norte de la Sevilla. Los vecinos de un edificio de la calle Enladrillada han aplicado la máxima del “si no puedes vencerlos, únete a ellos” y han contratado a un artista del grafitti para que les decore la puerta del garaje con un bucólico campo de margaritas y amapolas. Éste es el resultado. En breve, alguien en el Ayuntamiento convocará un concurso de decoración de puertas de garaje. Ni lo dudéis…

IMG00115-20100714-0923

14
Jul/2010

El fantasma de amianto

URALITA

Un juez de Madrid ha condenado a la empresa Uralita a indemnizar a 45 vecinos de Barcelona afectados por el amianto.  La exposición al material les provocó graves daños físicos porque sus pisos estaban cerca de la fábrica. La sentencia es pionera porque por primera vez condena a la empresa, no sólo por el daño a sus trabajadores, sino por el que sufrieron los vecinos que vivían junto a las factorías cuando se fabricaba el fibrocemento. El juez fija en cuatro millones de euros el dinero que deberán cobrar  las víctimas y abre la puerta a que denuncien personas afectadas de otras ciudades donde Uralita tenía fábrica. Es el caso de Sevilla, donde una plataforma prepara ya una denuncia millonaria por la inhalación de amianto de trabajadores y vecinos de Bellavista antes de que el material fuera prohibido por la Union Europea en el año 2001. Uralita ya ha anunciado su intención de recurrir la sentencia, lo que deja claro que no quiere reparar el daño pese a que sus trabajadores afectados -alguno ya ha muerto- recibieron ridículas compensaciones y la empresa pegó un pelotazo urbanístico con la recalificación del suelo. Hoy, sobre la histórica Uralita de Sevilla se levantan pisos de renta libre, pero no hace tantos años, centenares de trabajadores y vecinos estaban expuestos a una situación que hoy la Justicia califica de grave y evidente riesgo para la salud. Hablamos de serios problemas respiratorios y hasta cánceres mortales. Hoy, aquellos sevillanos que respiraron el amianto tienen el aval judicial para ser indemnizados, pero más importante aún que el dinero es el reconocimiento formal de que fueron contaminados por una negligencia y que Uralita no puso todas las medidas de seguridad necesarias, más allá de las estrictamente legales. Ni siquiera limpió correctamente el suelo.  Sigue habiendo sevillanos que, a pesar de que se ha hecho justicia, no pueden respirar tranquilos.

12
Jul/2010

Encarnación. Los problemas de dar plazos en la obra pública

Vienen curvas. A nadie escapa el sinfín de vicisitudes que están atravesando las setas de la Encarnación, un proyecto “imposible” tal y como lo definió el ex delegado de Urbanismo Gómez de Celis. Quizá por eso –y por las curvas que aún le quedan que tomar– no parece lógico que el Ayuntamiento haya dado un nuevo plazo para la terminación del proyecto. El Consistorio informó recientemente de la terminación del proyecto el próximo 31 de diciembre. El alcalde matizó después y dijo que estaría terminado para esa fecha, aunque se abriría a los ciudadanos en los primeros meses de 2011. La realidad, sin embargo, no invita al optimismo. Como veremos a continuación, el problema sigue siendo el mismo: el dinero.

Consultivo. El Pleno municipal aprobó recientemente liberar casi 30 millones de euros, un modificado que, supuestamente, vendría a cubrir todos los sobrecostes que ya sitúan la obra en 90 millones de euros frente a los 50 inicialmente previstos. El Consejo Consultivo debe dar luz verde a la operación. Según los cálculos municipales, debiera haberlo hecho ya. Pero no hay noticias. Si dicha aprobación no llega antes del verano, saltarán por los aires los plazos, porque Urbanismo anunció que en julio y agosto ya se trabajaría a tres turnos y en todas las setas en simultáneo para colocar las estructuras metálicas y, posteriormente, la madera. Si el consistorio se hubiera limitado a garantizar la apertura del nuevo mercado (ya está terminado aunque no se ve) las cosas serían distintas. Aún así, el principal problema de todos está por resolver y tiene que ver con la delicadísima situación financiera que atraviesa Sacyr, la empresa concesionaria del proyecto.

Error de cálculo. Sacyr ha sufrido un duro golpe bursátil con la salida de Mutua Madrileña de su accionariado. Sin entrar en las tonterías que dice su presidente sobre el PER y la forma de trabajar de los andaluces, es cierto que pasa por un momento crítico por el parón inmobiliario unido ahora al de la obra pública, con un recorte de inversiones cercano a los 20.000 millones de euros. Eso ha motivado que Sacyr le diga al Ayuntamiento que quiere más dinero del estipulado para terminar las setas. No es la primera vez que lo hace y hasta ahora se ha resuelto. Pero la constructora es consciente de que a diez meses de las elecciones puede meter más presión. Pero la caja municipal ya está vacía. ¿Será verdad que era un proyecto imposible? Habrá que estar atentos en los próximos días.

Los túneles. Ya sabemos que el Gobierno no construirá los túneles bajo el Guadalquivir para la SE-40. El tijeretazo se los ha llevado y deja una ronda de circunvalación mutilada que apenas servirá para resolver el tráfico metropolitano de Sevilla. La otra incógnita está en el túnel de Los Arcos. ¿Permitirá el Ayuntamiento su construcción pese al riesgo electoral o se resignará a perder diez millones de euros de los planes del Gobierno y la Junta para su construcción?

Sentido único. El edil de Movilidad, Francisco Fernández, ha anunciado que en septiembre iniciará las obras del sentido único de Eduardo Dato. Tiene el aval de lo realizado en la Ronda, que ha mejorado el tráfico, pero la cercanía electoral hace que muchos en su partido quieran frenarle los pies, como en el caso del blindaje del Centro. “Esos son proyectos para hacerlos al inicio de un mandato, no al final”, advierten en el PSOE.

La biblioteca. El Tribunal Supremo ha admitido a trámite los recursos de la Universidad y el Ayuntamiento y ve motivos para revisar la decisión del TSJA de paralizar las obras de la biblioteca pública del Prado por la denuncia de los vecinos. La Hispalense está convencida de que el Supremo le dará la razón para hacer el edificio cultural que sólo ocuparía el 8% de un parque infrautilizado por los sevillanos debido a su cercanía al parque de María Luisa y los Jardines de Murillo. Los 8.000 euros diarios de coste del parón hasta dictar sentencia los pagaremos todos.

06
Jul/2010

Ante la crisis, una isla mágica y comercial

El alcalde de Sevilla mostró el viernes en público su disposición a modificar puntualmente el PGOU para atraer empresas que se instalen en Sevilla y creen riqueza y empleo en medio de la crisis más cruenta de la democracia. El alcalde podría referirse –además de a tres proyectos empresariales e industriales en zonas periféricas que aún están en fase de brote verde– a la oferta de convertir Isla Mágica en un gran centro comercial y de ocio.  

 Los antecedentes. El asunto no es nuevo. El grupo Inverco, especialista europeo en el sector de los complejos comerciales y lúdicos, vino de la mano de fondos de inversión británicos y socios como Parques Reunidos y Martín Casillas. La idea era hacer de Isla Mágica un gran espacio comercial manteniendo el parque y construyendo en el aparcamiento un complejo de restaurantes y comercios exclusivos.

 El coste. El proyecto rondaba los 200 millones de euros. El canon de Isla Mágica no era problema, ni siquiera la gestión del propio parque temático. El verdadero nudo –de ahí el interés de Inverco y el fracaso inicial– está en el desarrollo lúdico y comercial de los terrenos. Ellos necesitan que, al menos un tercio de los 40.000 metros cuadrados de suelo anexo tenga esa calificación para poder desarrollar su proyecto. Hasta ahora, el PGOU sólo contempla 2.500 metros y el gobierno local no ha podido más que expresar una voluntad. Pero los inversores necesitan normas impresas para no encontrarse con sorpresas desagradables en plena obra. Ahora, el escenario es bien distinto: una crisis y un proceso de desinversión en los parques temáticos como ha ocurrido recientemente en Terra Mítica.

 La oportunidad. Cajasol, principal accionista con el 73%, nunca ha ocultado su interés por salirse de Isla Mágica. El valor nominal de las acciones ronda los 25 millones de euros con una deuda de 19 y el parque ha presentado pérdidas (dimensionadas) en los dos últimos ejercicios. Es bastante probable que los accionistas aceptaran ahora una oferta menor. Además, se percibe cierta reactivación en fondos de inversión británicos que podrían apoyar la operación y la crisis ha hecho que un asunto tabú como una recalificación del PGOU para usos comerciales sea ya defendido por los propios políticos. Se dan, por tanto, los condicionantes, aunque hay otros inconvenientes: la modificación puntual tardaría al menos un año y no es el mejor momento para que un socio explotador como Parques Reunidos –gestor del acuario de Madrid– se meta en nuevas aventuras. Parece, sin embargo, que si los británicos obtienen los permisos, esos problemas tendrán solución. Invercó construyó Airesur en Castilleja y Plaza Mayor en Málaga. Conoce el negocio y sigue viendo oportunidad en Isla Mágica. El Ayuntamiento ganaría empleos y las cajas se quitarían lastre. ¿Serán capaces de llevarlo a buen puerto?isla magica

05
Jul/2010

Nuestra serpiente de verano

cuesta tráfico 

Limitar el tráfico en el centro a diez meses para las elecciones municipales es una decisión arriesgada. Miles de sevillanos se debaten hoy entre la incertidumbre y el enfado, sin información suficiente para visualizar los beneficios que la medida tendrá para los residentes, los comerciantes o los trabajadores del Casco Histórico. El alcalde insiste en que lo tiene “todo previsto” y que la medida favorecerá el turismo, pero el desbarajuste y las preguntas sin respuesta se amontonan en la sede del distrito municipal. Algo que siempre ha enfadado a Monteseirín es la frágil comunicación que se ha achacado a sus grandes proyectos. Él es de la opinión de que, haga lo que haga, siempre le criticarán los mismos. Por ello, ha acelerado su puesta en marcha. El éxito será suyo. El fracaso lo tendrá que administrar el nuevo candidato socialista a la alcaldía Juan Espadas. La iniciativa de restringir el coche en el centro no es nueva. Fue recogida en el PGOU de Sevilla. Es potestad del gobierno municipal decidir cuándo y como aplicarla. Y eso ha hecho. El problema está en los tiempos y las formas escogidos, relacionados probablemente con un alcalde saliente, aunque no silente. La consigna del PSOE  respecto a la gestión de Monteseirín es ”culminar lo iniciado sin abrir nuevos frentes”. Este proyecto, sin embargo, se ha acelerado en los últimos meses, abriendo un nuevo frente que intentará rentabilizar el PP, hábilmente combinado con el de las irregularidades en Mercasevilla. Mi opinión es que hay que regular el tráfico en el centro. Mejor aún, sólo con que la Policía hiciera cumplir las ordenanzas, normas y señales, se notaría una barbaridad. El fondo de esta cuestión es que no se trata de cambiar las calles de acceso, sino de modificar los hábitos de los sevillanos. Y en tan alta empresa, o se tiene “todo previsto” o el concejal de turno acaba en urgencias de traumatología.  Amigos y amigas, demos la bienvenida a nuestra querida serpiente de verano.

01
Jul/2010

La puerta de mi casa es particular

IMG00114-20100701-1036Hola: os presento el portal de mi casa en una calle del centro-norte de Sevilla. Los vecinos hemos convocado un concurso internacional de ideas para ver cómo solucionamos los grafitis, pero confieso que estamos bloqueados. El administrador nos dice que la pintura especial es muy cara, nos obligará a cuotas extra y al día siguiente lo volverán a ensuciar. El Ayuntamiento, que según publicamos cíclicamente los periódicos invierte un millón de euros en limpiar grafitis y demás actos vandálicos, siempre se lleva el millón a otro sitio donde hace más falta. Como han puesto cámaras para vigilar el acceso al centro, mi vecino propone derivar una para coger in fraganti al malhechor(es) y, de paso, multar a los cientos de coches que atraviesan y aparcan a diario en nuestra calle, de uso exclusivo para residentes. No hay respuesta. Supongo que el empleado público que repone la papelera junto a mi portal -ésa que roban tres veces por semana para venderla en la chatarrería de la plaza- habrá reparado en los grafitis y hasta se habrá entretenido en intentar comprenderlos. ¿Y quién comprende a mis vecinos?.  A veces pienso en repartir cuatro botellas de whisky vacías por el suelo para achacarlo a la botellona, argumento muy socorrido y de inmediata respuesta municipal. Pero me da pánico pensar que el huerto cercano derive en botellódromo. Ufff, las pobres monjas del convento… Por cierto, podría encomendarme a SantaAngela, que nació muy cerquita y dicen que se le apareció la Virgen en mi calle. Yo, hasta la fecha, tan solo he visto sobre esos históricos adoquines  a Tom Cruise y Cameron Díaz corriendo sobre una moto. El ruego: Si el grafitero se esmerara, con un paisaje tipo Tier Garden, hasta le convidaríamos a una cerveza en el Paula. Y ahora el acertijo: ¿Dónde vivo?

01
Jul/2010

Este autobús es una ruina

Si Tussam no aplica un drástico plan de viabilidad, quebrará en menos de cinco años. Así de contundente ha sido el Vicepresidente de la empresa municipal de transportes, Juan Ramón Troncoso. Tussam necesita un gran pacto entre partidos políticos y agentes sociales para sacarla del pozo en que se encuentra. Conviene recordar que gran parte de la culpa de la situación crítica de la empresa es del gobierno municipal (PSOE-IU), pero no hay que olvidar que si el PP gobierna Sevilla el próximo año y no ayuda a resolver ahora el entuerto, el problema será suyo. La empresa debe más de 130 millones, ha acumulado en 2009 una deuda de 40 más. Tiene varias líneas tan deficitarias que saldría más rentable al Ayuntamiento pagarle un taxi a los usuarios. La masa salarial es inasumible y la culpa es del Gobierno local que ha ido cediendo en los últimos años a las presiones sindicales. Tampoco sería justo ahora demonizar a los conductores ni a sus salarios. Hace falta, por tanto, un plan integral con un esfuerzo de todos. Los directivos y empleados con ajustes progresivos y proporcionados, los consumidores con el incremento de la tarifa y la supresión del bono sin transbordo (Sevilla sigue siendo más barata que muchas capitales), los sindicatos e IU con la aceptación de externalizar algunas líneas nocturnas; la Junta  para hacerse cargo de parte del coste de los viajeros ‘metropolitanos’, el Ayuntamiento con la construcción de nuevos carriles bus que mejoren la velocidad comercial y el mantenimiento de la calidad del servicio con autobuses cómodos y no contaminantes, y el PP para solucionar un marrón que mañana pueden comerse ellos. Y todo debe hacerse con el consenso general y un objetivo insoslayable: salvar la empresa municipal de autobuses. Nadie le pide que sea rentable. No es el fin de una empresa pública. Pero mantener la actual situación sólo lleva a la ruina.

sevilla-bus2