Monthly Archives: Octubre 2010

31
Oct/2010

Intento fallido. El cardenal rechaza dar el pregón

El infructuso viaje a Madrid. Dicen que el presidente arribó a la estación de Atocha sin demasiadas esperanzas, casi con el ‘no’ por delante. Manolo Román ya lo había intentado estando en activo y para este Consejo era un trámite casi obligado reiterarle la invitación. Ni que decir tiene que la operación contaba con la venia del arzobispo Asenjo, que se mostró “encantado” con la posibilidad. Arenas subió a un taxi y pidió que lo llevaran a la residencia franciscana de la calle Joaquín Costa. El cardenal apenas dio opción al presidente del Consejo a desplegar sus dotes de persuasión. El asunto del pregón de la Semana Santa se despachó rápido. Carlos Amigo agradece la invitación, lleva a las hermandades en el corazón y las aprecia, pero precisamente porque sabe lo que significa para los cofrades la mañana del domingo de Pasión, no se ve subido al atril del Maestranza. Mensaje recibido. Mejor no insistir. Amigo y Arenas terminaron ese día compartiendo mesa y mantel en compañía de Manuel Soria, inmerso ya en los preparativos del viaje a Madrid de la Virgen de Regla.

La terna. Descartada la opción cardenalicia, la lista de candidatos con mayores opciones parece reducirse a una terna: el jerezano Fernando Cano, aspirante en su día a hermano mayor de la Macarena, el baratillero Ignacio Díaz Pérez y el ex tesorero Julio Cuesta. El sábado que viene habrá fumata blanca. ¿Se levantará el legendario veto…?

¡Ay, ay, ay! Durante una reciente audiencia concedida a la junta de gobierno del Valle, monseñor Asenjo encargó fervientemente a su hermano mayor, Félix Hernández, que luchara por lograr que sólo hubiera una candidatura en las próximas elecciones de esta corporación, proceso al que es más que probable que concurran dos aspirantes. “Nos dijo, muy preocupado, que la concurrencia de varias candidaturas no es bueno para las hermandades, pues genera divisiones y enfrentamientos (…) e hizo responsable al hermano mayor de perseguir la consecución de este fin”, informa la web del Valle. Ay, monseñor, que los mensajes pastorales más que dictarlos hay que sugerirlos con delicadeza dialéctica y algo de mano izquierda.

Elecciones en Las Aguas. Con el apoyo de algunos pesos pesados como Joaquín Delgado-Roig, Luis Álvarez Duarte y el ex Manuel Díaz Jargüin, el aspirante Antonio Arrondo ha puesto en marcha esta semana su candidatura a las elecciones del próximo 14 de noviembre, en las que tendrá enfrente a Pedro Collado. Apostando por encima de todo por la normalización de la hermandad, Arrondo ha puesto encima de la mesa algunas ideas llamativas: la ampliación de las dependencias de la capilla con una tercera planta y la exposición permanente de los pasos de la cofradía en las Atarazanas como completo al centro cultural Caixa Forum.

A paso de mudá. Uno: En el atrio llaman a la calma y, a pesar de los rumores, niegan que la negativa del cabildo de oficiales al ofrecimiento del hermano mayor de acoger el monumento de Juan Pablo II vaya a traer consecuencias. Dos: Maruja Vilches sigue rompiendo barreras. A consecuencia de una inminente intervención quirúrgica al hermano mayor de los Javieres, por vez primera en la historia de la sección de Penitencia una mujer ejerce de hermana mayor en funciones. Ahí es nada. Y tres: El lunes regresa un clásico… Suena de nuevo en las ondas El Llamador.

25
Oct/2010

Buen Fin. Mudanza del Centro de Estimulación Precoz

Buena noticia. Tras el traslado de la comunidad franciscana de San Antonio de Padua al convento de San Buenaventura –repliegue debido a la falta de vocaciones y al envejecimiento de los frailes–, la hermandad del Buen Fin tiene todas las papeletas para hacerse cargo del mantenimiento de las dependencias conventuales. La cofradía del Miércoles Santo cuenta ya con el visto bueno de los franciscanos para gestionar las instalaciones del convento, ahora cerrado. Si los técnicos de la Gerencia confirman que es posible instalar un ascensor en este edificio catalogado, la hermandad ya tiene proyectado emplazar en él su Centro de Estimulación Precoz, una mudanza que permitiría duplicar las actuales instalaciones del Centro.

Un parón tradicional. El Jueves Santo, y en particular la hermandad de los Negritos, se enfrenta año tras año a un severo problema: el parón que, debido a la prolongación horaria de los Oficios, sufre su Cruz de Guía en la Puerta de San Miguel. Comprimido al máximo el cortejo, la cofradía queda parada año tras año en plena Carrera Oficial entre 10 y 15 minutos. Este año, el peor con diferencia, el parón ha llegado a los 21 minutos, taponando a toda una jornada. La hermandad busca consensuar una solución dentro del día para acabar con estos parones.

Ya queda menos. El miércoles estallaron cohetes de alegría en San Juan de Aznalfarache. La agrupación parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles ya ha sido erigida en hermandad. En la cartera de Manuel Soria, la siguiente corporación en lograr el ascenso a la categoría de honor será la de Pasión y Muerte. Ya les contamos aquí que el próximo Viernes de Dolores habrá nazarenos de negro ruán por Triana. Por cierto, que en su primera e histórica estación de penitencia con nazarenos, la nueva cofradía trianera sólo procesionará con el paso de Cristo. El palio de la Virgen del Desconsuelo sigue siendo un proyecto a largo plazo.

Fiebre por la corneta. El Consejo de Bandas de la ciudad de Sevilla anda dándole vueltas a la organización de la segunda edición del congreso nacional de bandas, que se celebrará en el puente de la Inmaculada de 2011. Sin existir aún una convocatoria oficial, ya hay más de 60 bandas de toda España inscritas para el evento. Asombroso.

A paso de mudá. Uno: Las elecciones del 12 de noviembre en la Soledad se presentan de lo más apasionante. Se enfretan dos conceptos distintos de dirigir una hermandad: la solera de Pepe Gómez, que encarna las raíces soleanas más profundas, frente al aire renovador que propone José Ramón Pineda. En su revolucionario programa, Pineda apuesta por acortar el mandato a tres años, hacer obras en la casa de hermandad y sumarse al programa de acogida de niños bielorrusos. Dos: Sin salir de la parroquia. El 13 de noviembre se cumplirá un año de las polémicas elecciones en el Dulce Nombre que proclamaron a Armando Palomino como hermano mayor electo. La sombra de irregularidades en el censo llevó al Arzobispado a nombrar un comisionado para pacificar la hermandad. El candidato ganador recurrió en Palacio esta decisión y, tras la intervención mediadora del arzobispo Asenjo, terminó retirando el recurso. Ahora espera que Asenjo cumpla con su parte del acuerdo. Y tres: Oído en la calle Orfila: “La semana pasada hubo un cabildo balance de la coronación y lo cierto es que fue muy duro. La cosa está muy, muy caliente…”.
gpalas@correoandalucia.es

17
Oct/2010

Doctrina Asenjo. Cumpleaños sin fanfarria

65 velas. Ni en el día de su cumpleaños monseñor Asenjo se toma un respiro. La mies es mucha en esta vasta archidiócesis, debe pensar, y al de Sigüenza ya sólo le quedan por delante diez añitos para seguir sembrando su ambicioso plan pastoral (seminario menor, vocaciones, parroquias…) antes de que la jubilación venga a visitarle. La mañana de ayer la pasó en Palacio recibiendo visitas y por la tarde viajó hasta Alcalá de Guadaíra para bendecir un nuevo templo.

‘Pedagogía’ Asenjo. Después de un aterrizaje complicado en la órbita cofradiera sevillana, el incansable sucesor de Carlos Amigo ha sabido granjearse el respeto y la admiración de las hermandades sin renunciar a meterlas en cintura cuando ha hecho falta –como cuando advirtió de que “fuera de la Iglesia, las cofradías son meras asociaciones culturales”, en respuesta a la negativa de la Esperanza de Triana a trasladar a su Cristo a Madrid– y a repartir pedagogía pastoral sin anestesia allá donde va –“la profanación de un Sagrario es infinitamente más grave que la de una imagen”, dijo ante un Gran Poder aún convaleciente–. Los últimos en probar la contundente medicina del prelado sevillano fueron los hermanos del Sol durante la ceremonia de inauguración el pasado martes de su capilla. Al finalizar la entrada de la comitiva litúrgica, que fue recibida con fanfarrias barrocas de timbales y metal (tan del gusto del párroco Geraldino), monseñor, que no es amigo de pasteleos, rogó a los señores de la música que no se excedieran en el volumen porque “esto es una ceremonia litúrgica y no una fiesta”, espetó. A estas alturas, nadie debe tomarse a mal sus paternalistas admoniciones (el que suscribe tampoco). Hay quien echará de menos ciertas dosis de diplomacia en sus mensajes, pero por su arrebatadora sinceridad, Asenjo siempre va de frente, y eso, en este mundillo –bien lo saben capataces y costaleros– siempre es de agradecer. Seguro que los granos que ha empezado a sembrar caerán en buena tierra y producirán una fértil cosecha. Eso le deseamos. Las cofradías, las primeras. Felicidades.
Elecciones en San Lorenzo. Pepe Gómez, actual teniente de hermano mayor, y José Ramón Pineda, hijo del recordado Ramón Pineda, velan armas ante las elecciones del próximo 12 de noviembre, las primeras en la era moderna de la cofradía soleana en que concurren dos candidaturas. Ambos aspirantes han activado ya sus páginas web para anticipar detalles de sus proyectos. “Hacer Familia es hacer Hermandad” es el lema del primero, al que acompañan en su junta dos ex de peso, José de Rueda y el propio José Manuel Albiac. Pineda, por su parte, apuesta por emprender una amplia renovación en la dirección de la hermandad.

A paso de mudá. Uno: Oído en la Ronda: “Ciertos curas se han mostrado muy celosos de la labor realizada por el capuchino cordobés Alfonso Ramírez en el proceso de beatificación de Madre María de la Purísima. Su trabajo y constancia le han valido una felicitación de Roma porque ha sido el único postulador que en un mismo año ha sacado adelante tres causas: la de fray Leopoldo, la de Madre Purísima y la del padre José Tous”. Dos: “Poco a poco se va cerrando el cerco. Se barajan cuatro nombres: Lutgardo García Díaz, Fernando Cano, el baratillero Ignacio Pérez Franco y el ex tesorero Julio Cuesta”. Y tres: La Amargura acometerá antes de Semana Santa la limpieza de las bambalinas y el techo de palio. Los bordados juanmanuelinos están en buen estado.
gpalas@correoandalucia.es

10
Oct/2010

¿Es a mí? La Misión sigue buscando su encaje

Mirar a otro lado. El restrictivo, tajante y desesperanzador discurso lanzado en la revista Más Pasión por el nuevo vicario general, Teodoro León, respecto de la inclusión de nuevas cofradías en la nómina –insinuó sin tapujos que el último estirón de la Semana Santa estaba de sobra– no parece haber desanimado, sin embargo, a los cofrades de La Misión en su firme propósito de alcanzar la Catedral. Ni mucho menos. En el Claret recuerdan que sus Reglas fueron aprobadas en diciembre de 2007 con la “coletilla” de que realizarán la estación de penitencia a la Catedral cuando logren la pertinente autorización del Consejo y de la autoridad eclesiástica, de ahí que no piensen cejar en el empeño de buscar acomodo en las jornadas pasionales. “Quien en su día nos abrió las puertas, no debería ahora de pegarnos un portazo en las narices”, dicen. Por cierto, que en el Claret aseguran manejar otra información bien distinta a ésa que insiste en que este Consejo no se plantea más incorporaciones a la nómina por este mandato.

Más del Claret. Es más. Después de que en el expediente entregado al Consejo los hermanos de La Misión descartaran únicamente la Madrugá como posible día de encaje, reservándose opciones sobre los demás días, la evolución de las “negociaciones” ha ido decantando la balanza hacia el Martes Santo, un día conflictivo, con hermandades que llevan años reclamando una solución a sus históricas reivindicaciones y en el que el principal hándicap a la entrada de una nueva cofradía es, sin embargo, la presencia de los comisionados interpuestos por Palacio en San Esteban y el Dulce Nombre, reacios a comprometerse a cualquier variación que pueda afectar al día.

Ojo a lo que se avecina. Después de que hayamos visto procesiones desasistidas de policías y del tirón de orejas del vicario denunciando el abuso de las salidas extraordinarias, una ola de buenismo y de tolerancia hacia esa otra Sevilla reacia a las cofradías parece haber invadido al Consejo. Ya hay quien dentro de San Gregorio propugna seriamente que “sería bueno trabajar con las hermandades marcándoles algunas directrices para que, llegada la eclosión cuaresmal, los ensayos de costaleros se diseñen por itinerarios y en días y en horarios adecuados para fastidiar lo menos posible a la Sevilla no cofrade, que también es muy grande”. Que Antonio Santiago, el gran damnificado, vaya tomando nota.

Reconocimiento macareno. Manuel García y su junta de gobierno han incluido en el orden de día del cabido general ordinario del próximo 14 de noviembre sendas propuestas para conceder la medalla de oro de la hermandad a los dos últimos hermanos mayores, Joaquín Sainz de la Maza y Juan Ruiz Cárdenas, por los méritos contraídos en sus años al frente de la corporación. Dicen que es una costumbre habitual en el atrio desde la época de González Reina para acá.

A paso de mudá. Uno: La Divina Enfermera llevaba una cantidad de gente inmensa… en la cabecera del cortejo para escuchar a Tres Caídas. Dos: Tras la desaparición de la Expiración de Morón, la hermandad de las Siete Palabras ha puesto sus ojos sobre la banda de cornetas y tambores Esencia. Las agrupaciones musicales están descartadas. Y tres: La Hiniesta, San Esteban, La O y la Soledad ya han confirmado a Rafael Ariza hijo y familia al frente de sus pasos. Una excelente noticia.

gpalas@correoandalucia.es

05
Oct/2010

¿Una nueva era para las cofradías?

¿Ha finalizado la época de saldos en la aprobación por parte de Palacio de salidas extraordinarias de hermandades? ¿Cómo se pueden objetivar los criterios por los que una cofradía podrá solicitar la salida en procesión de uno de sus titulares, más allá de la contemplada anualmente en sus Reglas? ¿La aprobación en las últimas décadas de tan elevado número de coronaciones ha contribuido a trivializar el significado de esta distinción canónica? ¿Es verdad que la nómina de la Semana Santa se ha sobresaturado desde 2007 para acá y no hay espacio para nuevas cofradías?
La contundencia mostrada en sus respuestas por el nuevo vicario general de la Archidiócesis, Teodoro León, en la entrevista publicada el pasado sábado por la revista Más Pasión ha causado un lógico revuelo en el mundo de las cofradías. El nuevo hombre fuerte del Arzobispado, persona versada en el Derecho y perfecta conocedora del mundillo cofrade, apuesta claramente por limitar el número de salidas extraordinarias, por regularizar jurídicamente los motivos por los cuales se puede coronar una imagen y, sobre todo, aboga por echar el candado a la nómina de la Semana Santa ante “la falta de espacio” para el encaje de nuevas cofradías. (PD: A algún hermano mayor después de leer la entrevista no le llegaba la camisa al cuello).
Las declaraciones de Teodoro León, obviamente, hay que enmarcarlas en el giro iniciado por el Arzobispado de Sevilla en su relación con las cofradías desde la llegada a la sede isidoriana del nuevo pastor hispalense, Juan José Asenjo, mucho más restrictivo que su antecesor a la hora de sacar los pasos a la calle, imponer coronas a dolorosas o aprobar nuevas hermandades, como así demostró durante sus años de pontificado en tierras cordobesas.
Pero lejos de causar extraños sarpullidos e irritaciones de piel en los cofrades, el discurso restrictivo lanzado por el vicario general digamos que ha sido bien digerido en las casas de hermandad y, en general, en la sede de San Gregorio, conscientes todos de que la Semana Santa había entrado en una peligrosa pendiente hacia el abismo.
Fuentes del Consejo consultadas ayer por este periódico valoraban como “tremendamente respetable” el criterio de Teodoro León. Las cofradías entonan el mea culpa y son las primeras en reconocer que la sobreabundancia de salidas extraordinarias “un domingo, y otro, y el siguiente, y al otro” estaba cercenando esa ilusión por las vísperas que sentían los cofrades cuando, allá por la Cuaresma, contemplaban con asombro cómo los armazones de los pasos tomaban las iglesias e iban creciendo día a día en aditamentos y exornos. “Si todos los días los convertimos en Semana Santa, habrá un Domingo de Ramos en que nos despertemos y en lugar de lanzarnos a la calle nos quedemos en casa viendo la tele”, reflexionan desde San Gregorio.
Palacio quiere discernir a partir de ahora entre las salidas extraordinarias dotadas de una “propuesta religiosa explícita y un interés formativo cristiano” y aquéllas otras que se enmarcan en un programa de actos conmemorativo de cualquier efeméride con el único propósito del lucimiento particular. “En el término medio está la virtud”, sugieren desde el Consejo. La pregunta que muchos cofrades se hacen es cómo determinará la autoridad eclesiástica cuándo una salida cumple con fines pastorales y cuándo no.
También por San Gregorio comparten con el vicario esa sensación de que en las últimas décadas hemos asistido a demasiadas coronaciones canónicas, algunas anunciadas incluso de “tres en tres” en el mismo paquete, caso de las del Buen Fin, la Esperanza de la Trinidad y La O. Por no hablar de la relajación con la que muchas hermandades coronadas asumen el compromiso de su obra social una vez se pasan los fastos de la coronación y hay que empezar a pagar el costoso programa de actos ideado para tan histórico acontecimiento. Para otros cofrades, sin embargo, el pontificado de Amigo ha permitido “desmitificar” las coronaciones y acercarlas a la realidad de hermandades menos poderosas.
Donde quizás exista una mayor diferencia de criterios entre el pensamiento emanado de la plaza de la Virgen de los Reyes y los postulados que se manejan en San Gregorio es respecto al encaje de nuevas cofradías en la nómina. “A día de hoy, es evidente que existen dificultades para el ingreso de nuevas cofradías. Pero mañana no sabemos”, apuntan desde el Consejo. El argumento de que ninguna afirmación se puede elevar a la categoría de inamovible lo justifican con una verdad histórica: “Antes de que en la Semana Santa de Sevilla ingresaran cofradías como El Cerro o La Sed ya se había pronosticado que la nómina estaba conclusa. De hecho, hemos conocido a tres Príncipes de la Iglesia, los cardenales Segura, Bueno Monreal y Amigo, que optaron por ponerle verjas al campo y al final, con el paso del tiempo, tuvieron que rectificar”.
En resumen, desde el Consejo se reconoce que “quizás se han roto algunas cadencias” en el mundillo cofrade que han convertido lo extraordinario en ordinario. No obstante, tiran de metáfora y sentencian: “Cuando la música es estruendosa, el secreto no es dejarlo todo en silencio, sino en hacer una melodía suave”. ¿A quién se le habrá ocurrido tan ingeniosa frase?

04
Oct/2010

Tráfico. Las cofradías cuestionan el Plan Centro

Rechazo al plan Centro. Habían sido muchos los hermanos mayores que, particularmente, le habían trasladado al presidente del Consejo su preocupación por las consecuencias que sobre la vida diaria de las hermandades tendrá la restricción al tráfico en el casco histórico. Hay temor a que los cultos cuaresmales se vean despoblados y a que el trajín diario de la casa hermandad se resienta. En el pleno de penitencia de esta semana, el hermano mayor de Monte-Sión, Rafael Buzón, sirvió de altavoz a esta inquietud. Es probable que en la asamblea del próximo martes se acuerde un manifiesto para expresar el rechazo unánime de las hermandades y cofradías de Sevilla a este plan municipal.

Una figura emergente. Ya era hora de que emergiera una figura en Palacio que hablara con meridiana claridad a la grey cofradiera y pusiera coto a los desmanes y excesos que en los últimos lustros estaban contribuyendo a devaluar peligrosamente la imagen de la Semana Santa. El nuevo vicario general, Teodoro León, se destapa hoy en una extensa entrevista que publica la revista Más Pasión en la que con una voz pausada, sin borrar la media sonrisa de su rostro y sin el más mínimo tono de reproche, llama a las cosas por su nombre y sienta las bases de la nueva doctrina de Palacio en relación a las cofradías. Los cofrades que creían que la Semana Santa había entrado en una peligrosa deriva aplaudirán a manos llenas este discurso. Otros, amantes del tachero y de la religión sin Dios, se rasgarán las vestiduras. Pero lo que nadie puede dudar es de que las palabras del nuevo vicario constituyen un alegato a la razón.
El cascabel al gato. Los sesudos señores del Consejo ya no tendrán ni que preocuparse de socavar la voluntad de los hermanos mayores para abrirle un hueco a codazos a nuevas hermandades en la nónima. Las cofradías del Martes, del Jueves o del Viernes Santo, días que parecían candidatos a acoger a la cofradía de la Misión, podrán respirar tranquilas. Del “algún día habrá que ponerles puertas al campo” –discurso arenístico– se pasa directamente al “nos hemos pasado” de la raya y “no hay más espacio” para nuevas hermandades. Al fin alguien le pone el cascabel al gato.

Fin a la inflación de salidas. A muchos les podrá parecer exagerado que cumplir medio milenio de vida no sea razón para que una hermandad realice una salida extraordinaria, pero se agradece el firme propósito de Palacio de reglar los motivos por los que se podrá solicitar una salida. “Oye Pepe, ¿y 50 años de una coronación sí que serán motivo suficiente, no?”. A ver quién se atreve, hermano, a discutir lo de 2014, después del éxodo a tierras poncinas. Del relax en el cumplimiento de la obra social que se marcan algunas de las hermandades coronadas hablaremos otro día.

A paso de mudá. Uno: Una mijita de retranca: “Ni dando por buena la cifra de manifestantes facilitada por los sindicatos del 29-S en Sevilla han logrado reunir ni una tercera parte de la gente que se echó a la calle para ver a la Macarena el 18-S. Ahí queda eso”. Dos: Aunque todavía no apetece degustar mantecados, Eusebio Álvarez-Ossorio ya ha montado el Belén de Salzillo en el escaparate de la tienda La Antigua, en la Plaza del Pan. Y tres: Los Gitanos ha iniciado el proceso de reforma de las reglas de la corporación. Se avecina el fin de la exclusividad de la raza gitana para optar a la vara dorada.
gpalas@correoandalucia.es