Monthly Archives: Septiembre 2010

27
Sep/2010

Triana. Nazarenos de ruán en Santa Ana

Palabra de Soria. Los hermanos de la agrupación parroquial de Pasión y Muerte ya pueden ir encargando sus nuevas túnicas. Después de años de runrún y de bienintencionados preanuncios que nunca llegaron a cuajar, ésta vez sí será la vencida y Triana tendrá en poco tiempo su primera hermandad de negro, la sextade penitencia que se erige en esa orilla del río. El próximo 15 de abril, Viernes de Dolores, veremos, al fin, nazarenos de ruán recorriendo silentes con sus alpargatas de esparto las calles del arrabal y haciendo estación de penitencia a la parroquia
de Santa Ana, según disponen sus Reglas. Dentro de unos meses, y siempre antes
de Cuaresma, el Arzobispado de Sevilla hará oficial su constitución como nueva hermandad de penitencia después de once años como agrupación
parroquial. Palabra de Manuel Soria.

El Cachorro vuelve a casa. El viernes que viene el Cachorro ocupará su ubicación definitiva en el nuevo retablo levantado por la hermandad para la imponente talla de Ruiz Gijón. La cruz del Señor estará 24 centímetros más alta que anteriormente. El ábside donde se levantará el Crucificado será visitable en un futuro por los fieles, una vez quese resuelva un problema técnico: la iluminación de la espalda del Crucificado.
Amigo, en Sevilla. Después de que los sevillanos le mostraran su cariño con dos significativas ovaciones en la ceremonia de beatificación de Madre María de la Purísima, el cardenal Amigo regresará de nuevo a Sevilla en cuestión de días. El próximo viernes se le concederá la Medalla de Oro del Centro de Estudios Teológicos,
cuyo director es el salesiano Luis Fernando Álvarez.
¿Y Santa Catalina? Oído en San Román: “El proyecto de restauración de la iglesia de Santa Catalina está casi ultimado. El único problema es que su restauración vale 4 millones de euros y parece que la Iglesia está más por la labor de que sean otros los que la arreglen. Veremos con qué ganas aterriza el sustituto de Antonio Hiraldo”.
Madelmán costalero. ¡Oiga, oiga! Ha llegado el madelmán costalero. No es broma. En los escaparates de las tiendas cofrades se muestra al muñequito con el costal calado y con una cazadora por los hombros (será para que no coja frío en los relevos). Lo más curioso es el lema que reza en la caja: “Lo pueden todo”. Para darle mayor verosimilitud los diseñadores podrían calarle el costal hasta las cejas y dejarle
las canillas al aire. Es la moda.

Que viene, que viene. Le proponemos un juego. Cuál de estas tres opiniones, interceptadas por nuestro topo en un despacho palaciego, producirían más desazón o inquietud en la grey cofradiera: Uno. Por cualquier cosa se organiza hoy una salida extraordinaria. Dos. Las Normas Diocesanas del 97 tienen grandes carencias. Y tres. La masificación en Semana Santa no es buena, nos evita evangelizar. La respuesta,
la semana que viene.
A paso de mudá. Uno: La Soledad de San Lorenzo ha solicitado a la Consejería de Cultura la restauración de la capilla de Rocamador y se está gestionando la participación de entidades privadas en la misma. Dos: El alcalde impondrá la Medalla de la Ciudad a la Virgen de Regla el próximo día 30, a las 20.30 horas, con la dolorosa en besamanos. Y tres: Nuestros mejores deseos de recuperación para el delegado
del Martes Santo, Francisco Javier Gómez, a quien la moto le ha jugado una mala
pasada.

19
Sep/2010

Nombramiento. Asenjo ya tiene a su ‘hermano Pablo’

Fichaje arzobispal. El arzobispo Asenjo ya tiene a su particular hermano Pablo que le haga de fiel escudero en las misas y le lleve en coche a los templos de las distintas hermandades los días de función (si es que el plan de cerramiento al tráfico del Centro se lo permite). Después de la marcha a Roma del hermano Bernardo para ampliar su formación –cuyo fugaz recuerdo en Sevilla quedará siempre vinculado al episodio de la estampita de la Macarena–, Asenjo ha nombrado como su secretario personal a un joven sacerdote sevillano recién ordenado y, ojo, criado en la cantera de una cofradía. Israel Risquet González, que así se llama el nuevo hermano Pablo, tiene 34 años, y recibió la llamada del Señor en la parroquia de la Inmaculada Concepción y, sobre todo, en la hermandad de La Sed, donde nunca dejó de vestir el hábito nazareno. Asenjo le echó el ojo en el seminario durante los largos meses en que el entonces obispo coadjutor estuvo hospedado allí. Ordenado sacerdote el pasado día 5, Risquet procede de una familia humilde y durante el último año ha ejercido como diácono de la parroquia de San Bernardo. A él también le tocará ejercer de chófer del arzobispo, aunque en lugar del Laguna azul que conducía el hermano Pablo se pondrá al volante de un Passat.

¿Y la Medalla de la Ciudad? Después de abortarse la fecha del pasado día 15, la Virgen de Regla irá a la Catedral y vendrá de ella, una vez coronada, sin que luzca en el pecherín la Medalla de la Ciudad. Una pena. Tan hartos están en el Ayuntamiento de proponer fechas y que la hermandad las termine declinando que a más de uno le dan ganas de mandar la medallita por Seur a la calle Orfila. El alcalde anunció esta semana que sería el día 26, a la vuelta de la Virgen de la Catedral, pero la junta de gobierno alega problemas de organización del acto. Ambas partes buscan ahora una fecha factible para la entrega durante el largo besamanos a la dolorosa que pondrá fin a los actos de la coronación. La Medalla que sí llevará en su tocado la Virgen de Regla será la del municipio gaditano de Chipiona, cuyo alcalde vendrá el día 20 a imponérsela.

Un día inolvidable. Sevilla vivirá hoy un acontecimiento excepcional. Veintiocho años después de la de Santa Angela, la ciudad acogerá por segunda vez una ceremonia de beatificación en un escenario tan poco ortodoxo como el Estadio Olímpico. Los organizadores del acto han reservado algunas sorpresas para el día de hoy. No habrá suelta de palomas, como la hubo hace 28 años, pero en el interior del coliseo resonarán las campanas de la torre mayor de Sevilla. ¿Que cómo? Pregunten, pregúntenle a Antonio Silva.

A paso de mudá. Uno: Empeñada en borrar cualquier huella de Lopera, la nueva directiva bética le ha dado esta semana plantón al Gran Poder. La ofrenda oficial del club se realizó en la parroquia de San Antonio María Claret, vecina al estadio heliopolitano. Dos: Las Reglas del Sol suprimirán la obligatoriedad de que el capirote del nazareno tenga 1,20 metros de altura. Su medida será de 2/3 de la altura del nazareno. Y tres: Desde cualquier lugar del mundo. Los 365 días del año. La Esperanza de Triana se suma al merchandaising virtual. Hermanos y devotos ya pueden ponerle una vela a la Virgen por sms o internet. A diferencia de la iniciativa puesta en marcha por la Hermandad Matriz de Almonte la pasada Romería, el lampadario de la calle Pureza sólo será digital.
gpalas@correoandalucia.es

04
Sep/2010

Gran Poder. El besapié pierde uno de sus ritos

Nueva cruz para el Señor. Por San Lorenzo ultiman los detalles de la instalación del nuevo vidrio de seguridad antireflectante, más alto que la mampara actual, que protegerá en adelante al Señor del Gran Poder y lo mantendrá a salvo de cualquier intento de agresión. Su montaje, que la hermandad quiere abordar este mes, obligará a modificar la iluminación del camarín y es posible que la imagen del Señor tenga que ser retirada del culto por unos días. La liturgia de besar el talón del Nazareno perderá uno de sus ritos: ya no será posible acariciar con la punta de los dedos la cruz del Señor, puesto que el brazo largo del madero quedará ahora dentro del área de protección de la mampara. Con motivo de estas obras de adaptación, el Señor estrenará una nueva cruz de camarín, donación de un hermano, realizada en madera hueca, más ligera que la actual de pasta, y con el stipes o brazo vertical más corto.

Cabildo impugnado. “Vais a necesitar un vicario para vosotros solos”… Al abultado expediente de discrepancias internas e ingobernabilidad que acumula desde tiempo en Palacio la hermandad de Los Gitanos se ha sumado ahora un nuevo registro. Un hermano, vinculado familiarmante a una de las candidaturas perdedoras en las últimas elecciones, ha presentado una impugnación al cabildo general del pasado mes de junio, el primero de la era de Pepe Moreno, al entender que no se alcanzó la mayoría absoluta, imprescindible según las Reglas, en la votación que aprobó la unificación de la cuota de hermanos y la papeleta de sitio. Más de lo mismo, dirán ustedes. Cabría preguntarse si todo sigue igual en Los Gitanos, hermandad cainita por excelencia, a pesar de la advertencia de Palacio y del viraje en la dirección de la hermandad tras las últimas elecciones. La cúpula de la cofradía prefiere pasar página. Argumenta que la impugnación se debe a un mero defecto formal –que será solventado con la convocatoria inminente de un cabildo general extraordinario– y sigue volcando sus esfuerzos en potenciar la vida de hermandad.

Oído en el atrio. “El 15 de septiembre es la fecha elegida por la junta de gobierno para que la Virgen luzca en el paso de palio antes de su traslado al Estadio Olímpico. Será el mismo día que el Cristo de la Sentencia nos ofrezca una imagen histórica. Se confirma que en ausencia de la Virgen presidirá el altar y lo hará ocupando el lugar de la Esperanza en el interior del camarín”.

A paso de mudá. Uno: El pintor Juan Valdés, elegido por el Ayuntamiento cartelista de las Fiestas de la Primavera, omitirá cualquier alusión a la Semana Santa en su obra. Dice que para ello ya existe el cartel del Consejo. Dos: Propósitos para el nuevo curso: 1. Aprobar los nuevos estatutos del Consejo, cuyo borrador estará listo a final de año. 2. Afinar con el nombramiento del pregonero (a ver si a la tercera es a la vencida). 3. Mirar de reojo a los resultados electorales de mayo a ver si es posible desembarcar en San Hermenegildo y, de paso, despejar la incógnita sobre quién pilotará el área de Fiestas Mayores. Y tres: No se pierdan el descarnado artículo que firma el comisionado del Dulce Nombre, Manuel Toledo Zamorano, en el boletín de septiembre de la hermandad. Reconoce que “el corazón de la hermandad no lleva el ritmo adecuado, aunque aparecen grandes posibilidades de recuperación”, admite la situación de “guerra entre hermanos” vivida en la hermandad y hace un desesperado llamamiento a la unidad.

gpalas@correoandalucia.es