Monthly Archives: Noviembre 2009

27
Nov/2009

¿Qué hace un carrito de bebé bajo el palio de la Macarena?

Apostaron por un museo de proximidad y cercanía en el que el visitante pudiera arrimarse a su antojo a los objetos para apreciar hasta los más mínimos detalles de cada obra, pero la experiencia les ha obligado a rectificar con urgencia. Apenas transcurrido un mes de la inauguración de su nuevo museo, la hermandad de la Macarena no ha tenido más remedio que proteger con mamparas de vidrio los tres pasos procesionales de la cofradía. El motivo: el gustillo que le habían cogido algunos visitantes del museo a eso de situarse ante las andas procesionales y, emulando a Miguel Loreto o a Antonio Santiago, sentirse por unos instantes capataz de los pasos de la Macarena. ¡A ésta é…!

Acostumbrados como están a ver los pasos en medio de la bulla de la Madrugá, lo de tocar el dragón de la Macarena o el martillo del Sentencia en la quietud del museo se había convertido “casi en un juego” para los visitantes. Fue entonces, vulnerada la sacralidad de los pasos procesionales, cuando los responsables del museo se decidieron a actuar rápidamente. Desde hace unos días, unas protecciones de vidrio mantienen a las andas de la Virgen del Rosario, del Señor de la Sentencia y de la Esperanza Macarena a resguardo del indeseable manoseo de los visitantes.

Esta vez no se ha optado por el gran cubo de cristal que protegía antaño al paso de la Esperanza en el antiguo museo de la cofradía, sino por unas discretas protecciones de vidrio, de aproximadamente 1,60 metros de altura, que custodian los cuatro costados de los pasos.
Del diseño de estas protecciones se ha encargado el arquitecto Eladio de León Carrillo, a la sazón consiliario primero electo de la cofradía. “Todo está pensado y estudiado para que estas protecciones no molesten la línea de visión de los visitantes, de ahí que pasen prácticamente inadvertidas”, asegura.

Situados en la planta primera del remozado museo macareno, el paso de misterio del Señor de la Sentencia y el de la Virgen de la Esperanza eran sometidos a diario a la avalancha de un turismo de masas escasamente cuidadoso con este singular patrimonio. No es de extrañar, pues, que más de un visitante haya querido meterse bajo la trabajaderas y que bajo los faldones de los pasos hayan aparecido “hasta carritos de bebés”, como atestigua el consiliario segundo electo de la corporación, Santiago David Álvarez Ortega.

23
Nov/2009

La vida sigue igual a la sombra del Arco

Hay nuevo hermano mayor, Manuel García, pero en la Macarena no cambiarán grandes cosas. La aplastante victoria del candidato oficialista en las elecciones del domingo garantiza una placentera sucesión en el gobierno de la hermandad más influyente de Sevilla. Se va Juan Ruiz Cárdenas después de una extraordinaria y fecunda trayectoria de ocho años, y le suple su mano derecha. Todo atado y bien atado.

Teniente de hermano mayor en el último mandato de Ruiz Cárdenas, García pasa a heredar la célebre vara de las capillas, enarbolando un ideario “continuista” visible tanto en las líneas básicas de su programa como en las caras de las personas que le acompañan. No en vano, lleva consigo a 9 de los 15 integrantes de la junta saliente.

Durante la etapa que ahora se abre sí que se apreciarán, no obstante, ligeras diferencias con respecto al mandato de su antecesor. La primera, su duración. García, jubilado de 76 años, asume que, “por razones de edad”, deberá limitar casi con seguridad su permanencia en el cargo a un solo mandato (2009-2013). Si le acompañan las fuerzas, no descarta continuar, pero lo más probable es que dentro de cuatro años se busque la figura de un “candidato joven” –ya hay quien apunta a su sobrino Pedro Ignacio García– para que tome el testigo y dirija los designios de la hermandad en una fecha tan significativa como la del cincuentenario de la coronación, que se celebrará en 2014.

La segunda diferencia será la actividad social y de representación que desplegará el nuevo hermano mayor, faceta que a Juan Ruiz Cárdenas gustaba más de delegar en otros miembros de su junta. Manuel García no sólo será un hermano mayor de atrio para adentro, condición de la que presumía Ruiz Cárdenas, sino que asumirá, “siempre que el cuerpo aguante”, el papel institucional de máximo representante de la Macarena que el protocolo le tiene reservado en los actos sociales de la ciudad y, por supuesto, en los cultos de otras hermandades y en la suya propia. Tanto es así que, después de varios años de obligada sequía nazarena por problemas reumáticos, García se ha propuesto en 2010 rescatar del arcón su vieja túnica para llegar cuanto menos a la Catedral con la vara de las capillas.

Al margen de estos detalles, pocas cosas más van a cambiar en la hermandad de la Macarena durante los próximos cuatro años, a excepción de ligeras correcciones producto de la necesaria autocrítica.

Su proyecto faraónico, desde el punto de vista patrimonial, será la reforma integral de la casa de hermandad, aunque ya avisa que no se tirará ni un solo tabique hasta que la financiación esté asegurada mediante la búsqueda de apoyos externos. Nada de hipotecarse. Así pues, a la espera de que caiga llovido del cielo el dinero necesario para emprender la reforma –se confía en que el Gobierno reembolse pronto el famoso millón de euros pactado con el Ejecutivo de Aznar, aunque en su defecto siempre se recibiría con los brazos abiertos a otra Caja de Ahorros del Mediterráneo–, García priorizará en sus acciones de gobierno los tres pilares primordiales de su Instituto: culto –aumentando si es posible el número de misas diarias en la Basílica–, formación (fomentado la instrucción moral y cristiana de sus miembros) y caridad, faceta a la que la hermandad ha destinado este año 180.000 euros.

Sobre las manos de Manuel García –el hermano mayor con mayor respaldo de sufragios en la historia de la Macarena– recae la herencia de una corporación con más de 400 años de historia. Este ex concejal sevillano, antiguo industrial del Mercado de la Encarnación, pilotará el timón de una nave con más de 12.500 hermanos. Su primera meta, llegar a los 13.000.

21
Nov/2009

La Macarena. La Basílica no acogerá las votaciones

Elecciones en el Arco. La suerte está echada. García versus Morillas. La continuidad frente al cambio. La última hora de las elecciones macarenas de mañana domingo pasa por la decisión del vicario de cambiar el escenario de las votaciones. No se desarrollarán en la Basílica, como era habitual cuando han existido dos candidaturas, sino en la casa de hermandad. La razón: la negativa del rector de la Basílica a suprimir las misas. Como la participación sea alta, las colas van a ser tan largas como en los días de besamanos. El malestar en la hermandad por este cambio de planes es mayúsculo. Tal es así, que el hermano mayor ha remitido una carta a Palacio haciendo partícipe a la Vicaría de los posibles “altercados” que puedan originarse.

¿Redención en Madrid? Mientras en el Cachorro siguen sopesando la decisión de viajar a Madrid contraponiendo sesudos informes técnicos a razones devocionales, los organizadores de la Jornada Mundial de la Juventud van cerrando los detalles del célebre viacrucis que se celebrará en el Paseo de la Castellana con 14 pasos representativos de la Semana Santa española. El trono del Prendimiento de Málaga será el encargado de abrir el viacrucis a hombros de sus 220 portadores. Lo curioso es que la imagen del Señor y la de Judas, obras centrales de este grupo escultórico, llevan la firma de Antonio Castillo Lastrucci y guardan un sorprendente parecido con las de la cofradía sevillana de La Redención. Vamos, que el Cristo malagueño y el sevillano son casi como dos gotas de agua. Al menos, que sirva de consuelo.

Carrera Oficial. Habrá fumata blanca. La aprobación por parte de Urbanismo de la licencia de ocupación de la Carrera Oficial está ya al caer. El trabajo desplegado por los técnicos del Consejo parece haber satisfecho las exigencias municipales. En la calle San Gregorio se respira optimismo. Se suprimirán menos de 500 sillas, fundamentalmente de Campana y Sierpes. Y a la hora de los descartes no primarán criterios de antigüedad entre los abonados. Al que le toque, según su zona, perderá la silla.

Elecciones en Los Gitanos. Telegramas: El candidato Pepe Moreno visitó el jueves la nave de ensayos de la agrupación musical de la hermandad ¿Alcanzaría algún compromiso electoral con la banda? (Stop). Rafael Gordillo, leyenda del fútbol sevillano, es el fichaje estelar de la candidatura de Antonio Moreno Santaella. El de Almendralejo, costalero del Señor de la Salud, figurará en la lista como consiliario. (Stop). El candidato Alfonso Soto presentará oficialmente su candidatura el 14 de diciembre en el colegio de los Padres Blancos. ¿Irá o no irá Cayetano Martínez de Irujo en la candidatura?

A paso de mudá. Uno: Si no llega a ser por que Juan Ruiz Cárdenas cortó la ovación de una Basílica puesta en pie, todavía le podían estar aplaudiendo. El domingo pasado, durante el cabildo general de cuentas, los macarenos le brindaron la mejor despedida a un hermano mayor sobresaliente. Dos: Oído en la calle Feria: “El discípulo de Antonio Santiago se perfila como el candidato idóneo para tocar el martillo del olivo”. La solución, el lunes. Y tres: Vistos los crecientes problemas de espacio a los que se enfrentaba año tras año el Consejo, la presentación del cartel de la Semana Santa de 2010 se realizará fuera de la sede de San Gregorio y, más concretamente, en un edificio muy emblemático de la ciudad.

gpalas@correoandalucia.es

16
Nov/2009

Elecciones en el Arco. Dos formas de hacer campaña.

Palabra de Morillas. En una última intentona por invertir los pronósticos, desafiar a la historia –nunca un candidato externo ganó en la Macarena– y hacer posible el sorpasso en el Arco, Morillas ha firmado su propio contrato-programa con los hermanos macarenos. El canciller ha resumido todas sus propuestas en un documento colgado en su web, 100 preguntas, 100 respuestas, por el que adquiere un compromiso de gobierno para el futuro. Es su particular “Si así lo hiciere, Dios me lo premie, y si no, me lo demande”. En este autocuestionario, el candidato aprovecha para aclarar su propuesta de reducir la estación de penitencia –de ninguna manera la Virgen entraría antes de las 13.30 horas– y para pasar factura a quien corresponda de las “presiones y advertencias” recibidas por algunos hermanos sólo por mostrar un apoyo público a su candidatura. Su gran baza pasa por movilizar el día 22 el voto abstencionista.

García, el confiado. Y si Morillas ha desplegado una frenética actividad en la campaña, marcando incluso los debates, al veterano García sólo le ha faltado el pijama para echarse a dormir. Tan convencido está de su victoria que ha prescindido de herramientas tan poderosas como internet. Fiel a la vieja sentencia macarena de lavar los trapos sucios en casa (“La Macarena es la única hermandad en Sevilla que tiene una palangana para lavar los trapos sucios y una verja para tenderlos”), su campaña se ha reducido al acto de presentación de su candidatura, a remitir la clásica carta con sus proyectos a los hermanos y a un poco de boca a boca. Dice confiar ciegamente en la sabiduría de sus hermanos –especialmente de los que conocen la hermandad y viven el día a día– y se sabe poseedor de un suelo de votos cercano al millar, el del número de hermanos que apoyó a Ruiz Cárdenas en 2005 cuando revalidó su cargo en solitario.

Viacrucis carretero. La elección del Cristo de la Salud estaba tan bien amarrada como el canasto de hojarasca de su paso de misterio. Tanto es así que la propuesta había sido consensuada previamente por la sección de Penitencia y aceptada por los cargos generales. El Crucificado carretero obtuvo casi el 90% de los votos de la mesa. Los diplomas de finalistas fueron para el Cristo del Museo y el Nazareno de la Salud de La Candelaria. Y ya hay una voz interna que reclama del Consejo la valentía suficiente para designar en lo que resta de mandato a una imagen de vísperas.

Divino Perdón. La cofradía de Alcosa ya sabe por boca del párroco que tampoco podrá salir de la parroquia con el paso de palio. O renuncian a procesionar a su titular mariana, a pesar del enorme esfuerzo económico realizado, o le verán las orejas al lobo. ¡Auuuuu! Y vaya si aulla.

A paso de mudá. Uno: ¿Será verdad que en la cúpula del Consejo no había sentado bien que Maruja Vilches apareciera anunciada como conferenciante en un acto promovido por la candidatura de Morillas? ¿Será por eso que al final la consejera se cayó del cartel? Dos: Sólo en la coronación de la Virgen de la Palma, junto a los niños del Centro de Estimulación Precoz, había dejado el cardenal traslucir tanto sus emociones. El miércoles, cuando la Banda Municipal le sorprendió con los sones de las sevillanas del Adiós, Amigo Vallejo lloró para sus adentros. Y tres: Elecciones macarenas, última hora: Isacio Siguero ha dejado sin efecto la norma que impedía a los hermanos votar presencialmente si no constaba su DNI en el censo.