Monthly Archives: Diciembre 2010

20
Dic/2010

La Redención. Una caminata por los Jardines

De paseo. Dar un gigantesco rodeo por los Jardines de Murillo para visitar la iglesia de Santa María la Blanca. Eso es lo que hará el próximo Lunes Santo la hermandad de La Redención para conmemorar el cincuentenario de la primera salida procesional de la dolorosa. La idea de festejar de forma especial una fecha importante sin recurrir a una salida extraordinaria no trastoca demasiado el cuadrante horario del Lunes Santo. No se recuerda que una cofradía diera un rodeo tan gigantesco para volver a casa desde que La Hiniesta fue obligada, por acuerdo del día, a volver por el Postigo en el año 1994 para desatascar la zona de la Alfalfa.

De buena tinta. Escuchado esta semana en la Catedral. “¿Que qué problemas hay? Más que nada es un problema de coherencia. ¿No existe ya un Viacrucis institucional? Si autorizamos a una hermandad a venir aquí, todas las cofradías van a querer hacer el paseíllo por la Catedral. Además, no entendemos las ganas de innovar y sacarlo en un paso. Si de verdad quieren sacarlo así y ya no hay problemas para que salga un paso del convento, que lo saquen en Semana Santa que para eso les aprobamos en su día las Reglas. Además, solicitarlo en una época en la que estamos intentando apretarnos el cinturón….”.

Un puente, un recuerdo. Ya es oficial. La Virgen de los Dolores de Camas se coronará el 15 de junio de 2013 en la Catedral de Sevilla, aunque para ello deberá antes completar un histórico traslado de 5,5 kilómetros en dos etapas. Ya les avanzamos aquí que la dolorosa llegará en su paso de palio a la Catedral después de hacer noche en alguna iglesia de la capital hispalense (La Trinidad ha ofrecido su templo, aunque se busca cobijo en el sector trianero). Un día antes, la Virgen abandonará Camas sobre unas andas para adentrarse en el término municipal de Sevilla cruzando el Guadalquivir a través de la conocida como vía verde o pasarela de autobuses, el mismo puente desde el que una fría noche de enero unos desalmados arrojaron el cuerpo de Marta del Castillo al fondo de las aguas.

Meteórica carrera. El 29 de enero la corporación de la Milagrosa cumple su tercer año como agrupación parroquial, el periodo mínimo que exige la normativa para empezar a aspirar a algo más. Palacio ve con tan buenos ojos el trabajo que desarrolla esta joven corporación que ya se ha puesto en marcha la maquinaria interna para adquirir naturaleza de hermandad penitencial.

A paso de mudá. Uno: Operación Kilo. El coro de la hermandad del Rocío de Sevilla Sur cantará hoy villancicos en el hipermercado Carrefour de Montequinto con el objetivo de recoger alimentos con destino al Pozo Santo, las Mínimas y Regina Mundi. Sea generoso. Dos: El 18 de septiembre hizo la Primera Comunión ante su paso y anoche recibió la medalla de la hermandad con la Virgen en besamanos. Su destino parece ligado a la Esperanza. Ana María Rodríguez, la niña que recuperó la vida gracias a un milagro de Madre María de la Purísima, es desde ayer hermana de la Macarena. Y tres: “Tchhhisss. No reveles ese sitio donde se reúne la prensa morada a cenar por Navidad. Ni digas nada del premio instituido este año por su anfitrión, Manolo Ramírez, y que ha recaído en el director de área de Fiestas Mayores, Carlos García Lara. No vaya a ser que cierto material sensible aparezca en Wikileaks”.

16
Dic/2010

La Redención pasará por los Jardines de Murillo

No, no crean que hoy es el día de los inocentes. El título que encabeza estas letras podría ser uno de los grandes titulares de la Semana Santa de 2011. La hermandad de La Redención tiene en proyecto modificar de manera radical su habitual itinerario de regreso el próximo Lunes Santo para visitar en su recorrido la iglesia de Santa María la Blanca, templo fundacional de la corporación, al objeto de conmemorar el cincuenteario de la primera salida procesional de la dolorosa. Una vez realizados todos los estudios posibles sobre horarios e itinerarios, la propuesta de la hermandad es tirar a la derecha una vez que salga de la Catedral para, siguiendo el mismo recorrido de vuelta de la Candelaria, transitar por la calle San Gregorio, la calle de San Fernando y discurrir por los idealizados Jardines de Murillo, desembocando en Santa María la Blanca. A partir de ahí, a través de las calles San José y Muñoz y Pavón, el cortejo llegaría a la Alfalfa, accediendo a su templo por San Ildefonso y San Leandro. Los cálculos de la hermandad pasan por incrementar la velicidad del cortejo a su regreso, de modo que el palio de la Virgen del Rocío entrase en la iglesia de Santiago entre 60 y 75 minutos más tarde de lo que lo hace ahora.

La única interferencia que este cambio de itinerario provocaría en el resto de la jornada es que hasta llegar a los Jardines de Murillo, la cofradía de la Redención iría delante de la de Santa Genoveva, aunque ambas corporaciones parecen haber alcanzado ya un acuerdo horario.

El programa de actos conmemorativos no quedará aquí, sino que estará acompañado de actividades formativas y culturales. Con este gesto, la hermandad de la Redención parece haber encontrado la clave para celebrar de forma especial una fecha importante sin recurrir a las salidas procesionales fuera del calendario de Semana Santa. En definitiva, como dicen por la calle Santiago, para “hacer algo extraordinario en el marco de nuestra ordinaria procesión anual del Lunes Santo”.

15
Dic/2010

Moeckel: “Cuando la Iglesia Católica predique con el ejemplo, luego que nos hable de nazarenas”

Por su indudable interés, creo interesante reproducir en éste su blog la entrevista al ex hermano mayor del Baratillo, Joaquín Moeckel, publicada en el último número de la revista Más Pasión. No tiene desperdicio. Que la disfruten.

Hace ocho años ya que cambió la vara dorada del Baratillo por un cirio en el primer tramo de su cofradía. Pero su nombre ha seguido ligado casi indisolublemente a la actualidad cofradiera. Moeckel ha defendido gratis et amore a varias hermandades en incontables pleitos judiciales, ha promovido cuestaciones entre las cofradías en favor de la Asociación Española contra el Cáncer y ha actuado como representante legal de músicos amenazados por una orden de desalojo municipal, por citar algunos ejemplos. No quiere privilegios que le impongan una mordaza. Moeckel, Joaquín, es un espíritu libre y por eso se atreve a decir cosas que nadie osaría a verlas negro sobre blanco. Él sí.
Pregunta: ¿Cómo ve el panorama cofradiero en la actualidad? ¿Ha cambiado mucho desde su época de hermano mayor?
Respuesta: Sí, sí, muchísimo. Yo le veo hoy día de muy bajo contenido. Veo unos hermanos mayores que, quitando algunas excepciones –que las hay y tengo la suerte de conocer–, son muy sumisos. No hablo de sumisión a la autoridad eclesiástica, que si no estamos sujetos sería mal asunto, sino una sumisión de no darse cuenta el poder que tienen y la responsabilidad que tienen. Hoy por hoy, cualquiera puede ser hermano mayor, antiguamente no.
P: ¿Se siente un jarrón chino dentro de su hermandad?
R: No. Yo he asumido muy bien el papel en mi hermandad. Tengo que decir claramente que mi hermandad me trata muy bien, tengo buenos amigos y, como persona crítica que soy, en lo que discrepo y no me gusta, lo saben de sobra.
P: Usted llegó a entablar un pulso jurídico con el Arzobispado contra la imposición de nazarenas en su cofradía. ¿Qué valoración le merece la iniciativa de Juan José Asenjo de zanjar por la vía del diálogo el asunto de las nazarenas en las tres hermandades que aún se resisten a reconocer la igualdad?
R: A mí me parece fatal lo que ha hecho el arzobispo Asenjo, porque lo que debería hacer primero es entablar un diálogo con la Iglesia Católica para ver cuándo admite sacerdotisas, obispas y cardenalas. Cuando la Iglesia Católica predique con el ejemplo, ya después que nos hable de nazarenas. Yo soy de la Iglesia de Jesús de Nazaret, que primero daba ejemplo y después ya decía a los demás que lo hicieran. Me acuerdo una vez que un cardenal me dijo que la mujer sería sacerdote cuando tenga carisma. Pues yo contesto que la mujer será nazarena del Silencio cuando tenga carisma. Mire usted, venir a darle clases particulares a miembros de la Iglesia Católica cuando la Iglesia no avanza en absoluto no es aceptable. No hay problemas de nazarenos en las cofradías, hay problemas de vocaciones en la Iglesia. A mí no me hacen falta nazarenos ni nazarenas, pero a usted sí le hacen falta vocaciones, porque hay muy poquitas. No sé si en el seminario hay dos o tres seminaristas, así que usted verá.
P: Y si le llega a pillar este asunto de hermano mayor…
R: He asesorado a una de estas hermandades. ¿Que cómo lo hubiera enfocado? Pues mire usted, para que el arzobispo lo entienda, esto es muy sencillo: hay hermandades con un paso, con dos pasos y con tres pasos; hermandades con túnica de capa y con túnica de cola; hermandes con música en los dos pasos, o con música en un paso y sin música en el otro, y hermandades con música de capilla: hermandades de silencio y de barrio; y hermandades con nazarenas y sin nazarenas. Con esta naturalidad, lo hubiese enfocado yo, porque si no, hoy empezamos con las nazarenas, que es muy importante que nos vayamos adaptando, mañana habrá que adaptarse al dinerito, que también es muy importante, y pasado mañana estamos en la cocina diciendo que el cuadro ése es mío y que me hace falta. Y las hermandades, con todo el respeto, por supuesto que forman parte de la Iglesia, porque si no no tendrían ningún sentido, pero son instituciones que se crean por iniciativa de los fieles y a su propia instancia y voluntad, no a iniciativa de la Iglesia. Y esto es muy importante.
P: O sea, que usted defiende la naturaleza privada de las hermandades, ¿no?
R: Sí, sí. Distinto es que, desgraciada o afortunadamente, desde un punto de vista jurídico, Roma ya se pronunció sobre la naturaleza pública de las hermandades. Pero tengo entendido que hay asociaciones privadas de fieles tanto en Barcelona como en Madrid, y aquí en Sevilla. Si no recuerdo mal, la Santa Caridad es una institución privada.
P: ¿Están obligadas las hermandades a ceder sus imágenes para actos pastorales a requerimiento de la autoridad eclesiástica?
R: Más que estar obligadas a ello, deberían estar convencidas de hacerlo. Si hubiera sido el hermano mayor de una hermandad a la que mi arzobsipo me pide colaboración para un acto de propagación de la fe y me siento católico, yo lo haría. Lo que no haría es los camelos que hemos hecho aquí en Sevilla, donde uno se ha escapado por una cuestión técnica, el otro por… En fin, que es una vergüenza, y al final uno ha tenido que decir que yo doy la cara porque me van a poner una corona. Ha sido un poco deplorable cómo se ha llevado políticamente este asunto.
P: Usted galvanizó la reacción de la sociedad civil ante el abandono de la iglesia del Salvador hasta el punto de erigirse en pieza clave de su brillante y meteórico proceso de restauración. ¿Qué siente hoy día al entrar en la Colegial?
R: La verdad es que cuando paso por el Salvador, casi siempre hay una especie como de respiración profunda y a quien recuerdo mucho realmente es al padre de esa magna obra, un señor con nombre y apellidos que se llama Juan Garrido Mesa. Para no ir de falsa modestía, pues sí, es verdad que sin Joaquín Moeckel quizás no hubiera existido Juan Garrido, en el buen sentido. Es cierto que sin el empujón de la iniciativa ciudadana, aquello hubiera quedado muerto. Realmente, cuando paso por el Salvador respiro profundamente y me siento bien y digo ‘mira, esto mereció la pena’. Y que conste que me jugué mucho. Podía haber hecho al payaso. Usted imagínese que yo hubiera puesto aquel primer millón de pesetas y que la gente dijera ‘el tonto éste, quién se ha creído que es’. Y, gracias a Dios, siguieron mucha gente y eso es importante. La sociedad civil no se revitalizó en absoluto, digamos que estaba muerta y le hice un boca a boca.
P: ¿Y por qué no se ha contagiado ese espíritu a Santa Catalina?
R: En Santa Catalina, Juan Garrido no está. Con eso le he contestado.
P: ¿Qué relación mantiene hoy día con el cardenal Amigo?
R: Magnífica. Le puedo decir que en el pregón mío de la Semana Santa de Madrid, estuvimos hablando la noche antes del pregón. El día de San Carlos Borromeo, siempre le felicito su santo. Me hace algunas confidencias normales. Yo se las hago a él y tenemos un trato telefónico bastante fluido.
P: ¿Le hubiese aconsejado que diera el pregón de la Semana Santa de Sevilla?
R: No creo que el cardenal se moleste si me hago eco de que hablé con él de este asunto, me comentó que qué me parecía, y le alabé el gusto de haber dicho que no. Lo hubiera visto mal si lo hubiera dado siendo obispo, porque un señor que está manejando su diócesis no debe de opinar a la vez que manda; y ahora lo veo mal porque está demasiado temprana su marcha de Sevilla.
P: ¿Es labor del arzobispo de Sevilla la de dar su visto bueno al pregonero previo a su confirmación?
R: Yo creo que no. Lo que sí es cierto es que la Semana Santa es una celebración primero religiosa y por lo tanto esto no puede ser un pregón laico ni san laico. Un no creyente no puede dar el pregón de la Semana Santa, no tiene sentido. Hay algunas hermandades de Sevilla que tienen el tramo de los agnósticos: tíos que se hacen hermanos de una cofradía y que no creen en Dios y después le hacen poesías al Gran Poder. Yo seré un creyente malo, un cristiano imperfecto, pero creo. Por lo tanto, ¿es labor del arzobispo consensuar el nombre del pregonero? No, pero sí es labor del Consejo de Cofradías saber que a la persona que va a poner tiene que ser una persona creyente. Hacer crítrica desde dentro, ¿por qué no? Ahora bien, lo que no me gustaría es que pasen cosas como con Antonio Burgos: que un señor hable de la Semana Santa, de religión, de cuestiones de la Iglesia Católica donde hay que posicionarse sin ambajes, como el aborto o la eutanasia, y que ahora diga el señor tal que éste lo que ha venido aquí es a dar un mitin. Me pareció deplorable.
P: ¿Cree descabellado que una imagen de pueblo pueda coronarse en la Catedral de Sevilla?
R: ¿Y por qué no? La Catedral de Sevilla es la Catedral de la diócesis y de la metrópolis. La Catedral no es patrimonio de las hermandades del centro. Para mí sería emocionante y la gente de esa localidad podría disfrutar de la misma categoría que puede disfrutar una hermandad de la capital.
P: El monumento a Juan Pablo II sigue sin ubicación. ¿Considera que las cofradías están siendo un tanto ingratas con la figura de este Pontífice?
R: Yo creo que un tanto ingratos han sido algunos miembros de alguna junta que no han querido seguir las directrices de su hermano mayor. Son libres para pensarlo, pero me ha parecido quizás un ajuste de cuentas interno de hermandades. Juan Pablo II para mí es el personaje del siglo XX. Sólo hay que ver la devoción que existe en torno a su tumba en el Vaticano. Para mí es vergonzante que existan en Sevilla monumentos para cantaores, y otras personas con menos entidad, y que un líder mundial como Juan Pablo II, más allá de su simbología de carácter religioso, no tenga un sitio para ubicar su monumento. Si fuera el alcalde de esta ciudad tendría clarísimo el sitio: la esquina del magnolio de la Catedral.
P: ¿Los quinientos años de una hermandad justifican una salida extraordinaria?
R: Sí, pero 434 y medio no.
P: ¿Cómo analiza la relación de Asenjo con las cofradías en su primer año de pontificado? ¿Hay un giro respecto a su predecesor?
R: Desde mi punto de vista, monseñor Asenjo al principio quizás ha estado torpe, con todo el respeto del mundo, porque este señor tenía la obligación como pastor de haberse asesorado de personas que conocieran bien el paño. Porque de las hermandades se puede extraer un jugo importante. Con todo respeto le digo a monseñor Asenjo desde estas líneas que muchos son los caminos que llevan a Dios, pero las hermandades quizás sean la mejor forma vehicular de ser cristiano en Sevilla. Debería de haberse asesorado un poco más y haber sabido cuál es la idiosincracia de las hermandades que somos mu buena gente, pero hay que sabernos tratar.
P: ¿Le hubiera gustado ser delegado de la Madrugá?
R: Bueno…, no sé si gozaba de la confianza de ciertas hermandades, pero sí de su cariño. He recibido tres cartas que me han mandado la Macarena, el Gran Poder y la Esperanza de Triana deseándome que me restablezca pronto.
P: ¿Le veremos alguna vez en el Consejo?
R: Ya pienso que me pilla a trasmano. Las personas tienen una edad, unos momentros y unas ilusiones. Cuando terminé de ser hermano mayor del Baratillo me vi con mucha fuerza personal, no sólo física sino psíquica, de tirar adelante y aspirar a ello. En aquel momento había un muy buen presidente que era Manuel Román que decidió presentarse a la reelección y es que ni me lo planteé. Y en el tema de delegado de la Madrugá, ahora agradezco a los hermanos mayores haberme hecho pasar ese cáliz. Yo puse unas condiciones, que el nombramiento fuera por unanimidad. No quería ser el delegado de la Madrugá de cuatro contra dos ni de tres contra tres. Algnas juntas de gobierno decidieron que yo no era la persona idónea y lo respeto. Me basta con su cariño.

11
Dic/2010

Los Panaderos. Último capítulo del adiós del comisionado

Lío en Orfila. A pesar de la ley del silencio impuesta en Orfila, más tarde o más temprano iban a trascender los detalles de la rocambolesca historia que se ha saldado con la salida por la puerta de atrás del comisionado episcopal de Los Panaderos, Eduardo Heras. Aunque alegó motivos estrictamente personales para dejar su cargo, lo cierto es que detrás de su deserción se esconde un escabroso caso de ajuste de cuentas personal del comisionado nombrado por Palacio hacia nueve hermanos de la cofradía, a los que Heras habría acusado de atentar contra su intimidad a través de las redes sociales. Para tomarse la justicia, el comisionado episcopal habría maquinado un expediente falso de suspensión contra estos hermanos, llegando supuestamente a falsificar la firma y el sello de Palacio. Sólo la mediación del propio arzobispo de Sevilla habría zanjado este espinoso asunto. Ahora, la hermandad deberá restituir de forma pública el buen nombre de los hermanos involucrados dándose lectura en el próximo cabildo general y también mediante su publicación a través del boletín a una carta remitida por el propio arzobispo Asenjo en la que corrobora que el mencionado expediente sancionador nunca existió. Con todo, el asunto no llegará a más debido al delicado estado de salud del ex comisionado, al que deseamos desde aquí una pronta recuperación.

El silencio de Triana. Aunque su informe no es vinculante, el Consejo de Cofradías ha otorgado hace unos días su beneplácito a la erección canónica como hermandad de penitencia de la trianera agrupación de Pasión y Muerte, punto culminante de un dilatado expediente y último paso previo a la firma del decreto por el arzobispo Asenjo. Los de San Gregorio han concedido la venia a esta nueva hermandad sólo después de convencerse de que su estación a la parroquia de Santa Ana el Viernes de Dolores no será el día de mañana un trampolín para llegar a la Catedral. No quieren que se repitan más casos como el del Cristo de la Corona, hermandad que juró fidelidad en sus Reglas a los días de vísperas y que tras enfundarse la túnica apuntó directamente al Viernes Santo.

Stricto sensu. La hermandad de La Trinidad había previsto celebrar el pasado día 6 un rosario vespertino con la imagen de la Virgen de la Concepción con motivo del 50 aniversario de su primera salida procesional. Haciendo una lectura muy restringida de sus Reglas, Palacio sólo ha autorizado un Rosario de la aurora, que no vespertino, previo a la fiesta de la expectación. Tal acto de culto público se celebrará mañana domingo, llegando la comitiva a la parroquia de San José Obrero.

Jubileo de la pestaña. De los besamanos de la Inmaculada destacaron sobremanera el montaje de Vera-Cruz, el aroma a nardos en el Salvador y la espectacular visión de la Virgen del Socorro vistiendo un traje de corte de tisú de oro y pedrería de ámbar, amén de las innovaciones introducidas en el atavío de la Virgen de los Ángeles por el nuevo vestidor, José Manuel Lozano, con reflejos dorados en el tocado y fajín militar. Y dicen que para el Jueves Santo habrá más innovaciones.

A paso de mudá. Uno: “El párroco de Santa Ana fue el único que en verdad cumplió con Moeckel”. Dos: Busquen el detalle macareno en el Belén montado por la hermandad del Rocío de Sevilla en el patio del Salvador. Y tres: En febrero verán la luz los Anales de las hermandades de Gloria.

10
Dic/2010

Los nuevos estatutos. Doce hombres sin piedad

Calentito, calentito. Después de un año y poco de arduo y sigiloso trabajo, la comisión que redacta los nuevos estatutos del Consejo está a punto de dar a luz el ansiado borrador del proyecto. El deseo de los doce integrantes de la comisión –ocho de ellos nombrados por la asamblea general y cuatro por la propia junta superior–y del grupo de colaboradores que le asesora –cuya intervención en algún caso se ha revelado de enorme trascendecia para el resultado final– es que el documento esté listo antes de fin de año para someterlo a la consideración de la autoridad eclesiástica y de la junta superior. Los primeros cantos de sirena apuntan a que el borrador incorpora novedades harto llamativas. ¿Que cuáles? “Un principio de la justicia es tratar igual a los iguales, pero también de manera desigual a los que son desiguales”. A buen entendedor… Aunque nacen con la vocación de ser muy completos, los nuevos estatutos no descienden a establecer los criterios de elección de la imagen del Viacrucis, por ejemplo, ni a marcar una hoja de ruta para las hermandades que aspiren a ingresar en la nómina de la Semana Santa, potestad que recae sobre la autoridad eclesiástica.

De buena tinta. La Soledad de San Buenaventura puede respirar tranquila. Las bodas de platino de la hechura de una imagen también serán motivo suficiente para una salida extraordinaria. Palacio no piensa, por el momento, restringir la aprobación de procesiones fuera de Semana Santa hasta que no se proceda a la definitiva regulación de estas salidas. Mientras tanto, la Iglesia seguirá siendo tan permisiva “como hasta ahora”. Palabra de vicario. “Tampoco en Sevilla se han alcanzado las cotas de Málaga”, apostillan en el Arzobispado.

OK a la subida de las sillas. A pesar de que Facua la considera desproporcionada y reclama del Ayuntamiento su rechazo, todo apunta a que el Consistorio aprobará la subida del 5% en el precio de las sillas de la Carrera Oficial propuesta por el Consejo, que el año que viene tendrá que seguir completando la nueva señalización de la Avenida.

Por Pureza. En la Esperanza de Triana poco a poco se van cicatrizando las heridas que provocó en el seno de la junta la petición palaciega de llevar el Cristo a Madrid. Las dos dimisiones que se produjeron entonces han sido cubiertas hace unos días dentro de un proceso más amplio de remodelación y baile de cargos. Las relaciones con la cúpula eclesiásticas se mueven dentro de la cordialidad. Para mostrarle su cercanía, Asenjo se ha comprometido a recibir a la remodelada junta en pleno.

A paso de mudá. Uno: El pregonero de la Semana Santa sufrió una bajada de azúcar el pasado miércoles mientras era agasajado por la hermandad del Buen Fin. Las emociones de los últimos días le han pasado factura a Fernando Cano-Romero y eso que aún faltan algunos días para que vea cumplido su sueño: abrazar el talle de la Macarena. Dos: La presentación del cartel de la Semana Santa de 2011 repetirá escenario, el palacio de Yanduri, si bien su descubrimiento se aplazará hasta bien entrado el mes de enero. Y tres:Oído en el centro: “Yo creo que el hombre no ha calculado bien el daño que ha podido causar a los artesanos su consejo de que se demoren todos los estrenos patrimoniales. Por cierto, que donde sí habrá estreno de nuevo escudo será en el salón del trono de Palacio para las recepciones del día 24…”