06
Oct/2012

Beneficios de la herencia

La idea que de sí mismos tenían los ingleses la expresó aquel titular del Time que un día, al anunciar la interrupción de las comunicaciones marítimas con Francia puso a toda página “Europa aislada por la niebla”. Las que del mismo jaez proliferaban en el franquismo salían en el humor de la revista Triunfo, el Celtiberia Show de Luis Carandell. Todo empezó a cambiar cuando nos incorporamos a la Unión; el dinero europeo invertido en esta ciudad y en este país es lo que ha permitido en muchos casos la creación o renovación de sus infraestructuras, la cohesión entre los enclaves urbanos y los rurales o la modernización de las comunicaciones..
Que nos incorporáramos a ella supuso también un cambio de mentalidad: llevábamos mucho tiempo forzadamente aislados del continente y, herederos de la cultura de la vespa del desarrollismo de los tecnócratas franquistas, continuamos así muchos años, sin darnos cuenta de que por ahí se apostaba por conceptos del siglo XXI como la peatonalización de los cascos históricos y que el hacerlo reportaba beneficios no sólo a la salud sino también a las arcas municipales.

Lo que parecía boutade de un consistorio de izquierdas –el Plan Centro– resultaba ser una manera de vertebrar la ciudad, una forma moderna de vivir y, además, una fuente de ingresos dejada en herencia: lo ha reconocido la actual corporación al basar en aquellas medidas la –al parecer– subrepticia demanda de fondos europeos. Me parecen bien los argumentos convincentes para poder obtenerlos, pero mal que se pregonen los contrarios para llegar al poder y conservarlo. Esa paradoja podría haber sido cabecera del Celtiberia Show.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>